RSS

Arxiu d'etiquetes: elecciones

Piensa en la #sanidad cuando vayas a votar

imageEl consejo sirve tanto para los británicos que hoy acuden a las urnas como a la ciudadanía del Reino de España que debe pronunciarse en las elecciones municipales y autonómicas del día 24 de mayo. Los fieles discípulos de Thatcher en España han cometido tantos atropellos en la sanidad pública que el consejo tiene el mismo valor, y quizás la manera cómo han contaminado con corrupción y privatizaciones vergonzosas les estalle en la cara y ayude a echarles definitivamente al basurero de la historia. En el caso de Gran Bretaña lo cuenta la enviada especial de ElPais María R. Sahuquillo. Ya que los británicos han vivido dramáticamente el asalto al NHS por la gran estima que profesan a su sistema sanitario, el debate sobre su derrotero privatizador centra la campaña electoral. El resultado electoral lo sabremos esta misma noche, y con ello también el futuro que espera a la sanidad en el Reino Unido.

Cuenta Maria R. Sahuquillo que en Lewisham, uno de los barrios más deprimidos del sureste de Londres, apenas un par de carteles recuerdan unas elecciones clave. “Piensa en el NHS cuando vayas a votar”, dicen los letreros rojos, colocados junto a la frecuentada barbería africana, un lugar estratégico. Y en palabras de la periodista: “La petición —lema de una asociación local— se dirige al corazón de un electorado cuya principal preocupación es, según los sondeos, el Sistema Nacional de Salud (NHS por sus siglas en inglés). Una inquietud mayor, si cabe, en Lewisham. El distrito —con una de las tasas de paro más altas de Londres y con una importante comunidad inmigrante— vivió hace algo más de un año la amenaza de cierre de su hospital por una reestructuración de servicios.

La movilización ciudadana evitó la clausura, pero los vecinos, como Rebeca Tunner, que aguarda una cita de pediatría con su hijo de tres años, no se fían. “Para algo bueno que tenemos nos lo quieren quitar”, se queja la mujer, vestida con un chándal gris. Tiene 25 años pero aparenta al menos 10 más. Como ella, la mayoría de ciudadanos consideran el NHS —financiado con impuestos, gratuito y universal— una de las joyas de la corona. Tanto, que Nigel Lawson, ministro de Hacienda con Margaret Thatcher, bromeó con que la sanidad pública es “lo más parecido que un inglés tiene a una religión”.

Una religión a la que el envejecimiento de la población —que añade presión al sistema— y años de austeridad y ajustes de gasto han puesto en serios apuros. Pese a que el primer ministro David Cameron en su momento consideró al NHS “intocable”, desde su llegada al poder en 2010 se ha cerrado uno de cada cuatro centros de atención continuada, se han incrementado las listas de espera un 11% y recortado los sueldos de los trabajadores sanitarios hasta un 10%. Además, las cuentas no les salen a una cincuentena de distritos sanitarios, que están en números rojos; algunos con un déficit de más de 20 millones de libras (27,1 millones de euros).

Esa radiografía ha situado a la sanidad pública como tema clave de la campaña electoral. Los conservadores de Cameron, que dice que “salvaguardará” el sistema, han prometido una inyección de ocho millones de libras hasta 2020; y los laboristas de Ed Miliband, que insiste en que la coalición formada por tories y liberaldemócratas ha dejado el NHS en una situación precaria y al borde del colapso, hablan de destinar 2,5 millones al año, que se lograrían a través de nuevos impuestos. Todos prometen más recursos, más ágiles y de mejor calidad para la joya de la corona.

Sin embargo, más allá de promesas y cifras, el debate real, apunta Gonzalo Pozo, profesor de la King’s College London, es el cambio de modelo del NHS: el último gran bastión del contrato social imperante en Reino Unido tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. En 2012, la coalición David Cameron-Nick Clegg emprendió una de las mayores reformas del sistema desde su creación. Para “atajar la burocracia”, derivó el control sanitario a comisiones del ámbito local y abrió las puertas a que empresas privadas que declaren “interés comunitario” puedan hacerse con la gestión de partes del NHS inglés. Irlanda del Norte, Escocia y Gales están en distinta situación ya que tienen la sanidad transferida.

La reforma ha convertido al sistema público de salud, o más bien a determinados servicios —desde centros enteros a la gestión de las guardias médicas o la atención a enfermos de cáncer—, en una inversión apetecible para ciertas empresas. Pero hay pedazos del pastel mucho más jugosos que otros, afirma Martin McKee, profesor de Escuela de Salud Pública y Medicina Tropical de Londres. No es igual de rentable hacerse con la gestión de un centro de salud en el acomodado barrio de Chelsea que en Lewisham, con la esperanza de vida masculina más baja de Londres y un alto índice de problemas psicosociales. Y esta fragmentación, avisa la investigadora especialista en salud y desigualdad Helena Legido- Quigley, ahonda aún más en la brecha social de un país donde 2,3 millones de niños viven en riesgo de pobreza. Uno de ellos el chiquillo rubio, enorme y sonriente de Rebeca Tunner, que aún espera la consulta en Lewisham.

Por eso, algunos expertos temen que la reorganización y la fragmentación del sistema terminen con el espíritu del NHS, creado para garantizar la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos, sin importar su renta, “from cradle to grave” (“desde la cuna hasta la tumba”). “El NHS transformó el país y muchos británicos se sienten profundamente orgullosos de él. Es por esto que el debate sobre su futuro es prioritario, porque de alguna forma también atañe a lo que significa ser británico en el siglo XXI, y a si esta identidad continuará incluyendo un firme compromiso con la solidaridad social y la redistribución económica”, sostiene el profesor Pozo.

Esta semana, Miliband, que ha hecho de la sanidad el asunto determinante en los últimos días de campaña, acusó a Cameron de querer avanzar en la reorganización del sistema que fomenta la concesión privada, pero los laboristas no proponen una vuelta atrás en la reorganización del sistema, algo que para algunos es complejo. La reestructuración del NHS no busca la privatización del sistema de manera explícita, pero formalmente apuntala los mecanismos administrativos que lo retiran de manera gradual de su control público.

En 2014, al menos un 6% del presupuesto del NHS fue a empresas privadas. Una de ellas era Circle, la primera en asumir el control total de un hospital inglés: el de Hinchingbrooke. En enero, tras tres años gestionando el centro y después de varios informes públicos que hablaban de irregularidades económicas y problemas en la calidad de la asistencia, ha puesto fin a su contrato de 10 años. Sus responsables afirman que el centro, orientado a la atención de enfermedades musculoesqueléticas, tiene demasiados pacientes y muy pocos fondos. Se han rendido. El centro ha vuelto a manos del NHS, que trata ahora de recoger los pedazos.”

 
1 comentari

Publicat per a 7 Mai 2015 in Europa, Salut

 

Etiquetes: , , ,

De encuestas, mesianismos, chorizos y sanidad pública

Hoy tiene lugar en Barcelona la manifestación por el derecho universal a la sanidad pública organizada por la Plataforma pel Dret a la Salut, mientras la campaña electoral sigue, y las movilizaciones, las manifestaciones, y la HUELGA GENERAL del 14N, serán más decisivas que nunca.

Artur Mas ha hecho, de momento, la contribución más sonada a la campaña: a falta de grandes ideas (o de algún conato de idea que no sea mantenerse) grandes gestos (sobreactuados)… y un trilerismo sobre ser una estrella más de la UE (o estrellarse en la UE) como Estado propio, que limita al norte con el Juzgado de Guardia y por el sur, con la vergüenza ajena. Esos triunfalismos baratos mientras van cayendo, uno a uno, los euros por receta de las personas no insumisas a la tasa sobre la enfermedad, estas privatizaciones de hospitales y centros de atención que ya se están llevando a cabo, o que amenazan en el aire (como la del Hospital Clínic), estas listas de espera que se incrementan hasta la desesperación (o hasta el recurso a la privada, que es lo que también se pretende) han de poner en primer plano, de manera que nadie pueda obviarlo, la depredación y la poca transparencia del proyecto de CiU. Un “independentismo” que de hecho acata el fundamentalismo neoliberal del PP, mientras The Lancet por lo que respecta a la universalidad de la atención sanitaria, lo denuncia. Un proyecto que para mantenerse necesita callar al Síndic de Comptes y condenar a CafeAmbLLet por atreverse a saber, a investigar, a decir lo que sucede en su comarca, es una buena muestra de todo lo que se oculta tras mesianismos transnochados, que si no asustan más es por el ridículo en que incurren… y por el olor que desprenden. En una de las mejores “intervenciones” electorales de ElRoto:

Sin duda, el malestar que se incrementa día a día y las movilizaciones que deben llenar calles y plazas (y el 14N parar el pais y buena parte de Europa) harán que las personas acaben de convencerse de que pueden cambiar las cosas y librarse de los Moisés que no conducen a ninguna parte sino al abismo. Que no tienen por qué condenarse a cuatro años de mesianismo errático de CiU con más privatizaciones, destrucción de servicios públicos, mediocridad y amiguismos poco recomendables. Que de ese modo sólo se destruye Catalunya,  pero que en manos de la ciudadanía está recuperar nuestro futuro. Y que, día a día, podemos seguir restando apoyos a Mas, el torpe iluminado de los carteles que lo envían a un viaje muy peligroso, según El diario progresista:

Como reza el viejo adagio popular “a veces la liebre salta donde menos te lo esperas”. En la campaña electoral catalana la liebre ha saltado en el cartel de CiU con el posado de brazos abiertos de Artur Mas sobre un fondo de señeras. Una fotografía, que sin duda alguna, es la mejor metáfora de la campaña de Convergencia i Unió.

El cartel de CiU en la picota: De Moisés a Hitler

La imagen refleja el cómo y el porqué de la cita electoral. La exaltación irracional de los sentimientos de un patriotismo trasnochado que puede hacer más daño que bien y frenar las expectativas de quienes se lanzan por una senda de difícil retorno. Así lo reflejan las reacciones suscitadas tanto en la esfera incontrolable de las redes sociales como la opinión de expertos, periodistas, intelectuales y ciudadanos. Jordi Barbeta periodista de La Vanguardia lo calificó de “error gravísimo y lo pagará. Está dando argumentos a sus adversarios”; la crítica de televisión Mónica Planas lo sitúa en la esfera del “horror. El cartel electoral de CiU da miedo. Parece de una secta chunga”; Toni Soler director del programa de humor político Polònia en TV3 se preguntó “¿en qué estaba pensando el equipo de CiU cuando eligió el cartel?” Los hay que van más allá y para Ernest Folch “la mano extendida me evoca el gesto totalitario de algún personaje histórico muy odioso”. El personaje según recoge el diario digital e-notícies, es Hitler. Marc Pastor afirma que está actuando “como un nuevo Mesías”

El iluminado

Las redes sociales y los foros de los distintos medios tampoco se han quedado atrás y se muestran críticos, duros y creativos con la imagen. A las pocas horas del inicio de la campaña ya circulaban imágenes que replicaban el gesto mesiánico del líder convergente comparándolo con Charles Heston en los 10 Mandamientos o la instantánea de un musculado atleta con los brazos extendidos retuiteado, entro otros, por Josep María Mainat y centenares de personas anónimas. En los foros, la ironía se convirtió en una de las armas preferidas para la crítica: “El Presidente de la Generalitat es el iluminado. La luz que nos guía”; para otro que responde a un comentario sobre Moisés separando las aguas, la postura de Artur Mas “es normal. Acaba de conceder la gestión de la red de Aguas de Barcelona a Acciona “y los que recuerdan: “Moisés no entró en la tierra prometida”

Para Oriol Pujol “Es un hombre que abraza a la gente. Yo no veo mesianismo”

Por otra parte, a día de hoy, el último sondeo de Feedback para La Vanguardia, todavía da mucha ventaja a CiU, en una horquilla de hasta 66 escaños, a dos de una mayoría absoluta que por ahora -y espero que siempre- se le resiste. También LV pronostica un casi empate técnico entre PP y PSOE, y Esquerra podría llegar a los 17 diputados, mientras ICV-EUiA parecen consolidar su progresión subiendo entre dos y tres escaños y casi tres puntos a su cómputo del 2010. Finalmente, la CUP podría entrar en el Parlamento -cosa que deseo sinceramente- aunque por ahora, según las estimaciones de La Vanguardia, “no obtienen un respaldo suficiente”. Respaldo, en cambio, que parece aumentar de forma espectacular para Ciutadans.

 
7 comentaris

Publicat per a 11 Novembre 2012 in Ciutadania/Política, Salut

 

Etiquetes: , , , , ,

Resultados elecciones en Portugal

rueda_prensa_jose_socrates.jpg
(José Sócrates (PS) en la rueda de prensa en la que ha reconocido su derrota y ha dimitido como Secretario General de su partido)

Con un 99,37% escrutado, y sólo 4 escaños por asignar que, si no recuerdo mal, corresponden a los votos de la emigración y que por tanto tardan unos días en atribuirse, este es el resultado de las elecciones portuguesas en las que ha disminuido la participación del 60,4% de hace dos años al 58,9%, con un incremento de los votos blancos y de los nulos que han pasado del 1,75 y 1,31 respectivamente del 2009 a un 2,67% de votos blancos y un 1,36% de nulos en este año.

resultados-portugal.jpg


(clickar sobre la imagen para ampliar)

El Partido del socialista José Socrates ha perdido más de 500.000 votos y el Bloco de Esquerdas 269.000. Más moderada ha sido la pérdida en votos de la coalición CDU, formada por el PCP y el PEV, de unos 5000 votos. Con estos resultados, la CDU recupera el cuarto lugar, con un 7,94% de votos escritados hasta el momento, y gana un diputado.

La coalición CDU ha resistido el hundimiento de las izquierdas y se ha deslindado claramente de la pérdida de credibilidad que representa la aceptación de las políticas antipopulares. La aceptación del Pacto del Euro y de los paquetes de un rescate tan caro como falso por parte del FMI, ha costado muy caro al Partido Socialista. Su pacto lo aplicará ahora, con igual denuedo, el PSD, pero no por ello será menos falsa la salida de la crisis en Portugal, ni costará menos en privatizaciones, derechos laborales y de ciudadanía, y una mayor precariedad.

Valdrá la pena seguir en los periódicos las valoraciones de los distintos dirigentes políticos. Pero ha quedado claro una vez más que las políticas de derechas protagonizadas por los partidos que se reclaman de las izquierdas (caso PS) se pagan muy caro, y que el fomento de la desunión a la izquierda de los partidos socialistas tampoco consolida los resultados necesarios para la alternativa fuerte y creíble que es fundamental en estos momentos.

¿Aprenderemos a tiempo algo de eso en España?

votar

Ver también: Las elecciones en Portugal, elFMI y el NO AL PACTO DEL EURO.

 
5 comentaris

Publicat per a 6 Juny 2011 in Europa

 

Etiquetes: , , , , , ,

Montilla no quiere el Tripartito (y en Madrid el PSOE no quiere a la Geli)

montilla-superhombre-560_420x210.jpg

Helada estoy desde ayer mientras voy oyendo al President Montilla repetir los mismos mantras de hace cuatro años sobre la inoportunidad de reeditar un Gobierno Tripartito en aras a la integridad y pureza del programa socialista. Montilla, utilizó ayer el tiempo verbal del condicional, y hoy ha intentado ser algo mas rotundo en un programa de radio. Pero rotunidad y Montilla son antónimos, la realidad es más tozuda, y el President es consciente que esa no es la vía para poder gobernar con su programa, ya sea sin alterar (o alterando) comas y copagos. Lo que puede suceder si sigue con estas declaraciones es que CiU pueda gobernar con el suyo en mayoría holgada o absoluta en un Parlamento convertido, en la otra mitad, en un puzzle muy variado si se refuerzan las izquierdas del PSC y la decantación no sólo se produce a la derecha sino que se refuerzan y aparecen nuevos planteamientos alternativos.

De hecho, ¿es tan bueno el programa del PSC que merece romper alianzas y estos primordios de política de coalición de la que parecía sentirse tan orgulloso? Naturalmente, habrá que estudiarlo a fondo, pero lo que sí sé de momento es que Marina Geli consiguió que figurara en el mismo el fomento del tema del copago, una medida que, por activa y por pasiva, se ha demostrado que incrementa la inequidad y fomenta las desigualdades en salud.

Es una pena que el grupo menos oído (y escuchado) del Gobierno de coalición de Catalunya haya sido EUiA. Seguramente padece en cascada los comportamientos más o menos prepotentes de los demás socios de Gobierno, todos aparentemente mayores (pero no necesariamente más lúcidos)… Precisamente sobre el tema del co-repago fue Jordi Miralles, en julio de este año, quien dijo que el “copagament sanitari és erroni i injust” y anunció su oposición frontal a este tipo de nuevo impuesto sobre la enfermedad que, de insistir el PSC en fomentar, ponía en peligro la reedición de un posible acuerdo de gobierno.

miralles.jpg

Bueno, si ya Miralles le dijo a Montilla hace meses que “por aquí no”, otra idea no deja de dar vueltas en mi cabeza: ¿puede que no sea peor un gobierno de lo que se ha convenido en llamar “centro-derecha” a un gobierno que se dice de izquierdas pero que hace políticas de centro-derecha? Es decir, la sociovergencia sin los convergentes, vaya, impidiendo políticas sociales avanzadas que sí podrían significar una esperanza de alternativa en lugar de la simple alternancia, tan decimonónica ella, y tan poco democrática). Y al respecto, sólo un dato:

Muchas ilusiones se habían hecho ciertos sectores de la sanidad privada con el cambio de la Ministra Trinidad Jiménez. Marina Geli parecía no sólo el recambio aclamado, sino que se anticipaba una llegada bajo palio de las políticas privatizadoras, co-repaguistas, amigas de Esperanza Aguirre y del yernísimo Sr. Güemes incluso… Una incongruencia de los socialistas demasiado obvia para ese Ministerio que había ocupado Ernest Lluch también en tiempos difíciles, desde otras ópticas y éticas.

geli-obrint-pas.jpgBueno, pues ahora sabemos que tampoco en el Ministerio de Sanidad quieren abrir paso ni “juntar meriendas” con la ministra del “Tripartito” Marina Geli, porque de nuevo ha sido de una claridad meridiana el posicionamiento contra el copago del Secretario General de Sanidad, José Martínez Olmos, así como el rechazo de esa medida en las socialistas Cortes de Aragón.

Como puede leerse en Dempeus per la Salut Pública en el acto de clausura de la jornada sobre “Factores condicionantes en la sostenibilidad del sistema sanitario”, el secretario general de Sanidad, Martínez Olmos, se mostró optimista destacando que hay muchos espacios de mejora aunque todos ellos deben pasar por mantener la calidad del sistema ya que si la sociedad no considera que tiene un buen sistema no será posible la sostenibilidad. (Seguir leyendo en Dempeus).

Ver también las declaraciones de Cayo Lara sobre las declaraciones del President Montilla y su apoyo a EUiA.

(Tema para otro post: Creo sinceramente que el independentismo en sus distintas variantes, apelando más a los sentimientos que a la razón, puede contribuir a la creación de una gran cortina de humo que no permita discutir a fondo las políticas sociales, ni las responsabilidades en la corrupción, ni cómo crear empleo y salir de la crisis sin que los trabajadores salgan diezmados… ni tampoco mejorar el nivel de exigencia intelectual que a un Parlamento se le debería suponer y que ya ha sufrido bastantes quebrantos.)

 
2 comentaris

Publicat per a 25 Octubre 2010 in Ciutadania/Política, Salut

 

Etiquetes: , , , ,

Uruguay y Honduras: dos maneras de expresar la democracia ante las urnas

Honduras: Una abstención clamorosa

544-zelayaembeddedprod_affiliate84.jpg

El presidente Zelaya dice que los golpistas mienten. La abstención en Honduras no fue del 30%, sino entre el 65% y el 75%, lo cual quita toda legitimidad a un proceso de elección marcado por el malestar de la población, vigilancia policial desmedida y, a pesar de ello, un muerto y 83 personas detenidas. El pueblo de Honduras dio muestras de su aprecio a la democracia NO YENDO a votar. No porque Barack Obama se haya comprometido a aceptar el resultado de las urnas mejora un ápice su valor democrático.

Uruguay: Victoria del Frente Amplio

frente_amplio_uruguay.jpgEl pueblo de Uruguay, en cambio, dió su apoyo al candidato del Frente Amplio. José “Pepe” Mújica, al frente de dicha coalición  formada por varias  corrientes políticas y sociales de izquierda”. En la primera vuelta del 25 de octubre,  la abstención fue del 10,11%, y el Frente Amplio rozó la mayoría con el 48,16% de los votos. Sobre dicho Frente ha declarado Eduardo Galeano que “conserva su diversidad, que expresa la voluntad de diversidad de la sociedad uruguaya, que es democrática (…) El Frente ha ganado y ha ganado para mejorar”.

En sus declaraciones a TeleSur, Galeano siguió diciendo:

“Vamos a tejer juntos nuestro destino (…) Dejemos atrás el leadership (liderazgo) que es una manía norteamericana que forma un sistema donde se determina qué nación va a ejercer el liderazgo, vamos a luchar por sustituir esa palabra por friendship (amistad)”, manifestó. Y señaló también  que el futuro de cada una de las naciones de Latinoamérica no podría ser comparado, ya que “cada país tiene sus propios procesos, cada país tiene sus propios colores, olores (…) la diversidad de América Latina es la mayor riqueza” con la que cuenta el continente.

 
Deixa un comentari

Publicat per a 30 Novembre 2009 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , , ,

Mujeres de Afganistán (y II)

burka_graduation.jpg

Cuando Zeinab se vertió encima gasolina y encendió un fósforo, sintió cómo si se tratara de la única decisión que había tomado jamás por sí misma. Nacida en una familia pobre pashtún en el oeste de Afganistán, Zeinab nunca aprendió a leer ni a escribir. Se casó a los 16 años, a instancias de su familia. Los abusos de su marido eran cada vez más frecuentes y díficiles de soportar, pero Zeinab no tenía idea de que era posible para buscar ayuda. Sólo se enteró más tarde, cuando los médicos y enfermeras luchaban para salvar su vida en el único centro dedicado de quemados del país, en el Hospital Regional de Herat.

“Es como si…” -y Zeinab hace un gesto con la mano vendada, como buscando a tientas las palabras- “es como si yo no supiera que había un mundo fuera de mi casa. Pero lo que he aprendido en estos últimos tres meses, desde que me ingresaron en el hospital, es más de lo que había aprendido en toda mi vida. “

La mayor preocupación de Zeinab son sus hijos: uno de 4 años y una hija de 2 años. A no ser que regrese a su hogar, probablemente los perderá. “Cuando mi hija me mira y ve mis cicatrices, tiene miedo”, dijo. “Eso es lo más duro de todo lo que me pasa.”

Para muchas mujeres afganas, hechos que en Occidente también representa un duro golpe pero que tarde o temprano se superan – una mutilación, una enfermedad grave, la pérdida del cónyuge – puede abocar en Afganistán a una pobreza de la que ya no puede salirse. Muchos de las personas que mendigan en las calles de Kabul son mujeres en burka, que desafían el tráfico como fantasmas vestidos de color azul.

“No puedo decirte cuán terrible era mi vida en las calles”, cuenta Qamargul, de 40 años, cuyo marido la obligó a mendigar cuando se supo que era infértil. Tomó otra esposa más joven y no le permitían entrar a dormir si no entregaba cada día las escasas monedas que le habían dado. Si no tenía nada, la obligaban a dormir fuera, hiciera calor o frío.

Una fundación occidental pudo rescatar a Qamargul después que una salvaje paliza de su marido la llevara al hospital. Ahora está aprendiendo un oficio y espera poder vivir de forma independiente. Pero su petición de divorcio no prospera en un sistema jurídico que sigue considerando que poner fin a un matrimonio sigue siendo prerrogativa del hombre. En una vista reciente, el juez, exasperado, le preguntó: “¿Por qué no hace simplemente lo que debe hacer, y vuelve a casa a su marido?”

En Afganistán, como en cualquier lugar, hay muchos matrimonios felices. Pero para las mujeres menos afortunadas, el contrato de matrimonio se utiliza como medio de dominación. Se obliga a contraer matrimonio a niñas de 8 años. La violación y la violencia en el hogar son endémicas. La venta o intercambio de mujeres y niñas son una práctica rutinaria para cumplir con las obligaciones del clan, una práctica que es técnicamente ilegal, pero ampliamente tolerada.

“Le pregunté a mi padre: ¿Por qué me vendes?” nos dice Obeida, de 13 años que fue vendida cuando tenía 8, y se convirtió en criada de quien la compró, a la espera de poder ser vendida más tarde como “novia”.

“Lloraba todo el tiempo y llamaba a mi madre”, nos dice. Pero su hermana mayor, Maryam, que fue vendida a los 11 años, logró alertar a las autoridades antes de que Obeida fuera obligada, como Maryam, a casarse con un hombre mayor. Obeida vive ahora en Kabul y por primera vez en su vida va a la escuela.

La vi una mañana, hace poco. Iba vestida con su uniforme escolar, y sus ojos brillaban con ilusión. “Siento que mi vida ha comenzado de nuevo”, me dijo.

burka-af2.jpg

Nazira, la alumna de Kabul, dice que no puede imaginar una vida sin poder estudiar. (…) La directora de la escuela, Arifa Jalal, explica cómo funcionaba su escuela en la clandestinidad, durante el régimen talibán. Cuando los militares llamaban a la puerta, tenía que explicar la presencia de las niñas en su salón, e inventaba una relación familiar con cada una.

Ahora, el mayor problema, nos explica, es la falta de financiación, junto con la enorme demanda. Incluso aquí en la capital, la escuela no tiene agua corriente. Las chicas tienen que traerse botellas de agua. Y la escuela está tan llena que deben estudiar por turnos. “Pero sé que vamos a enviar a muchas chicas a la universidad”, dijo Jalal.

Jalal sabe que ella y sus estudiantes tienen suerte por la relativa seguridad que disfrutan en Kabul. En algunas zonas rurales donde quienes mandan son los insurgentes, las escuelas de niñas son habitualmente quemadas y bombardeadas, y se aterroriza a las profesoras y alumnas.

Nazira tiene compañeras a las que sus padres prohibirán seguir yendo a clase una vez que lleguen a la pubertad, argumentando que están en peligro cuando salen de casa, aunque sea para ir andando hasta la escuela. Pero sus padres le han prometido que ella seguirá sus estudios porque creen que los libros son como un pasaporte en esta vida.

Estos son los éxitos de la era post-talibán: Las mujeres jóvenes llenan las aulas universitarias. Las mujeres tomen parte en el gobierno. Mujeres dan las noticias en la televisión, desafiando las amenazas. Las mujeres han demostrado ser buenas empresarias, y han impulsado el sector de la pequeña empresa. Por ejemplo, Homaira tiene un salón de belleza en el centro de Kabul donde las mujeres ya podían cortarse el pelo en secreto bajo los talibanes, y no lo hacía sólo como un medio de vida, sino también como un gesto de desafío. “Tengo buenas manos y estoy orgullosa de no tener que depender de nadie”, dijo. “Pero, para mis hijas, quiero más”.

Los apoyos para que las mujeres avances vienen a veces de sectores inesperados. En un distrito rural en las afuerar de Kabul, un granjero llamado Haji Qudbuddin tiene 10 hijas. Dos se han casado y se han ido de casa, pero todas las demás están en la escuela. Y él quiere que se casen con quien les plazca cuando sean mayores.

Qudbuddin, que es el malik, o jefe, de un grupo de 10 aldeas, dijo que llegó a opinar de este modo después de aprender a leer y escribir, algo que no sucedió hasta después de que que pasara su juventud luchando primero contra los soviéticos y después contra los talibanes. “Las mujeres tienen derechos”, nos dice. “Pero hasta que me eduqué, no lo sabía”.

Mina es una modelo delgada, de 18 años, vestida con pantalones vaqueros ajustados y una chaqueta de corte asimétrico. Su hermana mayor, Nasreen, está a punto de casarse con un hombre que es un virtual desconocido para ella, y se irá a vivir al extranjero. Y cree que también ella puede labrarse su propio destino.

“Mi vida está en mis manos”, dice. “Voy a ir a la escuela, voy a trabajar … pero tal vez tenga que salir de Afganistán para conseguirlo.”

Leila, de 41 años de edad, empleada del Gobierno, viste una falda larga vaquera, y nos dice. “Necesito que mi marido me dé permiso para ir a cualquier parte, incluso para venir a trabajar”, aunque cuando mira hacia atrás, a los años de prisión en su casa bajo el régimen talibán, poder salir le parece una especie de milagro.

“Y espero más libertad todavía”, dice. “Y con sólo desearlo, ya me siento un poco más libre”.

El original, en inglés, de Laura King, se publicó en Los Angeles Times y lo hemos visto en Truthout

Ver también, sobre este tema: Karzai mercadea los derechos de la mujer a cambio de votos chiitas, en Amanece que no es poco

y en Kabila ¿Qué hacemos defendiendo este miserable gobierno?

Y en este mismo bloc: Mujeres de Afganistán (I) y Y se argumenta que con la intervención…

 
5 comentaris

Publicat per a 16 Agost 2009 in Gènere, Pau

 

Etiquetes: , , , ,

Mujeres de Afganistán (I)

mujer-afgana-quemada.jpg

“Somos como pájaros que han salido de la jaula, pero con nuestras alas aún recortadas”, nos dijo una estudiante de Kabul. Las mujeres disfrutan de una vida mucho mejor que con los talibanes, pero todavía se enfrentan a limitaciones de otros tiempos

Zeinab, de 22 años, creyó que sólo con la muerte podría huir de las despiadadas palizas de su marido. Así que ella misma se prendió fuego, y aunque sobrevivió, un tercio de su cuerpo está cubierto por ampollas y cicatrices. Quedará desfigurada y, a menos que regrese con un marido que abusa de ella, perderá probablemente a sus dos hijos.

El aula donde estudia Nazira, de 12 años, es una tienda sofocante, y su escritorio un tapete de plástico en el suelo. Pero sus maestros dicen que es uno de sus alumnas más brillantes, y animada por su madre y su padre, desea aprender todo lo que pueda. Sus ojos brillan cuando nos revela su ambición: ser médico.

Casi ocho años después de la caída del movimiento de los talibanes, las mujeres afganas viven en la cúspide del triunfo de la tragedia. La vida es mejor de lo que era bajo el régimen talibán, cuando se les prohibió salir de casa sin un pariente varón, se las pegaba por “infracciones” tales como reírse, se las privaba de escolarización y empleo, y tenían que cubrir siempre su rostro en público. Pero decenas de niñas y mujeres entrevistadas durante varios meses en hogares y mezquitas, en parques y en cárceles, en los mercados callejeros y en las aulas, transmiten la angustiosa sensación de que lo que se ha conseguido no es lo que habíamos esperado. Que después de todo este tiempo, de todo este esfuerzo, la vida debería ser diferente. Y mucho mejor.

“Es una especie de libertad, sí,” dijo una universitaria llamada Zarifa, que como otras mujeres entrevistadas no querían ver publicado su nombre completo. “Somos como pájaros que han salido de la jaula, pero a las que han cortado las alas.”

Los sueños frustrados de las mujeres afganas reflejan un sentimiento palpable de desilusión en un país todavía roto, a pesar de los miles de millones de dólares en ayuda internacional y de la larga campaña militar de la OTAN en Afganistán.

Muchos afganos de ambos sexos describen cómo el embriagador optimismo que sintieron con la caída del gobierno talibán en el 2001 se ha ido substituyendo por una creciente inquietud en los últimos tres años, como la reaparición de la insurgencia, el incremento de la la violencia y la corrupción, mientras que la reconstrucción del país avanza demasiado lentamente.

A pesar de que los ataques del 11 de setiembre sirvieron para justificar la invasión liderada por Estados Unidos, se hizo creer que con ella las mujeres afganas se verían liberadas de un reino medieval de crueldad. Y se utilizó la situación de las mujeres para dar una poderosa base moral para la guerra.

“Creo que, de alguna manera, Occidente pecó de ingenuo” dijo Manizha Naderi, una activista de los derechos de la mujer. “Se creyó que cuando los talibanes se hubieran ido todas íbamos a librarnos de nuestro burkas y celebrarlo. Pero no ha sido así.” Y Maniszha lo atribuye a las tradiciones culturales profundamente arraigadas que son anteriores a los talibanes y que persisten por la pobreza, el analfabetismo y la creciente inseguridad del día a día.

Cuanto más se deteriora la seguridad, mayor es el número de mujeres vulnerables“, afirmó Sima Samar, que dirige la Comisión Independiente de Derechos Humanos. “No me gusta para nada esa palabra: vulnerables. Pero ésa es la realidad “. Para muchas mujeres afganas, el sentimiento de privación es todavía mayor con las elecciones nacionales programadas para el jueves. Sólo dos mujeres son cabeza de lista cuando se presentan unas 40 formaciones políticas. Y aunque son muchas más las mujeres que optan a escaños en las asambleas provinciales, la intimidación es algo común. Algunas mujeres han recibido amenazas de muerte simplemente por atreverse a mostrar su cara en los carteles de la campaña electoral. Y casi nadie cree ya que las elecciones puedan representar ningún cambio a mejor en la suerte de las mujeres.

El Presidente Hamid Karzai, que se espera gane las elecciones incluso si se ve obligado a una segunda vuelta, ha hecho numerosas concesiones a los elementos religiosos más conservadores a cambio de su apoyo político. Así, ha escandalizado que aprobara una controvertida ley que tolera la violación en el matrimonio… aunque se ha comprometido a revisarla.

“En estas elecciones apenas se debaten los derechos de la mujer en esta elección, no son ninguna prioridad“, dijo Samar. “Ninguno de los principales candidatos habla valientemente sobre el tema, que ha quedado totalmente desdibujado.”

El original, en inglés, de Laura King, se publicó en Los Angeles Times y lo hemos visto en Truthout

Ver también, sobre este tema: Karzai mercadea los derechos de la mujer a cambio de votos chiitas, en Amanece que no es poco

y en Kabila ¿Qué hacemos defendiendo este miserable gobierno?

 
5 comentaris

Publicat per a 16 Agost 2009 in Gènere, Pau

 

Etiquetes: , , , ,

Izquierda, por José SARAMAGO

saramago_no_suplemento_clarin500.jpg“Nosotros tenemos razón, la razón que asiste a quien propone que se construya un mundo mejor antes de que sea demasiado tarde, pero o no sabemos transmitir a los demás lo que es substantivo en nuestras ideas, o chocamos con un muro de desconfianzas, de prejuicios ideológicos o de clase que, si no logran paralizarnos completamente, acaban, en el peor de los casos, por suscitar en muchos de nosotros dudas, perplejidades, esas sí paralizadoras. Si el mundo alguna vez consigue a ser mejor, solo habrá sido por nosotros y con nosotros. Seamos más concientes y estemos orgullosos de nuestro papel en la Historia. Hay casos en que la humildad no es buena consejera. Que se pronuncie alto la palabra Izquierda. Para que se oiga y para que conste.

Escribí estas reflexiones para un folleto electoral de Izquierda Unida de Euzkadi, pero también pensando en la izquierda de mi país, en la izquierda en general. Que, pese a lo que está pasando en el mundo, sigue sin levantar la cabeza, como si no tuviera razón.”

Texto original en “El Cuaderno de Saramago”
(y leído en el bloc de Bengoetxe).

 
 

Etiquetes: , , ,

 
%d bloggers like this: