RSS

Arxiu d'etiquetes: Informe Vilardell

Marina Geli se pasa de trilera

geli.jpg

No se trata sólo de que Marina Geli, la Consellera de Salut de Catalunya, quiera legislar para todas las Españas, sino que quiere hacerlo usando todos los trucos, triquiñuelas, trampas, engaños y fraudes que una persona que se dedica a la política en un Gobierno auto-calificado de progreso no se debería permitir.

Imbuida de la misión de salvar el déficit sanitario a costa de las personas enfermas, esta Juana de Arco del repago se ha puesto de trilera intentando ocultar sus verdaderas intenciones y las consecuencias de las medidas que propugna mientras juega también con las palabras.

En primer lugar, traspasa  la responsabilidad de la propuesta  regresiva y dolosa a un “grupo de expertos”, (una solución muy en boga en toda la Unión Europea propugnada ya desde el Libro Blanco de la Salud de la Comisión Europea del  2007 (4.1)  para tomar  decisiones clave en la orientación de lo público ocultándose detrás de supuestos “sabios” sin responsabilidad social ni política ninguna).  Sabemos, además, por las declaraciones hechas por  uno de ellos que ni siquiera se ha fingido consensuar un acuerdo en este segundo informe Vilardell que la consellera intentará vender a todos sus homólogos en el  Consejo Interterritorial de Salud.

El segundo regate y engaño consiste en el cambio de la palabra copago (ahora ya todo el mundo sabe que es repago) por el eufemismo de «tasa de uso»… que cuando se lee lo que es, pues es lo mismo:  de uno o dos euros por visita médica, más un euro por cada receta de fármacos, y otros dos euros cuando un usuario acuda al servicio de urgencias de un hospital sin sufrir una emergencia que lo justifique. Y una cantidad a estudiar de dos a cinco euros por cada cinco días de ingreso hospitalario…

¿Y qué se conseguirá con ello?

1.-  Básicamente, y al revés de lo que dicen pretender, unos ingresos escasos y redistribuir la renta de forma regresiva después del cobro de este impuesto sobre la enfermedad y las personas enfermas.

2.- Lograr que las personas con menos recursos y que viven más en precario se abstengan de acudir a un centro de salud, aunque debieran hacerlo,  “desanimadas” por el desembolso que les puede suponer…

3 (aunque no acaban aquí las consecuencias) – Finalmente, y me aterra  pensarlo, aumentar más aún una parte de la burocracia de la Conselleria  que no rinde cuentas ante la sociedad  y que debería responsabilizarse de una mejor gestión de sus recursos en lugar de pretender incrementarlos de manera vergonzosa a costa de las personas que no atraviesan los mejores momentos de su vida.

Marina Geli no sólo juega con fuego como pretende jugar con las palabras  insistiendo en el copago, repago o ahora,  “tasa de uso”… juega con la equidad y  la salud de las personas.  Juega con el malestar de la sociedad en unos momentos de crisis económica muy duros, con altos niveles de paro,  y cuando acaba de saberse que la banca española es de las más rentables del mundo gracias a las comisiones que cobra. En estos momentos, precisamente,  Marina Geli, banquera de la salud,  quiere también ingresar en Caja sus comisiones. Pero si no puede reprimir su instinto recaudatorio, debería proponer, para ser mínimamente ética,  la creación de nuevos impuestos sobre los que más tienen. Y si con los poderosos no se atreve, entonces, por encima de todo, Marina Geli debería acordarse y aplicar lo que aprendió en la Facultad de Medicina: “lo primero, no hacer daño”;  debería tratarse sus fijaciones, tomarse unas vacaciones de muchos, muchos años,  y dejarnos vivir tranquilos.

—-

Ver,sobre este tema, pero en sentido opuesto:

Toni Barbarà“Ni copago, ni repago ¡ya lo hemos pagado!”, y los materiales de la Jornada de Dempeus sobre el Co-Repago, incluida la Declaració sobre el No al Co-Repagament: Equitat i Salut Pública.

 
4 comentaris

Publicat per a 19 Juliol 2010 in Igualtat, Salut

 

Etiquetes: , , , , ,

La ofensiva de los depredadores, o Ecofin… ¿por qué no te callas?

tiburon-blanco.bmp

La ofensiva de los escualos depredadores es insaciable… y no cesa. Aprobado el Tratado de Lisboa ya se pueden acabar de quitar la careta, abrir la boca  y demostrar al servicio de quién están las instituciones europeas. Ayer mismo, el Ecofin “invitó” de nuevo a la “grande bouffe”:  España debe reformar los sistemas de pensiones y salud “para disminuir el déficit anual un 1,5 puntos porcentuales del PIB,  adoptando las reformas destinadas a mejorar la calidad de las finanzas públicas mediante la eficiencia y la efectividad del gasto público”. Con la depredación de lo público, quieren obligar a cumplir el pacto de estabilidad en 2013 (que establece un máximo de déficit del 3%)… un pacto estúpido, formado por reglas estúpidas, que saltó por los aires con la crisis económica para ayudar masivamente a los bancos y a las grandes compañías financieras de la Unión Europea de la zona euro. Y conste que sobre la estupidez de las cláusulas del Pacto de Estabilizadad  también ha hablado Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía en el 2001.  ¡Pero cuando comen los tiburones no importa que el Pacto y sus estúpidas normas salten por los aires!

En realidad, de lo que trata la propuesta del Ecofin es de privatizar, de abrir bandas de expansión a un capitalismo financiero que debería estar en el banquillo por la crisis económica y financiera y todas las atrocidades cometidas en los últimos 20 años. Lo que recomienda el Ecofin es que bolsillos privados se queden con las pensiones públicas y el sector público de la sanidad… y para ello resucita todas las excusas pseudo-tecnocráticas y todos los absurdos mandamientos de un neoliberalismo que si no se ha hundido ya es porque se ha tenido que tragar sus propias recomendaciones y dejar que le apliquen los remedios de los que abomina.  

La ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha tenido una reacción de manual. Por una parte, ha declarado que  “nuestro crecimiento potencial es mayor que el que estima la Comisión pero, en todo caso, haremos este esfuerzo. Este año 2010, ya está contemplado un esfuerzo fiscal correspondiente a 1,3 puntos del PIB. Y si tenemos que hacer un esfuerzo del 1,5, lo haremos”. Y, por otro lado, ha pedido “muchísima prudencia” a la hora de plantear un sistema de copago en el Sistema Nacional de Salud (SNS) que, en cualquier caso, debe ser reclamado por las comunidades autónomas ya que son ellas quienes tienen competencia en la materia. En cualquier caso, ha advertido (en simpatía con las declaraciones que hizo ayer Trinidad Jiménez en el ClubSiglo XXI)  que la universalidad de la Sanidad en España es “un elemento clave que no se debería perder“. Y recordó, además, que “cuando era responsable de Sanidad ya se planteó el tema, con un euro por visita”, recordó la actual titular de Economía, quien destacó que en aquel momento se argumentó que se trata de una medida que “disuade a quien no tiene dinero”.

nido-urracas.jpg

Al pasar en parte la “patata caliente” a las autonomías, el jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital Vall d´Hebron de Barcelona y presidente de la Comisión de Expertos del Govern de Catalunya que se reúne para la racionalización y financiación del gasto sanitario, Miquel Vilardell, no se ha resistido a la oportunidad de pasar a primer plano y “ha apostado por revisar la cartera de servicios sanitarios en aras de una mayor eficiencia.” Lo mismo, lo mismo que Boi Ruiz... ambos alineados contra los derechos a la salud pública!

Ahora veo que el título se queda incluso corto: ¡Hay tanta gente en este país que debería cerrar la boca para que hablara la ciudadanía, empoderada y en pie,  en defensa de sus pensiones, de la salud pública, de sus derechos tan duramente conseguidos!

Noticias vistas en PublicoEuropapress y Redacción Médica

 
 

Etiquetes: , , , , ,

Salut en temps de crisi: un repte difícil per a la majoria, i una oportunitat pels poderosos.

20061031030028-el-roto.gif

Avui Dempeus per la salut pública s’ha presentat a les Jornades d’Experiències i Necessitats en participació ciutadana en Salut organitzades pel CAPS. Vull reflexionar sobre algunes de les coses que he vist i sentit –en especial l’experiència del “pacient expert”–  però en els 10 minuts que hem parlat sí que hem volgut deixar clar que tant en la nostra experiència en la gestació i tramitació de la ILP per un millor tractament de la Fibromiàlgia i la Síndrome de la Fatiga Crònica, com en el grau de compliment (més aviat d’incompliment ) de la Resolució, com en altres experiències viscudes en defensa de la salut pública, havíem pogut comprobar que hi havia dues maneres de viure i d’acceptar-se socialment i políticament la participació en salut: ben rebuda quan aquesta participació es feia empenyent a favor de la corrent, o especialment difícil i feixuga quan la participació qüestionada els models i les polítiques establertes, encara que en els dos casos es pretenguès el mateix: una societat més democràtica i una vida millor per a les persones malaltes.

També hem volgut deixar clar la nostra preocupació per les declaracions fetes ahir pel dr. Miquel Vilardell a la trobada feta a  Caixa Catalunya per les Mútues, clíniques privades i públiques i establiments hospitalaris i que era presidit pel lema de “Crisi econòmica i social: reptes i oportunitats”. Sobre aquesta idea especialment tendenciosa, des de Dempeus hem afirmat que si els reptes per obtenir una vida mínimament acceptable per a les persones amb malalties cròniques ja eren el nostre pà de cada dia en temps normals, s’agreujaven molt més en temps de crisi sense que hi trobessim res de positiu, sinò tot el contrari. I pel que fa les oportunitats, és tan sols el sector privat el que les aprofita retallant els serveis més  rendibles del sector públic per al seu benefici privat… Per això el Dr. Vilardell va tornar a parlar de copagaments (en el nostre llenguatge: repagaments) i de que s’havia de revisar “la cartera de serveis” del sector públic i veure si seguia fent-se càrrec de determinades prestacions “que no tenen eficàcia provada” …

Personalment m’esgarrifa que els serveis de salut s’assimilin a “carteres de serveis” en un llenguatge empresarial que no toca ni s’adiu en temes especialment sensibles com aquest. Però a més, comfirma el que com a Dempeus ja vàrem afirmar fa temps: que moltes malalties cròniques –i especialment la fibromiàlgia i la SFC– eren unes bones dispensadores de rendes per a les consultes privades  (per no parlar d’alguns laboratoris) i que seria especialment difícil  que el sector públic de salut les atengui amb qualitat i dignitat si entra en conxorxa (com està fent) amb el sector privat, malgrat el que determina la Resolució 203/VIII. El Dr. Vilardell pot dubtar –potser una mica massa interessadament– de si l’atenció pública és “eficaç” o no al tractar aquestes malalties, però ningú dubta –ni tampoc el Dr. Vilardell– de la seva rendibilitat per a clíniques i consultes privades, augmentant la desigualtat en l’accès a la salut de les persones malaltes.

En el torn de preguntes se m’ha dit que el Dr. Vilardell parlava a títol privat. Però és difícil acceptar-ho quan és l’autor de l’Informe Vilardell –del que en podeu llegir dues crítiques rellevants: la de Clara Valverde i la del excel.lent metge i millor amic Antoni Barbarà — i un destacat assessor del Departament de Salut i de la seva Consellera.

 

Etiquetes: , , , , ,

Clara Valverde y la sostenibilidad del Sistema Público de Salud

Intervención de Clara Valverde en la jornada de la Coordinadora d’Usuaris de la Sanitat (CUS) “La sostenibilidad del Sistema Públic de Salut: de qui o de què depen?”,

Barcelona, 26 de marzo del 2009

clara-valverde.jpgHola, soy Clara Valverde, ex-profesora de enfermería, escritora especializada en bio-política y presidenta de la Liga SFC (Síndrome de la Fatiga Crónica). En el pasado, trabajé en el Ministerio de Salut del Québec y en el Departament de Salut de la Generalitat. Mi pregunta a los ponentes de esta jornada es: ¿Cómo se puede sostener lo insostenible?

Tengo que admitir que el profesor Pere Ibern i Regàs tiene razón cuando nos ha dicho, hace unos minutos, que para utilizar palabras como “privatización”, “co-pago” y “sostenibilidad”, en relación al sistema de salud, se necesitaría cambiar el marco de actuación. Y, aunque Ibern nos quiere censurar al decir que la utilización de esas tres palabras “secuestran el debate”, lo de que se necesita un marco diferente es muy cierto, aunque seguramente no nos referimos a lo mismo.

El marco en el que Isbern y el resto de los ponentes en esta jornada actúan, como agentes directivos del sistema sanitario de Catalunya, es el de los Nuevos Modelos de Gestión (NMG). Estos modelos implican que más de la mitad del presupuesto para la sanidad pública en Catalunya va a proveedores tales como los consorcios, fundaciones sanitarias, EBAs y otras modalidades de gestión privada. El porcentaje exacto no es fácil de determinar por la falta de transparencia que rige esta privatización en cubierta. Estos Nuevos Modelos de Gestión aseguran de que la salud sea, en estos tiempos de “desaceleración”, uno de los pocos negocios rentables.

¿Cuáles son los problemas con estos Nuevos Modelos de Gestión?

Muchos, pero para mencionar algunos podemos decir:

– Que están regidos por las leyes de la gestión privada (con lo cual no tienen que rendir cuentas a la ciudadanía).

– Que los costes de las concesiones administrativas las pagamos los ciudadanos con impuestos, pagos más allá de lo que se necesitaría en una sanidad realmente pública.

– Que separar los compradores de los proveedores es ineficaz (Wall) y reduce las posibilidades de que el proceso sea transparente.

– Que la razón de ser de los Nuevos Modelos de Gestión es crear beneficios para los propietarios y gestores de los consorcios, fundaciones, etc y que para hacer eso, la manera más fácil es recortar la plantilla (Baquero 2008). Eso tiene un efecto drástico sobre la calidad de los servicios sanitarios. (Hay un interesante estudio europeo en el que participó la Universidad de Barcelona, en el que se estudiaron las condiciones de trabajo de los profesionales de enfermería en relación a los modelos de gestión utilizados. Para España se investigó el Hospital del Mar de Barcelona. Los efectos negativos de la gestión “mixta” de ese hospital se vieron muy fácilmente http://www.profknow.net/ ). También la Organización Mundial de la Salud, en su Informe del Estado de Salud 2006, dice que estos modelos de gestión rebajan la calidad del servicio sanitario, aumenta la mortalidad y las infecciones hospitalarias.

– Que sacan dinero de las arcas públicas para dárselas a las empresas privadas (Sánchez Bayle 2008).

Tal desmantelamiento de la sanidad pública no es, obviamente, sostenible. Pero, ¿cómo podría serlo cuando no hay transparencia? La palabra “transparencia” es una que se ha utilizado mucho hoy y que se utiliza constantemente en el Informe Vilardell (2005), el que el Gobierno Catalán quiere ahora resucitar para acelerar la privatización del sistema sanitario (aprovechando que estamos todos un poco atontados con eso de “la crisis”). Cuando una palabra se utiliza mucho (esto lo sabe el subconsciente del Sr Ibern), es que hay un problema.

La retórica es la mejor arma de estos nuevos gestores. Como en todas las ponencias de hoy, se utiliza la frase “ es que ha aumentado la demanda y hay menos oferta”, justo antes de implantar la privatización. Cuando la población ya se cree esa frase, el desmantelamiento de la sanidad pública para entregársela a las corporaciones en bandeja, es muy fácil añadiendo a la retórica expresiones como “eficacia” y “eficiencia”. Sí, en los nuevos modelos de gestión sanitaria hay eficacia y eficiencia, pero para crear beneficios para los directivos. (¿Cuántos ex -directores generales del Catsalut son ahora directivos de algún Consorcio Hospitalario? No debe ir mal el negocio). Pero no es eficaz para la salud de la población (Ruane 2005) y es para eso que existe un sistema sanitario o ¿ya lo habíamos olvidado?

¿Cómo va a ser sostenible un marco que está dirigido por gestores como la Sra Roser Fernández i Alegre, Directora General de la Unió Catalana d’Hospitals, que nos ha dicho muy directamente hoy, que unos de los problemas del sistema sanitario es el “abuso moral” que hacen los pacientes de tal sistema? (Claro que no ha sido la única ponente que culpabiliza a los pacientes de la situación deficiente del sistema sanitario. Los Sres Ramón Cunillera i Grañó, Director General de Gestió del Consorci Hospitalari de Catalunya y Miquel Argenter i Giralt, Director de l’Àrea de Recursos del Catsalut, también han lanzado este tipo de insinuaciones).

No, la gestión que se está llevando a cabo ahora de nuestro sistema sanitario no es sostenible ni bueno para la salud.

Gracias.

 
2 comentaris

Publicat per a 26 Març 2009 in Salut, Serveis Públics

 

Etiquetes: , , , ,

 
%d bloggers like this: