RSS

Arxiu d'etiquetes: José Saramago

Los crímenes de la deuda y nuestra ceguera

Jean Ziegler: "La solución del hambre no es dar más, sino robar menos"

En La voz debida he encontrado un texto de Jean Ziegler especialmente oportuno en estos días y que merece difusión. Este sabio anciano suizo me recuerda en muchos sentidos José Saramago: ambos nos advirtieron reiteradamente de nuestra ceguera y el orden caníbal que nos des-gobierna. En setiembre del 2010, Ziegler concedió esta entrevista al presentar en España su libro El odio a Occidente (Península).   La pueden leer entera siguiendo el link, pero destaco de sus palabras lo que tienen que ver con la salud y quienes impiden que sea una realidad universal en una sociedad más amable, de mayor equidad y menores desigualdades, a la manera que defiende y difunde Dempeus per la salut pública:

“Cada cinco segundos muere un niño de menos de 6 años; 37.000 personas fallecen de hambre cada día y más de mil millones (casi una sexta parte de la humanidad) sufre malnutrición permanente. Y mientras tanto, las 500 mayores multinacionales controlaron el año pasado el 53% del PIB mundial. Esta oligarquía del capital financiero organizado tiene un poder como jamás lo tuvo un papa, un rey o un emperador. Creo que la ceguera y la arrogancia de los occidentales es total.”. 

Y citando ya directamente su libro, Ziegler desvelaba y desmontaba los crímenes de la deuda con estas palabras:

“El sur financia al norte. Los pobres financian a los ricos. Los pueblos de los países más pobres se matan trabajando para financiar el desarrollo de los países ricos. Los trabajadores de los países ricos se matan trabajando para financiar el nivel de vida de sus riquísimas oligarquías. ¿Cómo ocurre esto?

En 2003, las ayudas públicas al desarrollo de los países industriales del Norte a los 122 países del tercer mundo ascendieron a 54.000 millones de dólares. Ese mismo año, estos últimos países transfirieron a los bancos y oligarquías del Norte 436.000 millones de dólares en concepto de intereses de la deuda. Esto supone 8,1 veces más que lo recibido en ‘ayudas’ al desarrollo. ‘Ayudas’ que no son tales… Esta es la ‘violencia estructural’ que habita en el sistema. No hacen falta ametralladoras, napalm, carros blindados para dominar y someter a los pueblos y a las personas. Para eso, ya está la deuda. Y si la deuda no fuera suficiente y la población se rebelara, pues, están los mercenarios, los golpes de estado, las desapariciones, los asesinatos, las ametralladoras, el napalm y los carros blindados. La deuda es provechosa para los miembros de las clases dominantes extranjeras y los miembros de las clases dominantes autóctonas. Estos últimos, al mismo tiempo, comprados y compradores.

Así funcionan los ‘crímenes de la deuda’. Ahora, la violencia de la deuda es más sutil. Ya no es la ‘brutalidad visible’ del colonialismo, pero la violencia sigue siendo inherente al sistema. Sus armas son las organizaciones internacionales al servicio de las grandes multinacionales y las oligarquías del Norte: FMI, OMC, Banco Mundial, Unión Europea, los bancos privados… Brasil, año 1980. Los ‘expertos’ del FMI impusieron un severo ‘plan de ajuste estructural’, sinónimo de recortes brutales del gasto público (privatizaciones y ventas al extranjero de sus empresas y servicios públicos rentables, privilegios fiscales exorbitantes para las multinacionales, compras de armas forzosas, etc.) con la excusa de ‘relanzar’ el crecimiento. Brasil se sumió en una terrible crisis. Tuvo que suspender una campaña de vacunación nacional contra la rubéola. En 1984 se declaro una epidemia de rubéola que mató a decenas de miles de niños sin vacunar. La deuda los mató. En 2004, cada 5 segundos un niño de menos de 10 años moría a causa de la deuda.”

Pues desde que se publicó El odio a Occidente -y Ziegler lo sabe perfectamente-  Europa ha seguido obnubilada por los mantras del FMI, el BCE y la UE, y no hemos hecho otra cosa más que devorarnos… Los más débiles, naturalmente, han caído antes. También han sido los más atacados, pero la verdad es que casi nadie ha salido en su defensa.  Vivimos desarmados e hipmotizados por  palabras totémicas (déficit, prima de riesgo, recortes, austeridad)  y dejamos que cada vez más nos devore una deuda creciente y voraz, que se autolimenta de los intereses que genera, sin que nadie parezca capaz de encender las luces, romper el hechizo, cortar el nudo gordiano, y mandar a Merkel,  Sarkozy, Durao Barroso,  Mariano Rajoy –y a todos sus amos–  definitivamente, a los vertederos de la historia.

 
7 comentaris

Publicat per a 30 Abril 2012 in Economia crítica, Salut

 

Etiquetes: , , , ,

Una charla oportuna para el día antes del 20-N

Conferencia de Julio Anguita y José Saramago en las “Alternativas al Neoliberalismo, la izquierda con Saramago” celebradas en Cáceres ¡en febrero de 1999! y de nuevo especialmente oportunas hoy, porque al margen de los desajustes de coyuntura totalmente lógicos por el tiempo transcurrido, el fondo del discurso se mantiene con plena vigencia y permite afirmar, con toda lógica, que mañana es también un buen día para decir BASTA!

Rebélate!

 
 

Etiquetes: ,

La derecha de Porto quiere olvidar a Saramago

saramago.jpgEstán fuera de la realidad estos concejales del CDS-PP y del Partido Socialdemócrata del ayuntamiento de Porto que vetan poner el nombre de José Saramago a una calle de su ciudad, como si así consiguieran evitar la historia. Su mezquindad no se ha contagiado, por suerte, a los hombres y mujeres que trabajan, conviven y compran y venden en sus calles y en sus mercados.  Conozco bastante bien la ciudad de Porto y la derecha portuguesa. Poco o nada que ver con el rompe y rasga de la derechona celtibérica… es muy educada, vive en el aparente sosiego de las ciudades de provincias, pero es en buena medida bastante facistoide y poco culta (debió registrar en su momento el mayor número de subscripciones a la edición portuguesa del Reader’s Digest…).  Su origen se pierde en lejanos momentos heroicos poco comprobados y se afirma en  la humedad  que el Douro ha ido alimentando con los vapores fluviales mezclados con los del maravilloso vinho do Porto.  Después de la Revolución de los claveles de 1974 sólo les quedó la contrarevolución… y ahora, ya, nada. Ningún proyecto propio. De ahí, esa venganza mezquina de negarle una calle a José Saramago.

monis.jpgPorque fíjense ustedes en la contradicción. Sólo dos hombres nacidos en Portugal han sido galardonados con el Nobel: El primero es el Dr. Antonio Caetano de Abreu Freire Egas Moniz (1874-1955),  que recibió el Nobel de Medicina en 1949 por haber sido  el inventor de la lobotomía. Fue de hecho medio premio, porque lo  compartió con el neurólogo suizo Walter Rudolf Hess por su descubrimiento del valor terapéutico de la lobotomía en determinadas psicosis”  Este primer portugués en ganar un premio Nobel también tuvo relaciones con España, ya que fue  el  presidente de la Sociedad Española de Neurocirugía, y no sólo tiene dedicadas innumerables calles y plazas en todo el territorio portugués (incluida la ciudad de Oporto), sino una estatua inmensa frente al Hospital de Santa Maria de Lisboa y varios sellos de correos conmemorativos… Todo un lujo para el lobotomizador, aunque en la actualidad, varios grupos de familiares de lobotomizados luchan porque le sea retirado el Premio Nobel.

Y al  segundo hombre portugués galardonado con el Nobel,  José Saramago (1922-2010) no le han perdonado que perteneciera al  Partido Comunista Portugués desde 1969 hasta su muerte, que fuera ateo confeso y declarado, y que sin embargo recibiera en 1998 el Premio Nobel de Literatura por su capacidad para «volver comprensible una realidad huidiza, con parábolas sostenidas por la imaginación, la compasión y la ironía».

Y ahora ustedes comparen: Un médico con calles, estatuas, sellos y expresión de orgullo nacional a pesar de que sus prácticas, cuanto menos hoy, deberían ser vista con cierta aprensión y distancia (o  legítimo horror) …. Y José Saramago, una persona lúcida, trabajadora,  honesta y radicalmente de izquierdas que escribió más de 30 libros memorables con una sensibilidad y una sabiduría inmensas. Pues a este hombre, José Saramago, los concejales de Porto de la llamada centro-derecha (ustedes juzguen su ubicacion real)  se niegan a que una calle de Oporto lleve su nombre. ¡Cuanta mezquindad se puede esconder en una ciudad tan bella!

ruas-do-porto.jpg

 
3 comentaris

Publicat per a 25 Juliol 2010 in Despropòsits

 

Etiquetes: , , ,

Jo tampoc respecto, ni acato, ni accepto

monsjuizcopy1.JPG

Monsaraz (Portugal):  pintura al fresc sobre el Bon jutge i el Mal jutge

Estem retrocedint desenes d’anys en la vida democràtica, en els drets de treballadores i treballadors, en polítiques de convivència i de benestar. No és casual que totes aquestes pèrdues vagin tan unides. Es tracta d’un atac “amb totes les de la llei” a les normes democràtiques de convivència, una ofensiva fatxenda contra el poc que quedava a l’Estat Espanyol d’un estat de dret que pretenia assemblar-se a la mínima (i espanyola) expressió d’un Estat de Benestar keynesià… Estan acabant amb tot el que era pacte, dignitat, convivència.

No es pot deslligar la suspensió de Garzón de les imposicions neoliberals de les que es va fer missatger Obama, de les mesures polítiques en que es tradueixen contra els més febles de la societat i que proposa  Rodríguez Zapatero, ni de la prepotència amb la que trepitjen els nostres drets i la gent més feble els neo-feixistes que estan creixent entre nosaltres, ja visquin a Vic o a Badalona o tinguin negocis a Seseña. Qui no relacioni totes les dades no entendrà rès, i no estarà preparat pel que s’ens acosta. Perquè no cal tenir cap bola de vidre per entendre que venen temps molt difícils per viure i conviure.

José Saramago  ens avisa de que “las campanas, después del repique a gloria que harán los falangistas, los implicados en el caso Gürtel, los narcotraficantes, los terroristas y los nostálgicos de las dictaduras, volverán a sonar a muerto, porque la justicia y el estado de derecho no han avanzado, no han ganado en claridad, y quien no avanza, retrocede”.

manifestacion_apoyo_juez_garzon_madrid5.jpg Inés Sabanés explica la concentració d’ahir de suport a Garzón en la que familiars de víctimes i de desapareguts del franquisme observen amb incredulitat com sortia de l’Audiència, suspès de funcions, qui havia intentat fer sentir la seva veu… i amb ell sortien derrotades les reivindicacions de tants i tants anys de les víctimes.

En paraules de nou de Saramago, les campanes “Tocarán a muerto, sí, pero millones de personas saben señalar el cadáver, que no es el de Garzón, esclarecido, respetado y querido en todo el mundo, sino de quienes, con todo tipo de argucias, no quieren una sociedad con memoria, sana, libre y valiente” (…) “El destino del juez Baltasar Garzón está en las manos del pueblo español, no de los malos jueces que un anónimo pintor portugués retrató en el siglo XV”.

Jo també em sumo a les manifestacions de Saramago, d’Inés Sabanés i de  Gaspar Llamazares que es declaren en rebeldia i es neguen a acceptar que el que està passant mereixi el nom de Justícia. Em sento tan indignada com Gaspar Llamazares, tan entristida com José Saramago, i em poso dempeus, amb Inés Sabanés, en una concentració permanent, majúscula, racional, plena de raó i molt lúcida dels que cada vegada som més…   Jo tampoc comparteixo, ni respecto, ni acato, ni obeiexo…

jose_saramago01.jpg

Llegir també: “José Saramago: Ni leyes, ni justicia”.

 
10 comentaris

Publicat per a 15 Mai 2010 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , , ,

José Saramago: Ni leyes ni justicia

monsjuizcopy1.JPG

En la Tribuna de hoy en El Pais:

En Portugal, en la aldea medieval de Monsaraz, hay un fresco alegórico de finales del siglo XV que representa al Buen Juez y al Mal Juez, el primero con una expresión grave y digna en el rostro y sosteniendo en la mano la recta vara de la justicia, el segundo con dos caras y la vara de la justicia quebrada. Por no se sabe qué razones, estas pinturas estuvieron escondidas tras un tabique de ladrillos durante siglos y sólo en 1958 pudieron ver la luz del día y ser apreciadas por los amantes del arte y de la justicia. De la justicia, digo bien, porque la lección cívica que esas antiguas figuras nos transmiten es clara e ilustrativa. Hay jueces buenos y justos a quienes se agradece que existan; hay otros que, proclamándose a sí mismos justos, de buenos tienen poco, y, finalmente, además de injustos, no son, dicho con otras palabras, a la luz de los más simples criterios éticos, buena gente. Nunca hubo una edad de oro para la justicia.

Hoy, ni oro, ni plata, vivimos en tiempos de plomo. Que lo diga el juez Baltasar Garzón que, víctima del despecho de algunos de sus pares demasiado complacientes con el fascismo que perdura tras el nombre de la Falange Española y de sus acólitos, vive bajo la amenaza de una inhabilitación de entre doce y dieciséis años que liquidaría definitivamente su carrera de magistrado. El mismo Garzón que, no siendo deportista de élite, no siendo ciclista ni futbolista o tenista, hizo universalmente conocido y respetado el nombre de España. El mismo Garzón que hizo nacer en la conciencia de los españoles la necesidad de una Ley de la Memoria Histórica y que, a su abrigo, pretendió investigar no sólo los crímenes del franquismo sino los de las otras partes del conflicto. El mismo corajoso y honesto Baltasar Garzón que se atrevió a procesar a Pinochet, dándole a la justicia de países como Argentina y Chile un ejemplo de dignidad que luego sería continuado. Se invoca en España la Ley de Amnistía para justificar la persecución a Garzón pero, según mi opinión de ciudadano común, la Ley de Amnistía fue una manera hipócrita de intentar pasar página, equiparando a las víctimas con sus verdugos, en nombre de un igualmente hipócrita perdón general. Pero la página, al contrario de lo que piensan los enemigos de Baltasar Garzón, no se dejará pasar. Faltando Baltasar Garzón, suponiendo que se llegue a ese punto, será la conciencia de la parte más sana de la sociedad española la que exigirá la revocación de la Ley de Amnistía y que prosigan las investigaciones que permitirán poner la verdad en el lugar donde estaba faltando. No con leyes que son viciosamente despreciadas y mal interpretadas, no con una justicia que es ofendida todos los días. El destino del juez Baltasar Garzón está en las manos del pueblo español, no de los malos jueces que un anónimo pintor portugués retrató en el siglo XV.

 
7 comentaris

Publicat per a 13 febrer 2010 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , ,

 
A %d bloguers els agrada això: