RSS

La canción del Presidente

13 nov.

jose_luis_rodriguez_zapatero_antes_y_ahora.jpgLeo en Público que Rodríguez Zapatero caracterizará en Washington la actual crisis como “sistémica”, y relacionará el cataclismo financiero con el cambio climático, la crisis alimentaria y la lucha contra la pobreza y los desequilibrios del comercio mundial. Seguramente irá mucho más allá que Bush. Sin embargo, nada dice Público sobre si Zapatero hablará también del papel desestabilizador que ha jugado la disminución constante del poder adquisitivo de los salarios, la distribución factorial de la renta cada vez más favorable al capital, y el incremento de la desregulación, la precariedad y la pérdida de conquistas obreras importantes (por ejemplo, la indexación de los salarios con la inflación…) por la avidez desbocada de los grandes buitres del capitalismo.

No parece que el discurso de Rodríguez Zapatero vaya por ahí, entre otras cosas porque la Fundación Ideas, según sigue informando Público, ha señalado que “La economía social de mercado, la paz social y la inversión a largo plazo son más eficientes económicamente que la desregularización y las inversiones especulativas”. O sea, que era más “eficiente” el capitalismo de los años 60 en Alemania, con sus “principios” basados en un sistema de precios cercano a la competencia perfecta (lo cual significa un control imposible sobre los monopolios), estabilidad monetaria, acceso libre a los mercados, propiedad privada, libertad contractual (en un mercado reglamentado y con la existencia de salarios mínimos garantizados), responsabilidad de políticas fiscales (con políticas redistributivas) y transparencia económica…. Pues si tan eficiente era ¿por qué desapareció, y quedó sólo como proposición declarativa en la fallida Constitución de la Unión Europea? ¿O los grandes monopolios alemanes no tuvieron nada que ver con sus intereses expansionistas hacia los países del este? El muro de Berlín cayó sobre las trabajadoras y trabajadores (sobre todo sobre las mujeres), pero liquidó también cualquier ficción remanente de Economía Social de Mercado… Poca ambición parece refundar el capitalismo no ya sobre la socialdemocracia, sino sobre algo mucho más periclitado e irreal en tiempos globalizados.

Pero volviendo al discurso de Zapatero, parece ser que propondrá un “organismo supervisor internacional, que podría ser el FMI con un nuevo mandato o bien una nueva organización que tendría como misión unificar los criterios de supervisión de los mercados”. Y junto a ello, “la “democratización” del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional (FMI), con una redefinición de sus funciones y una apertura a los países emergentes para dar mayor legitimidad a sus actuaciones”. O, lo que es lo mismo, ¡intentar convencer al tigre que es mucho más saludable ser vegetariano! O hay algo más que una simple “apertura” (un cambio de quien manda en estas instituciones y quien tiene poder de veto) o todo quedará en fotos y palabras vacías.

Es particularmente curioso el párrafo que pone en duda si Zapatero podrá pedir o no la desaparición de los paraísos fiscales, donde están radicadas la mayoría de las sociedades gestoras de los activos tóxicos, puesto que podría chocar con los intereses de otro miembro de la Unión Europea, el Reino Unido, que tiene “los paraísos de Islas Vírgenes y Caimán entre sus zonas de influencia”. ¡Buen momento para diplomacias cuando los paraisos fiscales son el gran almacén de la toxicidad y opacidad financiera! ¿En qué quedamos?

Finalmente, sigue diciendo Público que “Zapatero pedirá que se extiendan a todo el mundo dos de los aspectos diferenciales de la supervisión financiera española. Por un lado, que se impongan las denominadas provisiones anticíclicas, con las que se crea una hucha en las épocas buenas de crecimiento crediticio para afrontar la morosidad en las épocas malas. Y, por otro, la obligación de dotar un fondo cada vez que se externalizan determinados riesgos, como la venta de créditos en forma de deuda. Esa exigencia evitó que las entidades españolas comercializaran activos tóxicos, ya que el peaje a pagar hacía que la operación no fuera rentable.”

Creo que Rodríguez Zapatero tendrá que esforzarse un poco más para conseguir un discurso coherente y pegado al terreno. No sólo para que la crisis no caiga sobre los de siempre, sino para no volver a presumir de méritos difícilmente demostrables. Sobre este apartado en concreto –y la ejemplaridad de la banca española– cedo la palabra a Iñaki Gabilondo:

 
1 comentari

Publicat per a 13 Novembre 2008 in Economia crítica

 

Etiquetes: , , ,

One response to “La canción del Presidente

  1. Antoine Marti

    13 Novembre 2008 at 21:53

    Mientras leia tu post, me venia a la memoria que por lo menos en dos ocasiones en poco tiempo veia televisivamente al Sr Zapatero en reunion distendida con los mandamases de los bancos y cajas, por el contrario no recuerdo las reuniones con los lideres obreros (me podeis corregir si ha sido asi). Esto me hace cuestionarme algo que podria complementar el comentario de Iñaki Gabilondo, ¿que clase de democracia es la que su presidente acude a una reunion tan importante, con la doctrina de la minoria explotadora y sin saber lo que pensamos la mayoria explotada?. Aunque es logico que me cuestione estas cosas porque para canciones me quedo con aquella que habla…. de la patria dels humans

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

 
%d bloggers like this: