RSS

De Main Street a Wall Street (I)

08 nov.

La escritora y abogada Ellen Hodgson Brown ha publicado un artículo en Truthout en el que reivindica la necesidad de poner limitaciones a los grandes bancos inversores y la implantación de la tasa Tobin. Su trabajo es especialmente revelador porque descubre la manera de operar y los mecanismos que utilizan los grandes bancos de Wall Street, y en concreto de Goldman Sachs. Traduciendo el artículo he estado pensando constantemente en Las Vegas y sus sofisticados sistemas para asegurarse de que “la banca siempre gana”… Por su indudable interés, me parece especialmente oportuno dar a conocer sus reflexiones.

De Main Street a Wall Street: ¿Por qué necesitamos un “impuesto Tobin”?

110709c.jpg

(Foto Ilustración: Troy Page, Truthout, adaptado de: FrancyFoto, Drifty, ZeroOne / flickr),

“Wall Street tiene el país. Ya no es un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, sino un gobierno de Wall Street, por Wall Street, y para Wall Street. Nuestras leyes son el resultado de un sistema que viste con traje a los bribones con harapos a la gente honesta. ”

(1890)  Discurso de la líder populista Mary Ellen Lease, que se cree inspiró el personaje de Dorothy en El Mago de Oz.

Considere estos hechos:

* El Bank for International Settlements estima que en 2008, el comercio anual de derivados ascendió a 743 billones de dólares a nivel mundial – más de diez veces el producto interno bruto de todas las naciones del mundo en conjunto.
* Sólo cinco bancos super-ricos de Wall Street controlan el 97% del mercado de derivados de EE.UU.: JPMorgan Chase & Co., Goldman Sachs Group Inc., Bank of America Corp., Citigroup Inc. y Wells Fargo & Co.
* Los operadores de Wall Street compiten para diseñar programas de ordenador que puede hacer operaciones en microsegundos, lo que permite a los inversionistas corrientes pulsar el botón de “compra” y manipular los mercados en su propio beneficio.
* Goldman Sachs, el líder indiscutible en este juego, supo en el mes de setiembre que estaba en descubierto por valor de 167 mil millones de dólares. En el mismo mes, las finanzas nacionales informaron que los gobiernos estatales tendrían un déficit presupuestario agregado para el año fiscal del 2010 de 68 millones de dólares – casi la misma cantidad.
* En 2008, Goldman Sachs pagó un insignificante 1% en impuestos sobre la renta – menos que los empleados de los almacenes Walmart.

Los banqueros de Wall Street han sido llamados “las reinas de bienestar” de nuestros días: se alimentan del pesebre público al ritmo de billones de dólares. Se adueñan del dinero de los contribuyentes y no devuelven nada. Estos bancos fueron rescatados para que pudieran hacer préstamos, tomar depósitos, y mantener nuestro dinero seguro. Pero mientras que eso es lo que se supone que deberían hacer esos bancos, el dinero que hoy corre por Wall Street procede de la especulación a corto plazo de las transacciones de divisas, materias primas, acciones, y derivados de los bancos.

Se ha criticado a los que operan en Wall Street por beneficiarse de la “especulación” o de los “juegos de casino”, pero la crítica se queda muy corta. Con programas de ordenador de alta velocidad, genios matemáticos, y contribuyentes que les sacan de apuros cuando se produce un cortocircuito en todo el proceso, no corren ningún riesgo. Su apuesta es segura, mientras que el resto de nosotros jugamos al azar, asumimos riesgos reales para conseguir algún beneficio que seguramente no será gran cosa. Por el contrario, sus beneficios proceden directamente de nuestros bolsillos y de nuestros impuestos.

Mientras tanto, el impuesto que deben pagar todas estas operaciones especulativas es cero. Los jugadores de Wall Street comercian con el único producto que queda en el planeta que no está sujeto a ningún impuesto. Los padres y madres de California pagan ahora un 9% en las mochilas escolares y en zapatos para sus hijos, y las ganancias de las carreras o procedentes de otras apuestas se gravan hasta un 25%. Sin embargo, las transacciones “de los productos financieros de Wall Street “ no pagan ni un céntimo.

Tenemos que conseguir que nos devuelvan algún dinero de nuestros impuestos, y podemos conseguirlo. Pero primero, demos una mirada más atenta a las cuestionables prácticas de Wall Street ….

¿Por qué siempre gana Goldman?

En medio de la peor recesión desde la Gran Depresión, Goldman Sachs está teniendo un año sobresaliente. De acuerdo con un artículo publicado el pasado 16 de octubre por Colin Barr en CNNMoney.com:

“Mientras que Goldman superó la cifra de 3 billones de dólares en beneficios en el tercer trimestre, la economía perdió 768.000 puestos de trabajo, y las ejecuciones hipotecarias establecieron un nuevo récord. Más de un millón de estadounidenses se han declarado en quiebra este año, según el American Bankruptcy Institute.”

Barr escribe que “el alucinante beneficio de Goldman” se debe a que los beneficios de sus operaciones se cuadruplicaron en el último año.”

El motivo por el que Goldman siempre gana se hizo evidente el verano pasado en un incidente revelador, cuando el banco demandó a un ex-programador de Goldman por robo de su software operativo. Bloomberg explicó que el Ayudante del Fiscal Joseph Facciponti había dicho en relación con este caso:

“El banco ha planteado la posibilidad de que existe el peligro de que alguien que sepa utilizar este programa puede manipular los mercados de manera desleal”. La consecuencia obvia es que Goldman tiene un programa que le permite manipular los mercados de forma ilícita. Y Bloomberg siguió informando:

“El código propiedad de la empresa le permite hacer ‘operaciones sofisticadas, a alta velocidad y con un gran volumen de transacciones en diferentes mercados de acciones y productos”. Y cada una de estas operaciones generan “muchos millones de dólares cada año”.

Estos “muchos” millones de dólares provienen de inversores comunes, que caen rendidos ante los sofisticados programas informáticos. En reflexiones de un bloguero:

“¿Por qué tenemos un sistema financiero? Quiero decir, gran parte de su actividad se parece mucho al juego, y el juego no es precisamente un trabajo constructivo. De hecho, mucha gente diría que se trata de un juego destructivo, por lo que generalmente este tipo de juegos son ilegales…

“Lo que hace de manera perversa Goldman Sachs y compañía es ofrecer grandes ingresos a lo mejor y más brillante de nuestra sociedad a cambio de que dediquen su vida a algo no productivo. Me gustaría que nuestros genios demostraran teoremas, curaran el cáncer y desarrollaran reactores de fusión, y no se dedicaran al diseño de algoritmos que permiten cambiar de manos miles de millones de acciones en microsegundos. “

El juego es una adicción, y los adictos necesitan ayuda. Un impuesto sobre las operaciones que realizan en un microsegundo los jugadores de Wall Street podría devolverles la sobriedad y llevarlos de nuevo al trabajo productivo. Con ello, Wall Street pasaría de ser un casino sin control a un lugar donde los inversionistas pudieran utilizar su capital para el desarrollo de productos útiles.

(…)

 
5 comentaris

Publicat per a 8 Novembre 2009 in Economia crítica

 

Etiquetes: , , ,

5 responses to “De Main Street a Wall Street (I)

  1. Carles

    8 Novembre 2009 at 15:25

    Bon dia, Àngels! Has vist l’article de la defensora del lector al Pais, sobre l’aluvió de cartes posant-los a caldo per la porqueria sobre la doctora Forcades?
    Resulta molt divertit!
    JPMorgan es dels Rockefeller, com el Citibank, i els Rothschild, de memòria, al Bank of America, entre altres. Ja saps quin són els seus interessos i ni ells ni els seus titelles estan per la feina d’una tasa, ni per la desaparició dels seus paradisos de lladres… Ningú cedeix el poder per gust, em temo! Salut i alegria! Carles.

     
  2. angels

    8 Novembre 2009 at 16:19

    Hola Carles! Sí que l’he vist… Una mica tramposa la Milagros Pérez Oliva, no? Parlant de la meva entrada, ho sabies lo del soft “especial” de la Goldman Sachs? Salut!

     
  3. Carles

    8 Novembre 2009 at 19:16

    No, no coneixia el cas del soft, tot i que em sembla que equival una mica als vells tripijocs comptables, als bonus entre ells i altres tants exemples d’una legislació internacional feta a mida pels mateixos que la violen: Joc brut, que és el mateix que dir capitalisme.
    Com en els temes de corrupció -o sanitat i farmàcia- els nous escàndols no sorprenen tant per que existeixin sinò per que -alguns- a la fi es sapiguen! Una abraçada! Carles.

     
  4. angels

    8 Novembre 2009 at 19:35

    Carles, el programa informàtic que la Ellen Hodgson denuncia semblaria el responsable de que els plans de pensions o el que ha invertit la gent “normal” perdi valor però els grans bancs sempre guanyin… Sé de casos de persones que han donat una ordre de venda al banc d’accions, o liquidar un un pla de pensions, i quan el banc ha realitzat l’ordre era el pitjor moment pel client. No poden portar incorporat aquestes programes un subprograma de “la banca no sols no perd mai, sinò que sempre guanya el màxim… i el client que es foti”? I no crec que sigui cap paranoia… Una abraçada!

     
  5. Carles

    8 Novembre 2009 at 20:08

    Res de paranoia. Jo tinc un amic, economista, en una situació terrible perque va creure en la bondat del seu broker i amb inversions a EEUU.
    Jo li vaig dir que ja havia comprobat -a la feina de Correos tots estavem a la venda d’Argentària, si t’en recordes- que quan es fa una operació a través del banc a la borsa a un hora concreta, amb el preu devant, l’hora i canvi que ells et marcaven era el pitjor de la jornada.
    La deducció era evident: carreguen les perdues diaries als més desfavorits, perque els importants no s’els hi rebotin -i canviin de broker- on els tractin millor (si en troben).
    Parlant amb un amic bancaire -i broker- em va confirmar les suspicàcies i em va dir que la solució era trucar directament al broker del banc, no a l’oficina, confirmant el preu del moment quan es feia l’operació, per evitar que et carreguesin les perdues.
    Li vaig fer cas i em vaig sortir tan bé que, si ho comento a algú, fa cara entre groga i verda!
    Altres companys es van enmerdar amb les de Terra, quan ja estaven pels nuvols, i no et pots imaginar el desastre que un bon grup encara pateix d’uns estalvis irrecuperables! Com per refiar-se!
    Aixó sí, l’amic bancaire em va dir que ell no m’havia donat el numero, doncs sols era per clients preferents!
    I el mateix passa amb les comisions: si no protestes te les claven totes, si amenaces que t’en vas a la competència t’ho arreglen! És el seu joc, no el nostre, i les cartes venen sempre marcades!
    Una abraçada! Carles.

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

 
%d bloggers like this: