RSS

Arxiu d'etiquetes: eurozona

La U.E. se empecina en la austeridad-esclavitud, hasta el estallido final

En espera de que Merkel aterrice en España, podemos empezar a hacernos una idea de lo que nos espera viendo cómo se aprieta de nuevo el dogal en torno al cuello de Grecia.El día que sabemos que en agosto también ha aumentado el desempleo en España, tras cuatro meses a la baja la cifra de desempleados registrados crece en 38.179, hasta los 4.625.634 y los cotizantes se reducen en 136.762.

La “austeridad” que nos impone el PP nos lleva al abismo, y nos acerca cada vez más a la situación de Grecia. Según Público  la tasa de desempleo en Grecia se situó en mayo en el 23,1 % de la población activa (54,9 % en el caso de los menores de 25 años) y el poder adquisitivo de los trabajadores griegos, según calculan los sindicatos, ha retrocedido tres décadas.

La contradicción ha llegado al máximo. Al pedir la TROIKA políticas de mayor flexibilización para Grecia, está de hecho imponiendo la rigidez de la esclavitud. Con un paro creciente, proponer que la semana laboral aumente de cinco a seis días no significa sólo mayor paro y un descarado incremento de lo que Marx llamó “plusvalía absoluta”, sino una nueva burla sangrante a los derechos laborales y a la civilización. Quieren matar la democracia en el mismo país donde nació. Y donde los filósofos empezaron a reflexionar sobre labor, trabajo y la política, quieren reinstaurar oficialmente la esclavitud y el fin de cualquier forma de políticas democráticas (que de forna vergonzante ya forman parte del sistema de producción en muchos países “suminsitradores” de la gran metrópoli neoliberal) .

El diario económico Imerisia lo confirma:  La Troika propone no sólo aumentar la semana laboral a seis días y reducir el descanso mínimo entre turnos de trabajo a once horas, sino también  eliminar  las restricciones a los cambios de turno de mañana y de tarde según las necesidades del empresario, y reducir a la mitad la indemnización por despido y el plazo del empresario para notificar la rescisión de contrato. También pretende que disminuya la contribución al Fondo de la Seguridad Social que pagan las empresas por cada empleado, a pesar de que ha disminuido considerablemente lo que el Estado recauda .

La aceptación o no de estas condiciones draconianas podrán incidir, según el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, en la decisión que no se tomará hasta octubre “sobre el próximo tramo de ayuda de 31.500 millones de euros y la viabilidad del programa de ajuste griego que, como se reconoce abiertamente en las capitales, está descarrilado por el parón que se produjo a raíz de las complicadas elecciones y la formación de Gobierno”.

Al respeto de esta nueva vuelta de tuerca de una austeridad formada a partes iguales por sadismo e ideología (nunca por motivos económicos razonados y razonables), me parece interesante recordar esta entrevista hecha a Thomas Coutrot, co-presidente de Attac- Francia, miembro de la Fundación Copérnico y uno de los “economistas aterrados”. De forma tan  lúcida como pesimisma, Coutrot afirmó que la política de austeridad conduce inevitablemente a la desintegración de la Unión Europea.
Según el economista de ATTAC, después de la reunión de Merkel y Hollande con Samaras y su negativa a ampliar el plazo de cumplimiento de los compromisos griegos:
.

“Está claro que el Gobierno francés comparte los objetivos y políticas del gobierno alemán. No hay ninguna diferencia entre los dos. Desafortunadamente, no hay ambigüedad. Se está empujando a Grecia hacia un rincón. A pesar de que el gobierno griego de Samaras fue elegido después de que prometiera al pueblo griego la renegociación del memorandum,  los líderes franceses y alemanes vetan de forma clara reconsiderar  cualquier aspecto del mismo.”

Preguntado Courtrot sobre si esto puede significar que Grecia deba abandonar la zona euro,  y que quizá  España y Portugal se encuentren en una situación parecida, responde: “Es más que probable. Se conduce a Grecia en una situación imposible, en términos macroeconómicos. Y  en Grecia actúan los mismos mecanismos que encontramos en España y Portugal, pero también en Italia y Francia. De hecho es un engranaje y una cuestión de tiempo, pero si no se  reabsorbe rápidamente con políticas de cooperación la brecha de competitividad entre Alemania y los demás países de la Eurozona, el área del euro va a explotar.”

En opinión de Coutrot, la Europa de la austeridad no es viable. Y sigue afirmando, de manera rotunda:

“Así que los pueblos de Europa están condenados a vivir en una Europa que va a estallar porque no hay posibilidad de mantener la UE de las políticas actuales. Para nosotros (Attac) el diagnóstico es claro: más austeridad conduce inevitablemente a la desintegración de la Unión Europea, al colapso del euro y al colapso posterior de la Unión Europea por razones políticas y económicas.  El gobierno de François Hollande se ha metido en un callejón sin salida, a pesar de que, en la campaña electoral, dijo exactamente lo contrario.”

Para hacer frente a esta situación. Coutrot concluye diciendo que: “La respuesta a la crisis europea debe ser una respuesta europea. Los movimientos sociales no pueden limitarse a resistencias nacionales, por necesarias que sean… Pero que no bastan. Urge que los movimientos europeos construyan y se encuentren en luchas comunes. La iniciativa tomada por nuestros compañeros italianos de convocar una asamblea general de movimientos sociales europeos en Florencia el 15 de noviembre es una iniciativa decisiva. Esta iniciativa permitirá, por primera vez en Europa, que puedan coordinarse todos los movimientos sociales que quieran -y creo que son muchos-   para plantear un número limitado de reivindicaciones comunes y  lanzar campañas muy fuertes, en los diferentes países, hasta  hacer frente a las políticas suicidas de la UE.”

 
5 comentaris

Publicat per a 4 Setembre 2012 in Europa

 

Etiquetes: , , , , ,

La Deuda puede saldarse con sólo el 40% de las mayores riquezas de la Eurozona

No voy a decir nada que no sepan, o por lo menos intuyan: la “austeridad” que nos imponen forma parte de un proceso de dominación y colonización ideológica -y en absoluto de una política económica necesaria- para financiar esta ola sin fin de rescates en la que los trabajadores y la población en general van dejando sus ingresos, sus ahorros y su salud con reducciones de salarios y pérdida de derechos sociales. Todos estos sacrificios -más el pago de los nuevos impuestos que recaen sobre la inmensa mayoría de la población- no acaban, como nos quieren hacer creer, en una senda de crecimiento. Todo lo contrario. Alimenta este perverso mecanismo con el que mientras los estados se endeudan más allá de los límites sostenibles, las grandes fortunas aumentan y parecen inmunes al agujero sin fondo del sistema bancario y financiero. De hecho, es fácil darse cuenta de hasta qué punto se benefician con los incrementos de la desigualdad.

Hace unos días, Rosa María Artal publicaba una entrada en la que afirmaba que “Si, hay dinero”, y hablaba de los “ricos de solemnidad”, del fraude, la corrupción, las regalías a la Iglesia, los paraísos fiscales etc… Todos esos sitios en los que ni Rajoy ni Montoro, ni de Guindos, buscan esos fondos que dicen necesitar desesperadamente mientras nos hacen retroceder a las penurias del franquismo. Pues bien, lo de buscar el dinero donde está (en lugar de exprimir donde ya no queda) no era una propuesta aislada de Rosa María Artal.

También el prestigioso Deutsche Institut für Wirtschaftsforschung (Instituto Alemán de Investigación Económica) (DIW) de Berlín ha propuesto que los más afortunados ayuden a resolver la crisis en la zona del euro, mediante la obligación de comprar deuda pública o pagar un impuesto especial sobre sus activos. De hecho, según un estudio publicado el pasado fin de semana por el diario alemán Süddeutsche Zeitung, con sólo el 40 por ciento de la riqueza de los ricos podían pagar toda la deuda acumulada por los países de la eurozona.

Los expertos del DIW señalan que “es precisamente en los países en crisis donde tales instrumentos representan una opción razonable, ya que las fortunas privadas, en parte muy concentradas, pueden dar su contribución a la financiación del Estado”.

En base a una idea básica de la justicia, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, no pudo negar la evidencia del razonamiento de los expertos del DIW, pero prefirió cualificarla de “un modelo interesante.” Luego vino el director del Instituto de Estudios Económicos, Hamburgo (HWWI), Thomas Straubhaar, y disipó todas las ilusiones de que alguna vez se propusiera seriamente. Para ello le bastó recordar que estas medidas son difíciles de aplicar porque son los ricos los que controlan el sistema y no al revés.

Quizás se pueda hablar también de estas soluciones el próximo lunes en la Universidad Menéndez y Pelayo, cuando se presenta el libro ACTUA, a las 19 h. en el Hall Real por parte de  las periodistas Rosa María Artal  (también coordinadora y editora) y Sofía de Roa; los economistas Carlos Berzosa y Angels Martínez i Castells  (de Dempeus per la Salut Pública)  y el exdirector de Greenpeace España y promotor de Equo, Juan López de Uralde.

En su nota de premsa, observa la UIMP que “a lo largo de doce capítulos, firmados por periodistas, pensadores, activistas y especialistas como el exdirector general de la UNESCO Federico Mayor Zaragoza o el juez Baltasar Garzón, se abordan los asuntos que vertebran la realidad de España en época de crisis, como la justicia, las relaciones internacionales, el empleo, los medios de comunicación o la ciencia”.

Estoy segura de que en sus páginas. revisitadas, se encuentran propuestas reales que nada tenen que ver con el naufragio al que quieren condenarnos.

 
1 comentari

Publicat per a 22 Juliol 2012 in Economia crítica, Europa

 

Etiquetes: , , , , ,

El Financial Times juega fuerte contra Syriza

No sólo en la guerra tradicional, con bombas y morteros, la primera víctima es la verdad. También en las contiendas electorales los medios de comunicación juegan duro para servir los intereses que les financian. Pero deben tener cuidado: una presión desmesurada de la prensa internacional en contra de Syriza puede acabar provocando el efecto contrario de lo que pretende, y acabar decidiendo el voto de una parte de la población todavía indecisa a unirse a la izquierda radical… Ese parece ser el caso del editorial del Financial Times Deutschland que el pasado día 14 recogía la posición monetarista más neoliberal de Berlín y aconsejaba a los griegos a “resistir la demagogia de Alexis Tsipras y Syriza”. No parece que la ciudadanía griega acepte la amenaza de que si se equivocan a la hora de votar y no tiene posibilidades de formar gobierno alguno de los partidos que aceptan los términos de los acreedores internacionales, Grecia tendrá que abandonar el euro.

En este punto, como en otros, el Financial Times miente. Entre otras cosas, porque no es ese el programa de Syriza, sino la renegocación del Memorándum. Y porque oculta que de hecho NO le interesa para nada a la troika absolutista gobernante que empiecen a caer las fichas de un dominó que ha demostrado hasta qué punto reparte juego favorable a los poderosos del “centro” de la eurozona. El superávit de Alemania no se hubiese logrado sin los déficits impuestos y fuertemente manipulados de los GIPSI, y una periferia que la enriquece y le permite seguir con unas políticas neoliberales (y suicidas) que sólo conducen al abismo.

Desprovisto de rasgos humanos por la prensa conservadora, el líder de Syriza es de nuevo “un fantasma” que conmociona Europa…

Si se sigue el consejo del Financial Times de votar masivamente por Nueva Democracia su líder, Antonis Samaras -el fiel y obediente político conservador que más agrada a la canciller Merkel- podría formar gobierno, aunque sea en coalición con el Pasok. Pero el texto del FT no deja de ser contradictorio, porque también reconoce que ND ha sido responsable, durante décadas, de las peores políticas que han asolado Grecia y es, de hecho, co-responsable de la miseria de hoy. Aun así, “Europa debe cumplir con su deber”, decía el Financial Times en otro títular de primera página.. y el “deber” consiste en acatar los compromisos firmados -bajo el todopoderoso ojo de Goldman Sanchs- por los corruptos que arrastraron a la sociedad griega a la miseria…  ¡Este es el sentido más clásico de la tragedia griega incorporado a la vida económica para beneficio de los especuladores de Wall Street y el Bundesbank!

De hecho, el pulso que se juega este fin de semana puede acabar desmontando toda apariencia democrática que quede en la eurozona. La nueva conquista de Europa por parte de los capitales con sede en Alemania ha utilizado el euro como medio de expansión y colonización, y 17 de los 27 Estados de la Unión Europea (los que forman la zona del euro) deben seguir aceptando su dominio o reaccionar. Y hacerlo empieza por no dar por sentado que sólo hay una política económica que justifica la existencia de una moneda única. Que eso no es verdad y que la política monetaria puede y debe rendir cuentas ante las distintas poblaciones europeas (no sólo las élites alemanas), y que puede humanizarse con políticas fiscales distributivas y de apoyo a la creación de empleo. La moneda debe servir a las personas, ser un medio que facilite los aspectos sociales, comerciales y económicos de su vida, no un dios vengativo que cuesta dolor, alienación y vidas… Y si todavía alguien no me cree, entren en esta página de The Guardian y vean el video sobre la realidad del sector de la sanidad a la que debe hacer frente el pueblo griego.

 
 

Etiquetes: , , , ,

Grecia, los indignados y el problema de la deuda

 « Los Indignados » han tomado la plaza de la Constitución. Se indignan, debaten, proponen. Se organizan.  Cuando acaba el día, las manos se levantan, suenan las cacerolas y los pitos.

Lefteris, 28 años, declara:  «Estamos frustrados por la situación de Grecia. Esperemos que mucha gente salga, se manifieste. Y no sólo en Grecia, sino en Europa y en todo el mundo! Las políticas neoliberales sólo producirán más paro y más pobreza.

Grecia está sometida desde hace un año a una austeridad inhumana que hunde el país en la recesión, sin que nadie vea su salida. En la plaza, las palabras son claras:   «Estoy aquí para pedir que aumenten los impuestos para la mayoría, para denunciar los escándalos de los que, desde el poder, nos han robado nuestro dinero”… Olga, 21 años, estudia farmacia y ha visto como disminuían los medios de enseñanza y la posibilidad de tener un futuro profesional…  “Espero que este movimiento cambie las cosas”, dice  Olga entre el miedo y la esperanza.

«Queremos hablar y entender lo que nos pasa». Desde el Parlamento, las ventanas están cerradas.

Sin embargo, otros sí hablan. Por ejemplo, sobre la deuda griega, es importante el cara a cara que sostienen Yannis Tolios, portavoz del Comité Griego de la cancelación de la deuda, y el economista Euclides Tsakalotos, profesor de Economía en la Universidad de Atenas

¿Hay que cancelar la deuda de Grecia?

Yannis Tolios. Por supuesto, tenemos que cancelar una gran parte de la deuda de Grecia. El gobierno griego encontró dinero para los mercados y los acreedores en el comienzo de la crisis, pero ahora que no quiere acudir dónde está el dinero. Tenemos el mayor gasto militar en Europa. Nuestra redistribución es injusta. La política del gobierno hunde el país en el desempleo y la recesión para devolver el dinero a los acreedores. Nos basamos en el derecho internacional: la ONU dice que un Estado debe satisfacer las necesidades básicas de su población y una parte de nuestra deuda es odiosa. En base a argumentos parecidos Ecuador justificó la cancelación de su deuda. Se estima que el 75% de la deuda griega es ilegal. Está relacionada en gran parte con gastos de defensa, incluyendo la compra de submarinos alemanes defectuosos, y del sistema de seguridad C4I. La deuda de la troika también es ilegal porque, contrariamente a lo que establece la Constitución, fue votada por mayoría simple.

Euclides Tsakalotos. Una cosa es cierta: Grecia no podrá pagar todas sus deudas. Como se reconoció en términos de la deuda del Tercer Mundo en la década de 1980, la responsabilidad de la crisis de la deuda es tanto para los prestamistas y los prestatarios. Por lo tanto, lo importante es primero garantizar que el sistema financiero internacional comparte la responsabilidad. Lo segundo, reconocer que muchas de las economías de la UE se enfrentan a problemas similares a los de Grecia. Por lo tanto, la solución está en las iniciativas supranacionales. De hecho, la deuda europea en su conjunto no es demasiado grande en relación al PIB europeo. Por lo tanto, el problema no es sólo el papel de las instituciones financieras, sino toda la arquitectura económica y financiera de la UE, que ha hecho de esta crisis una verdadera tragedia. Debe quedar claro: la Unión Monetaria no es sostenible sin mejorar los mecanismos de solidaridad social.

Sin embargo, ¿no se puede llegar a una situación problemática para los ciudadanos que tienen dinero en el banco, o para los fondos de pensiones 
 que han invertido en deuda griega?

Yannis Tolios. Queremos asegurar las inversiones de hasta 100.000 euros. Por lo tanto, es preciso crear un sistema bancario nacional, controlar del dinero que se invierte en el extranjero de forma ilegal: en Suiza, por ejemplo, hay 600 mil millones de euros de depósitos griegos, ¡el doble de la deuda! Ahora, pagamos 60 mil millones los intereses ilegales. Si no pagamos, podemos invertir en el crecimiento (de los servicios públicos, de empleo, en subida de salarios …). Desde 2009, tenemos una disminución constante en la renta nacional: – 2,5% en 2009 a 4,5% en 2010 a 3,5% en 2011. Hemos entrado en un círculo vicioso: la recesión, la pobreza, la austeridad, la reducción de las aportaciones a las arcas del Estado, los bienes públicos se venden … Debemos mantener la economía de otra manera, hacer otra cosa con ese dinero que pagamos por acreedores. Además, los bancos han ganado entre 28 y 30 millones de euros de financiación en 2009, 50 millones de dólares en 2010 y ya con 30 millones de euros durante los seis primeros meses de 2011. Vemos que los préstamos no son necesarios. Si el dinero previsto para pagar las deudas se quedara en las arcas del Tesoro de Grecia, podríamos sostener el crecimiento.

Euclides Tsakalotos. De hecho, la cancelación de una parte de la deuda griega suficientemente grande significaría una diferencia fundamental en la capacidad de Grecia para pagar su deuda, pero podría poner en peligro los bancos y los depósitos de la gente común. Por eso, el Partido de la Izquierda Europea tiene razón al insistir en que es necesario transformar radicalmente las instituciones europeas. Estas instituciones han sido construidas y consolidadas durante un período de hegemonía neoliberal, sólo pueden funcionar si los mercados son extremadamente rentables y si el capitalismo global no tiene nuevos episodios de crisis. Pero sabemos que esto no es así. Necesitamos un presupuesto a nivel europeo más amplio, un Banco Central Europeo que opere como un verdadero banco central, y una estrategia de inversión en una cantidad equivalente a un segundo Plan Marshall. De lo contrario, la UE seguirá enfrentándose a una espiral deflacionaria que lleva a mayores austeridades ….

grece-crise.jpg

Pero Grecia ya no tiene un sistema productivo …

Yannis Tolios. Debido a que fue un error entrar en la zona del euro. Y hoy nos encontramos con un gran dilema. Si siguen esta política, deberemos hacer frente a otros diez a quince años de austeridad. Si tomamos las medidas que propongo, habrá que abandonar el euro y volver a la moneda nacional. Pero las consecuencias serán menores que si sufrimos la austeridad durante quince años más. Esta política radical es el único camino de progreso. Ciertamente, el Norte no entiende que debamos salir de la zona del euro. Pero nosotros, los griegos, como los países de la periferia de Europa, tenemos serios problemas por el funcionamiento de la eurozona. Incluso el préstamo de la UE y el FMI se hace en base a unas condiciones que se podría pensar que quieren la quiebra de Grecia en lugar de evitarla. Es necesario, en cualquier caso y como mínimo, revisar la velocidad de los préstamos a Grecia para que pueda reinvertir en su aparato productivo.

Euclides Tsakalotos. Es probable que en muchas economías de la UE, aunque el total de la deuda se perdonara, los problemas hubieran surgido de todos modos. Detrás del problema de la crisis de la deuda europea está el problema del modelo de producción que se impuso desde 1980. La dominación de las finanzas ha dado lugar a un aumento de las desigualdades sociales y regionales. La liberalización del sistema financiero no ha tenido externalidades positivas para el resto de la economía. Este error ha obligado a los gobiernos a depender de la política financiea y a que el Estado garantizara la legitimidad del neoliberalismo. Pero la hegemonía financiers no asegura las políticas sociales, como lo demuestra la experiencia de América (los préstamos tóxicos tienen sus raíces, en parte, en créditos concedidos a los estratos más pobres de la sociedad). Parece difícil poder creer que una economía política viable para el futuro puede existir sin un cambio de los prototipos de producción y de consumo. En otras palabras, sigue vigente la cuestión central que plantea la izquierda desde el siglo XIX: ¿quién produce qué, por qué y bajo qué condiciones?

Entrevistas (en Atenas) por Fabien Perrier.

votar

 

Etiquetes: , , , ,

 
%d bloggers like this: