RSS

Sentencia, Estatuto y democracia

02 jul.

Ante las tímidas manifestaciones de izquierdas alternativas en relación con la sentencia del caducado Tribunal Constitucional, reproduzco en castellano para facilitar al máximo su lectura fuera de Catalunya,  la valoración publicada hoy en en Avant (donde puede encontrarse también en versión catalana).

Opino también que sería un paso muy positivo que las izquierdas (especialmente las madrileñas) se fueran sumando a defender lo decidido en Catalunya como poco a poco va sucediendo. Espero que para antes de la manifestación del día 10 podamos decir que son muchos los blogs de IloveIU y amigos que entienden que la sentencia se inscribe en una ofensiva general de recorte de los derechos políticos, económicos y sociales, de desprecio de la democracia y de la soberanía, y que en este caso en particular, defender los derechos de Catalunya significa defender el federalismo y la voluntad popular, sea el que sea el pueblo que la exprese…

En este editorial de l‘Avant se explica muy bien de lo que se trata en la forma y en el fondo, y lo que nos va a las izquierdas de toda España entenderlo y actuar en consecuencia:

somunanacio-header.jpg

La sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Catalunya es eminentemente política, ya que la Constitución del 78 tiene margen para admitir el texto sin recortarlo en lo más mínimo.
Esta posición ideológica que presenta la ha buscado el PP para saltarse la mayoría en el Congreso, el Senado, el Parlament de Catalunya y al pueblo de Catalunya en Referéndum, es una posición centralista, conservadora y profundamente antidemocrática.

El Tribunal no tiene legitimidad democrática, ya que se han saltado todos los requisitos para su renovación, pero sobre todo porque su composición obedece a una tendencia viciada por el bipartidismo que se reparte entre PP y PSOE el nombramiento de los magistrados y por una realidad en la que sólo los poderes centrales del Estado están representados, ni los poderes locales ni los autonómicos.

La sentencia se inscribe en una ola conservadora y antidemocrática en medio de la lucha por la salida a la crisis del capitalismo financiero, en que se quiere ajustar el Estado del bienestar, el modelo de Estado y la representatividad de la izquierda alternativa y el sindicalismo de clase. El Congreso y el Senado cerrarán los próximos días la no modificación de la Ley Electoral, el refuerzo de los mecanismos represivos de la libertad política de la Ley de Partidos (proceso de paz en Euskadi) y mantendrán el Pacto por la Justicia de PP y PSOE que es lo que ha conformado la composición de reparto del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial (autor caso Garzón, Gürtel y Memoria Histórica).
En España el pacto entre la facción de estado de la oligarquía financiera (causante y gestora de la salida a la crisis por la derecha) y los grupos del tardo o post franquismo, se articulan y coordinan (en algunos momentos son lo mismo) para desarrollar su ofensiva antidemocrática, imponiendo las políticas antisociales neoliberales y las visiones centralistas y autoritarias.
Hay que reforzar y hacer crecer el espacio federalista al conjunto del Estado, ya que es un punto de encuentro de los sectores progresistas que necesitamos sumar para detener la derecha y reforzar una salida social, federal y democrática por la izquierda.
La movilización por las libertades nacionales y sociales, las manifestaciones y la huelga general son una oportunidad para oponerse y luchar contra los recortes sociales y contra los recortes nacionales.
La sentencia contra el Estatut ha venido a coincidir – ¿casualmente, tras cuatro años de deliberaciones? – con las vísperas de las elecciones autonómicas catalanas. Es curioso que en el último momento se hayan apresurado tanto los magistrados.
CiU, que fue uno de los elementos principales del pacto constitucional que llevó a cabo la transición española de 1978, ahora pide elecciones anticipadas. Tiene dos motivos fundamentales que vienen estrechamente enlazados: 1 .- Su ansia de recuperar el poder. 2 .- Hacer imposible la unidad catalana de respuesta unitaria de los catalanes al pacto entre el PSOE y el PP para que el poder central recupere lo que perdió en la transición.
Uno de los grandes gurús que le quedan al socialismo español, Alfonso Guerra, lo ha dicho bien claro: “Están (los catalanes) obligados ahora a hacer ruido pero no pasará nada.” Guerra sabe perfectamente que lo máximo que hará Convergència es ruido. De ahí que las movilizaciones de los próximos tiempos sean tan importantes: para dejar claro que Catalunya reclama sus derechos como nación sin romper la hermandad con el resto de los pueblos españoles, y porque esta reclamación es de todo el pueblo catalán, no sólo de los nacionalistas de derechas que, por otra parte, cuando les conviene, por la defensa de los intereses oligárquicos que representan, van estrechamente de la mano con la derecha más centralista y anticatalana: el Partido Popular.

Se habla también del tema en el Bosque de Brocelandia.

Y antes, en este blog:

 
15 comentaris

Publicat per a 2 Juliol 2010 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , , , ,

15 responses to “Sentencia, Estatuto y democracia

  1. Elena Alvarez

    2 Juliol 2010 at 12:49

    Sigo en castellano para que lo entiendan todos.
    Se puede decir más alto pero no más claro. La sentencia del TC es política, no jurídica, el propio TC es político, no jurídico. ¿Dónde está la famosa separación de poderes?
    Y lo que se “lleva” desde hace ya unos años es recortar la democracia, quitar beneficios sociales, y para ello centralizar que así es más fácil y encima aponyándose en la crisis, que han creado los grandes bancos, para así justificar los recortes.
    Hay que hacer ruido, mucho ruido, pero que no se quede sólo en ruido.
    El debate de anoche en Ágora fué penoso, se estaba más en clave electoral que en buscar una respuesta unitaria. Deplorable.
    Pero el día 10 como una piña saldremos todos a la calle como hace más de 30 años “Llibertat, Amnistia i Estatut d’Autonomia” … ¿se acuerdan?

     
  2. EastRiver

    2 Juliol 2010 at 15:19

    Ahí estaré, en el lápiz, como cuando lo de Iraq, como en las grandes ocasiones. Estoy muy triste y desanimado. El texto lo explica muy bien. Además sumémosle todo lo que estamos viviendo de un tiempo a esta parte: es cierto, el respeto al ciudadano es cada vez menor y el estado franquista sigue teniendo la batuta y marcando el ritmo. Claro que estaré en la mani. Espero que seamos muchos. Petons.

     
  3. Carles

    2 Juliol 2010 at 20:48

    Ja saps que hi penso, però, en castellà, es resumiria per la frase: “La marca del esclavo es hablar la lengua de su señor”, de l’historiador Publius Cornelius Tacitus.
    O amb les meves particulars:
    Para ser funcionario sin enchufe se han de pasar oposiciones y, una de las marías comunes es la Constitución monárquica aquella que propuso la falange y el movimiento nasional como alternativa al Fuero de los Españoles de Franco.
    Si te la tomas en serio es muy divertida. Por eso no es difícil entender el inmenso sentido del humor de una panda de vejetes cachondos que declaran inconstitucional la base y el fundamento de la Constitución, que afirma -humor fino- que la soberanía reside en el pueblo.
    Pues ellos -los de pardiez- afirman que lo que ha dicho el pueblo en referéndum y ha sido refrendado por sus respectivos parlamentos, el de juguete y el de verdad, se lo pasan por el birrete -a falta de británica peluca- y que ellos son -los diez- Luis XIV reencarnado (con Millet, Montull i Pujol ya son trece y, con el otro, 14): El pueblo son ellos.
    Y dicen, desde el Sinaí de sus delirantes designios, que España es una cosa indisoluble, a diferencia de lo que gritaban sus grises a los manifestantes: ¡Disuelvansen!
    Dicen que existe sólo la nación española, los españoles, sin preguntar a nadie si eso es una sandez, un negocio de familia o una decisión democrática concreta y universalmente refrendada por un referéndum por el pueblo soberano, y no por el soberano, sus veteranos y los demás coñacs de garrafa.
    Y lo más, para quien se lee los diccionarios, es que los diez usan el de la Real como higiénico, después de censurarlo y reciclarlo, donde se califica y sustantiva la nación como una entidad cultural diferente del estado.
    Han reinventado la lengua, la constitución, la democracia y –como les ha sobrado tiempo– parece que las reglas del mus, el coseto de soberanía, la jubilación escaqueada y el tiro aunque no me toque.
    Yo, que tenía tanta confianza en el TC… como en el TOP, estoy tan defraudado como Pau Molins con el Millet. Ahora se enteran en CDC que Millet le cogió el tranquillo y que, de lo pactado, como el visir Iznogud, se quedaba más que lo repartido. Eso, al Opus, no se le hace. Hay que hacer como el meapilas Gallardón, que le regala suelo público a una organización mafiosa y criminal, pese a los tribunales inapelables, y con dinero público pleitando… Ahora Millet es un paria excomulgado… con más de 30 millones de euros bajo la alfombra mágica. Gallardón es alcalde de la villa y corte, y la cortesana Aguirre es… incalificable, como los 10 Imhoteps.
    Como pueblo soberano, voto: ¡Que les den!
    Salut i una abraçada!

     
  4. teresa puig

    2 Juliol 2010 at 20:54

    Angels, em sembla molt bé que ho hagis escrit en castellà perquè se n’enterin de les barrabassades que ens fa aquesta gent. M’agrada molt el que es diu, perquè estic d’acord en que tot és política, i no te res a veure amb la Constitució ni amb res de res. A veure si ara ens ajuden una mica.

     
  5. ceronegativo

    3 Juliol 2010 at 1:44

    prometo leerlo

     
  6. Sergio Farras

    4 Juliol 2010 at 12:06

    El Estatut de “Da Vinci”
    Como en el Código da Vinci, entre enigmas y arcanos misterios judiciales y, tras cuatro años de deliberaciones poco luminosas y un tanto espirituales, el Tribunal Constitucional, que es como una fuerza de cualidad divina al modo de la sabiduría, emitió una sentencia de lo más esotérica y tirando a mística, poco práctica y actualizada a los tiempos. Y como queriendo sacarse la cosa de encima, pues parecía que le pesaba como una losa. Dejando en su deliberación y razonamiento sumarial del Estatut, catorce artículos mutilados y tullidos.
    El TC, actuando como el Espíritu Santo con su sentencia, describe una “realidad espiritual1 suprema y de definición única, sin llegar a convencer al más apostólico de los progresistas. Quedando la cosa como agua estancada en la charca de la verdad desnuda.
    El Partido Popular, actuando como el “Priorato de Sión” con sus ideas cerradas como cerrojos sellados en plomo, cítricos y ácidos como un limón, se jactan en un auge de conspiración y sectarismo. Viendo al Estatut como el Santo Grial y teniendo miedo a descubrir, probablemente, toda la verdad, inventando teorías de complots y confabulaciones pensando que pueden intervenir los poderes ocultos.
    Las teorías de Brown no son nada, comparadas con las de la señora Cospedal y el gran“Maestre” Rajoy que, cuando hablan de Catalunya, suelen hacerlo realizando afirmaciones donde sólo ven lo oculto y oscuro, sin aportar pruebas muy convincentes cuando se trata del Estatut, que es como un enigma sagrado para la derecha española. Actuando un poco como el Opus Dei de la novela de Brown. El Partido Popular aquí también estaría presuntamente involucrado en una conspiración para encubrir la verdadera historia del Estatut, que habría vivido dentro de una gran mentira fraguada por la derecha española, más arcaica desde los tiempos de la transición. Debe de ser terrible vivir con miedos paranoicos.
    Igual los del Partido Popular se imaginan que en el museo del Louvre de París, o igual en un despacho oculto en las salas ovales de la Generalitat de Catalunya, está dibujada la postura del Hombre Virtuvio (dibujo realizado por Leonardo Da Vinci) con un mensaje críptico escrito en su costado y dentro de un pentáculo, y los artículos del Estatut dibujados en el pecho con su propia sangre. Puestos a exagerar, hagámoslo todos.
    Como en la novela, aquí también se proponen dos misterios: ¿qué secreto intentan proteger los catalanes? ¿Quién planteo el asesinato? ¡Por Dios!, de momento aquí no ha muerto nadie físicamente, ¡Dios nos libre! Aunque, probablemente, algunos los paguen con su “muerte política” en las próximas elecciones. Porque tanta “confianza” mal medida les puede llevar al derrotero. Cayendo por afilados riscos para estrellarse en el malecón que domina el paisaje del pueblo soberano.
    Se ve que el desarrollo de la historia de un pueblo requiere la solución de varios acertijos y anagramas, como los artículos del Estatut, que parecen para algunos más arcanos que pragmáticos, ignorando que emanan de la voz del pueblo catalán, que en lícito referéndum votó, en su día, decidiendo por la vía del sufragio, que suele ser camino permitido para expresar nuestra voluntad, dicen que de gran belleza y punto de encuentro de la libertad. Pero los del PP actuaron como los “Iluminati”, presentando recurso delante del TC y creyéndose como los “pura sangre” españoles, que no se detuvieron hasta que el macizo se ha desplomado ente acantilados hasta anular el resonar de los ecos.
    Quizás la verdad del Estatut estremecería los cimientos de la Democracia española. Al final del libro del Código del Da Vinci, los personajes se enamoran. De momento, aquí con el Estatut, tal sentimiento no se ha manifestado, ni tampoco parece que tenga intención de que se produzca tal ansia de un amor tan complejo e imposible de reciprocidad y de llama pura.
    Los grandes “Maestres” del Partido Popular puede que conozcan la ubicación de la “Clave”, la cual pueda llevar a la verdad del “Santo Estatut”, más de anagramas y de logotipos irracionales enquistados, que de borrador y artículos que respalden una identidad y filiación del pueblo de Catalunya. Aquí podríamos sustituir la Figura de Leonardo Da Vinci por la de “Sant Jordi”, que fue caballero catalán y que nos pilla más a mano.
    Se desconoce si los del TC pasaron por alto que algunos artículos están igual escritos con tinta invisible, esa que sólo se ve con luz ultravioleta. Y claro, las incógnitas es lo que tienen, que en su dificultad está su gracia. Pues no sea que lo que de verdad asusta es la evidencia. Y, como en el libro, esta sentencia sea en realidad una gran mentira bien ensayada por las entusiasmadas criaturas de la derecha más conservadora, que visten de pureza y cincel perfilado sus mantos, diciendo que la clave está escondida detrás de un misterioso cuadro o sepultada debajo de cualquier Iglesia gótica. O en un dispositivo cilíndrico que no saben abrir. Los dispositivos que esconden mensajes secretos de este calibre no suelen llevar instrucciones, sería absurdo. Es igual, en sus creencias enajenadas, maquinan confabulaciones inimaginables, haciendo tiempo para esperar revelar al mundo la verdad acerca del “Santo Estatut” en el momento acordado. O tienen un plan de contingencia nunca revelado, que mantiene a la “organización” y su secreto a buen recaudo. Pero confundidos por su condición de criaturas, que les limita chocando contra las paredes del cielo.
    “Custodios y guardianes de sus puertas serán para siempre el cáliz y la espada”. O sea, el Estatut y la justicia.
    Al final del libro, Langdon, reflexiona sobre el acertijo y, de repente, recuerda los marcadores dorados en las calles de París que marcan el antiguo meridiano. Aquí, los marcadores y señales que muestren el camino pueden estar en una calle oscura de Madrid. Igual por la calle Génova, en una catacumba en los mismos sótanos del edificio. A saber.
    “El manto que la cubre en su descanso no es otro que la bóveda estrellada”. Igual, algún día, se descubran los restos del verdadero Estatut, la encarnación de la “Divinidad Catalana”, excluida por la derecha española más agria y atrapada en el tiempo.
    El misterio que ha acompañado estos cuatro años a la deliberación y resolución de la sentencia del Estatut demuestra el poder y la fuerza activa de jueces, que han ido puliendo el texto con sílex, que es piedra primitiva pero de puntas cortantes. En cualquier caso, el TC, en su misterio y desconcierto, interviene como el Espíritu Santo que, en principio, es una entidad espiritual de carácter excelso, muy cercana a la divinidad pero en cuestión de soluciones terrenales poco práctica y de desuso próspero, limitado y diferente a los misterios ocultos por su condición de servidores y ejecutores de la ley que está escrita.
    La cuestión es si queremos creer en el pasado más enquistado, o bien evolucionar como pueblo mudable y no como nómadas de umbrías sombras profundas que siempre van buscando el camino torrente arriba torrente abajo. Desaprovechando y, a veces, ignorando el rumbo de la brújula que nos guía por la libertad y privilegio de decidir del pueblo llano. Alguien dijo una vez; que la democracia es un sistema de desconfianzas. Porque el Estatut no es una cuestión de fe, sino una parte de la “evolución” política y cultural, de una sociedad moderna dentro de una Europa confundida y con problemas de dineros. Pero eso ya es otra novela.
    Sergio Farras, escritor tremendista.

     
  7. àngels

    4 Juliol 2010 at 12:22

    Gracias Sergio por tu comentario… realmente tienes material de sobra para hacer tremendismo del bueno con el proceso, negociación y resolución (hasta ahora) del estatut. Quiero advertirte que tu firma no enlaza con tu blog, mira a ver si hay algún problema técnico. Un saludo,

     
  8. blas

    5 Juliol 2010 at 8:40

    por que quereis bilateridada en asuntos economicos??’m para que vaya más dinero en infraestrucutras a cataluña opor que teneis miedo de salir d ela eu ?? cataluña ya e scasi un estado ahopra hace falta que españa se despeue ya del todo not enmos por que aguantar esto y sis alis d e la eu ya entrareis no? sois muy emprendedores se a demsotrado jajaja

     
  9. blas

    5 Juliol 2010 at 8:43

    tersesa puig a vosotros nadie os hace nada estanos arotos de piratas que sois devolver el dinerod elos juegos olimpicos que la generalitat pago solo 17 000 milloones y ele stado central 83 000 estamos aertos de vosotros ahora fuera de españa y d ela eu no tenmos por que pagaros la sinfraestrucuras pero quien os pensais que sois ?

     
  10. blas

    5 Juliol 2010 at 8:45

    sois meramente una coracia unn kosovo esto es así tamaroslo como querais es así y no vais a desnagrar más al estado español os vais a netrar d elo que sois de un vlaneciano orguslloso pagaros vosotros vuestra deuda 22 000 milloones de deuda y pagar las ayudas a vuestros parados casi un millon de parados que teneis venga va que lo unico que quiero es que no os alimentemos más ni os demos dienro para infraestrcuturas muertos de hmahre que solos abeis pedir y insultar a lo demás

     
  11. blas

    5 Juliol 2010 at 8:50

    elensa_alvarez las subvenciones de triperos que os la de montilla españa no tiene por que pagaros nada

     
  12. blas

    5 Juliol 2010 at 8:52

    y s ellama español la lengua bueno jajaja llamala co o quieras la verdad jajaja tampoc creo que sea demasiado transcendental xd

     
  13. joan

    6 Juliol 2010 at 0:18

    Blas, el que va inventar internet no va calcular que algú com tu el faría servir.
    Estudía una mica, el teu idioma es el castellá, no el español.

     
  14. Francesc

    9 Juliol 2010 at 15:09

    bon dia / buenos dias
    Ante todo, saludar a todos y ya que somos democráticos, vamos a acatar la sentencia,
    luego nos quejamos y manifestamos, y para que ?
    de nada sirve hacerlo, no va a cambiar la sentencia ni la mentalidad centralista de los partidos políticos mayoritarios en España.
    Yo, barcelonés, catalán,español y europeo, pienso que en realidad la lucha política no le interesa a nadie en la sociedad catalana, excepto a los partidos políticos y demás asociaciones de la alta sociedad catalana, para así sacar provecho en la elecciones que se avecinan y no perder sus provilegios adquiridos a través de tantos años y esfuerzos en explotar los miedos de las personas, tanto en Catalunya como en el resto de España.
    Un saludo a todos/as

     
  15. àngels

    9 Juliol 2010 at 19:55

    Francesc, bona tarda. Hace tiempo aprendí que si no haces tu política, la hacen por tí. Y que la mayoría de cosas y decisiones son políticas, sólo que nos lo quieren ocultar (o pretenden, como tu dices, que nos de miedo descubrirlo). Lo mejor es que mañana se llenen las calles porque “som una nació i nosaltres decidim”… y el que lo quiera impidir, es un facha o aprendiz de los mismo, lo reconozca o no. Un saludo.

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

 
%d bloggers like this: