RSS

De errores flagrantes y errores insidiosos

17 abr.

En su artículo “CC(V) entre unos y otros” publicado en la sección de Opinión el día 17 de abril su autor, Xavier Sala i Martín, comete un error flagrante al atribuir la nacionalidad francesa a Arthur Cécil Pigou. Un mal día lo tenemos todos, como acababa de justificar Raúl, el delantero del Real Madrid, pero vale la pena aclarar que el economista británico nació en 1877 en Beachlands (Ryle, isla de Wight) y falleció en Cambridge en 1959. No hay nada en su biografía que permita cometer el error: fue discípulo de Marshall en el King’s College de Cambridge donde ocupó plaza de profesor desde 1904, y sucedió a Marshall en la cátedra de economía política hasta su jubilación en 1943. A mayores méritos británicos, fue incluso miembro del Chamberlain Comitte on Currency (1924-25), que llevó a la restauración del patrón oro en Gran Bretaña.
De hecho, no puede entenderse que el devenir de la economía inglesa nacida “clásica” con Adam Smith pudiera en parte recuperarse de los asaltos marginalistas y neoclásicos sin las aportaciones fundacionales de Pigou a la teoría del bienestar económico en una fecha tan temprana como 1912, cuando publicó Wealth and Welfare que constituiría la base para The Economics of Welfare de 1920. Todo ello dentro de la lógica y la historia del pensamiento económico británicos, incluidos los desacuerdos puntuales con Keynes por la defensa de Pigou de las ideas de su maestro.
El error insidioso es otro. En efecto, Pigou estudia en su obra de 1920 las consecuencias que una variación del nivel de precios tiene sobre la demanda del consumo privado cuando se produce un cambio en la riqueza o la renta real de los consumidores. En este sentido, cuando la empresa que contamina paga unos impuestos por hacerlo, según Sala el Estado debe compensar “la distorsión causada por la nueva tasa rebajando otros impuestos que ahora perjudican la actividad económica, como el IRPF”… Pues vaya, me parece algo insidioso llamar a las actuaciones de la política medioambiental “distorsión económica” cuando la externalización de los costes de contaminación no parece que lo sean para el profesor Sala i Martin, y me parece doblemente insidioso que se obligue a, por ejemplo, rebajar el IRPF “en compensación” cuando eso podría implicar, siguiendo a Pigou, un aumento de la renta real de los consumidores de manera que se podrían neutralizar “de facto” las medidas del impuesto ecológico.
Como dice el señor Sala i Martín, existe un gran espacio para el debate sereno y sosegado. Pero además, si procuramos evitar los errores (los flagrantes y los otros) , el debate ganará en calidad… O eso espero,
Àngels Martínez i Castells
Profesora de Política Económica de la Universitat de Barcelona

 
1 comentari

Publicat per a 17 Abril 2007 in Benestar, Economia crítica

 

Etiquetes: , , ,

One response to “De errores flagrantes y errores insidiosos

  1. Montserrat Boix

    20 Abril 2007 at 15:41

    Felicitats pel teu bloc!!!
    el seguirem desde la blogosfera feminista 😉
    la montse boix

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

 
%d bloggers like this: