RSS

Las epidemias y pandemias silenciadas

12 jul.

Ángel Cárcoba es activista sindical de CC.OO. y experto en salud laboral y acaba de publicar en Nueva Tribuna.es el siguiente artículo sobre las epidemias y las pandemias silenciadas.

epidemias-jpg.jpgPodríamos definir una epidemia como las enfermedades producidas dentro de una zona concreta en un período de tiempo limitado y una pandemia sería la forma de epidemia a lo largo de una zona más extensa o planetaria. En los últimos años hemos asistido al brote de varias epidemias formando parte del teatro del miedo en época de crisis económica inteligentemente fabricado para tener domesticada a la población. El miedo a las vacas que alguien enloqueció, a  las ovejas,  a los cerdos, a los pollos y gallinas que había que sacrificar en ciertas partes del mundo por que el mercado así lo exigía, mientras las multinacionales químico-farmacéuticas incrementaron sus beneficios hasta límites escandalosos. Como afirma John Le Carré “La propensión de la gran industria farmacéutica a fomentar enfermedades imaginarias, o en el mejor de los casos, a lanzar conjeturas sobre ellas para luego ofrecer un remedio es hoy día de dominio público”.

En Méjico aparece la última epidemia porcina sabiamente utilizada por el presidente Calderón unos meses antes de elecciones legislativas a la vez que en Egipto se sacrificaban a miles de cerdos.

Aparecen los primeros casos en varios países, y se produce la muerte de una mujer marroquí en España que los medios y los políticos lo venden de forma “sensacional”. La primera muerte atribuida a la epidemia porcina no es de ningún banquero, o ejecutivo o dirigente político. Una vez más esta epidemia como las de siempre, pone de manifiesto el drama de las desigualdades en salud: el pobre, el inmigrante, el trabajador de menor cualificación muere antes y enferma más que el rico.

Se crean grupos de expertos, de sabios que no se ponen de acuerdo. Mientras tanto otras epidemias, verdaderas pandemias planetarias siguen contabilizando millones de muertos. Según el Centro Europeo para el Medio Ambiente y la Salud de la OMS, “cerca de 300.000 personas fallecen al año en Europa por motivos relacionados con las enfermedades laborales”. Es decir, el lugar de trabajo y el desempleo es el origen de epidemia y pandemias sobre las que existe una conspiración del silencio espantosa.

En España, los expertos estiman en 16.000 muertes al año por enfermedades de origen laboral. Las estadísticas oficiales del Ministerio de Trabajo rebajan esta cifra a CERO.

Desde hace un siglo se tienen evidencias científicas sobre la relación entre exposición al amianto y el cáncer de pleura, de pulmón y peritoneo. La OMS afirma que cada año se producen en el mundo unas 100.000 muertes por mesotelioma pleural. Las multinacionales farmacéuticas se muestran reticentes a desarrollar fármacos para tratar estas enfermedades por que afectan a una cifra de personas que no produce beneficios. Mientras tanto las víctimas del amianto y sus familiares se ven impotentes ante la aparición del tumor de pleura que tiene un desarrollo tan rápido que la esperanza de vida es de catorce meses desde que se diagnostica. Para esta epidemia no hay recursos económicos, sociales ni científicos. El Estado siempre estuvo anestesiado por el lobby industrial y financiero del amianto y es corresponsable de esta epidemia por no garantizar un bien público y por haber permitido el uso de este mineral asesino hasta hace bien poco, (2002) a pesar de que la Comisión Europea lo tenía clasificado como cancerígeno desde 1978.

Más de dos millones de toneladas de amianto siguen presentes en nuestras vidas como material ignífugo y aislante. Cines, teatros, estudios de radio y televisión, hoteles, hospitales, edificios públicos, aeropuertos, fábricas y un largo etcétera contienen amianto instalado sin que los poderes públicos adopten medidas drásticas para su control. Es más, el Ente público que tendría que dar ejemplo, RTVE viene retirando amianto de sus instalaciones de Prado del Rey  para lo que otorga el proyecto a empresas de escasa profesionalidad con el presupuesto más barato que garantiza un riesgo de expandir la epidemia de cáncer a grandes colectivos de población. Y de nuevo, SILENCIO, se rueda.

Otra forma de expandir la epidemia es exportando el riesgo a países fundamentalmente del sudeste asiático como Alang, convirtiéndolo en el mayor emplazamiento mundial de desmantelamiento de buques con amianto.

Existen otras epidemias silenciadas, ocultadas que siguen librando sus batallas en el campo judicial, político, mediático y científico de cara a romper esa conspiración del silencio.

Es el caso de Monsanto que en las décadas de los 70-80 envenenó a millones de ciudadanos con el uso masivo de plaguicidas. Ahora sustituye los plaguicidas por alimentos  transgénicos, (comercializa el 90% de los mismos) en nombre del desarrollo sostenible y de empresa socialmente responsable. El resultado: más hambre, más desigualdad, más epidemias y SILENCIO. Estamos hablando de una empresa que se presenta como “ciencia de la vida”.


 
4 comentaris

Publicat per a 12 Juliol 2009 in Salut

 

Etiquetes: , , , , , , ,

4 responses to “Las epidemias y pandemias silenciadas

  1. Toni Barbarà

    12 Juliol 2009 at 16:53

    En Ángel Cárcoba és un veritable savi, d’aquells que han volgut ocultar-nos. Pioner en la lluita per la salut laboral, company i amic del nostre estimat i desaparegut Ignasi Fina, sempre ha tingut les idees clares i la paraula oportuna. Tant que fins i tot li han estalviat l’opció a molts foros de debat acusat de massa “radical”. Però la veritat és tosuda i revolucionària i tot el que aquí diu i afirma és malauradament veritat. A Europa encara els queda pendent una directiva sobre com des- amiantar a certs països… Una vergonya !!

     
  2. Carles

    12 Juliol 2009 at 18:01

    Fa poques setmanes al Le Monde perlaven també, en el mateix sentit de pandèmia oculta, de les infeccions als hospitals per bactèries resistents als antibiòtics, amb milers de morts a tota Europa cada any.
    Les dades dels morts per encefalopatia espongiforme bovina, tinc entés que són varios centenars llargs a Espanya, però també s’amaguen per que no pateixin els ramaders les consequències de les seves males arts i l’alimentaciò transgènica de tota la cabanya ramadera.
    I aixó sense parlar del Valium (Diazepan) líquid per a vaques, amb gust de fresa, denunciat des de fa més de vint anys per que es ven sense recepta a qualsevol!
    Aixó és xauxa! Salut. Carles.

     
  3. ines sabanes

    13 Juliol 2009 at 0:54

    Muy interesante información, siempre me pregunto como en un tema tan vital como la salud, la información está tan controlada y dirigida .
    Otra cosa , ángels ,el Grupo Parlamentario ya ha avanzado mucho la preparación del encuentro de sanidad, mañana te comento algunas cosas por correo .
    Un abrazo

     
  4. Ricard Sánchez

    13 Juliol 2009 at 14:44

    Gran articulo .

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

 
A %d bloguers els agrada això: