RSS

Arxiu d'etiquetes: huelga de hambre

#StopCrueldadMovistar Stéphane Hessel y Marcos, hoy también, unidos e indignados

VagaFamTelefonica

marcos-armenteros-highlight_smallLa lucha de Marcos es la lucha de todos. Como lo ha sido también la de Stéphan Hessel, el veterano defensor de los derechos humanos que hoy nos ha dejado, y que en el prólogo a Reacciona escribió que ante los peligros que afrontan nuestras sociedades interdependientes, es tiempo de acción, de participación, de no resignarse…. como hacen los compañeros y compañeras insurgentes de Telefonica. ¿Qué hubiera dicho Hessel ante la vulneración de los derechos humanos concretados en un despido por enfermedad, por no “rendir” cuando el cuerpo sufre? ¡Cómo se hubiera indignado ante la nula reacción de Kim Faura y tantos bonzos de Telefónica ante huelgas de hambre que claman a los cielos… y que ellos, en sus privilegios, prefieren ignorar! Marcos y sus compañeros y compañeras, sus amigos y amigas, siguiendo hilos rojos de indignaciones seculares que construyeron una sociedad más vivible, más humana y equitativa, más civilizada, tampoco hoy nos resignamos: decimos con Hessel en que ahora es tiempo de democracia genuina, de movilización, de ser actores y no espectadores obedientes de la prepotencia y corrupción de quienes se creen dueños del mundo y amos de quienes deben trabajar para subsistir… los putos amos de la inmensa mayoría: del 99%.

Stephane HesselHoy uno los nombres de Marcos y de Hessel en una indignación que mueve a reaccionar, a superar las sombras presentes para diseñar un futuro más acorde con la dignidad humana, como Hessel nos dijo. Como Marcos, y sus compañeros de Telefónica hacen.

Con motivo de la primera huelga de hambre de Marcos y sus compañeros escribí unas palabras que hoy recupero, con mucho más sentimiento solidario, en la segunda huelga de hambre. Y lo hago el mismo día en que, estoy segura, avanzan hacia la primera línea nuevos defensores de los derechos laborales y humanos que pasan a ocupar el puesto -ya no vacante- que deja Stéphane Hessel… También su memoria:

Una huelga de hambre pone de manifiesto los límites de la presión, lo grave de la injusticia, el agotamiento de las palabras, y la inhumana sordera e insensibilidad de los interlocutores (la empresa multinacional, en este caso) que aboca a los trabajadores a una medida que tiene tanto valor simbólico como peligro real para las personas que la llevan a cabo. Si los trabajadores no hacen huelga para dejar de trabajar, sino para poder hacerlo en mejores condiciones, la huelga de hambre es una respuesta -desesperada y casi de último recurso- a lo que se vive como amenaza a la propia supervivencia, a poder trabajar con la dignidad propia de todo ser humano.

Una huelga de hambre solidiaria significa la conciencia de la gravedad, el abismo al que nos empuja este modelo -que muere matando- sin que todavía veamos los perfiles definidos del modelo que lo ha de substituir, necesariamente.

Sabemos que el capitalismo no es eterno, pero la necesidad de alumbrar un mundo nuevo es cada vez más urgente. Por otra parte, los conflictos que provocan multinacionales como Teléfonica (o France-Telecom, por citar otra gran empresa privatizada que provocó una auténtica convulsión social en Francia), ilustran el modelo economico deshumanizado que se impone en nuestra sociedad, y van más allá de la “mundialización” para recordar más y más sus inicios esclavistas. Con su comportamiento bárbaro con las personas enfermas (que no rinden lo suficiente, alegan, cuando ellas están destrozando el planeta) ilustran la incompatibilidad de la ley del máximo beneficio con la necesaria sociabilidad y las posibilidades reales de poder ofrecer un mundo algo mejor para las futuras generaciones. Sus exigencias de psicópata, traducidas en leyes vergonzantes que las mayorías políticas aprueban sin rubor, con el hacha en la mano, chocan frontalmente con la necesaria construcción de relaciones sanas e igualitarias. Su desvarío impide compaginar con un mínimo de armonía la propia vida, las relaciones personales y el medio…

En el modo de vida que imponen, trocan las relaciones humanas entre iguales por la competencia entre compañeros, y en esa ley del más fuerte persiguen la solidaridad porque les es totalmente ajena -de hecho, enemiga- y les cuestiona desde la base… En el modelo que imponen las grandes empresas la información de los grandes medios está comprada y a su servicio (¡cómo no, si son los grandes anunciantes!) y a su alrededor sólo puede encontrar algún cobijo el que mejor finje o el más servil. Demuestran claramente que si es cierto para una realidad más global que “lo que llaman democracia, no lo es” (o NO en una medida suficiente) las grandes empresas sólo frecuentan las instituciones democráticas para intentar comprar a los políticos elegidos y las políticas que elaboran… El modelo económico de las grandes multinacionales se empeña, finalmente, en que todos seamos como aquel necio del poeta que confunde, constantemente, valor por precio: su precio, su cotización en Bolsa, sus beneficios.

Y en esta confusión, nos va la vida.

Un abrazo fuerte!

Sigue el blog de la Huelga de hambre en Telefonica

 

Etiquetes: , , , , , ,

Huelga de Hambre Telefonica: punto seguido



 
2 comentaris

Publicat per a 28 Novembre 2012 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , ,

Telefonica, tan inhumana como sus robots: 24 días de huelga de hambre

Este video de Marcos lo grabó Albano Dante-Fachin (cafeambllet) el pasado sábado. Hoy ya se cumplen 24 días de la huelga de hambre. ¡No les dejemos solos! Si Telefonica es tan inhumana como los robots que nos pone al teléfono cuando necesitamos sus servicios, nosotros no hagamos lo mismo. Denunciemos estas empresas de servicios que maltratan a las personas, y en especial a sus trabajadores. Escucha los argumentos de Marcos, ayuda a difundirlos y muévete por los compañeros en Huelga de Hambre.

y hoy:

FlashMob 2.6
Dimarts 27 de Novembre a les 17:00h.
Plaça Catalunya (ens trobarem davant de la botiga Movistar)
.
Fem una crida solidaria a tota la gent i als col.lectius en lluita de Barcelona a participar en el FlashMob i així sol.lidaritzar-se amb la vaga de fam que estan fent els treballadors de Telefònica/Movistar.

Ens posarem en formació silenciosa durant 20 minuts a Plaça Catalunya (tallant el transit del carrer Fontanella)
A les primeres files es col.locarà la gent amb el tradicional Kit FlashMob i després es podran col.locar la resta de persones que podran portar les seves pròpies pancartes reivindicatives.
La setmana passada vam ser 400 i aquesta hem de ser 1000!!!
És recomanable portar una samarreta de màniga llarga blanca tèrmica sota la samarreta de “Sí, Soy Rentable”
(la gent que no pugui comprar el Kit FlashMob també podrà participar).
També és important portar un xiulet o qualsevol instrument per fer soroll. S’ha acabat el silenci!!!
Salut i lluita!

 
Deixa un comentari

Publicat per a 27 Novembre 2012 in Serveis Públics

 

Etiquetes: , ,

En Telefonica, compañeros en el 12º día de huelga de hambre: Difunde y actúa!

Hoy se cumplen ya los 12 días de huelga de hambre de los compañeros de Telefonica. La foto anterior corresponde al inicio de la misma. Ayer, Elena, Toni y Zé, de DEMPEUS per la Salut Pública visitaron a los 5 compañeros en lucha frente a la todopoderosa y prepotente Telefónica. Como cuenta Toni Barbarà, médico, la situación ambiental, pero sobretodo el semblante de los compañeros denotan la dureza del momento. A pesar de los cuidados de un equipo fraternal de compañer@s médicos y sanitarios, tantas horas de tensión y ayuno, sin otra ingesta que líquidos con electrolitos, representa un quebranto que va profundizando en un limbo desconocido y expectante de cual será el siguiente síntoma, el nuevo deterioro físico y psíquico… y que gravedad tendrá.

La historia es de una dureza absolutamente inusual, que permite hablar de encarnizamiento: el conflicto se remonta a 2010 con el despido fulminante del trabajador Marcos Andrés Armenteros por haber acumulado varias bajas médicas, perfectamente extendidas por su facultativo del sistema nacional de salud. Es el disparate más aberrante de una progresiva reforma/contrareforma laboral que a paso de tuerca ha llegado a la ignominia de poder despedir a un trabajador por el hecho simple y llano de enfermar.

La normativa aplicada es producto de sucesivos recortes en las condiciones laborales: Que llega a considerar como despido procedente a un trabajador/a que presente un 20% de bajas médicas (aunque estén perfectamente justificadas y documentadas) a lo largo de 4 meses no consecutivos de un mismo año. Se trata del nefasto artículo 52 D del estatuto de los Trabajadores. Una normativa obscena que pretende castigar el “absentismo”… en la primitiva versión era aplicable cuando este supuesto absentismo alcanzara el 5% de la plantilla. Ese porcentaje bajó al 2’5 % en el periodo Zapatero, para acabar hoy, en versión PP, en el 0%, es decir independientemente de que haya o no absentismo.

Hay que denunciar que hoy día, inmersos en esta brutal crisis-estafa, los servicios de atención en el trabajo sitúan una nueva patología social en las antípodas del dicho “absentismo”: es el “PRESENTISMO”, o sea la asistencia al puesto de trabajo incluso en condiciones inhumanas, de enfermedad o indisposición, pero arrastrando el dolor y la rabia ante la posibilidad de perder el puesto de trabajo en una salvaje competencia frente a otro compañer@ no enfermo en ese momento. Es la consagración del principio del beneficio empresarial por encima de cualquier consideración social, laboral, de derecho, de humanidad. Patronos impunes que exclaman: “¡Si no son rentables, si se ponen enfermos, ¡se les despide y listos !”

Marcos tuvo la fatalidad de enfermar de forma reiterada, y en lugar de sostener una baja prolongada, se fue reincorporando a su puesto de trabajo para acabar con la injusta penalización de su despido. Pleiteó contra la empresa ¡ y ganó ¡! Despido nulo y readmisión!. Parecía que la justicia se iba a imponer…. Pero el poderoso entramado jurídico de la no menos poderosa Telefónica recurrió y en el nuevo proceso, aun confirmándose su culpa dolosa, se decretó despido solo ” improcedente”, y con esa fórmula como todo el mundo va sabiendo se permite la no readmisión por cuatro cuartos. Se trata además y por encima de todo de dejar bien claro su “principio de autoridad” su “aquí manda la patronal” su “ordeno, mando y doy ejemplo a quienes quieran plantar cara, o simplemente pretenda ejercer sus derechos”.

Todo este brutal escenario  está siendo objeto de una opacidad mediática literal. Es el silencio impuesto y culpable de y a los medias que dependen, obedecen, acatan ni que sea a regañadientes, las indicaciones (órdenes) de lo poderosa empresa millonaria, amiga del poder, cómplice de tantos entramados macrofinancieros, y determinante en el sector. Lali Sandiumenge ya lo padeció en La Vanguardia.

Desde  Dempeus de la Salut pública les reiteramos nuestra solidaridad y apoyo.

Es importante que desde las redes sociales se difunda esta injustícia.  Este es el artículo de Esther Vivas en Publico, y os remitimos también al de Lali Sandiumenge censurado en La Vanguardia. Lali ha abierto un nuevo blog `para poder contar la verdad en   “Luchamos contra Telefónica en su propio terreno”, y una explicación de la censura Hay que informar. Y este es el comunicado que corresponde con su onceavo día de Huelga de Hambre (ayer):

FACEBOOK: Huelga de Hambre en Telefónica
TWITTER: @HHTelefonica
BLOG: http://huelgadehambreentelefonica.blogspot.com.es
Email: huelgahambretelefonica@gmail.com

También os pedimos que difundáis el nº de cuenta de apoyo a la huelga de hambre

0081-5041-83-0001506556

para que hagáis vuestras aportaciones para sufragar los gastos de prensa, carteles, infraestructuras y apoyo a los huelguistas.

Gracias por vuestro apoyo.

Ved también en este blog:  En Telefonica, una huelga de hambre solidaria para Marcos y el video de cafèAMBllet explicando estos hechos:

 
8 comentaris

Publicat per a 16 Novembre 2012 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , , , ,

Y el 15N seguimos, con más dignidad y más fuerza


Despues de ayer, 14N, ¿hoy qué? Mi amigo Zana no era demasiado optimista, sobre todo porque no tenía claro cual iba a ser el paso que iban a dar los sindicatos “el día después”. O sea, hoy. Quedó de nuevo en primer plano hasta qué punto es fundamental la musculatura de las organizaciones convocantes, que a cada movilización funde más a los sindicatos tradicionales con las nuevas organizaciones sociales, y amplía el ámbito de la reivindicación laboral más tradicional a los 26 millones de parados de Europa, a los desahucios, a los hachazos a la sanidad, a la enseñanza, a la cultura, a los ataques a la dependencia, al trato inhumano para las personas inmigrantes, a la inseguridad de los jubilados y a una manera de gobernar despótica y siniestra de quienes, además toman lo público como propio y mientras  “colocan” a sus familiares en la administración, privatizando la sanidad en beneficio de sus familias…. (Un escándalo que la Cospedal nos diga que Rajoy está preocupado por la vivienda y la sanidad mientras sus amigos de CAPÎO van ampliando su caja fuerte para que quepan los nuevos beneficios de sus hazañas privatizadoras.)

No hay duda que después del 14N las organizaciones convocantes ayer siguen siendo imprescindibles. Y más, en su versión “ampliada” en Cumbre Social o similares. Para defender a los detenidos de ayer. Para denunciar la violencia policial. Para que en Catalunya, en las elecciones del 25N, sea verdad que decimos PROU RETALLADES y no se refrende ni a Felip Puig disfrazado de Espartero, ni al gerente Boi Ruiz privatizador de la sanidad, ni al Moisés Artur Mas que nos lleva directos a hundirnos en las aguas de cualquier charco. Quienes participaron y organizaron las movilizaciones de ayer-todas y todos- siguen siendo necesarios hoy y mañana y pasado, especialmente si entendieron que el respaldo recibido debe traducirse en mayor convicción a la hora de luchar por una vida mejor, en sentido pleno. A veces parece haberse olvidado a algunos miembros de sindicatos que en su momento defendieron cada puesto de trabajo con la misma determinación que hoy, cada miembro de las PAH o de Stop Desahucios, defiende cada casa amenazada. Y da que pensar que si las PAH pueden conseguir que se modifique o paralicen los desahucios, quizás los sindicatos podrían haber conseguido parar todo el conjunto de legislaciones laborales perversas combatiéndolas no sólo con grandes movilizaciones, sino empresa a empresa… como sucede en el Hospital de la Princesa, por ejemplo.

Por eso hoy, 15N, vuelve en primer plano, con más fuerza todavía, la solidaridad con quienes perdieron su empleo, su casa, sus subisidios. Con la juventud que no puede estudiar y se ve obligada a emigrar, y con los artistas y escritores que no pueden seguir con sus proyectos en el mundo de la cultura. Con las personas que han emigrado a nuestro país y se les roban los derechos humanos. Con quienes trabajan en la sanidad pública, la enseñanza pública, con los trabajadores sociales que ven desmoronarse el mundo mientras se les recortan medios. Con los trabajadores de Telefonica que siguen en huelga de hambre cuando otra baja por censura en el mundo de la información (esta vez, Lali Sandiumenge, por dignidad profesional y humana, por un sentido de la solidaridad que la honra y enorgullece a quienes nos consideramos sus amigos) sufre las consecuencias de su honestidad. Por eso, hoy 15N, si se preguntan que hacer, vayan a ver a los compañeros de Telefonica en huelga de hambre,  y  después suménse a ser otros nuevos “guerrilleros del teclado”. Subscríbanse al nuevo blog de Lali, en el que cuenta:

“Una huelga de hambre de seis trabajadores es noticia, y es ineludible si tiene lugar en la ciudad en donde vives. Cuando esa huelga se decide para reclamar la readmisión de uno de ellos y denunciar las leyes que hicieron posible su despido (improcedente, o sea, injusto) hay que informar. Y más si cabe si su lucha es contra un gigante como Telefónica, que reparte dividendos a sus accionistas al mismo tiempo que reduce su plantilla.

Hay que informar y eso hice. Los visité el viernes 9 de noviembre y colgué dos días después, el domingo, una entrada sobre ellos en el blog que tengo en el portal de La Vanguardia, Guerreros del Teclado. Los huelguistas y los que les apoyan están utilizando internet para romper lo que califican, con razón, como “cerco mediático” y el uso de la red como herramienta de lucha y diseminación de la información es, precisamente, el tema sobre el que escribo.

La dirección de La Vanguardia decidió censurar la entrada el lunes y la eliminó. Me llamaron para notificármelo, con franqueza. No me pidieron que dejara el blog, pero la decisión que han tomado entra en conflicto directo con lo que creo y por lo que soy periodista, así que he decidido dejar de colaborar con su portal. Es una cuestión de principios. Activo, pues, este blog personal, cuelgo de nuevo con su fecha real la crónica que escribí sobre la huelga, que entra ya en su décimo día, y espero que muchas más. Seguimos….”

Pues ya ven, yo sólo les apunto algunas, pero seguro que encuentran un montón de cosas importantes que hacer también el 15N para mantener la dignidad y el orgullo bien entendido de una jornada como la de ayer. Y para acabar, un breve apunte sobre Portugal, que nos sigue adelantando por la izquierda. Ayer mismo, a última hora, Jerónimo de Sousa no dudaba en calificar el 14N como una poderosa afirmación del pueblo portugués contra las troikas: “hay que acabar con este tipo de gobierno antes que el gobierno acabe con el país”… De hecho, antes que acabe con Europa. La relación de movilizaciones y empresas que secundaron la Huelga General es impresionante:

En Portugal, ni la Intersindical, ni las organizaciones de izquierdas, ni siquiera los militares del 25 de Abril que vuelven a manifestarse, no tienen dudas sobre qué hacer hoy, y mañana, y todos los días. Saben que no es la troika, sino “o povo” el que más ordena.

 
2 comentaris

Publicat per a 15 Novembre 2012 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , , , , , , , , ,

En Telefonica, una huelga de hambre solidaria para Marcos

Una huelga de hambre pone de manifiesto los límites de la presión, lo grave de la injusticia, el agotamiento de las  palabras, y la inhumana  sordera e insensibilidad de los interlocutores (la empresa multinacional, en este caso) que aboca a los trabajadores a una medida que tiene tanto valor simbólico como peligro real para las personas que la llevan a cabo. Si  los trabajadores no hacen huelga para dejar de trabajar, sino para poder hacerlo en mejores condiciones, la huelga de hambre es una respuesta -desesperada y casi de último recurso-  a lo que se vive como amenaza  a la propia supervivencia, a poder trabajar con la dignidad propia de todo ser humano.

Una huelga de hambre solidiaria significa la conciencia de la gravedad, el abismo al que nos empuja este modelo -que muere matando- sin que todavía veamos los perfiles definidos del modelo que lo ha de substituir, necesariamente.

Sabemos que el capitalismo no es eterno, pero la necesidad de alumbrar un mundo nuevo es cada vez más urgente. Por otra parte, los conflictos que provocan multinacionales como Teléfonica (o France-Telecom, por citar otra gran empresa privatizada que provocó una auténtica convulsión social en Francia), ilustran el modelo economico deshumanizado que se impone en nuestra sociedad, y van más allá de la “mundialización” para recordar más y más sus inicios esclavistas. Con su comportamiento bárbaro con las personas enfermas (que no rinden lo suficiente, alegan, cuando ellas están destrozando el planeta) ilustran la incompatibilidad de la ley del máximo beneficio con la necesaria sociabilidad y las posibilidades reales de poder ofrecer un mundo algo mejor para las futuras generaciones. Sus exigencias de psicópata, traducidas en leyes vergonzantes que las mayorías políticas aprueban sin rubor, con el hacha en la mano, chocan frontalmente con la necesaria construcción de relaciones sanas e igualitarias. Su desvarío impide compaginar con un mínimo de armonía la propia vida, las relaciones personales y el medio…

En el  modo de vida que imponen,  trocan las relaciones humanas entre iguales  por la  competencia entre compañeros, y en esa  ley del más fuerte  persiguen la solidaridad porque les es totalmente ajena -de hecho, enemiga- y les cuestiona desde la base… En el modelo que imponen las grandes empresas la información de los grandes medios está comprada y a su servicio (¡cómo no, si son los grandes anunciantes!) y a su alrededor sólo puede encontrar algún cobijo el que mejor finje o el más servil. Demuestran claramente que si es cierto para una realidad más global que “lo que llaman democracia,  no lo es” (o NO en una medida suficiente)   las grandes empresas sólo frecuentan las instituciones democráticas para intentar comprar a los políticos elegidos y las políticas que elaboran…  El modelo económico de las grandes multinacionales se empeña, finalmente, en que todos seamos como aquel necio del poeta que confunde, constantemente, valor por precio: su precio, su cotización en Bolsa, sus beneficios.

Y en esta confusión, nos va la vida.

Recibo de amigos y compañeros de Telefonica:

5 de novembre vaga de fam a Telefònica. from @claudxxxa on Vimeo.

Marcos está despedido por un “delito gravísimo”: presentar bajas médicas avaladas por el Servicio Público de Salud.

Es sólo un caso, un caso entre centenares de miles de atropellos (despidos masivos, desahucios, reducciones de pensiones y salarios, etc.). Pero es nuestro caso. Y mal haríamos en luchar por lo general, olvidando nuestro caso particular. Es por ello que algunos sindicatos queremos poner en un lugar de referencia claro y palpable de la lucha general la situación de Marcos:

  • Despedido por bajas médicas justificadas, para que sirva de advertencia a todos.
  • Despedido con sentencia de Despido Improcedente, para que todos sepamos que la Ley, incluida la Constitución, es una burla cuando entramos en el terreno de las empresas.

Frente a estas agresiones y la inoperancia del Comité Intercentros algunos compañeros han decidido iniciar una Huelga de Hambre; una medida extrema, sí, pero que algunos sindicatos vamos a apoyar, junto con la huelga general del 14-N. El objetivo es llevar ante la sociedad la dimensión del retroceso en nuestros derechos laborales y ciudadanos.

Una huelga de hambre que extienda, fuera de Telefónica, la actitud de una dirección inhumana, que es dañina para nosotros y para la consideración social de nuestra propia empresa.

Os pediremos ayuda para apoyar a los compañeros en huelga, para no acallar la injusticia, para que nadie sea despedido por enfermedad, para que ante un despido improcedente sea el trabajador el que decida. Ayuda que debe traducirse en participar en las concentraciones, flashmob’s, visitas a los huelguistas…etc. Hay que traducir en mayoritario el apoyo a una medida llevada a cabo por sólo un puñado de compañeros.

Digámosle bien alto a esta dirección que cambie de actitud. Nuestro futuro depende de la lucha que seamos capaces de mantener.

Debemos apoyarnos todos y todas. Os pedimos que visitéis y difundáis estas direcciones y os hagais seguidores para mantener la infromación al día:

FACEBOOK: Huelga de Hambre en Telefónica

TWITTER: @HHTelefonica

BLOG: http://huelgadehambreentelefonica.blogspot.com.es

Email: huelgahambretelefonica@gmail.com

 
6 comentaris

Publicat per a 30 Octubre 2012 in Serveis Públics

 

Etiquetes: , , ,

Jose Coy, 11 días en huelga de hambre

Dice JOSÉ COY, una de las caras más conocidas de la Plataforma de Afectados de la Hipoteca (PAH) de Murcia : “Estoy en huelga de hambre para evitar mi desahucio. Pido cosas sencillas de entender; pido que si me embargan me dejen sin deuda, esto es, la dación en pago. Eso es lo mínimo que pido, poder comenzar de nuevo para poder volver a tener una vida normal y corriente sin ser perseguido de por vida por Cajamar. Para no convertirme en un semiclandestino, en un excluido de por vida.

Pero podría haber otras soluciones distintas a perder la parte de la vivienda que está en proceso judicial, con fecha de subasta para el 31 de octubre y así resolver este calvario que vivimos en mi familia desde que empezó esta crisis, otras fórmulas que ya se están barajando en las negociaciones que representantes de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) están realizando con la entidad bancaria. Un calvario que también afecta a más de 500.000 familias en todo el país, que según el Consejo de Poder Judicial están en riesgo de perder la vivienda entre 2012 y 2015. A ese dato hay que sumarle las 160.000 familias que ya la han perdido desde que empezó la crisis.

Una crisis que no hemos provocado la mayoría de la población, pero que, sin embargo, la estamos pagando con creces en forma de recortes de derechos que ha costado décadas conseguir.

En una manifestación reciente que convocó la asamblea local del 15M en Molina de Segura me encontré con antiguas trabajadoras de la conserva y me decían: «Coy, con todo lo que hemos luchado antes por los derechos y nuestros hijos tienen menos derechos que nosotras». Y así es: antes luchábamos por los convenios y su cumplimiento; ahora, con las reformas laborales, ni siquiera vamos a tener convenios colectivos que defender, porque la tendencia es a individualizar las relaciones laborales, y en ellas regirán los trabajos y salarios precarios. Con ello se perderá fuerza colectiva y nos iremos acercando cada vez más a países del tercer mundo o, lo que es lo mismo, nuestro país volverá hacia atrás varias décadas.

La pobreza extrema se está adueñando de nuestros barrios y pueblos; de hecho, en esta tierra murciana hay ya más de 530.000 personas „un 36% de la población„ que vive por debajo del umbral de la pobreza. La consecuencia de este drama humano las conocen bien miles de abuelas murcianas que están actuando de soporte familiar. Sin ellas, comer y cenar diariamente se haría muy difícil para demasiada gente. Los servicios sociales de los Ayuntamientos y organizaciones como Cáritas también conocen al detalle esta situación.

Miles de frigoríficos están vacíos o casi, porque muchas familias no tiene capacidad por sí solas de adquirir los productos más básicos. La supervivencia diaria se está convirtiendo en un drama social, y lo peor es que nada indica que a corto plazo esta situación vaya a mejorar, más bien lo contrario.

Todo eso en un país donde hay recursos, pero están en muy pocas manos y quienes disponen de ellos y de capitales guardan buena parte en los llamados paraísos fiscales.

¿Y la gente joven? Pues muchos de ellos, sobradamente preparados, con imposibilidad manifiesta de acceder al mercado laboral local. De nuevo, como hicieron muchas de nuestras familias décadas atrás, emigran a otros países o piensan en como hacerlo. Un fenómeno cada vez más creciente. También hay quien no tiene esa suerte por no disponer de las titulaciones requeridas o aunque las tuvieran están empleados „quienes lo estén„ en trabajos inestables, sin derechos y con salarios que ni siquiera les permiten independizarse de sus padres. Juventud sin futuro se llama eso.

¿Y las personas mayores de 45 años? Pues ya se sabe, quienes entran en esa edad al desempleo tienen una enorme dificultad para reinsertarse en el mercado laboral y una parte de ellas, como reconocen diversas estadísticas, ni siquiera lo podrán hacer. Todo eso lo veo demasiado a menudo, como también veo a cada vez más personas recogiendo restos en los contenedores de basura o a las puertas de los supermercados. Esto por culpa de una crisis que han provocado los bancos y la especulacion.

Sí, personas recogiendo restos en los contenedores, como las que veo diariamente desde el lugar donde estoy en huelga de hambre, la parroquia de Santa Rosa de Lima en el Barrio de los Rosales de la pedanía murciana de El Palmar. Como también lo ven las personas de la comunidad de base que me acoge en su parroquia, con el cura Pepe Torner, de la HOAC, a la cabeza. Pero cosas peores se ven con frecuencia, como enfrentarse unos pobres contra otros en los puntos de recogida de alimentos que habitualmente se organiza en el barrio.

¿Qué futuro nos espera? Pues el que como ciudadanía nos queramos dar; la solución la tenemos los pueblos del sur de Europa si somos capaces de movilizarnos de forma global, estable y continuada, buscando un poder ciudadano que hasta ahora no tenemos y que sería la base para recuperar derechos perdidos y frenar los recortes que vienen.

Los Gobiernos tienen que mirar a las personas y no sólo a los bancos, repetimos constantemente desde la PAH. Aplicar políticas que empobrecen a la mayoría social no es el camino. El camino es otro, y ese camino lo tendremos que conquistar la ciudadanía.”

Cuídate mucho, compañero

 
 

Etiquetes: , , , ,

 
%d bloggers like this: