RSS

Arxiu d'etiquetes: crisis financiera

Vaya amigos tiene el Rey

don-juan-carlos-alargada.jpg

Los amigos del Rey no son demasiado amigos de España, y en cuestión de días se ha puesto de manifiesto la veracidad de lo que digo en dos cuestiones especialmente sensibles:

Por el lado de las relaciones internacionales, el “amigo” de D.Juan Carlos I, el rey Mohamed VI de Marruecos, nombró ayer defintivamente a Ahmed Ould Souilem embajador de su país en España. La propuesta de este saharaui que hasta hace 16 meses ocupaba un puesto de responsabilidad en el Frente Polisario y nunca ha vivido en Marruecos había preocupado al anterior responsable de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, porque se trata de una persona que, si surge algún problema bilateral, “no siempre sabrá qué tecla tocar ni a quién llamar en Rabat para resolverlo”. Pero quizá de eso se trata, porque con este nombramiento Marruecos hace una jugada de ajedrez, y somete todas las relaciones con España a la cuestión del Sáhara. Y además, bajo un determinado enfoque que naturalmente no podía agradar a Moratinos. En junio de este año el que finalmente ha sido nombrado embajador declaraba a El Pais: “Poco a poco el Polisario que conocí dejó de existir para convertirse en un movimiento que sólo sirve para legitimar las pretensiones hegemónicas de Argelia en la región. Y además tenemos un drama humanitario, el de los refugiados, que urge resolver”. Y concluía “Su sufrimiento es utilizado, de manera inmoral, en provecho de Argelia”. Pero en el mismo artículo se recogen también las declaraciones hechas al semanario Jeune Afrique de su ex amigo Bachir Mustafá Sayed en el sentido de que “Hay que recurrir a psicólogos para diagnosticar y curar esa enloquecida tendencia al suicidio que caracteriza, desde hace unos años, a parte de nuestros cuadros dispuestos a vender su alma a cambio de mezquinos privilegios personales”. Uno de ellos, naturalmente, la codiciada embajada de Marruecos en Madrid.

Y por el lado de las inversiones económicas, el presidente de la mayor gestora del mundo, BlackRock, Laurence Fink decidió la pasada semana reducir “su exposición a la deuda española”, tres semanas después del insólito encuentro que mantuvo con el Rey Juan Carlos en el Palacio de la Zarzuela, con si el monarca fuera algo así como el Ministro de Economía del Gobierno, aunque desde la Casa Real lo justificaron por “las grandes inversiones de BlackRock en España”. Pues bien, de poco han servido las justificaciones, porque los esfuerzos del Rey por “vender” España no han convencido al Imperio BlackRock –con sede en Nueva York pero intereses en todo el mundo gracias a que en el año 2009 había comprado Barclays Global Investors, lo que la colocó en cabeza de los todopoderosos “mercados” que ejercen, para su provecho, una dictadura económica que no respeta ni las cabezas coronadas. El 30 de septiembre del 2010, los activos administrados por BlackRock alcanzaban los 3.446 billones de dólares entre valores de renda fija, inversiones alternativas, en inmuebles, estrategias de inversión, etc…

O sea, por lo que se ve, el Rey Juan Carlos tiene amigos muy poderosos, pero por lo que vienen demostrando, muy poco de fiar.

Una extensa información sobre BlackRock puede encontrarse en esta noticia de Sírius

votar

 
1 comentari

Publicat per a 28 Novembre 2010 in Economia crítica, Pau

 

Etiquetes: , ,

Diez años de ATTAC

Estrategias frente a la dictadura de los mercados:

Evento en directo desde la sala Valle-Inclan del Circulo de Bellas Artes de Madrid Hoy, a las 19h, aunque empezará a emitir antes, y si no funciona el enlace, siempre podeis ir al original en Contrattaccando. .
.

http://cdn.livestream.com/grid/LSPlayer.swf?channel=contrattacando&autoPlay=false

.

Y este es el programa que vale la pena no perderse, con un saludo de mucho cariño para el encargado de la apertura, el Profesor José Luis Sampedro, y para quien lo modera, la periodista y escritora Rosa Maria Artal:
.

contrattacando-copia_thumb4.jpg

Contraattaca también: 10 notas de contrattaque a la dictadura de los mercados

 
4 comentaris

Publicat per a 17 Novembre 2010 in Economia crítica

 

Etiquetes: , , ,

10 notas de contraattaque a la dictadura de los mercados

capitalismo-no-funciona.jpeg

1.- Decía ayer Rafael Argullol en El Pais que el capitalismo, que se ha desembarazado al fin de cualquier contención ética, “aparece cada vez más reacio a cualquier ejercicio de calidad democrática y más seducido por la visión mafiosa del mundo”. Seguramente en caricatura tendríamos una visión del futuro que parece aguardarnos –si no intervenimos de forma rotunda– en nuestro propio pasado, o en el presente de Rusia, con una organización crecientemente mafiosa que desborda sus propios límites de la economía y la sociedad. Argullol entendía la fascinación que parecía tener la “vía china de crecimiento” (aunque pocos sepan del transfondo confuciano que también importa, y mucho, que lleva ahí siglos, y que ahora parece esfumar definitivamente lo que quedaba de un maoísmo intensivo que representa poco más que una mota de tiempo en la historia milenaria de China).

2.- La última cumbre del G-20 en Seul de la semana pasada parió un ratón asustado y anunció la reposicion de la enésima edición de las guerras de divisas, protagonizadas en este caso por los Estados Unidos y China. Creo que en esta deriva tiene Estados Unidos mucho más que perder, y quizá la más importante sean las coartadas prefabricadas y las caretas pseudo-humanitarias, porque, volviendo a Argullol, “si algo molesta de China no es su desprecio de la libertad individual sino la amenaza de su presente, y sobre todo de su futuro, poderío económico”… y éste sigue pasando de manera inexorable, a corto plazo, con los amplios y diversos juegos malabares que realiza con su moneda más el atesoramiento de otras divisas que están convirtiendo a China en el temido acreedor.

3.- Esta conclusión en relación a los Estados Unidos de Obama no necesita comentarios: “Tampoco es de extrañar la práctica derrota de Obama en su intento de poner coto a los depredadores de Wall Street, milagrosamente renacidos tras el susto de hace tres años. Pese a tantas películas de Hollywood no hay conciliación posible entre la concepción mafiosa y la democracia. Si la mafia, en cualquiera de sus acepciones, reina la libertad se debilita hasta anularse.”

4.- No es posible desde los Estados hacer frente a este avance bárbaro destructor de las mafias económicas globalizadas sin instrumentos propios de actuación y resistencia. En este sentido, el recurso a la deuda y al déficit público son ya algo más que un mecanismo necesario y ampliamente respaldado por el keynesianismo para compensar las oscilaciones del ciclo económico e intentar remontar la economía lo antes posible… Constituyen una de las pocas posibilidades de poder jugar con fichas parecidas en sentido contrario. El capitalismo mafioso y neocon impone a cualquier intento regulador, compensador y de búsqueda de equilibro, que actúe sin apoyaturas, sin instrumentos… “sin manos”. Casi le exige que “sin cabeza”… porque son los otros, los mafiosos, los que piensan por todos.

5.- Empecemos a contrattacar con algo obvio: en tiempos de crisis la medida fundamental no puede ser la disminución del déficit (hasta una cifra supuestamente mágica del 3% o incluso menor) sino la “socialización del ahorro” (aunque sea temporal, en versión de Keynes)por parte del Estado para que la economía pueda volver a producir y crear empleo (disminuyendo el número de personas desempleadas, asegurando la actividad económica, mantenimiento los servicios públicos… y todo ello de manera sostenible). Y naturalmente, la imposición de una tasa a los movimientos de capitales, auténticos tsunamis actuales de destrucción y muerte — también en sentido literal.

capitalismo-mata.jpeg

6.- La calidad de la convivencia en la sociedad se deteriora al tiempo que lo hace también su calidad democrática cuando además se presiona desde las más altas instancias para mantener y no enmendar las políticas de flexibilización laboral, favorecer los despidos injustificados y precarizar las condiciones de contratación. Si a ello sumamos la disminucion de los ingresos estatales por eliminación de impuestos para los más ricos (sobre el Patrimonio, por ejemplo) o la rebaja de los tipos más altos de cotización que aseguran la progresividad del sistema fiscal, o la compensación por contratar pólizas de seguros de atención sanitaria con mutuas privada que a su vez también reciben un trato de favor, los servicios públicos son minados por la base, con repercusiones no son sólo en economía sino en convivencia y calidad democrática.

7.-Se realimenta así el ciclo en la inestabilidad económica y política, puesto que los salarios precarios e insuficientes no conducirán en esta ocasión a nuevos endeudamientos privados (las personas pobres que fueron marionetas de los bancos sin escrúpulos y desafortunadamente llamadas “ninja” desaparecieron hace tiempo). Se conduce con resistencias demasiado controladas a una parte importante de la población — la más débil– a la marginación y a la pobreza, agravando la fragilidad de la convivencia… y reinstaurando la caridad como fórmula de recurso obligado de supervivencia. Este retroceso en valores y dignidad nos lleva a retroceder hacia los siglos oscuros anteriores a los derechos económicos y sociales de ciudadanía…. y amenaza los derechos políticos básicos.

8.- Tardan demasiado las medidas necesarias para poner coto y control a la especulación financiera. Y esta tardanza ya no es sólo sospechosa. Es rotundamente acusadora de complicidades que deben desvelarse, denunciarse y combatirse desde la dignidad y la propia historia de los movimientos populares y de trabajadores. Porque una de las conclusiones que podríamos sacar de los puntos anteriores es que la explicación de toda la parálisis de los políticos frente a la crisis (o de las medidas absolutamente lesivas para la mayoría que toman cuando actúan) debe buscarse tanto en el sometimiento de la política a la economía como en algo que todavía algunos niegan: que la relación entre el capital financiero y sus desmanes está íntimamente conectada con la lógica esencial y los intereses del capital no estrictamente financiero (es decir, que no existe una muralla de China que divida de forma radical el capital financiero del que no lo es, y que no existe por tanto, en las alturas, ningún enfrentamiento esencial –quizá sólo coyuntural, y no siempre– entre el capital financiero y los grandes capitales de la industria y los servicios): El agravamiento de las condiciones salariales y el deterioro de los servicios públicos y las privatizaciones a que obliga el “adelgazamiento del estado” por la disminución del déficit tiene un beneficiario directo en el capital privado no financiero que ve abiertas nuevas posibilidades de inversión rentables en lo que deja de ser atendido, con solvencia y calidad, desde el sector público.

9.- La conclusión de Argullol era que “solo con la erradicación de los intereses de familia, a los que siempre aluden los mafiosos de toda ralea, puede construirse una comunidad libre.” Este capitalismo sin contención ética, seducido cada vez más por una visión mafiosa del mundo y que avanza en ciclos, agudiza sus brotes y su desigualdad “cuantos menos mecanismos de regulación existan”.

10.- Las consecuencias para la mayoría de la sociedad, ya las han visto, lo saben o las padecen. Y reclaman acción y un contrattaque con todos los argumentos posibles. Muchos de ellos quizás puedan encontrarse este miércoles, en Madrid, en esta convocatoria que me parece especialmente oportuna.

Si te ha interesado, difunde y vota:

votar

 
 

Etiquetes: , , ,

Aprender hoy de Rosa Luxemburgo

luxemburg2.jpg

Vienen elecciones, y si siempre es interesante recordar el pensamiento de Rosa Luxemburgo, seguramente ahora más. Aunque sea obvio, no me importa repetir que se trata de una ecomista excepcional, que ya en “La acumulación de capital” (¡una obra publicada en 1912!)  nos da muchas de las claves necesarias para entender crisis como la que padecemos. Su valor teórico es innegable. Aprendí con ella, hace muchos años, en la Facultad de Económicas, que el Tomo II del Capital se entendía mucho mejor con una lectura en paralelo de la que se considera su gran obra económica. Y, gracias a ella, reivindico sin falsas ambigüedades que lo que vivimos como crisis de globalización es, de hecho, una nueva crisis del imperialismo.

David Mulhmann, psicoanalista y sociólogo, se lamenta en el artículo publicado en L’Humanité  que mientras se multiplican los estudios sobre Rosa Luxemburgo en Alemania, en EEUU y en América Latina – donde la teórica marxista está considerada como esencial para la reflexión socialista, en Francia no se le ha dedicado, en los últimos 30 años, ningún trabajo de importancia, a pesar de que tanto las personas preocupadas por los derroteros de la socialdemocracia como por la recuperación del socialismo, podrían aprender cosas interesantes si interpretaran, desde nuestros días, su pensamiento y su obra.  Este es el artículo de Mulhmann:

¿Habrá realmente que sorprenderse que las clases populares deserten cada vez más de la izquierda y que abandonen sus aparatos institucionales y de lucha ? Por un lado, cada vez que accede al poder la social-democracia es impotente para llevar a cabo eficazmente su programa de redistribución de la riqueza (cuando todavía se atreve a plantearlo), y por otra parte la reticencia de la gente frente a los expertos de un futuro prometedor aparece muy legitima tras el fracaso de la URSS, sin que haga falta evocar a no se sabe qué “alienación” a la “ideología dominante” para explicar la apatía.

Se podrá reconstruir una izquierda de masas a condición de volver vincularla con la inspiración emancipadora que la fundó : aquí esta la principal enseñanza que nos legó Rosa Luxemburgo, y por ello sus ideas no dejan de ser profundamente actuales. En el contexto de Alemania del principio de siglo pasado, percibió con una lucidez ejemplar el proceso burocrático de integración de las elites social-demócratas en el aparato de estado, integración que las llevó a volverse autónomas de las masas hasta volverse en contra de ellas, capitulando ante la guerra imperialista del 1914. Por otra parte ella entendió en 1918 que la política de restricción de las libertades públicas y de la democracia decidida por los bolcheviques, daría un golpe mortal a la revolución rusa porque el impulso liberador que había conducido al proletariado a derribar el zarismo iba a dar luz un capitalismo de estado aún más represivo.

Leer y descubrir a Rosa Luxemburgo en 2010, no es un ejercicio de nostalgia, y tampoco es querer aplicar su doctrina como tantas “lecciones” sobre la situación contemporánea. Es más bien dotarse de los medios intelectuales para reconciliar la exigencia de emancipación social con la necesidad de la libertad política, el marxismo y la democracia. El propio Marx nunca separó la lucha contra la explotación de la lucha contra las opresiones y leyendo bien sus escritos sobre la Comuna de París, es posible considerarlo un «teórico del anarquismo», según la expresión del gran marxólogo francés Maximilien Rubel. La autodeterminación popular y el programa de autogestión generalizado no dejan de ser la apuesta y el objetivo socialistas ; no hay «Salvador Supremo» como cantaba «la Internacional» y el socialismo será obra de los propios trabajadores. O no será.

Rosa Luxemburgo representa un antídoto potente contra todos los « socialismos » que sólo buscan mantener o reemplazar una elite dirigente por otra. Es finalmente el sentido de la humorada de Gilles Deleuze : hablar de un « gobierno socialista » ya es una contradicción en los términos. Sin ir tan lejos, hay que dar por sistema prioridad a la acción autónoma y a la intervención directa de los actores de las luchas en el campo social y político ; hay que oponerse a los reflejos tradicionales de los llamamientos al orden hacia un camino de moderación. Ésta es también la condición, por la promoción de una « praxis pura » de la cual hablaba en el mismo periodo que Rosa Luxemburgo el filosofo marxista Karl Korsch, que se puede esperar hacer emerger una teoría critica renovada y adaptada a las condiciones actuales de la lucha de clases, y que hoy en día faltan tan cruelmente frente a un marxismo-leninismo esclerótico. Ya vemos, estamos lejos de la «ética del cuidado» últimamente anunciada por el Partido Socialista , para quien se tiene que mantener el salariado, la explotación, las diversas formas de dominación con la buena garantía de un estado protector.

Se habrá necesitado un siglo de luchas en el imaginario colectivo recordaba Luis Althusser para que el «pobre» se vea por fin a sí mismo como proletariado, es decir, actor de su propia historia. Con el «cuidado» volvemos a la época del cartismo, a la doctrina social de la iglesia, a una política de caridad que en su momento Michel Foucault nos recordó sus conexiones con la reacción.

Pero Rosa Luxemburgo tampoco tiene que ver con las evidencias de una cierta izquierda radical a propósito de las formas de la transformación socialista, para la cual la nacionalización de la economía representaría siempre la vía real : ninguna reflexión sobre la democracia en las empresas, el fracaso histórico de la vía soviética, o el potencial totalitario del capitalismo de estado. Rosa Luxemburgo nos invita a re pensar todo. Una buena razón para (re)descubrirla.

Original francés artículo : Rosa Luxemburg face au projet de la gauche pour 2012,  traducido por Jean Lacoste.

Addenda:

rosa-de-luxemburgo.jpg

Para estar al corriente de nuevas aportaciones e investigaciones, podemos consultar la Fundación Rosa Luxemburgo  para el Análisis de la Sociedad y la Formación Política (Rosa-Luxemburg-Stiftung – Gesellschaftsanalyse und Politische Bildung e.V.), simpatizante de Die Linke, con sede central en Berlín. Esta organización cuenta con 16 fundaciones regionales.

La página web de la fundación ofrece información acerca de la formación política, las becas de estudios y el apoyo financiero a artistas y proyectos. En la sección Virtuelle Bibliothek (biblioteca virtual) se describen los proyectos financiados y se ofrece un registro de las distintas actividades. La sección Lesesaal (sala de lectura) proporciona datos acerca de los premios de investigación y el premio cultural de la fundación.

 

Etiquetes: , ,

Lo que dijo Gabilondo el 15 de julio

20061217104308-inaki-gabilondo.jpgLo transcribo con muy pocos comentarios por mi parte, y confiando en que sigan visitando la entrada anterior y firmando por la banca pública. Sólo decir que cuesta encontrar en la web habitual, que no hay video de Iñaki Gabilondo pronunciando estas duras palabras, como es costumbre, y que por tanto siempre quedará la duda sobre una última censura sobre un adjetivo o una entonación.

Mi interés por la transcripción surgió al oírlo en directo el pasado jueves. Al final, he encontrado el texto sin acompañamiento ni de audio ni de video. Se parece enormemente a lo que oí, y si leen con atención no les defraudará para nada… pero les aseguro que dicho por Gabilondo sonaba con toda dureza, de manera definitiva y totalmente inapelable. Sonaba a fracaso político y engaño social. Y la palabra dictadura en el contexto de “los mercados” añade mucha amargura de quien ha prestado tan buenos servicios a la causa.

Un último consejo, si me lo permiten: lean despacio, muy despacio:

La opinión de Gabilondo en Hoy: 15 de julio

Buenas noches, señoras y señores. Hoy concluye nuestra temporada. Éste es nuestro último programa hasta septiembre. El curso que concluye no es como los demás porque lo ocurrido tras la hecatombe financiera ha sido tan aplastante que marca un antes y un después. La naturalidad con que ha impuesto su ley en todo el mundo la doctrina que nos arrastra al abismo, ha descorrido el cortinón que ocultaba la gran verdad. Incluso los ojos que no querían ver y los oídos que no querían oír han debido darse por enterados. Somos súbditos de los mercados, el régimen en que vivimos es una dictadura; una dictadura disfrazada con los ropajes de la democracia. Nuestros orgullosos estados, nuestros representantes políticos, y la mayoría de los ciudadanos fingen no darse cuenta y manejan toda la gesticulación de la normalidad democrática pero ya nadie ignora que los caminos están trazados, que fuera de ellos no hay salvación, y que nuestra libertad sólo puede ejercitarse en el pequeño margen de elasticidad -un poquito mas a la derecha, un poquito mas a la izquierda- que se nos autoriza. No hay ningún tremendismo en esta afirmación. En los últimos meses hemos podido comprobar que se ha decretado un modelo obligatorio de gobernación, la socialdemocracia ha quedado prohibida de facto. Bueno, se le permite gobernar con tal de que no sea con sus propios puntos de vista. Estallada ya la evidencia, se trata de saber si se acepta sin reparos esta dictadura o si se desencadena una reflexión de fondo sobre la democracia y su futuro que no debe ocupar sólo a la izquierda, aunque para la izquierda se convierte en decisivo descubrir su sentido y su papel en esa realidad.

 
11 comentaris

Publicat per a 17 Juliol 2010 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , , ,

Henry C.K.Liu: Las causas de fondo de las recurrentes crisis financieras globales

Sigo en el intento de recoger trabajos significativos sobre la crisis desde una óptica no convencional. Hoy me ha parecido extremadamente interesante este artículo visto en Sin permiso de Henry C.K. Liu, analista económico y político que escribe regularmente en Asia Times, en la medida que incluye en su análisis, de manera decisiva, las normas establecidas por el Consenso de Washington, cuyas repercusiones en esta crisis no reciben todo el protagonismo que quizá debieran.

Liu es consejero del Roosevelt Institute norteamericano, y forma parte del equipo rector de la revista New Deal 2.0.

consenso-de-washington.jpg

Graves crisis financieras globales se han venido sucediendo década tras década: el desplome de 1987, la crisis financiera asiática de 1997 y la crisis crediticia de 2007. Esa recurrente pauta ha sido generada por la total desregulación financiera a escala planetaria. Pero las causas de fondo han sido la hegemonía del dólar y el Consenso de Washington.

El caso de Grecia

Siguiendo un malhadado asesoramiento neoliberal y fundamentalista de mercado, Grecia abandonó su moneda nacional, la dracma, a favor del euro en 2002. Este paso, críticamente cargada de consecuencias, permitió al gobierno griego beneficiarse de la fortaleza del euro –no derivada, huelga decirlo, de la fortaleza de la economía griega, sino de la fortaleza de las economías más fuertes de la eurozona— para contratar préstamos a tasas de interés más bajas, respaldadas con el colateral de activos griegos denominados en euros. Con nuevo crédito disponible, Grecia se emborrachó con el gasto financiado por la deuda, con proyectos de elevado perfil, como las Olimpíadas de Atenas 2004, que dejaron a la nación griega con una enorme deuda soberana no denominada en su moneda nacional. Estos empréstitos públicos en tiempos de auge significaban una manifiesta distorsión de las políticas económicas keynesianas de financiación del déficit, consistentes en enfrentarse a las recesiones cíclicas respaldándose en los excedentes acumulados en los ciclos de auge. Lo que hizo Grecia, al revés, fue acumular masivamente deuda mientras se hinchaba su burbuja económica inducida por la deuda.

La trampa del euro

Al adoptar el euro, una moneda gestionada por la política monetaria del super-nacional Banco Central Europeo (BCE), Grecia abdicó voluntariamente de su soberanía en materia de política monetaria nacional, y eso en la confianza, falsamente confortable, de que una política monetaria super-nacional diseñada para las economías más robustas de la eurozona funcionaría también para una Grecia endeudada hasta las cejas. Como Estado miembro de la eurozona, Grecia puede ingresar y tomar prestados euros sin verse afectada por tasas de cambio, pero no puede emitir euros aun a costa de inflación. La incapacidad de emitir euros expone a Grecia al riesgo de quiebra de la deuda soberana en caso de déficit fiscal prolongado, y la deja sin las opciones abiertas a una solución monetaria nacional independiente, como la devaluación de la moneda nacional.

A despecho de la verborrea sobre el euro como incipiente alternativa al dólar como moneda de reserva, el euro no es en realidad sino otra moneda derivada del dólar. A pesar de que el PIB de la Unión Europea es mayor que el de los EEUU, el dólar sigue dominando los mercados financieros en todo el mundo como moneda de referencia a causa de la hegemonía política del dólar, que exige la denominación en dólares de todas las mercancías básicas. El petróleo puede comprarse con euros, pero aprecios sujetos al valor de cambio del euro en relación con el dólar. Ocurre, simplemente, que la Unión Europea, no posee el poder geopolítico que los EEUU vienen teniendo desde el final de la II Guerra Mundial.

La hegemonía del dólar y el Consenso de Washington

El crecimiento económico bajo la hegemonía política del dólar exige que las naciones que participan en los mercados sigan las reglas del Consenso de Washington, un término acuñado en 1990 por un economista del Institute of International Economics, John Williamson, para resumir la sincronizada ideología de los economistas del establishment radicados en Washington, una ideología que reverberó a escala planetaria durante un cuarto de siglo como evangelio de las reformas económicas indispensables para el crecimiento en una economía de mercado globalizada. Esa ideología ha metido a buena parte del globo en crisis financieras recurrentes.

Inicialmente aplicado a América Latina, y finalmente a todas las economías en vías de desarrollo, el Consenso de Washington ha terminado por ser sinónimo de la doctrina del neoliberalismo globalizado o fundamentalismo de mercado y a describir, en un angosto marco de limitaciones ideológicas, un conjunto de prescripciones políticas universales fundadas en principios de libre mercado y disciplina monetaria. Promueve para todas las economías control macroeconómico, apertura comercial, medidas microeconómicas favorables al mercado, privatización y desregulación en beneficio de una fe ideológicamente dogmática en la capacidad del mercado para resolver más eficientemente cualesquiera problemas socio-económicos. Con el obscurantismo dogmático va también la resuelta negativa a admitir la obvia contradicción entre la pretendida eficiencia teórica del mercado y la empírica incapacidad para erradicar la pobreza o las crecientes desigualdades de ingresos y riqueza.

Vuelve la pugna entre el capital y los salarios

El crecimiento del capital financiero ha de lograrse a expensas del crecimiento del capital humano. El equilibrio monetario sin perturbaciones inflacionarias ha de lograrse manteniendo los salarios bajos a través del desempleo estructural. Las bolsas de pobreza en la periferia se consideran en el precio necesario para la prosperidad del centro. Dogmas de ese jaez confieren al desempleo y a la pobreza, verdadera catástrofe económica, una inmerecida aura de respetabilidad conceptual. La intervención del Estado ha sido traída a colación sobre todo para reducir el poder de los trabajadores en el mercado a favor del capital y favorecer mecanismos de mercado descaradamente predatorios.

El conjunto de reformas prescritas por el Consenso de Washington se compone de 10 directrices: 1) disciplina fiscal; 2) reorientación del gasto público hacia áreas que ofrezcan rendimientos económicos elevados; 3) reformas fiscales para bajar los tipos marginales y ensanchar la base fiscal; 4) liberalización de los tipos de interés; 5) tasas de cambio competitivas; 6) liberalización del comercio; 7) liberalización de la inversión exterior directa (IED); 8) privatización 9) desregulación; y 10) afianzamiento de los derechos de propiedad privada.

Los Estados abdican de sus responsabilidades

Esas directrices vienen a sumarse por doquiera a una reducción generalizada del papel central del Estado en la economía, de su primaria obligación de proteger a los débiles frente a los fuertes, de fuera y de dentro. El desempleo y la pobreza son entonces vistos como fenómenos temporales, morralla transitoriamente caída en el proceso de selección natural de los mercados, efectos inevitables de una evolución económica que, a largo plazo, generará una economía más robusta.

Los economistas neoliberales arguyen que el desempleo y la pobreza, plagas económicas letales en el corto plazo, pueden traer consigo beneficios macroeconómicos en el plazo largo. Hay gente para todo: también algunos historiadores arguyen perversamente que la Peste Negra (1348) tuvo consecuencias beneficiosas a largo plazo para la sociedad europea.

La resultante escasez de fuerza de trabajo empujó, a corto plazo, al alza los salarios a mediados del siglo XIV, y el súbito incremento de la mortalidad trajo consigo una sobreabundancia de bienes, lo que hizo que se desplomaran los precios. Esas dos tendencias provocaron causalmente un incremento del nivel de vida de los supervivientes. Sin embargo, la escasez de mano de obra causada por la Peste Negra forzó a los terratenientes a frenar el proceso de liberación de los siervos y a extraer más trabajo de ellos. En reacción a eso, los campesinos se sirvieron en muchos frentes de su acrecido poder de mercado para exigir un tratamiento más equitativo o para aligerar las cargas soportadas. Frustrados, los gremios se rebelaron en las ciudades y los campesinos se rebelaron en el campo. La Jacquerie francesa de 1358, la Revuelta Campesina en la Inglaterra de 1381, la Rebelión Catalana de 1395, así como muchas revueltas en Alemania, muestran hasta qué punto llegó la mortalidad a quebrantar las relaciones económicas y sociales tradicionales.

El neoliberalismo ha generado en el último cuarto de siglo una situación que se traduce en violentas protestas políticas en todo el globo, siendo la forma más extremista de las mismas el terrorismo. Pero al menos la plaga bubónica fue desencadenada por la naturaleza, no por una idea fija ideológica humana. Y el neoliberalismo mantiene a los trabajadores en el desempleo, pero vivos, con ayudas de subsistencia, al tiempo que conserva una perpetua reserva de trabajo excedente para evitar que los salarios suban a causa de escasez de fuerza de trabajo, lo que monta tanto como eliminar hasta los crueles beneficios a largo plazo de la Peste Negra.

Encogimiento del Estado

El Consenso de Washington ha venido siendo caracterizado como un “encogimiento del Estado” (Informe anual de la las Naciones Unidas, 1998) y un “nuevo imperialismo” (M Shahid Alam, “Does Sovereignty Matter for Economic Growth?”, 1999). Pero el daño real provocado por ese Consenso dista aún por mucho de ser comúnmente reconocido: en lo que realmente consiste es en un conjunto de prescripciones para generar Estados fracasados entre las economías en vías de desarrollo que participan en los mercados financieros globalizados. Incluso en las economías desarrolladas, el neoliberalismo genera un síndrome, tan peligroso como generalmente inadvertido, de Estado fallido. [1]

NOTA: [1] Véase mi artículo del 3 de febrero de 2005: World Order, Failed States and Terrorism, señaladamente la primera parte (de 10): The Failed State Cancer. El presente artículo resume un trabajo extenso publicado en Asia Times.

Traducción para http://www.sinpermiso.info: Casiopea Altisench

 
Deixa un comentari

Publicat per a 24 Mai 2010 in Economia crítica

 

Etiquetes: , , , ,

Obama, Merkel y la reforma del sistema financiero

obama_merkel_lachen.jpg

Aunque poco, algo ha transcendido de la conversación telefónica de ayer sábado, 22 de mayo, entre Angela Merkel y Barak Obama. Los dos preparan no sólo una estrategia común, sino que confían en poder presentar una legislación que ya haya empezado a funcionar para la próxima cumbre del G20 en Toronto, los días 26 y 27 de junio. Ya está claro que la conversación Obama-Merkel no siguió la tónica del dictado a Rodríguez Zapatero. Merkel ha demostrado que puede hablar casi de tu a tu con Obama emprendiendo en solitario reformas financieras en su país y exportables a toda la UE (y demostrando una vez más que la UE sólo existe si nadie discute las políticas económicas que Alemania impone… cuando sus exportaciones además se están beneficiando de manera privilegiada por la caída del euro frente al dólar).

La palabra de orden es la de imponer reglas más duras incluso de lo que se esperaba (por lo menos en los Estados Unidos) y que ya provocaron una caída de la Bolsa en Wall Street. La propuesta de Obama rememora la ambición de las regulaciones roosveltianas de los años treinta del pasado siglo, aunque no van acompañadas –y vale la pena observarlo– del conjunto de medidas sociales que configuraron el New Deal.

Si aceptamos la posibilidad de que se puedan poner de nuevo riendas a la especulación financiera, los programas de Obama (y el Merkel, aunque el alemán sea, por lo menos de momento, menos ambicioso) se quedan cortos pero no van mal encaminados. Significan, por lo menos de momento, un golpe importante a la “ingeniería” financiera que detonó la crisis: En palabras de Warren Buffet (que posee una de las mayores fortunas del mundo y se le conoce también como “el oráculo de Obama”), los grandes bancos se verán obligados a desprenderse de los departamentos que comercian con “armas de destrucción masiva” como son los derivados financieros. Y además, se inicia el proyecto para crear una nueva agencia de protección al consumidor de bonos, valores y otros productos financieros, al tiempo que se facilita el desmantelamiento de las compañías cuya quiebra puede arrastrar a todo el sistema.

Según informe truthout más de 850 bancos, “hedge funds”, empresas, asociaciones y demás han movilizado a más de 3.000 personas para que actúen como grupos de presión lobbies en la reforma de la ley. Por ejemplo, la Cámara de Comercio de los USA utiliza en estos momentos a 85 lobistas, algunos más de lo habitual puesto que ha contratado a 45 adicionales a los que tiene normalmente en plantilla. Y también han realizado esfuerzos de contratación la “Financial Market Association” (54 lobistas), y la “American Bankers Association” (53), etc. En los servicios financieros, 175 empresas entre las que destaca el nombre de Goldman Sachs, (¿les suena?) también cabildean para debilitar o eliminar las propuestas de reforma… Pero no se quedan demasiado atrás grupos puramente industriales como el sector energético…

Se estima que todas estas compañías y grupos ya han gastado un total de 1.300 millones de dólares en sus lobbies desde que empezaron los rumores de regulación en el 2009, hasta la actualidad, y aunque es difícil saber la cuantía exacta destinada a defender sus intereses en la regulación financiera, las cantidades empleadas para defender los intereses de Wall Street se consideran un auténtico tsunami sobre el Capitolio.

Pero el capital financiero no sólo se defiende cabildeando. Según informaba la agencia Reuters, el endurecimiento de las reglas financieras a un lado y otro del Atlántico ha pesado mucho en los últimos movimientos en los mercados. El pasado martes, la decisión de Angela Merkel de prohibir algunos derivados y las ventas a corto sin que el especulador posea los títulos, desató una ola de caídas bursátiles y nuevos ataques contra el euro.

Ha empezado un movimiento reformista (y su contrareforma) en ambos lados del Atlántico y habrá que seguir sus progresos y las embestidas de los diferentes grupos de presión, porque de ello depende el trabajo (y el futuro) de millones de personas. Por lo que a Europa se refiere, el decisivo liderazgo de Alemania lo ratificó hace pocas horas, nuevamente, su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, al proponer y conseguir que “los países que no aplican las recomendaciones comunes para reducir el déficit se vean privados de los fondos (de rescate) europeos”… incluso hasta la privación del voto en el Consejo de Ministros de la UE.

A un lado del Atlántico, un poder económico descomunal de los lobbies interfiere en la discusión política de la regulación financiera. En la UE, se sanciona la retirada del derecho a voto a los países “díscolos”… Se emprende, o refuerza, o queda más finalmente al descubierto, un camino bastante tortuoso en la perversión de las mismas normas formales de cualquier democracia formal.

Porque una cosa (y bien discutible) es excluir a los países incumplidores de las normas del talibanismo monetario neoliberal de los fondos comunes, y otra privarles del derecho a poder votar incluso las políticas de la UE.

Y todavía habrá más sorpresas hasta la cumbre del G-20 en Toronto.

 
Deixa un comentari

Publicat per a 23 Mai 2010 in Economia crítica

 

Etiquetes: , , , , ,

Michael Hudson: El pueblo contra los banqueros.

otro-banco-elarcabuz.jpg

Un texto muy interesante, casi diría que imprescindible para entender el momento económico y la crisis, para  leer y repensar con calma. Su autor,  Michel Hudson  lo ha publicado en SinPermiso con el título de

“El pueblo contra los banqueros. Hoy Grecia, mañana Estados Unidos”.

Los lobistas financieros de Estados Unidos están tratando de utilizar la crisis griega como argumento para presionar a favor de un recorte del gasto público en la Seguridad Social y el programa Medicare. Es precisamente lo contrario de lo que están pidiendo los manifestantes griegos: que se suban los impuestos sobre el patrimonio y las actividades financieras y se reduzcan los que gravan la actividad laboral, y que se atiendan las reclamaciones de los trabajadores de dar prioridad financiera a las pensiones de jubilación sobre las peticiones de ayuda de los bancos para costarles los cientos de miles de millones de dólares invertidos en préstamos basura que hoy no valen nada.

Llamemos al “rescate griego” por su nombre: un programa de rescate de activos en situación de riesgo de banqueros alemanes y de otros países europeos, así como de especuladores de todo el mundo. El dinero procede de otros estados (principalmente del Tesoro alemán, con el consiguiente recorte del gasto interno en este país), los cuales han abierto una especie de cuenta corriente para que el Estado griego pueda pagar a los tenedores de bonos del país que los habían comprado a precios de saldo durante las últimas semanas. Éstos habrán hecho el negocio de su vida; y de igual modo se forrarán los compradores de cientos de miles de millones de dólares en títulos de cobertura por riesgos crediticios contra los bonos del Estado griego, así como los especuladores y los distintos jugadores del capitalismo de casino que hayan contratado seguros contra otros bonos europeos. (A su vez, quienes tengan que abonar estos seguros por riesgos crediticios van a necesitar que alguien les rescate, y así sucesivamente).

Read the rest of this entry »

 
2 comentaris

Publicat per a 18 Mai 2010 in Economia crítica

 

Etiquetes: , ,

Carlos Berzosa: Los mercados financieros contra la democracia

marx.jpg

En diciembre de 1997 Ignacio Ramonet publicó un editorial en “Le Monde Diplomatic” con el título “Desarmar los mercados financieros” en el que decía, entre otras cosas muy sabrosas, lo siguiente: “El desarme del poder financiero debe convertirse en un interés cívico de primera magnitud, si se quiere evitar que el mundo del próximo siglo se transforme en una jungla donde los predadores impongan su ley”. Ya entrados en el siglo XXI podemos contemplar que estas palabras han resultado premonitorias y que, efectivamente, por no haber desarmado ese poder financiero se ha desatado la gran crisis que estamos atravesando, y lo que es peor, que los mercados siguen imponiendo su ley a la hora de buscar una salida a esta situación.

Aquel editorial inició el movimiento ATTAC. Desde entonces este movimiento ha defendido la necesidad de implantar la Tasa Tobin y eliminar los paraísos fiscales, entre otras reivindicaciones, para atenuar ese gran poder del mundo financiero y sentar algunas de las bases para construir un mundo más justo. Se ha conseguido movilizar a mucha gente a lo ancho del mundo, pero sin éxito a la hora de lograr que las propuestas se llevaran a cabo. El estallido de la crisis ha puesto sobre el tapete la importancia de las propuestas de ATTAC, y las que eran reivindicaciones de un movimiento social han llegado a formar parte del discurso de los gobiernos más influyentes de la economía mundial. No obstante, nada de lo que se propuso en el G-20, como combatir los paraísos fiscales, se ha plasmado en actuaciones concretas.

Los mercados causantes de la crisis siguen imponiendo su ley sobre los derechos de ciudadanía y la democracia, lo que va a tener consecuencias muy negativas de cara a la salida de la crisis. La situación resulta tan escandalosa que hasta una persona tan moderada como Miguel Boyer ha escrito un artículo, “Ganar dinero apostando al desastre” (EL PAÍS, 30-04-2010), en el que denuncia con lucidez lo que está pasando.

En este artículo pone de manifiesto cómo las agencias de valoración tuvieron una gran responsabilidad en el periodo anterior a la actual crisis sobreponderando activos, empresas y solvencias y, por tanto, contribuyendo en primera línea a la generación de burbujas desmesuradas en el sector inmobiliario y en las Bolsas en general, así como a alentar una errónea confianza de los inversores y de las entidades de crédito. Fue aquel sin duda -junto a la política de intereses bajísimos de la FED, la desregulación financiera y los blindajes de ejecutivos- uno de los factores principales de la crisis.

En estos primeros meses de 2010, sigue diciendo Boyer, la orientación ha cambiado: los que exageraron el optimismo y la confianza en el auge pasado ahora exageran notoriamente el pesimismo sobre la solvencia de las deudas públicas y privadas de un cierto número de países. La propagación del pesimismo aumenta las primas de riesgo de los prestamistas de toda clase. Como resultado, los que ganaron con el auge, ahora siguen ganando con la caída.

Mientas esto sucede, los trabajadores pierden su empleo o se reducen sus salarios, muchos pequeños, medianos empresarios y autónomos cierran sus negocios, y los gobiernos no tienen autonomía para realizar políticas económicas propias, sino que éstas vienen dictadas por los poderosos mercados financieros. El pesimismo no solamente influye en tener que pagar más por la deuda pública emitida para financiar el déficit, lo que hipoteca el futuro de los países con pagos excesivos de amortización de la deuda, que no pueden así tampoco realizar otro tipo de gastos sociales, sino que obliga a reducir el déficit con las políticas de ajuste consiguientes.

La economía griega está viviendo un calvario con el ajuste que se la obliga a hacer para afrontar tanto el déficit como la deuda, que se considera excesiva. La contestación social que está provocando este ajuste ya ha causado muertos, y estamos asistiendo a la tragedia griega no como representación teatral, sino como trágica realidad. La delicada situación económica por la que atraviesa está conduciendo a una gran crisis social y política. No conviene olvidar los costes económicos y sociales causados por las políticas de ajuste que se obligó a aplicar a los países menos desarrollados en la década de los ochenta del siglo pasado.

Pero parece que no se quiere aprender. Los costes de la crisis los pagan los de siempre, mientras que los causantes siguen beneficiándose de la situación. Hay que acabar con las agencias de valoración, y hoy más que nunca hay que plantear con fuerza el necesario desarme de los mercados financieros, si queremos apostar por una economía más sana, más igualitaria y sostenible. Los mercados financieros con su fuerza y poder atacan a la democracia y los derechos humanos y de ciudadanía. Son un peligro para lograr la convivencia democrática y socavan los fundamentos del desarrollo económico y del estado democrático de derecho.

En este sentido, resulta muy esclarecedora la anécdota que cuenta Alex Callinicos en su libro “Contra la tercera vía” (Crítica 2002). En un momento determinado Blinder y otros economistas asesores del presidente Clinton le dicen a éste que lo más urgente no era llevar a cabo las reformas económicas para las que había sido elegido, sino disminuir el déficit público para calmar al mercado de bonos. Ante esto Clinton, con la cara encendida por la cólera y la incredulidad dijo: “¿pretenden decirme que el éxito del programa y de mi reelección depende de la Reserva Federal y de un puñado de comerciantes de bonos?”. Hubo asentimientos en toda la mesa. Ni una negación. Le pareció a Blinder que entonces Clinton entendió que su suerte pasaba por las manos del no elegido Alan Greenspan y el mercado de bonos. Si esto pasa en la economía más fuerte del planeta, qué no nos pasará a los más débiles.

Vist a Sin Permiso

 
1 comentari

Publicat per a 10 Mai 2010 in Economia crítica

 

Etiquetes: , , , ,

La socialdemocracia frente a la crisis en estado puro: Felipe González en CNN+

La esencia de la socialdemocracia frente a la crisis. Una entrevista de Iñaki Gabilondo a Felipe González en unos momentos especialmente importantes para el futuro de la Unión Europea.

Según Felipe González, lo que funciona mal es el sistema financiero, porque los especuladores NO son una parte inherente del sistema capitalista… ¡Incluso fue Grecia quien engañó a Goldman Sachs!

Según el ex-presidente de gobierno, hemos pasado unos años de bonanza increíble (en los que en realidad han bajado los salarios) pero en los que hemos “tirado la manteca al techo” (¿quién, señor González? ¿las familias que iban incrementado el nivel de pobreza en España en los años anteriores a la crisis?..) Pero a pesar de esta abundancia en la que vivían unos cuantos y que Felipe González generaliza con tanta contundencia, afirma también que España estaba bien antes de la crisis porque era alumna aventajado del Plan de Estabilidad y Crecimiento.

Si todo era tan perfecto antes de que a alguien se le crucen los cables (y apriete por ejemplo la tecla de “billones” por “millones” y siembre el pánico en las Bolsas de Valores…) ¿De dónde salieron los piratas malos?

No se pierdan ni una sílada…Se trata de lo que discutirá la próxima semana la Unión Europea…

(Si pasais el cursor por la parte inferior de la pantalla aparece la tecla de inicio para poder reproducir la entrevista, y si usais un navegador que da anomalías, podeis ir directamente a la página web de CNN+):

http://www.cuatro.com/noticias/videos/gabilondo-entrevista-felipe-gonzalez-parte/20100507ctoultpro_17/

http://www.cuatro.com/noticias/videos/gabilondo-entrevista-felipe-gonzalez-parte/20100507ctoultpro_16/

http://www.cuatro.com/comunes/multimedia/videoAS3/skins/cuatro/PLYVideo_cuatro.swf

http://www.cuatro.com/comunes/multimedia/videoAS3/skins/cuatro/PLYVideo_cuatro.swf

Lo dicho: la visión socialdemócrata de la crisis en estado puro.

 
Deixa un comentari

Publicat per a 7 Mai 2010 in Europa

 

Etiquetes: , ,

 
%d bloggers like this: