RSS

Arxiu d'etiquetes: explotación

Grecia: Fresas y sangre, “austeridad” y esclavitud

Manolada Claro que puede haber algo peor que negar el salario mínimo a los trabajadores agrícolas: dispararles a quemarropa cuando piden sus sueldos atrasados de seis meses, y detenerles si sólo han quedado heridos de levedad o han sido testigos del intento de homicidio (aunque argumenta la policía que el arresto se debe a que ahora han descubierto que carecen de permiso de residencia). Ha sucedido en Grecia, cuando uno de los supervisores de la compañía ha disparado contra los trabajadores, hiriendo a 28. La respuesta de la red ha sido inmediata y se ha iniciado una campaña para no comprar las fresas producidas de la explotación Manolada, teñidas de sangre. Pero, aunque extrema, esta violencia no es un hecho aislado. La sobreexplotación a los trabajadores, inmigrantes o no, se agudiza con la excusa de la crisis y se suma al maltrato o incluso la tortura: en la misma zona del Peloponeso, un bracero egipcio fue golpeado y arrastrado cientos de metros atado a un coche. La culpa: ir a la huelga y reclamar que se les paguen los salarios de hambre que se les adeudan mientras malviven en condiciones de trabajo propias de la esclavitud: jornadas de trabajo agotadoras, sin derechos, sin nigún tipo de seguro.

Ante la presión de sindicatos, organizaciones de izquierda y antiracistas, la policía ya ha detenido al propietario de la empresa que se declara “ajeno a los hechos”. Sin embargo, es famoso en toda la región por la crueldad con que trata a sus trabajadores. Este mismo empresario ya había advertido a los huelguistas que es inútil seguir exigiendo el pago de los salarios atrasados y que es mejor que se busquen otro trabajo. Y eso sucede, impunemente, en la cuna de la civilizada Europa donde la desnutrición, especialmente entre los niños, se propaga como si el país acabara de salir de una guerra terrible (contra la ciudadanía).

Ya han dejado de ser noticia los desmayos de los niños en las escuelas de Grecia: nos estamos acostumbrando a la agonía del hambre. Cada vez más familias tienen dificultades para sobrevivir en el día a día. Se estima que el 10% de los niños de primaria y secundaria pasaron hambre en Grecia el año pasado, y el país se encuentra ahora en el nivel de algunos países africanos. Las escuelas ya no dan almuerzo, y son cada vez más los alumnos que no pueden traerlo de casa ni comprarlo. Alexandra Perri, maestra de Acharnae, afirma que 60 de sus 280 estudiantes sufren desnutrición. Y lo confirma UNICEF para el 2012 en un informe sobre familias griegas con hijos: más del 26% tienen una dieta insuficiente. El fenómeno es muy evidente entre las familias inmigrantes, pero se extende rápidamente a las familias griegas de zonas urbanas.

hambre en Grecia“Las consecuencias del plan de austeridad con el que se pretende combatir la crisis son mucho peor de lo que imaginábamos”, concluyen un equipo de investigadores de la Universidad Aristóteles de Salónica y de la Universidad de Nuevo México. Se han centrado en las condiciones económicas y sociales, el uso de la sanidad y el estado de la salud de la población. De su investigación se desprende que los principales indicadores de salud pública se desplomaron con la introducción de las políticas de austeridad que redujeron de forma drástica los servicios públicos, con las peores consecuencias. Concretamente, entre 2007 y 2009, las tasas de mortalidad por suicidio y homicidio en hombres crecieron respectivamente en un 22,7% y un 27,6%. Y a pesar del efecto adverso de las políticas de “austeridad” se siguen imponiendo más recortes de Grecia: la financiación del Ministerio de Salud se redujo en un 23,7% entre 2009 y 2011, y sin embargo son cada vez más las personas enfermas que no pueden recurrir a la sanidad privada. Dicen los investigadores: “Esperábamos que las políticas de austeridad afectaran negativamente los servicios sanitarios y la salud de las personas, pero los resultados han sido mucho peor de lo que imaginábamos”.

Sólo faltaba ahora que, al socaire del fascismo de Amanecer Dorado, las alimañas de la sociedad se creyeran con derecho a tirotear a quienes exigen sus salarios. Ha llegado la barbarie a la cuna de Europa.

Visto en Contropiano. Y sobre el tema, ver también Dempeus.

 
4 comentaris

Publicat per a 19 Abril 2013 in Economia crítica, Europa, Salut

 

Etiquetes: , , , , , , ,

Haití sigue pagando por su liberación

haiti2.jpg

Washington ni siquiera les permite un pequeño aumento en sus salarios, muy lejos de ser decentes. Publiqué hace algunos meses lo que Eduardo Galeano escribía sobre Haití:   “Que en el año 1803 los negros de Haití propinaron tremenda paliza a las tropas de Napoleón Bonaparte, y Europa no perdonó jamás esta humillación infligida a la raza blanca. Haití fue el primer país libre de las Américas. Estados Unidos había conquistado antes su independencia, pero tenía medio millón de esclavos trabajando en las plantaciones de algodón y de tabaco. Jefferson, que era dueño de esclavos, decía que todos los hombres son iguales, pero también decía que los negros han sido, son y serán inferiores. La bandera de los libres se alzó sobre las ruinas.

Desde entonces, la tierra haitiana ha sido devastada por el monocultivo del azúcar y arrasada por las calamidades de la guerra contra Francia, y una tercera parte de la población había caído en el combate. Entonces empezó el bloqueo. La nación recién nacida fue condenada a la soledad. Nadie le compraba, nadie le vendía, nadie la reconocía.
[…] Estados Unidos reconoció a Haití recién sesenta años después del fin de la guerra de independencia, mientras Etienne Serres, un genio francés de la anatomía, descubría en París que los negros son primitivos porque tienen poca distancia entre el ombligo y el pene. Para entonces, Haití ya estaba en manos de carniceras dictaduras militares, que destinaban los famélicos recursos del país al pago de la deuda francesa: Europa había impuesto a Haití la obligación de pagar a Francia una indemnización gigantesca, a modo de perdón por haber cometido el delito de la dignidad. La historia del acoso contra Haití, que en nuestros días tiene dimensiones de tragedia, es también una historia del racismo en la civilización occidental.”

El acoso que denuncia Eduardo Galeano  continuó con la escasa, racionada y cicatera ayuda a las víctimas del terremoto del 2010  y la epidemia de cólera que siguió al desaste (excepto la del personal sanitario cubano, ignorado por la mayoría de los medios).

Ahora, cuando empiezan tímidamente a recuperarse con su esfuerzo y su trabajo, sigue la humillación, y Washington les niega los 42 céntimos más prometidos de subida de salarios y pone trabas a la importación de petróleo (más barato) de Venezuela. Así se puede leer en el original francés : Haïti. On leur avait promis 42 centimes de mieux. Whasington a dit Non !

No hay límites a la explotación.

La misión estadounidense en Haití intervino para impedir una subida del salario mínimo de 61 céntimos la hora (apenas 42 céntimos de euro). David E. Lindwell, jefe adjunto de la misión, según los comunicados revelados por Wikileaks, escribió que este aumento “no tiene en cuenta la realidad económica”. ¿La realidad ? 1,6 millones de dólares menos para el vendedor norteamericano de camisetas, vestido y ropa interior Hanes y Levi Strauss, que sólo ha anunciado 211 millones de beneficios en 2010 y cuyo ejecutivo, Richard Noll, sólo cobra un salario de 10 millones de dólares, comenta Michel Moore. ¿La realidad ? Un país que cuenta con un 65% de parados, el 80% de sus habitantes por debajo del umbral de pobreza, como si la pobreza tuviera un umbral en este país que no se ha repuesto del terrible terremoto de 2010.

Los Estados Unidos intrigan también para impedir un acuerdo de Haití con Venezuela para obtener petróleo más barato que el de Exxo Mobil y Chevron, informa “The Nation”. Ninguna piedad con los pobres. Que trabajen más. ¡Los beneficios primero !

 
2 comentaris

Publicat per a 14 Juny 2011 in Economia crítica

 

Etiquetes: , , ,

Lo podrías llamar robar…

netejadora_castellano.jpg

No todo son los grandes robos del capital financiero: ahí está el asalto cotidiano a unas trabajadoras especialmente explotadas a las que se les niegan derechos y un salario digno. Me sumo hoy a una campaña que merece mayor difusión de la que ha conseguido hasta ahora a pesar de las múltiples movilizaciones que han venido realizando: Se trata de la lucha de las mujeres de la limpieza en la que se reivindica, entre otras cosas, un sueldo mínimamente decente para un trabajo que se quiere invisible (y que se explota miserablemente).

Apoyan la campaña la mayor parte de los colectivos de mujeres organizadas del mundo profesional, asociativo, universitario y político, y con su solidaridad y ayuda intentan conseguir que las mujeres de la limpieza puedan trabajar y vivir con menos precariedad y firmen un Convenio justo que palie su discriminación y disminuya el grado de explotación que tienen que soportar. Mil euros mensuales no es lo justo, pero es lo mínimo. Y todo lo que no llegue a las cantidades que reclaman, con toda justicia, lo puedes llamar robar:

Las personas que limpian edificios y locales son trabajadoras/es especialmente poco valoradas/os y mal pagadas/os, a pesar de hacer una de los trabajos más útiles para nuestra sociedad. La limpieza es un sector feminizado (el 95%), a pesar de que entre los mandos intermedios y jefes encontramos mayoritariamente hombres (el 90%) El salario bruto mensual de una persona trabajadora de la limpieza es de 916 euros en bruto, por debajo del salario bruto de un peón especializado, categoría comparable y ocupada mayoritariamente por hombres. Esta situación comporta un agravio comparativo y una patente desigualdad con otros sectores no feminizados.

Distintos compañeros y compañeras que se solidarizan con sus justas reivindicaciones me han enviado su escrito:

PEDIMOS LO SIGUIENTE:

Primero.- reclamar al gobierno y a la patronal del sector de la limpieza un cambio de actitud que permita superar esta discriminación histórica y territorial que haga posible la negociación de un convenio con una misma regulación, una misma aplicación y un mismo salario en toda Catalunya.

Segundo.- adherirse a la demanda de los sindicatos mayoritarios para negociar un convenio que incida y cambie esta realidad que, desde hace muchos años, sufren las mujeres trabajadoras de la limpieza.

Tercero.- que se incorpore un concepto de mejoras retributivas de acuerdo con las reivindicaciones sindicales y acontezca condición indispensable en la adjudicación de los contratos públicos de limpieza.

Cuarto.– se dé traslado de este acuerdo al Departament de Treball de la Generalitat de Cataluña, al Foment del Treball, a los sindicatos CCOO y UGT, al Parlamento de Cataluña, a la Federación de Municipios y a la Asociación Catalana de Municipios.

Acaban su mensaje agradeciendo la atención que se les dedique. Pues yo pienso todo lo contrario. Creo que somos muchas mujeres (y hombres) los que os agradecemos vuestra labor, vuestra lucha y la manera cómo la estais llevando a cabo. Que no os arrugueis porque os hablen de crisis –a vosotras, que pedís mil euros al mes– los que despilfarran constantemente miles y miles de euros…

Fuerza, suerte, y contad con Punts de Vista para lo que que sea necesario. Ya en el mes de marzo publiqué “en suport de les treballadores de la neteja”… la vuestra no es una lucha de cuatro días. Gracias por vuestra constancia.

Ayuda a difundir y vota:
votar

 
1 comentari

Publicat per a 8 Desembre 2010 in Gènere, Igualtat

 

Etiquetes: , ,

 
A %d bloguers els agrada això: