RSS

De Main Street a Wall Street (y II). La tasa Tobin más necesaria

08 nov.

De Main Street a Wall Street (y II)

por Ellen Hobson Brown

La tasa Tobin cada vez más necesaria

ellen-hodgson-brown.jpg

El hecho de que las operaciones especulativas sigan libres de impuestos ha hecho que se plantee de nuevo la manera cómo los contribuyentes pueden recuperar, de una manera ordenada, parte del dinero del rescate. La idea de gravar las operaciones especulativas fue propuesta originalmente por el economista laureado con el Premio Nobel James Tobin en la década de 1970, pero en aquellos momentos, el impuesto suponía unos problemas de contabilidad que lo hacían inaplicable. Hoy, sin embargo, la tecnología moderna ha superado el reto planteado por el Premio Nobel, y las propuestas de implantación de una “tasa Tobin” están cobrando aceptación y oportunidad. Los tipos que se barajan, hasta ahora, son muy modestos, ya que oscilan entre el 0.005% hasta el 1% del importe de la operación, mucho menos de lo que tenemos que pagar por un par de zapatos. Los inversores corrientes, que operan sólo ocasionalmente, apenas notarían el pago de la tasa. Sin embargo, se reduciría considerablemente la alta velocidad de las operaciones especulativas orientadas a manipular los mercados para el beneficio privado, al tiempo que podría disuadir completamente a los que operan en el corto plazo, ya que este tipo de operaciones suelen hacerse con márgenes muy pequeños.

En los últimos meses han vuelto a surgir con fuerza diversas propuestas para la implantación de la tasa Tobin. Incluso el Presidente Obama dio su apoyo de forma indirecta en una conferencia de prensa el pasado 22 de julio, cuando recomendó que el Gobierno considere nuevas tasas sobre las empresas financieras que realizan “transacciones fuera de lo normal”. Los líderes de Francia, Alemania, y la Comisión Europea aprobaron que en la agenda de la reunión del G20 en Pittsburgh figurara la propuesta de creación de un impuesto a la especulación. Brasil ha creado lo que puede ser el primer impuesto Tobin sobre los flujos de inversión extranjera. Peter DeFazio propuso el pasado mes de febrero en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos un proyecto de ley que gravara la especulación a corto plazo en determinados valores, llamado “Let Wall Street Pay for Wall Street’s Bailout Act of 2009”. Y el pasado mes de octubre el Comité de Servicios Financieros aprobó un proyecto de ley para regular las diferentes operaciones de derivados.

Los derivados son esencialmente apuestas que se hacen sobre si el valor de las divisas, las materias primas, las acciones, los bonos del gobierno o prácticamente cualquier otro producto subirá o bajará. Las operaciones “de apuesta” en derivados pueden modificar substancialmente el tamaño global del mercado y alcanzar los 40 billones de dólares en un solo día. El poder desestabilizador de esta especulación a corto plazo – y lo lucrativo que podría ser un impuesto sobre la misma – se pone de manifiesto al conocer el alucinante tamaño de ese mercado: 743 billones de dólares a nivel mundial en 2008. Los partidarios del desarrollo internacional han sugerido que una mera tasa del 0,005% podría recaudar entre 30.000 millones y 60,000 millones de dólares al año, es decir, una cantidad suficiente para que los países del G7 pudieran duplicar la ayuda internacional.

Pero más que un sistema de recaudación, el impuesto podría ser un instrumento eficaz para frenar las nocivas prácticas de especulación. En base a la opinión de diversos economistas galardonados con el Premio Nobel, un mercado especulativo reducido favorecería la creación de un sistema financiero más fuerte, y contribuiría a evitar que en el futuro siguieran siendo necesarias las “operaciones de rescate”. Pero si el impuesto es demasiado pequeño, podría no tener el efecto deseado sobre la especulación. Una tasa mayor, de un 1% como propuso inicialmente James Tobin, parece ser la que algunos economistas consideran más adecuada. Y los ingresos que supondría y que tanto necesitan los EE.UU. podrían dividirse entre los gobiernos federal y estatales.

Los que se oponen a la tasa Tobin, liderados por el sector financiero, argumentan que destruiría empleos en la banca, reduciría la liquidez, y propiciaría que los negocios se refugiaran en paraísos fiscales. Los partidarios responden que los beneficios de la tasa Tobin podrían utilizarse para crear nuevos puestos de trabajo, y que un impuesto tan reducido apenas afectaría a los flujos de efectivo – aunque ciertamente contribuiría a disminuir el mercado especulativo. Y los que suelen especular en operaciones de cobertura aseguran que se ha podido “estabilizar” el sistema al permitir que los inversores cubran su riesgo… aunque la reciente crisis financiera ha puesto de manifiesto el poco fundamento de esta defensa.

Los funcionarios del Fondo Monetario Internacional insisten en que la aplicación de la tasa Tobin es logísticamente imposible. Pero Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía y ex líder del Banco Mundial, no está de acuerdo. En Estambul a principios de octubre, dijo que la tasa Tobin no sólo era necesaria, sino que, gracias a la tecnología moderna, sería más fácil de aplicar que nunca. “El sector financiero contaminó la economía mundial, con activos tóxicos”, dijo, “y ahora deben limpiarlo.
Mientras que las reinas del bienestar de Wall Street han estado ocupadas cobrando las generosas aportaciones del gobierno, los 50 Estados que forman los Estados Unidos han sido abandonados a su suerte. En 48 han tenido que hacer frente a crisis presupuestarias en el último año, y se han visto obligados a recortar partidas para bibliotecas, escuelas, y policía. Y a pesar de los recortes, han tenido que aumentar los impuestos sobre la renta y el consumo. Sin embargo, desde hace mucho tiempo debería haberse creado una tasa sobre los productos financieros responsables de precipitar la actual crisis económica.

——-
Ellen Hodgson Brown JD ha desarrolado la mayoría de sus investigaciones como abogada en litigios civiles en Los Ángeles. En Web of Debt, su último libro, analiza la Reserva Federal y “el trust del dinero”, y explica cómo se ha formado este cártel privado para manipular dinero ajeno, y cómo la gente puede recuperarlo. Sus libros anteriores se centraron en el cártel farmacéutico.
Sus páginas web son www.webofdebt.com y www.ellenbrown.com

 
2 comentaris

Publicat per a 8 Novembre 2009 in Economia crítica

 

Etiquetes: , , ,

2 responses to “De Main Street a Wall Street (y II). La tasa Tobin más necesaria

  1. Toni Barbarà

    8 Novembre 2009 at 18:30

    Clarificador aquest artcle !! Mercès Àngels per trobar-lo i reproduir-lo. És ben cert allò que es diu d “jugar a la borsa” i com en tots els jocs amb diners pel mig, hi ha trampa per que sempre guanyi “la banca”. A més el text fa pensar i posa fàcil el que sembla inabastable. A mí m’ha confirmat la meva teoria de les dosis: trobar la mida per cada cosa i cada cas, ni massa poc ni massa. Una pregunta: com és tolerable el xantatge continuat i explícit de sortir de la llum pública i anar als paradisos fiscals en el cas de pretendre incrementar les taxes o els impostos ??. I finalment una punyent aportació: com és possible que propostes com la taxa Tobin siguin “dificilment aplicables per motius tècnics” com diuen, i per contra la mateixa “tecnologia” esdevé capaç i sofisticada per la manipulació de fortunes especulatives ??. Salut !! Toni

     
  2. angels

    8 Novembre 2009 at 19:41

    Benvolgut Toni, si amb aquest article es podria anar al jutjat de guàrdia! O la Goldman Sachs denunciant a l’autora, o la Reserva Federal contra el que aqui s’anomena amb gràcia “les reines del benestar” de Wall Street… Però mana qui mana, i els amos d’aquests bancs, com ja diu en Carles en un comentari anterior, manen del tot. L’interessant és que cada vegada es van posant més al descobert els mecanismes concrets de les estafes, i aquest programa informàtic del que l’Ellen parla, té tela! T’imagines quanta salut pública es podria pagar amb un percentatge mínim de la taxa Tobin, tot i que s’enlenteixin força –i es facin més transparents– les transaccions? Una abraçada!

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

 
%d bloggers like this: