RSS

Entender la corrupción gracias a la Menegilda

06 ag.

No son precisas más comisiones de investigación, y si me apuran, tampoco sacan de muchas dudas las conclusiones de algunos jueces y Tribunales. Todo está explicado, hecho didáctica pura en una pieza tan clásica de nuestro folcklore como el Tango de la Menegilda, auténtico libro de petete de la corrupción celtibérica, tan coreada como aceptada y comprendida, y tan aplaudida como votada. Es tan castiza la corrupción, se relaciona tan íntimamente con nuestra música zarzuelera y de Palaus, con sastres y clientes de trajes famosos (la Menegilda se compra 6 “de seda y satén” con las primeras sisas) explica tan bien esos porcentajes que nunca son exactos (a la Menegilda le daban cada mañana 60 reales para compar y se gastaba 30 o poco más… y ya ven ustedes que esto es, sin tirar de calculadora, bastante más que el 4%…). En fin, que está todo ahí, en La Gran Vía zarzuela, con discutible libreto de Felipe Pérez y González y música de Federico Chueca y Joaquín Valverde. La Gran Vía se estrenó en 1886, aprovechando el tirón popular de la Obra Pública representada en este caso por la construcción de Gran Vía madrileña real.

Tiene razón la Menegilda que con el salario que se cobra barriendo, planchando y cocinando no se llega muy lejos… pero eso no nos indigna. Y en cambio, asentimos complacientes cuando la “voz de la conciencia” no le aconseja que se afilie a un sindicato de los que con el tiempo aparecerán (perdonen el anacronismo) sino que “aprenda a sisar”. ¿Cuantos empresarios hay que que con unos beneficios razonables han oído voces de “conciencia” que les decían cosas parecidas? ¿Y cuantos políticos habrán pensando que es legítimo buscar con la mano izquierda “complementos” a su substancial salario, como si de imbéciles fuera el ser honrados?

Mientras tengamos piezas zarzuelísticas de cabecera del tenor del Tango de la Menegilda, ¿a alguien le puede extrañar que esos políticos “supuestamente” corruptos o complacientes con la corrupción, salgan reelegidos?.

Una denuncia importante sobre el significado del caso Gürtel la podemos encontrar en Reyes Montiel, en “Gürtel, Capital Madrid”. Mientras vamos pensando en si debemos seguir siendo tan complacientes con la corrupción como para bendecirla en las elecciones, les dejo con una fotografía deliciosa de la Gran Vía de otros tiempos, no tan lejanos como se quiere aparentar:
granvia.jpg

 
3 comentaris

Publicat per a 6 Agost 2010 in Despropòsits

 

Etiquetes: , ,

3 responses to “Entender la corrupción gracias a la Menegilda

  1. ceronegativo

    6 Agost 2010 at 14:37

    creo que querías decir “jueves y tribunales” y no “jueves y tribunales” 😉

     
  2. àngels

    6 Agost 2010 at 14:48

    eso… corregido y gracias.

     
  3. RGAlmazán

    6 Agost 2010 at 16:39

    Esta claro que hay quien aprende a sisar y le toma gusto a la cosa. Por cierto que Reyes da datos para que alguien estuviera en la cárcel, pero ya ves, aquí no pasa nada.
    Esa foto de la Gran Vía debe ser de principios de los cincuenta, entonces la Gran Vía era sinónimo de glamour. A cincuenta metros nací yo. En verano, fuera la hora que fuera, siempre había gente en las terrazas que allí siempre existieron, y esos cines y establecimientos de postín hoy ya no existen o han venido a menos.
    Cosas de los tiempos, lo que no ha disminuido son “los que sisan”.
    Petons
    Salud y República

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

 
%d bloggers like this: