RSS

Franquistas contra la democracia

08 abr.

goya.jpg

A principios del mes pasado José María Mena el ex fiscal jefe de Cataluña, explicaba la insania que se cernía sobre la justicia y al sentido común de este país… y en concreto, cómo amenazaban los monstruos del sueño de la razón al Juez Baltasar Garzón.

Nos explicaba Mena, todavía sorprendido de que la Audiencia Nacional hubiera admitido a trámite la querella interpuesta por Falange Española de las JONS contra Garzón, entre otras cosas, por “vulnerar el derecho al honor de las personas que aparecen reseñadas en su auto como responsables de crímenes contra la humanidad”, con el fundamento de tal imputación sería, según los falangistas, que “tal proceder es calumnioso y atenta al honor de nuestro movimiento y sus miembros”.

La calumnia, según el Código Penal, y según nos explicaba el ex-fiscal Mena, “es la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio de la verdad. El acusado de calumnia queda exento de toda pena probando el hecho criminal que ha imputado. Debería ser claro para cualquiera que cuando un juez de instrucción redacta una decisión describiendo hechos delictivos atribuidos a determinadas personas, no está insultándolas, por más que diga que son, indiciariamente, delincuentes. Otro modo de entender el trabajo de los jueces de instrucción llevaría a concluir que todos son calumniadores cada vez que atribuyen, indiciariamente, delitos a los implicados en los asuntos instruidos. Por eso no es fácil entender que esta sorprendente acusación de calumniador de los falangistas contra Garzón haya podido pasar ni siquiera el primer filtro jurídico de un tribunal de derecho, imparcial y democrático.

Garzón intentó investigar los crímenes del franquismo. Había, y hay, base jurídica nacional e internacional suficiente para que esa investigación sea posible, y para que Garzón sea competente. Pero no se le ha permitido. Y, aún más, para vergüenza internacional de todos nosotros, se le cambia de investigador a investigado, de juez a acusado.

La querella de los falangistas, sin embargo, y perdóneseme el sarcasmo, nos podría dar alguna esperanza…En efecto: Al juez Garzón no se le ha permitido cumplir con su obligación de investigar unos crímenes y defender a unas víctimas. Pero al acusado Garzón tendrán que permitirle ejercer su derecho a demostrar que las supuestas calumnias no son tales, porque los hechos afirmados en su auto son ciertos.

A estas alturas, para bochorno de todos nosotros, hay que demostrar que García Lorca ya no vive, que ya no viven los miles y miles de asesinados, que los falangistas asesinaban, que el pretendido honor de su movimiento debe convivir con ese baldón ignominioso. Y hay que demostrarlo para que un juez que quiso demostrarlo no resulte condenado por haberlo intentado. El mundo al revés.”

Hablan de tema:Kabila, Ceronegativo, Daniel Martínez, Inaki Escudero, Moscas en la Sopa, Quien Mucho Abarca Disgresiones 3.0, … Ventanas del Falcón

 
3 comentaris

Publicat per a 8 Abril 2010 in Despropòsits

 

Etiquetes: , , , , ,

3 responses to “Franquistas contra la democracia

  1. Basseta

    8 Abril 2010 at 16:16

    Los ciudadanos de bien de este país estamos obligados a respaldar de cualquier forma posible al Juez Garzón, una persona cuyo único delito ha sido trabajar en defensa del Estado de Derecho, asumiendo el riesgo de enfrentarse al GAL, a ETA, a derechas e izquierdas, cuando ha sido necesario.
    Si los españoles dejamos solo a Garzón estaremos cerrando la etapa histórica de la transición a la democracia y dejando que empiece la “berlusconiana”.

     
  2. àngels

    8 Abril 2010 at 17:38

    Completamente de acuerdo, Basseta! Un abrazo!

     
  3. Miriam Ben Ami

    9 Abril 2010 at 14:37

    Si los crimenes los de lesa humanidad y genocidio, según Estrasburgo no prescriben ni pueden ser objeto de aministía ¿Qué se espera para juzgar a Santiago Carrillo y al PCE, que durante la guerra civil llevaron una programada y sistemática politica de exterminio de sus oponentes politicos? No olvidemos que el Partido Comunista de España exterminó a miles de adversarios de todas las ideologías: anarquistas, trotskistas, republicanos de derechas etc., por no hablar de monarquicos, falangistas o creyentes.
    Organizaciones criminales al banquillo, ya

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

 
%d bloggers like this: