RSS

Sobre el ciclo económico-político y el ciclo electoral

22 des.

vamosganandoguerrand1.jpgA raíz de mi entrada de ayer en la que intento desmontar los argumentos publicados en El Periodico de López Casasnovas se ha suscitado un interesante comentario sobre los ciclos económico-políticos y los ciclos electorales. De manera muy telegráfica:

1) En el capitalismo, el funcionamiento de la economía no puede explicarse sin la intervención de la política. La vida económica de un país no discurre al margen de su vida política. Creo haberlo explicado en otras entradas (ver, por ejemplo ¿Puede sobrevivir la demoracia al capitalismo financiero?). A partir de este planteamiento general, los economistas explican según su propio interés de clase la interacción entre economía y política, y sugieren modelos de actuación donde la economía se somete a la política (los menos), o todo lo contrario.

2) El ciclo económico político en versión kaleckiana es, pues, el resultado de la lucha de clases por el excedente entre empresarios y rentistas (Kalecki 1943) que obligan al Estado a políticas de esquizofrenia en función de la acumulación de beneficios. Naturalmente, para Kalecki el gobierno no es neutral. En un determinado momento, para poner fin a las políticas de pleno empleo por su repercusión sobre el incremento de los salarios y de los precios, se obliga al Gobierno a disminuir el gasto y enfriar la economía. El objetivo es, de modo expreso, doblegar los salarios y disminuir precios. Cuando las consecuencias de estas políticas ponen en peligro el propio sistema ya que la paralización del gasto y el bajo poder adquisitivo de los salarios conducen a una crisis de sobreproducción, los empresarios obligan al Estado a una política expansionista para relanzar la economía. Estos vaivenes en función de intereses económicos contrapuestos se conoce como la política de “stop” and “go”, y podrían considerarse inherentes al ciclo político característico del capitalismo, el cual se ha agudizado en los últimos años (superado el paréntesis de políticas keynesianas) por la falta de regulaciones del capital financiero y la especulación inmobiliaria, provocando una crisis de proporciones mucho mayores.

3) Al ciclo económico-político de Kalecki se añaden los ciclos electorales, de los que fueron pioneros los modelos de Downs, Nordhaus y Lindbeck en los años setenta del siglo pasado. En resumen, lo que dicen estos modelos es que la inestabilidad económica que provoca el ciclo económico-político se agrava por cómo intentan los políticos mejorar la imagen que los electores tienen de ellos (función valoración) y las políticas que ponen en práctica para asegurar su reelección (función política). Explican, además, que si las elecciones se hicieran cada cuatro años, podríamos encontrar unos dos primeros años donde los partidos en el gobierno siguen más de cerca sus postulados ideológicos, y si al llegar a mitad del ciclo han perdido popularidad (podría ser el caso ahora, que las encuentras dan 5 votos de ventaja al PP sobre el PSOE,  repito que ahora, pero trasladando la intención de voto a las próximas elecciones) nos cabe esperar dos años finales en los que se pongan en práctica las políticas más al gusto de los electores y las electoras. Sobre la existencia real de estos ciclos electorales dentro del ciclo político-económico existen investigaciones que la demuestran para una parte importante de democracias pluralistas, utilizando básicamente las políticas presupuestarias y monetarias, y para los años 60-70 del siglo pasado.

Soluciones:

Con la formación de la Unión Europea ya se intentan “disciplinar” los ciclos electorales sustrayendo a los Estados el manejo de las políticas monetarias (creación del Banco Central Europeo) y poniendo serias limitaciones a los déficits presupuestarios. (Pacto por la Estabilidad y el Crecimiento). Es decir, nos quedamos en la parte restrictiva del ciclo, aquella que no favorece ni el pleno empleo ni el crecimiento de los salarios, a cambio de unos precios estables. Pero además, se sugieren soluciones adicionales que en su momento eran de tres tipos (porque la del “laissez faire” puro y duro, sin intervención estatal de ningún tipo, con la que está cayendo, ha obligado incluso a que Sala y Martín su máximo defensor, se calle un rato, prudentemente). Las otras dos son:

1.ª Ampliar el área de los organismos e instituciones independientes de la influencia del Gobierno y los políticos (López Casasnovas lo sugería en su artículo de ayer para la política sanitaria). Vale la pena observar que si aceptamos el dominio de la economía sobre la política, esta “externalización” de la toma de decisiones evita aquella parte del llamado ciclo electoral que permite hacer políticas que las personas identifican como propias y por tanto acercan a la participación, aunque sea en la mínima expresión del voto…  Otras propuestas más peregrinas consisten en alargar el período electoral, o incluso en marcar las elecciones de manera aleatoria, de manera que ni siquiera los políticos sepan cuando habrá elecciones, para impedirles maniobrar a favor de su reelección.

2.ª Aumentar la transparencia de las políticas y dar amplia información sobre las mismas. Al respecto, allá en los años setenta, Fuentes Quintana decía: “ La publicidad de todas las decisiones económicas estatales es fundamental para limitar el control político arbitrario de la economía. La publicidad es al sector público lo que la competencia al sector privado: una condición imprescindible para su administración. Queda también la información. Los ciudadanos deben saber que el ciclo electoral existe y deben realizar un análisis serio de los programas que se le presentan. Mejorar el nivel de comprensión del público de los problemas económicos constituye un deber importante de los economistas para que los electores puedan valorar y rechazar los programas políticos miopes y demagógicos.” Seguramente a esta segunda solución podemos añadir la participación política no manipulada de la ciudadanía.

En cualquier caso, la solución por la que me inclino no consiste en substraer a la decisión de la ciudadanía las políticas de salud, ni evitar a los políticos que respondan por decisiones que toman de hecho, de manera vergonzante, con el artificio del “organismo técnico independiente”. Me inclino, naturalmente, por la transparencia, la información y la formación, la responsabilidad política y el compromiso. Y deseo sinceramente que esta aclaración de mi entrada de ayer sea de utilidad para entender mejor las relaciones entre economía y política, y el papel clave de las políticas de salud. Lo más insano que podría suceder sería, precisamente, mediante argucias supuestamente técnicas, escamotearlas a la ciudadanía.

 
4 comentaris

Publicat per a 22 Desembre 2009 in Economia crítica, Salut

 

Etiquetes: , , ,

4 responses to “Sobre el ciclo económico-político y el ciclo electoral

  1. Carles

    22 Desembre 2009 at 15:27

    Doncs mira que diuen els rusos:
    Rusia tiene preocupaciones más inmediatas que el ecologismo religioso
    13:10
    |
    22/ 12/ 2009
    Moscú, 22 de diciembre, RIA Novosti. La lucha contra el calentamiento global se asemeja cada vez más a una fe cuyos adeptos manifiestan igual fervor que fundamentalistas religiosos, escribe hoy Gazeta.Ru. Rusia tiene preocupaciones más inmediatas que esta nueva creencia ecologista, según el periódico.
    Mientras estadistas mundiales reunidos en Copenhague procuraban sin éxito acordar futuros recortes de la emisión del CO2, las calles de la capital danesa se vieron invadidas por centenares de ecologistas convencidos de que el cambio climático, fruto de la irreflexión humana, depara una catástrofe inevitable a escala global. Sin prestar oído a argumentos científicos, esta gente se mueve por una fe sencilla y poderosa, similar a la que provocó muchas guerras históricas y es capaz de generar conflictos religiosos también a día de hoy.
    Quienes impugnan el calentamiento global piensan en términos absolutamente cristianos: la civilización de las tecnologías, o sea, el pecado humano, trajo perdición al paraíso terrenal que fue la Naturaleza primitiva. Se acerca de forma implacable el fin del mundo y la humanidad, si desea evitar una catástrofe, debería domar su carácter pecaminoso y cesar la polución de la atmósfera con el dióxido de carbono.
    Que los adeptos de la flamante religión ecologista se vayan multiplicando ante todo en naciones desarrolladas no es casual. Esta nueva fe podía haber surgido únicamente a partir de cierto nivel de civilización. Una actitud de veneración hacia la Naturaleza se despierta con más frecuencia en sociedades que ya tienen resueltos los demás problemas. Quienes difícilmente llegan a fin de mes no están para peroratas sublimes sobre la salvación de la humanidad: más les preocupa la sobrevivencia propia. Por tanto, el ecologismo religioso no es una amenaza a corto plazo para Rusia: le sobran otras preocupaciones.
    He trobat un blog en castellá de Bielorusia molt interessant i plé d’informació al dente:
    http://civilizacionsocialista.blogspot.com/2006/07/el-juicio-ceausescu-justicia-golpista_11.html
    Bon any! Carles.

     
  2. angels

    22 Desembre 2009 at 19:06

    Carles, si que es interessant… de totes maneres, en Hans Magnus Enzensberger, allà pels anys 70, ja parlava d’una manera similar de l’ecologisme… i es va publicar en un quadernet Anagrama, crec que el títol era “Crítica de la ecología política” més o menys…. A mi aleshores em fa colpir molt (era jove i impressionable) perquè era un moment que els rojos més rojos es feien verds, i l’Enzensberger els demuntava, ja semblava anar de tornada quan nosaltres encara no estavem segur de començar a anar-hi… què en penses, tu, de l’Enzensberger? Una abraçada, company!

     
  3. Sergio

    22 Desembre 2009 at 21:04

    Poco puedo decir más que gracias,
    un saludo.

     
  4. angels

    22 Desembre 2009 at 21:33

    Gracias a ti Sergio, espero que aclare las cosas. Un abrazo.

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

 
%d bloggers like this: