RSS

Los trabajos, el pensionazo y la salud

18 gen.

crisalidas2.jpg

A mediados del pasado mes de diciembre empezaron a circular opiniones de doctos galenos como José Manuel Solla, del Grupo de Salud Mental de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), argumentando que “retrasar la edad de jubilación como propone el Gobierno hasta 67 años es una medida que puede mantener e incluso mejorar la salud mental” aunque añadía, a continuación “sobre todo si el trabajo que se desempeña es intelectual”.

La primera cosa que me indigna es que se considere que no hay más trabajo que el remunerado. Creo que muchas mujeres entendemos que los trabajos son múltiples, y algunos fundamentales, claves, imprescindibles para la vida no son precisamente remunerados.

Pero esta verdad incontrovertible no parece interesar a nadie: quienes tienen tribuna en los medios sólo piensan en trabajo remunerado cuando dicen cosas como “Tener una obligación, un reto intelectual y un horario, puede ejercer como mecanismo protector a nivel psíquico, en ese sentido sería positiva la disciplina a la que te obliga un trabajo intelectual, ya que puede refrescar, mantener e reloj1.jpegincluso mejorar la salud mental”. Pues quizás les convendría abrir la mente, compartir trabajos y tareas, y si necesitan horarios, se ocupen de las comidas de su familia, y si quieren ejercitar la memoria, recuerden las fechas de cumpleaños de las personas que quieren, o una receta especialmente complicada, o las horas a las que tienen que tomar sus remedios usted y las personas que con usted conviven… O participen activamente en la vida del barrio, se organicen para defender una vida mejor en un mundo mejor, o abran un blog y se comuniquen con el mundo entero…¡O todo a la vez, y verá cuan ocupados andan a pesar de la jubilación!

Francamente, no entiendo el grado de asimilación con los borregos que muchos hombres que se cuentan entre los que desarrollan un “trabajo intelectual” exhiben sin pudor. ¿Acaso son incapaces de pensar o sentir curiosidad por su cuenta, y cualquier “reto intelectual” se lo tiene que poner un empresario o un cliente?

Claro que no todo es blanco o negro, y que seguramente será verdad que “recientes estudios realizados con trabajadores prejubilados, han demostrado que, curiosamente, esa gente vive menos y tiene más patologías”.

Pero vamos a quitarnos la pereza mental y a pensar por nuestra cuenta: ¿no puede ser que que vivan menos y tengan más patologías porque no se jubilaron en el júbilo, sino arrastrados por un expediente de regulación de empleo con el que fueron sometidos a todo tipo de presiones, tensiones, mobbing, intoxicaciones, rumores, enfrentamientos… en definitiva, a unas condiciones intolerables para que cedieran a los intereses de la empresa que quería ganar más dinero con la deslocalización de la producción… y en definitiva le importaba un pimiento lo que pudiera pasarles a las personas que habían pasado 10, 20 o 30 años de su vida trabajando en la empresa?

El mismo médico reconoce que para los trabajadores que han sufrido un desgaste físico, “dilatar la jubilación se puede llevar muy mal al recaer el peso sobre la salud del individuo; conllevará repercusiones biológicas, como enfermedades, y psicologías, al no estar físicamente capacitado, como la depresión”, y en el peor de los casos, cuando el trabajo es físico y tiene un desgaste, el trabajador “entraría a desarrollar patologías asociadas a lo que conlleva una situación estresante, una situación que puede ser vivida con angustia, donde se podría caer en ansiedad, depresión, etc”.

Con argumentos parecidos, y apostando por “modular” la edad de jubilación a las condiciones de cada cual encontramos las declaraciones del doctor Juan Antonio Trigueros, responsable del Grupo de trabajo de Aparato Locomotor de la SEMG, por el empeoramiento en los trabajadores y trabajadoras de los problemas cardiovasculares (hipertensión, cerebrovasculares, cardiopatías, etc), aparato locomotor (artrosis, artritis, etc) y enfermedades respiratorias (bronquitis, enfisema, bronquiolitis, etc). Y también, y muy especialmente por la mayor mortalidad en los sectores con alta siniestrabilidad laboral.

Aunque quizás sería mejor atacar y erradicar las causas de la siniestrabilidad –lacra en la que España destacamos con en Europa– con el aumento de los accidentes laborales en los que ambos doctores parecen estar de acuerdo, no sólo se conseguirá con el pensionazo que la gente esté más tiempo en situación de producir plusvalía y menos cobrando pensión, sino que puede ser que ya no la llegue a cobrar en absoluto. ¡Y eso sí es un ahorro!

Vean las condiciones en que llega mucha gente en activo a los 65 años (la mayoría) y opinen sinceramente si están en condiciones de seguir trabajando dos años más en las mismas condiciones, con los mismos horarios, manteniendo el ritmo de trabajo de una persona de 30 años… Les digo que ni en la Universidad se pueden asumir los mismos horarios, grupos, tutorías, a los 40 años que a los 67.

onwork.gif

Pero parece que esto preocupa poco al gobierno. A fin de cuentas, también es cierto que trabajar más y cobrar menos no es un buen sistema para alargar la vida de las personas… Y de lo que se trata es de reducir el dinero que se gasta en pensiones y en sanidad, ¿verdad? Porque estas son las directrices europeas. Y si no, vean el 2009 Ageing Report y me explican cuantos modelos inservibles, presupuestos erróneos y mentiras estadísicas han encontrado… Documentos como esos han sorbido los sesos al Presidente de Gobierno. Esperemos que sus falacias no envuelvan ni maniaten a los sindicatos.

votar

 
2 comentaris

Publicat per a 18 gener 2011 in Economia crítica, Gènere

 

Etiquetes: , ,

2 responses to “Los trabajos, el pensionazo y la salud

  1. Antonio Rodriguez

    18 gener 2011 at 17:33

    Ángels yo estoy prejubilado dede hace tres años y creo que realizaba un trabajo intelectual, era el responsable del área de Comunicación del Sector de las Telecomunicaciones de CC.OO., por tanto según esos listillos debería haberme quedado trabajando.
    Pues no, decidí, voluntariamente, disfrutar del tiempo libre. El problema es que determinados trabajadores no han tenido mas inquietudes que ir a trabajar y cuando dejan de hacerlo, se hunden porque no saben en que emplear su tiempo.
    No es mi caso mi actividad es tal que hay dias que no me da tiempo a realizar lo programdo. Pero lo importante es que hago con mi tiempo lo que me da la gana.
    Como tu dices no solo el trabajo remunerado es trabajo, hay otras actividades no remuneradas que también son trabajo.
    No se si viviré más o menos por haber dejado la actividad laboral antes del tiempo legal, pero lo seguro es que he ganado en calidad de vida.
    Salud, República y Socialismo

     
  2. àngels

    18 gener 2011 at 18:02

    Antonio, no sabes cómo me alegra que un hombre haga este comentario. Ayer mismo, entre Buenafuente y Gabilondo, hubo un momento penoso cuando, aunque fuera en broma, le dijo Buenafuente que no le veía a Iñaki jubilado y mirando obras… Pero bueno, cuando el tiempo es tuyo y no estás obligado a venderlo para sobrevivir, puedes hacer con él lo que quieras… y si has trabajado como un jabato toda tu vida, pues está muy bien que mires cómo avanzan las obras del metro… Y si es gente como tu o como yo, a veces parece que no tenga bastantes horas el día para hacer todo lo que nos proponemos, como dices… En fin, que el tiempo es vida, y eso lo saben los capitalistas pero muchos trabajadores no se atreven ni a soñarlo. Si no nos apoderamos de nuestro tiempo ni siquiera jubilados, vaya especie de siervos estamos hechos. Un abrazo, Antonio!

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

 
%d bloggers like this: