RSS

Arxiu d'etiquetes: especulación

Contra el chantaje de los mercados

Desde los amigos de Serpal y su servicio de prensa alternativa, me ha llegado la entrevista que Gabriele Battaglia ha hecho a Andrea Fumagalli y que se ha publicado en PeaceReporter, traducida por S. Seguí. Dado el interés que los amigos y amigas de este blog han demostrado tener por el tema de la deuda, no dudo en reproducir el contenido más general de las declaraciones de Fumagalli, profesor de Economía Política en la Universidad de Pavía, investigador militante en el Colectivo UniNomade y miembro de la Red de San Precario porque ponen de manifiesto, una vez más, cómo la solidaridad que se reclamaba para la institución de los Eurobonos está lejos de ser una realidad en esta Unión Europea de aves de rapiña.

Sólo quisiera mostrar mi disconformidad con la respuesta sobre los estados del bienestar. No creo en ninguna “obligación” mecánica de desmantelarlos  para asumir el servicio de la deuda. A mi modo de ver, la reducción del Estado del Bienestar forma parte de la gran rapiña, del gran Saqueo del que nos habla Naomi Klein, y los Gobiernos que han visto crecer su Deuda Pública (obligados por el saqueo de las instituciones financieras)  podrían aumentar sus ingresos con impuestos progresivos o reducir otros gastos antes que destruir los servicios sociales,  de enseñanza o de salud. Pero es que no se trata sólo de avaricia especuladora. Se trata también de servir las políticas neoliberales aumentando más y más las desigualdades de riqueza y renta en favor de los poderosos… hasta el propio cataclismo del sistema.

¿Es la crisis actual la nueva manera que tiene el gran capital financiero de meter la mano en nuestros bolsillos?

Sí, siguiendo procedimientos que han estado funcionando ya durante al menos 15 años. Los mercados financieros están extremadamente concentrados: son una pirámide en cuya cúspide se hallan unos pocos operadores que pueden controlar más del 70 por ciento de los flujos financieras mundiales y dirigir e influir en los mercados. En la base, una miríada de pequeños ahorradores que tienen un papel puramente pasivo. Los grandes operadores son los llamados inversores institucionales, es decir, una docena de compañías, incluyendo bancos y firmas de inversión (sociedades de valores): JP Morgan, Bank of America, Citibank, Goldman Sachs, HSBC, Deutsche Bank, UBS, a depositar el dinero, Citycorp-Merrill Lynch, BNP-Paribas.

Se dieron cuenta por primera vez de su poder cuando se produjo el levantamiento en Chiapas, hace diecisiete años: el 2 de enero de 1994. Se estaba a punto de firmar el tratado de libre comercio entre EE.UU., Canadá y México (TLCAN): paridad de las monedas y libre intercambio de bienes y servicios, pero no de mano de obra (un poco como la Europa de Schengen). Se habían creado muchas expectativas y los bonos del gobierno mexicano habían conseguido ventaja. Se produce el levantamiento zapatista y en pocos días millones de dólares son desviados a los países del sudeste asiático, creando la acumulación de liquidez que luego provocaría la crisis del bath tailandés en 1996-97. En una semana, el peso mexicano se devaluó en un 30 por ciento y la Reserva Federal comenzó a comprarlos a fin de mantener alto el valor, pero después de un par de semanas tuvo que ceder: la especulación a la baja no tiene fin y el TLCAN salta. Es el primer caso en la historia en que el banco central más fuerte del mundo (en aquellos días lo era) ya no dicta su ley. Desde entonces, la Reserva Federal implementa políticas monetarias subordinadas a los mercados financieros, es decir, los bancos de inversión.

¿Por qué sucede esto?

Porque la especulación financiera está en la naturaleza de estos inversores. Se hacen prestar títulos de fondos de inversión o fondos de pensiones, los venden en el mercado –digamos a doce– apostando a la baja y contribuyendo con la venta a la baja misma. Luego vuelven a comprarlos, ahora a diez: ganan la plusvalía, es decir, la variación en el valor. Es el mecanismo de las “ventas cortas”, o “ventas al descubierto”. En la práctica, ya no se obtienen beneficios sobre los dividendos o los intereses de los bonos del gobierno, sino por medio de la pura especulación. Es evidente que estas operaciones están sólo al alcance de quienes disponen de una enorme liquidez; Goldman Sachs, por ejemplo tiene más que la Reserva Federal.

Todo esto es posible por dos razones: en primer lugar, la plena liberalización de los movimientos de capital, con la que el movimiento de dinero de un país a otro no cuesta nada y no tiene restricciones de ningún tipo; y, en segundo lugar, la ausencia de una unidad de medida del dinero. Mientras estuvieron en vigor las instituciones de Bretton Woods, es decir, hasta 1971, el dólar tuvo una relación de paridad fija con el oro, de 35 dólares por onza de oro. El dólar estaba vinculado a un bien. Tras el final de este sistema, el valor de la moneda se determina de una manera puramente virtual y lo deciden los mercados financieros, es decir, aquellos que tienen tanto dinero que pueden influir en éstos. Así se determina el valor del dólar, el euro y el yen, y también el de los valores denominados en esas monedas.

Estas plusvalías crean valor: por ejemplo, se estima que el 35 por ciento de los trabajadores de EE.UU. obtiene una parte de sus ingresos de estos mecanismos financieros. Lo mismo ocurre con los jubilados que dependen de los fondos de pensiones. Así que los mercados financieros desempeñan el mismo papel que una vez tuvo el Estado. El sistema de seguridad social se ha privatizado y depende de los mercados financieros.

Está claro que para ganar, estos mercados deben centrarse en las áreas en las que pueden generar ganancias de capital. En los años noventa, fueron las empresas de nuevas tecnologías; en el año 2000 fueron los títulos inmobiliarios; más tarde, la entrada de China en la OMC aumentó mucho la liquidez en circulación; con la crisis de 2008-2009 y la caída del mercado inmobiliario, ha sido la especulación sobre las materias primas (cereales, petróleo, etc.); y ahora la especulación se ha movido hacia la deuda pública, es decir, los sistemas de bienestar social.

En un plazo de seis meses, el Deutsche Bank vende el 88 por ciento de los bonos italianos en su poder, el valor de los títulos cae y el DB los vuelve a comprar a un precio inferior: al final, el banco alemán se encuentra con los mismos valores que antes y con las plusvalías. También me gustaría añadir que esto es normal. Vamos ya a dejarnos ya de repetir que los mercados financieros son neutrales: son una institución que mira por sus intereses económicos, como es natural en una sociedad capitalista. No tengo rencor hacia Goldman Sachs, que hace su sucio trabajo, pero sí lo tengo hacia las personas que lo presentan como un árbitro imparcial. Estos son los estafadores.

¿Qué sucede con los sistemas de bienestar social?

Se destruyen. Todos los países se ven obligados a tomar medidas para reducir la deuda a través del desmantelamiento del Estado del bienestar. En la práctica, cuando aumenta el déficit de un país, éste debe vender los bonos ofreciendo intereses más altos. Pero el aumento de los intereses a pagar sólo aumenta el déficit y la única salida es reducir el gasto, es decir, el bienestar social. En Italia, donde nadie quiere aumentar los impuestos, se recortan 6.000 millones a las autoridades locales, que se ven obligadas a aumentar el precio del billete del tranvía y a introducir el impuesto adicional sobre la renta de las personas físicas, llamado Irpef, metiendo con ello la mano en los bolsillos de los ciudadanos.

¿Cómo detener este mecanismo?

Es preciso atacar la raíz, es decir, el corazón del sistema financiero. Hoy en día, las instituciones financieras obtienen sus beneficios con los bonos de los gobiernos europeos, públicos. Bueno, usted tiene que hacer que estos bonos públicos se conviertan en confeti, a fin de crear pérdidas elevadas en sus balances. Eso es lo que hizo Islandia. El Deutsche Bank ha vendido los títulos italianos y ha tomado títulos alemanes; en la práctica, una sustitución de unos valores por otros, dirigiendo la especulación de un territorio a otro territorio. Si igualas a cero los bonos del gobierno; es decir, si el Gobierno italiano declara que ya no paga más intereses, se convierten en basura y todo el mundo vende. Es lo que ocurrió a Lehman Brothers con las hipotecas de alto riesgo, cuando se encontró con una porción significativa de sus activos a cero.

Europa puede cambiar los títulos de los estados individuales por eurobonos, ya que tiene el derecho de señoreaje, es decir, la impresión de dinero. Los coloca con una tasa de interés que no sea más de seis veces la de los bonos alemanes; por ejemplo, dos veces. Para el spread se fija un límite de 200 puntos. A las familias, que en Italia tienen ahora mismo sólo un 13,6 por ciento de los bonos del Estado, se les garantías en caso de incumplimiento un rendimiento equivalente al que habían firmado en el momento de la compra, digamos el 2 por ciento. El restante 86 por ciento de los valores es papel usado. ¿Los bancos quiebran? Bueno, entonces negociemos. Es preciso tener en cuenta que estas instituciones especulan sobre la quiebra del Estado, pero luego son los primeros que tienen miedo de ésta, porque los bonos son su gallina de los huevos de oro.

Si en lugar de comprar bonos de deuda pública para mantener alto el precio –como lo ha hecho con Italia– el BCE los ignora y los sustituye por eurobonos, protegiendo al pequeño inversor, se acaba aquí con el especulador. Técnicamente se puede hacer, pero faltan las condiciones políticas, que requerirían la creación de un presupuesto único y un sistema fiscal europeo único, una única política económica y social, y una sola presupuestaria. Este es el impasse de Europa. (…)

votar


Ver también, sobre esa Europa, las entradas en los blogs Kabila y La Ratera.

 
3 comentaris

Publicat per a 20 Agost 2011 in Economia crítica, Europa

 

Etiquetes: , ,

Jugando a la ruleta rusa con la prima de riesgo

El gráfico explica las oscilaciones de la prima de riesgo española frente al bono alemán, con una subida histórica de 383 puntos básicos que ha remitido a lo largo de la jornada. Se supone que por la actuación del Banco Central Europeo que ha tenido que intervenir en “los mercados secundarios de bonos para frenar el contagio de los problemas de deuda soberana a España e Italia y, según rumores del mercado, puede haber comprado bonos de estos dos países” según informa La Vanguardia.

El susto parece ser considerable, a tenor de la expresión del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, reunido con el presidente del Eurogrupo y primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, Seguramente son conscientes de que la intervención de hoy, ante los desajustes del sistema y la psicopatología de un capitalismo sin trabas, supone sólo “ganar tiempo y frenar el contagio”. Es necesario que de nuevo se movilicen las ciudadanías y actúen a fondo los políticos, aunque con una determinación y rapidez que parece que les falta desde hace tiempo (a no ser, naturalmente, que se trate de Angela Merkel que tanto beneficia los bancos de su país ejerciendo de conductora hacia el desastre). En declaraciones a La Vanguardia, algún especialista ha declarado que “Los mercados deciden en minutos, los políticos deciden en semanas. Esta diferencia de tiempo es lo que provoca estas volatilidades tremendas en los mercados financieros”. Por mi parte, discrepo, porque este análisis me parece de una levedad insoportable. Lo cierto es que hoy, algunos psicópatas se han hecho mucho más ricos jugando a desestabilizar, afianzar el miedo y las reformas laborales y promocionar los recortes de los servicios públicos. Y ya, de paso, y como de propina, hundir a inversores “pardillos”. Y sobre todo, no se crean que el peligro viene de Grecia, como repiten machaconamente los esforzados medios de los grupos en convivencia con los “amos” del gran cortijo globalizado. El peligro real está en Wall Street, en las desacreditadas agencias de calificación y en los locos que pueden decidir “jugar” de hecho contra las poblaciones de los países más débiles porque nadie les hace pagar ni siquiera impuestos por sus locas transacciones, y mucho menos, nadie se atreve a meterles en la cárcel.

Comentaba hoy en el blog de Rosa Maria Artal, que estoy harta hasta la naúsea de oír las explicaciones que están dando en todos los noticiarios, y me declaro en rebeldía inteligente, insumisa ante tanto cuento de misterio que oculta (y disculpa) la voracidad despiadada de esos psicópatas de la economía y la política incapaces de entender que la gente malvive, sufre y muere para que puedan seguir llenando su mirador privilegiado con todo lo que les sobra –y que a todas las demás personas nos es tan necesario– mientras celebran el hundimiento de lo que queda de civilizado y humano en nuestra sociedad.

¿Saben al finalizar el día, después de la “presunta” intervención del BCE, a cuanto pagaban sus préstamos los países que son atacados de la UE? Los bonos españoles a diez años se “relajaban” hasta los 351 puntos básicos, bajando con ello el tipo de interés al 6,088% (después de llegar al 6,299%). Los bonos italianos a diez años se han descendido hasta los 322 puntos básicos, con un rendimiento del 5,784%, tras marcar un récord de 360,6 puntos. Pero la PRIMA DE RIESGO DE GRECIA ESTÁ EN 1.448 puntos básicos, y tienen que PAGARLA AL 16,912% (¡a pesar de que ha disminuido también!) Y Portugal baja a 1.078 puntos, con un interés del 13,295%, mientras Irlanda también disminuye hasta los 1.119,9 enteros, con un rendimiento del 13,707%.. Que no me hablen más de “riesgo”… que esto es jugar sobre seguro a hundir países, y se trata pura y llanamente de rapiña.

votar

 
4 comentaris

Publicat per a 12 Juliol 2011 in Economia crítica, Europa

 

Etiquetes: , ,

Propuestas para Portugal

Jerónimo de Sousa afirmó en nombre del Partido Comunista Portugues que su país no puede seguir siendo víctima del saqueo ni la especulación. Defendió la renegociación inmediata de la deuda pública portuguesa y la adopción de una política de crecimiento. Afirmó que la espiral de especulación no acabará mientras los gobiernos y los pueblos que sufren chantaje sigan cediendo ante los chantajistas. A continuación, un resumen de su intervención:

portugal.jpeg

Jerónimo de Sousa, dijo que los trabajadores no pueden seguir alimentando los superbeneficios de la banca con intereses obscenos, ni salvar los accionistas de los bancos en quiebra, ni llenar los bolsillos de los especuladores y los bancos mientras que el país se hunde en la recesión, y el desempleo. La respuesta no puede ser otra que el “firme rechazo a esta forma de austeridad que es el Pacto de Estabilidad y Crecimiento “, ya que Portugal no puede seguir pagando a los tiburones el interés de los préstamos ni seguir siendo víctima de los especuladores, a los que ahora se llama “mercados”.

Hay personas e instituciones que han ganado mucho dinero con el endeudamiento del país. En primer lugar, “los que han impuesto de liquidación de la industria portuguesa, como Francia y Alemania, países a los que estamos comprando ahora lo que antes producíamos’. Y los bancos en Alemania, Inglaterra, España, Holanda, Francia y Portugal, que después de recibir financiación a un tipo de interés oficial del BCE al 1 por ciento para adquirir al Estado portugués deuda a tipos de interés del 6, 7 y 8 por ciento, en una usurpación ilegítima de los recursos nacionales. “

Además, el Estado eliminó las pérdidas de los bancos convirtiendo deudas privadas en deuda pública (como en el caso del BPP y el BPN) y las salvaguardias agregó, la transformación de la deuda privada en deuda pública, repartiendo después los costes en forma de sacrificio para el pueblo portugués.

Las tasas de interés sobre la deuda pública, incluyendo a cinco y diez años, ya están por encima del 10 por ciento y el servicio de la deuda superó en 2010 los 5200 millones de dólares. Las perspectivas para este año 2011 son de más de de 7100 millones de dólares. Las medidas de austeridad, “lejos de contener el robo o calmar los mercados, son un factor agravante en el proceso de chantaje y extorsión

Portugal no necesita favores bancarios: lo que hace falta es un “sector financiero fuerte en manos del Estado, con el papel determinante de la Caixa Geral de Depósitos, la única manera de defender la soberanía e interés nacional.”

manifestaciones.jpg

Propuestas de ruptura:

1. Renegociación inmediata de la deuda pública portuguesa actual – con una revisión de las condiciones, tasas de interés y los importes a pagar. Aliviar el peso y el esfuerzo del servicio de la deuda actual mediante la canalización de recursos a la promoción de la inversión productiva la creación de empleo y otras necesidades del país

2. Intervención de otros países que hacen frente a problemas similares de deuda pública – Grecia, Irlanda, España, Italia, Bélgica, etc. – Solicitar una acción convergente para detener la espiral especulativa actual, junto con la revisión de los estatutos y los objetivos del Banco Central Europeo y la adopción de medidas para el crecimiento económico, creación de empleo y la mejora de los salarios.

3. Cambio de política para el crecimiento económico en la defensa y promoción de la producción nacional. incrementando la inversión pública y la inversión en bienes de producción, en un marco excepcional que incluya el control de entrada de mercancías en Portugal.

4. Diversificación de las fuentes de financiación, retomando una política activa para emitir Certificados de Ahorro y del Tesoro y otros instrumentos destinados a aumentar el ahorro nacional y el desarrollo de las relaciones bilaterales mediante la búsqueda de mejores formas de financiación. También una política de diversificación de las relaciones comerciales, de beneficio mutuo, con otros países, incluyendo África, Asia y América Latina.

5. Revaloración global de la economía mixta (público-privada) renegociando o rescindiendo los contratos que pueden resultar ruinosos para el Estado.

votar

 
Deixa un comentari

Publicat per a 12 Abril 2011 in Economia crítica

 

Etiquetes: , , , ,

Los biocombustibles y los especuladores nos dejan sin pan

2zfv0p1.jpg

Ya sé que no es exactamente una primicia, pero no quiero esperar más a comentar que he leido que  el FMI y el Banco Mundial admiten que los biocombustibles agravarán la hambruna y que Paul Ziegler, catedrático de la Universidad Central de Berlín, estimó que el uso de biocombustibles es un crimen contra la humanidad.

etanol-ares1.jpg

Me parece increíble la hipocresía del FMI y del BM para los cuales “se está tornando grave a raíz de que algunas naciones utilizan los alimentos para producir combustibles. El BM advirtió de que miles de personas padecerán de inanición si los precios de los alimentos continúan subiendo y que la crisis social causada por la inflación puede desencadenar un conflicto de grandes proporciones en regiones de Africa, Asia y América Latina. Recordó que recientemente hubo disturbios en Haití, Filipinas y Egipto.”

Pero bueno, ¿es que el Banco Mundial y el FMI presentan algún tipo de enfermedad mental disasociativa y no saben, ni recuerdan –ni siquiera tienen ninguna responsabilidad–  en que muchos países atenazados por la deuda venden los productos que necesitan para comer para poder pagar los intereses de un capital suficientemente amortizado desde cualquier parámetro mínimamente ético? ¿O que los grandes beneficios que se fraguan en las Bolsas de Futuros que se inspiran tanto en el Chicago moderno como en el de los gángsters tienen su origen, como explica la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la alimentación (FAO), en que el cesto de la compra básico para una familia promedio en América Latina se encareció en un 45 por ciento en los últimos nueve meses?.

Voces sensatas como la de Paul Ziegler denuncian que la quema de cientos de millones de toneladas de maíz, cereales, arroz y otros productos para producir biocombustibles es un factor primordial en las fuertes alzas de los valores de los alimentos, y sigue diciendo que la política del FMI obliga a muchos países del Tercer Mundo a adoptar una política agrícola orientada a la exportación a costa de la economía de subsistencia. Y el profesor de Berlín advierte también que el mundo se encuentra en el umbral de una situación peligrosa en la que las revueltas por hambre pueden multiplicarse, protagonizadas por personas que temen por su vida.

Pero  no se trata sólo de los productos que deberían alimentar a las personas y se queman en los carburadores de los coches.  En BBC Mundo, en un sugerente trabajo llamado Quien juega con la comida, gana,podíamos leer que los precios del maíz aumentaron en 30% en menos de dos semanas, y los del trigo aumentaron en un 40% desde fines de junio arrastrados por una caída en la producción tanto en Rusia como en partes de Europa del Este provocada por la sequía, mientras los precios del maíz escalaron en un 30% desde que Estados Unidos bajó su predicción para la cosecha de este año, que ha sufrido los efectos de la ola de calor en ese país. Y esto a pesar de que luego se declaró a esta misma producción de maíz como una de las mejores de la historia.

Y detrás del trigo y el maíz han subido otros granos, como el centeno y la soja. Las grandes empresas que comercializan alimentos parecen ser los principales beneficiarios, pero en la lista de ganadores están también los productores de granos y, por supuesto, el otro protagonista: la especulación financiera.

Abdulreza Abbassian, analista del organismo de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), le dijo a BBC Mundo que los especuladores están jugando un papel importante en la volatilidad de los precios, en particular de los granos.

mercado-de-futuros-01.jpg

Por su parte, el economista británico Anthony Hilton nos dice que  “Parecería que los mercados están sufriendo de un frenesí especulativo”, y de hecho, la ONG británica Movimiento para el Desarrollo Mundial señalóque hay inversores que están tratando de “hacer dinero fácil” en los mercados de futuros y que en el verano pasado, los especuladores financieros de la Bolsa de Chicago en Estados Unidos compraron contratos a futuro por cerca de 40 millones de toneladas de maíz, más que el consumo anual de todo Brasil.

De todas formas, es claro que el sector financiero está amasando beneficios en el área de los commodities, y eso explica que firmas como Barclays Capital hayan registrado un aumento de 36% en los activos vinculados a ese sector.

Ernesto Ambrosetti, economista jefe de la Sociedad Rural Argentina, le dijo a BBC Mundo que este año se van a sembrar cerca de 31 millones y medio de hectáreas, casi dos millones más que el año anterior, gracias a la mejora de los precios y lo atractivo que son estos precios para los productores.

El panorama es similar en México. Según le dijo a BBC Mundo Alejandro Ortega, del Insituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), “para México, para la zona noroeste en particular, el incremento en los precios de los granos va a ser beneficioso”. Para él en concreto, si se cumplen sus expectativas de un beneficio de alrededor de 40 centavos por cada peso invertido en sus siembras de trigo.

Las grandes compañías

Los analistas también esperan grandes beneficios para las cuatro grandes empresas comercializadoras de alimentos conocidas por sus iniciales como el ABCD del sector: las estadounidenses Archer Daniels Midland, Bunge y Cargill, y la francesa Louis Dreyfus.  De hecho, Cargill, el principal comercializador de productos agropecuarios del mundo, ya anunció que sus beneficios en el último cuatrimestre, que concluyó el 31 de agosto, aumentaron en 68%, pasando de US$525 millones en el mismo período de 2009 a US$838 en 2010.

Los próximos en la escala de ganadores son las empresas que producen insumos y fertilizantes, así como los fabricantes de equipos agrícolas. Por ejemplo, la empresa de fertilizantes Mosaic, cuyo propietario mayoritario es Cargill, triplicó sus beneficios en el último cuatrimestre.

Mientras tanto, se espera que las ganancias por acciones de Deere, el principal fabricante de equipos agrícolas, se dupliquen en el período de 2010 a 2011, según datos de la agencia de noticias Bloomberg, aunque esta bonanza contraste con la desaceleración generalizada en la economía mundial y muchos dudan de que tenga un efecto multiplicador importante.

Pero si aprendimos algo de la crisis de los alimentos de 2008 deberíamos recordar que quizás también esta vez haya más perdedores que ganadores con el uso irracional de los recursos y la especulación que provocan las irracionales subidas de precios.

hambre-mundial

 
2 comentaris

Publicat per a 27 Octubre 2010 in Economia crítica

 

Etiquetes: , , , , ,

 
%d bloggers like this: