RSS

La cançó enfadosa del co-pagament en el programa del PSC-PSOE i les desigualtats en salut.

13 des.

saltimbanqui.jpg

Ha sortit a diversos mitjans que el PSC-PSOE ha determinat entre les moltes mesures que deuen contenir el 308 folis del seu programa electoral, que la sanitat pública haurà d’impulsar un sistema de co-pagament dels usuaris “per mantenir el seu nivell de qualitat”.

Com que ja en començo a estar massa tipa dels globus-sonda de la Sra. Geli (que sembla tenir la sensibilitat social al congelador) sempre amb la mateixa cançó dels co-pagaments que tan entusiasmen a la sanitat privada, i les elaborades solucions de saltimbanqui del seu equip d’assessors, aquesta vegada no contestaré amb paraules pròpies ni amb arguments de Dempeus per la Salut pública ni amb altres escrits que en el seu moment ja es varen fer públics i que podeu llegir, per exemple, clickant aquí o aquí.

Em limitaré a recordar, en canvi, el encara molt recent discurs fet per Margaret Chan, Directora General de la OMS, el passat mes de març a Alemanya, en el XXIII Foro sobre assumptes d’interès mundial celebrat a Berlín davant membres de la comunitat científica, representants de la indústria i de la societat civil, i en el que entre altres coses, deia:

Margaret Chan OMS

“El mundo se enfrenta a graves dificultades, de las que nosotros somos en gran parte responsables. La crisis financiera y el cambio climático no son meras “anomalías” del sistema de mercado, ni singularidades de la naturaleza. No son acontecimientos inevitables en la sucesión de altibajos del ciclo de la historia humana. Son indicadores de un gran fracaso de los sistemas internacionales que rigen la interacción entre las naciones y sus poblaciones. Son indicadores de fracaso en una época de interdependencia sin precedentes entre las sociedades, los mercados de capital, las economías y el comercio. Son, en definitiva, resultado de políticas equivocadas. Somos responsables de esta desastrosa situación, y los errores hoy en día son muy contagiosos. (…)

La crisis financiera y el cambio climático no son los únicos indicadores de políticas equivocadas y de fracaso de los sistemas de gobierno. Las diferencias en resultados sanitarios, tanto entre países como dentro de cada país, son mayores ahora que en ningún otro momento de la historia reciente. La diferencia entre la esperanza de vida de los países más ricos y la de los más pobres supera actualmente los 40 años. El gasto público anual en salud varía, a nivel mundial, desde tan solo 20 dólares EE.UU. por persona hasta bastante más de 6000 dólares EE.UU.

La medicina nunca había dispuesto de un arsenal tan avanzado de instrumentos e intervenciones para curar las enfermedades y prolongar la vida. Sin embargo, casi 10 millones de niños de corta edad y mujeres embarazadas mueren prematuramente cada año por causas en gran medida evitables.

Algo ha fallado.

No hemos logrado, entre todos, dotar de una dimensión moral a los sistemas que gobiernan las relaciones internacionales. Los valores y preocupaciones de la sociedad rara vez conforman el funcionamiento de estos sistemas internacionales. Si las empresas, como las del sector farmacéutico, están impulsadas por la necesidad de ser rentables, ¿cómo podemos esperar que inviertan en I+D para curar las enfermedades de los pobres, cuyo poder adquisitivo es nulo?

En demasiados casos, se ha perseguido el crecimiento económico, con ciega determinación, como si fuera el objetivo único y panacea contra todos los males. El crecimiento económico, creían muchos, acabaría con la pobreza y mejoraría la salud. No fue así.

Se aceptó la globalización como la marea creciente que haría flotar todos los barcos. No fue así. Por el contrario, la abundancia ha llegado en forma de olas que impulsan a los barcos grandes, pero inundan o hunden muchos de los barcos más pequeños.

El aumento de la eficiencia de los mercados, se pensaba, mejoraría la igualdad en materia de salud. No fue así. (…)

El cobro de tarifas a los usuarios de servicios de atención de salud se presentó como una forma de recuperar costos y desalentar el uso excesivo de los servicios de atención de salud y cuidados. No fue así. Por el contrario, el cobro de tarifas castigó a los pobres.

La OMS calcula que, cada año, los costos de la atención de salud empujan a alrededor de 100 millones de personas por debajo del umbral de pobreza, lo cual resulta amargamente irónico en una época en la que la comunidad internacional está comprometida a reducir la pobreza. Resulta todavía más amargo en una época de crisis financiera. (…)

El mundo necesita desesperadamente una estrategia correctora. Las enormes diferencias actuales, en niveles de ingresos, oportunidades y resultados sanitarios, son precursores de la descomposición social. Un mundo con grandes desequilibrios en materia de salud no es estable ni seguro. No me malinterpreten: no estoy en contra del libre comercio, ni estoy a favor del proteccionismo; soy plenamente consciente de la estrecha vinculación entre el aumento de la prosperidad económica, a nivel de los hogares y nacional, y la mejora de la salud.

Pero debo afirmar lo siguiente: el mercado no resuelve los problemas sociales.

Las políticas que rigen los sistemas internacionales que nos vinculan a todos tan estrechamente deben mirar más allá de los beneficios financieros, las ventajas para el comercio, y el crecimiento económico sin objetivos ulteriores; deben responder a las preguntas realmente importantes:

¿Qué efecto tienen sobre la pobreza, la miseria, la mala salud y la muerte prematura? ¿Contribuyen a hacer más justa la distribución de los beneficios del progreso socioeconómico? ¿O nos están llevando hacia un mundo cada vez más desequilibrado, especialmente en materia de salud?

Yo opino que el acceso equitativo a la atención de salud y una mayor equidad en los resultados de salud son fundamentales para el buen funcionamiento de la economía. Opino también que los resultados de salud equitativos deberían ser la principal medida de nuestro progreso, como sociedad civilizada.”

Veure també: “Dempeus” frente al copago-repago.
I també al bloc de Dempeus.

 
5 comentaris

Publicat per a 13 Desembre 2009 in Salut

 

Etiquetes: , ,

5 responses to “La cançó enfadosa del co-pagament en el programa del PSC-PSOE i les desigualtats en salut.

  1. Toni Barbarà

    13 Desembre 2009 at 21:29

    Àngels !! Aquesta dona és un perill públic, una radical, una comunista, una indocumentada, una revolucionària, una malfactora… Haurem de fitxar-la a Dempeus, si abans no la “eliminen”.
    Salut !! Toni

     
  2. Carles

    13 Desembre 2009 at 22:02

    Aquest cap de setmana la UE ha proposat al Banc Mundial y demés la creació d’una tasa financera, que gravi els moviments de capital: Hi haurà alguna resposta del Pentàgon i el seu clown?
    De moment Brown, l’anglés, no el gran contaminador, i Sarko semblen d’acord en carregar un 50% als superbonus dels inútils, no empresonar-los ni fer que tornin lo robat que es veu que no és democràtic!
    ¡Quin fred! Salut! Carles.

     
  3. inés

    14 Desembre 2009 at 3:10

    Cuando superemos ciertas turbulencias y vayamos construyendo la alternativa , deberemos nuclear un discurso global que permita recuperar para la política el espacio público y confrontar claramente con la lógica del mercado.
    No basta con el discurso de defensa de los servicios públicos,discutiendo de modelos de gestión . Se debe impulsar las luchas colectivas para situar lo público frente al individualismo y la debilidad de la intervención política que propugnan los neoconservadores y que por desgracia tienen multiples expresiones en la socialdemocracia.

     
  4. inés

    14 Desembre 2009 at 3:14

    Ángels , ya estamos trabajando en el plan de actividades y formación de la fundación. Hay una previsión inicial para febrero del tema de la sanidad, pero hay muchos más planes interesantes que te iré contando y para los que me gustaría seguir contando contigo.
    Gracias por todo, ya estoy de nuevo activada para el mundo real .

     
  5. àngels

    14 Desembre 2009 at 10:44

    Inés, ya fue un placer trabajar contigo, y lo seguirá siendo. Me alegro de que estés de nuevo “activada”. Haces mucha falta. Un abrazo!

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

 
A %d bloguers els agrada això: