RSS

Felip Puig nombra sus “ayudantes de sheriff”

28 jul.

En toda película del Oeste que se precie hay un momento en que los indios o los salteadores (los malos oficiales, vaya) parece que van a ganar y el sheriff, herido en el hombro y en su orgullo, y ante la mirada suplicante de la rubia del saloon, nombra al más bueno de la peli (James Steward, de preferencia) su ayudante para que el bien triunfe. Felip Puig ha visto muchas películas del género, y en un brote de los suyos a los que ya nos tiene acostumbrados, ha decidido pasarse a la polvorienta épica de los  western para acabar con la defensa ciudadana de la salud pública. Y que conste que me inclino por este género porque pienso que, en el fondo, ante el despropósito de Felip Puig, es mejor apostar por la sonrisa. En cambio, la sonrisa podría helarse si optase –porque el guión lo justifica sobradamente– por buscar el símil en las malas películas de Serie B de espías, chivatos, y colaboradores a bajo precio que también habitan el celuloide que nos recuerda a nuestro Conseller d’Inerior. Ya ayer Toni Barbarà, con su habitual sentido del humor, hizo referencia a la carta enviada a los directores de los CAP y ABS, para “blindar y proteger bienes y personas del ámbito sanitario del vandalismo y la violencia (no sabemos si esta vez “extrema”) de los manifestantes (¡incluso de Igualada! –o ciudadanas de Breda ) que puedan aparecer alrededor de los centros de atención primaria”

La filosofía (?) de fondo, en opinión de Barbarà, es bastante repulsiva,  aunque  pretenda (añado yo) investirse de la dignidad de un Gary Cooper “solo ante el peligro” que le viene muy, pero que muy ancha….  Estoy de acuerdo con mi amigo en que el fondo del mensaje es … (en cursi-cursiva) “Hombres de bien, convergentes y uniones, ciudadanos de orden y respeto, personas como es debido y obedientes, … ¡Cuidado con esta caterva de energúmenos que son los que se manifiestan y protestan contra los recortes de sanidad! . Ante cualquier movimiento sospechoso, como personal gritando consignas revolucionarias del estilo «Sanidad pública para todos», “No a los recortes en sanidad”, “Dinero público para servicios públicos”, y otras provocaciones incendiarias, cerrad puertas y ventanas porque os pueden hacer daño o romper o robar algún utensilio de las instalaciones (que son unos sublevados y unos chorizos). No os pongáis nerviosos, y que no se resista nadie, que peor (la resistencia exalta más aún a estos violadores ),… si podéis, huid… y si no podeis, simulad que entendéis lo que os dicen los malhechores … todo lo que les saqueis podrá después ser utilizado en su contra.(…)

En resumen, que es mejor colaborar con las “fuerzas del orden” aunque puedan caer en represiones poco estéticas y nada éticas, que ponerse sinceramente del lado de la ciudadanía que defiende al mismo tiempo los derechos laborales del personal de los CAP y ABS y los derechos de ciudadnía, y reclama poner fin a esta locura de recortes de la sanidad pública, argumentado –con toda la razón– que el derecho a la salud debe ser igual para todos, sin RE-pagos ni listas de espera, ni desplazamientos abusivos…

Y con la música (y sobre todo la letra de la Fera Ferotge del añorado compañero y amigo Ovidi Montllor), les dejo  con las recomendaciones de la última “perla” de Felip Puig, apostilladas por mi en cursiva:

——————-

Consejos de seguridad ante concentraciones de protesta en Centros de Asistencia Primaria (CAP) o Áreas Básicas de Salud (ABS)

1. Como máximo responsable del CAP/ABS, recuerde a sus encargados que le pongan en conocimiento cualquier incidencia que puedan observar en referencia a posibles concentraciones de protesta.

(¡… porque por bemoles, y le guste o no, ha quedado usted nombrado oficialmente ayudante del sheriff del condado, es decir, de Felip Puig!)

2. Solicite a la persona que controla el acceso principal al centro que le informe de forma inmediata si detecta en el exterior la presencia de un grupo de personas en actitud de protesta, por pequeño que sea este grupo.

(La actividad policial y delatora pasa a formar parte del conjunto de tareas y responsabilidades sanitarias por las que se le ha contratado a usted y al personal del centro).

3. Dé aviso inmediato a través del teléfono de emergencias 112 de cualquier incidencia detectada, informando del número de personas, actitud mostrada, posible presencia de objetos peligrosos, etc. El lunes por la mañana recibirán la visita de un mando del cuerpo de los Mossos d’Esquadra, que les facilitará un teléfono directo para cuestiones de máxima urgencia y/o consulta.

(Vuelva a oír la Fera Ferotge… Estamos en estado de emergencia. Hay miles de personas insurrectas que reclaman sus derechos… no se han dado cuenta que con el gobierno CiU hay que asumir ¡con ilusión! la realidad de las desigualdades. Y que la atención médica es una mercancía más con la que hacer negocio.)

4. Ante la posibilidad de que se colapse el acceso principal, prevea una salida alternativa para los usuarios o trabajadores que tengan que irse del lugar.

(Procure que los usuarios y trabajadores no estén muy orondos por si tiene que habilitar la clásica trampilla de las pelos… ya sabe que siempre dan problema los culos gordos).

5. Mantenga la calma y evite en todo momento el enfrentamiento con cualquier persona que haya accedido a las instalaciones en actitud de protesta.

(Lo mejor será huir por piernas, pero sólo si está bien entrenado… No vaya a ser que tengamos un disgusto y se deba acudir a un CAP de guardia!)

6. Si tiene la posibilidad de contactar con algún responsable de la concentración, muestre en todo momento una actitud colaboradora y de compresión del motivo de la concentración, solicitando al mismo tiempo respeto por los trabajadores, usuarios y enfermos que se encuentran en el centro.

(Si no puede escapar, ya sabe, de usted la razón, como a los locos, a quienes piden que su centro no se cierre, ni disminuya la atención de las urgencias, ni tantas cosas aparentemente razonables que le pueden plantear… La ciudadanía puede tener un discurso que parezca de lo más razonable, pero RECUERDE: lo importante no es la salud, ¡ES EL DÉFICIT! y los intereses del sector privado… y sobre todo, acostumbrar a la ciudadanía a obedecer sin rechistar.)

7. Intente averiguar cuál es el motivo e intenciones que tienen con la concentración para posteriormente informar a los responsables policiales.

(Aunque las pancartas, manifiestos, octavillas, o en las asambleas se diga y se repita que lo que se quiere es defender el servicio público de salud ¡NO LES CREA!. Averigüe los motivos ocultos. Seguramente son agentes del eje del mal (formen el eje del mal quienes se determine de forma más conveniente en cada momento. Todo lo que le digan puede usarse en su contra en la posterior delación en comisaría…)

8. Informe a otros responsables de centros asistenciales de la zona de los hechos que se están produciendo con el fin de prevenir otros incidentes.

(¡Que la insurrección ciudadana se extiende… pon tus barbas a remojar, o mejor, consigue unas cuantas tanquetas que te aislen de las personas que habitualmente usan el CAP y quieren defenderlo!)

9. Cierre los accesos a dependencias interiores para proteger el material del que se pueda hacer un mal uso, ocasionar daños, sustracciones, etc.

(¡Que se las dan de buenos ciudadanos pero aunque no esté Millet en el grupo,  son unos chorizos, cuidado con ellos!)

10. Recuerde que el primero en tener en cuenta siempre es garantizar su integridad física, los trabajadores y de todos los usuarios del centro. En todo caso evitar cualquier enfrentamiento.

(…pues si de evitar enfrentamientos se trata, ¿no sería mejor romper esta hoja de instrucciones y no avisar para nada a Felip Puig ni a sus secuaces…? Aunque, en cualquier caso, recuerden el primer mandamiento de los western:  ¡No disparar al pianista!))

 
 

Etiquetes: , , , ,

5 responses to “Felip Puig nombra sus “ayudantes de sheriff”

  1. carmedolz

    28 Juliol 2011 at 12:53

    És certa, aquesta carta? Em sembla divertidíssima! Aquest home està malalt, ningú ho veu?

     
    • angelsmcastells

      28 Juliol 2011 at 12:56

      Sí, sí, es certa… I pensar que desmantella salut mental!

       
  2. elenamartinalcon@gmail.com

    28 Juliol 2011 at 15:05

    Yo también me pregunto ¿es posible que estemos en manos de semejante
    demente ? Me niego . Las respuestas demasiado agudas para sus pobres
    entendederas.

     
  3. Ectòrix

    29 Juliol 2011 at 9:48

    Ostres, a mi també m’ha sorprès aquesta carta. És boníssim, em sembla que estic per abandonar el país…
    Molt bona la ironia de l’article. Està clar que la repressió, doctrina d’un partit d’ordre com Convergència (i Unió) és el pa de cada dia.

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

 
A %d bloguers els agrada això: