RSS

Arxiu d'etiquetes: Mariano Rajoy

Mentirosos, imputados, caciques, impresentables…. Y dicen que van a ganar otra vez!

Leo este post imprescindible de Rosa Maria Artal, y me contagia. Estoy de acuerdo: vamos de cabeza al subdesarrollo humano gracias a la infame y desalmada gestión del PP y amigotes, y todavía ocupan un lugar de destaque en las encuestas.  ¿En niveles de record en la Deuda impagable, en  puestos de la  vergüenza en desarrollo humano, desahuciando a gente enferma y en silla de ruedas contra lo que nos dicen incluso desde la nada compasiva (por otra parte) Unión Europea?. A los que pretenden dirigir el imperio desde la calle Génova nada humano les importa.  Sólo les conmueve  lo que puede alterar su cartera y  sus subvenciones (también llamadas por la candidata bocazas “mamandurrias”) . Hace un par de días leí que  Madrid es la única comunidad autónoma donde los ricos no pagan Impuesto sobre el Patrimonio. El Gobierno de Esperanza Aguirre decidió bonificarlo al 100% en 2011, con la suerte de que uno de los beneficiados por esta medida es el propio marido de Aguirre, cuyo patrimonio neto supera los 5,5 millones de euros, según datos de Hacienda a los que había tenido acceso infoLibre. En 2013, última declaración presentada, Fernando Ramírez de Haro, el afortunado cónyuge, se ahorró así más de 60.000 euros. El Impuesto sobre el Patrimonio –que había eliminado en 2008 el PSOE en uno de sus momentos de delirio– se reintrodujo en España en 2011. Pero tres comunidades gobernadas por el PP –Madrid, Comunidad Valenciana y Baleares– decidieron entonces bonificar el impuesto en su totalidad. Al año siguiente Madrid se quedó sola porque la crisis llevó a los Gobiernos valenciano y balear a cobrar el impuesto. Desde 2012, Madrid es la única comunidad que no ingresa ni un euro por el patrimonio de sus contribuyentes más acaudalados.

MariaGorettiPero la prensa domestinada va repitiendo las demostradas mentiras de la candidata pepera a la Alcaldía de Madrid sobre Manuela Carmena y su marido… y no hay manera que reconozcan que el bulo toma proporciones de infamia. Y en Barcelona se fragua el temor de un pacto de todos contra Ada Colau porque con Pablo Iglesias llamó ladrones a los ladrones. Y eso no puede ser. En el país de la mentira, decir la verdad crea mal ambiente, y alimenta malos hábitos. El candidato de ERC se prepara la coartada advirtiendo que no pactará con Ada Colau si ésta no hace profesión de independentismo YA! La persona que fundó la PAH y que sigue luchando, ahora de otra manera, para que las personas enfermas como Maria Goretti no sean desahuciadas en sillas de ruedas y en duras condiciones para su Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple, tiene que envolverse en la bandera que tapa las corrupciones del Palau de la Música, las privatizaciones de la sanidad, las prótesis en mal estado, el REpago de sillas en Hospitales robados y en medicamentos imprescindible… Ada Colau tiene que aceptar el chantaje del socio que oculta  las sedes embargadas para que los candidatos del orden(desorden) consideren si pueden pactar con ella. Como decimos en Catalunya: Vagi a pastar fang, senyor Alfred Bosch, que la independencia de criterio y propuesta frente de las arbitrariedades de la troika, el TTIP y las Deudas impropias y obligadas por los bancos, es mucha mayor garantía de que los pueblos se autodeterminen que no hojas de ruta que caducan al menor soplo hivernal.  Y si no, tiempo al tiempo.

Mira este video que hoy ha circulado sobre los Alcaldes Corruptos por la red para irnos cargando de más razones…

…pero no sólo denuncies al cacique más cernano. Denuncia las corrupciones, las puertas giratorias, los saqueos que a todos los niveles de la administración del Reino de España se prodigan hasta el empacho. Es una buena terapia para salir del shock, para perder el miedo, para que la ciudadanía entienda que la dignidad empieza al sacarles de sus sillones, al no votarles nunca más.

 
 

Etiquetes: , , , , , ,

Alberto Garzón denuncia, propone y calla a Rajoy en el #DEN2015

Alberto-GarzonLa mayoría de periodistas, comentaristas y aficionados parecen no poder alejarse del viejo esquema bipartidista y se limitan a jibarizar el debate del Estado de la estafa de la nación (que no es) al enfrentamiento entre Rajoy y Sánchez. Encuestan sobre quien “ha ganado” -como si de un mero ejercicio de oratoria se tratara-  destacan errores y destemplanzas y nos encierran, por tanto y queriendo o sin querer, en una mini-política que ya se demostró desde el 2011 que nos quedaba absurdamente estrecha. Tanto, tan pequeña y limitadora, que el grito de “No nos representan” fue el primer rasgón liberador en una levita (o camisa de fuerza, según se mire) que ya era festín de las polillas.

celia candy crashAyer, en el Debate y de entre las filas de Izquierda Unida, destacó la voz de un joven de 29 años, comunista, que no leía su discurso, que recordaba frente a la macroeconomía -que tanto tiene de metafísica-  a los niños sin pediatra ni médico de familia y a la juventud que ha tenido que emigrar… No hace falta que les explique nada sobre la precariedad y las desigualdades denunciadas por Garzón, ni la pobreza energética, ni cómo se ha regalado lo que es imprescinidble para tantos a quienes lo tienen todo… pueden oírlo ustedes mismos.

Y no se pierdan el final del primer video. Alberto Garzón no habla sólo de sí mismo ni se despide de Rajoy a título personal. Todas las personas que vivimos la rebelión y la insumisión, el hastío y la rabia ante tanta corrupción y prepotencia, vamos a conseguir que éste sea el último debate en el que el PP esté en el gobierno. A ellos les deseamos mucha suerte en sus juegos de Candy Crash-… especialmente en el ámbito más privado de sus vidas…. Para nosotros nos reservamos y queda en alto la promesa cierta de SALUD y REPÜBLICA.

 
1 comentari

Publicat per a 25 febrer 2015 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , ,

ANA MATO: NO TE ECHAREMOS DE MENOS

imageLeo en el blog de Médico Crítico una especie de palabras de despedida, algo así como un pequeño epílogo a la gestión de Ana Mato, la ministra que nunca debió serlo. Sin apenas adverbios ni adjetivos, la lista desgrana nuestros agravios y enumera, uno a uno, todos los hechos y motivos por los que, a pesar de que no la echaremos de menos, dificilmente podremos olvidarla. Los destrozos graves, de fondo y calado en la sanidad pública, de la ya ex-ministra MATO, exigirán los mejores restauradores para que el sistema de salud pueda recomponerse… Quedan pendientes las imperdonables responsabilidades de Mariano Rajoy, que debería dimitir de inmediato no sólo por beneficiarse también, por su cargo, de todas las tramas descubiertas en su Partido, sino sobre todo -y eso sí es criminal- por poner en manos de una política emblemática de la Gurtel un servicio público fundamental y nuestro derecho a la sanidad. Y hacerlos trizas entre insufribles incompetencias, rapiñas desmedidas y a contra reloj… Y ni un gesto de pesar por el sufrimiento y las muertes que sus destrozos han provocado. También en memoria de Alpha Pam, no te echaremos de menos, Ana Mato, pero esperamos que se vayan sumando cargos que te encadenen al banquillo.

Y estos son los cargos de Médico Crítico:

(1) No tener absolutamente ni idea de sanidad, servicios sociales o igualdad cuando llegas al cargo.
(2) Provocar mediante un Real Decreto un cambio en la conformación del sistema sanitario recuperando un concepto que creíamos anacrónico, el de asegurado.
(3) Basar el discurso de una reforma sanitaria en que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y que hay que actuar con rapidez (que en este caso era sinónimo de atolondradamente).
(4) Cargarte la universalidad del sistema sanitario y que la sociedad se organice para rebelarse contra esa medida y monitorizar los efectos de la misma a lo largo del tiempo.
(5) Enfatizar la palabra NACIONAL de “Sistema Nacional de Salud”, utilizando al inmigrante indocumentado como un instrumento (riesgo de salud pública) desvistiéndolo de toda dignidad individual o colectiva.
(6) Instaurar un “medicamentazo” con unos criterios -fármacos para síntomas menores- confusos y que habían probado ser inefectivos en medicamentazos similares en otros países.
(7) Manipular de forma repetida los datos de gasto y consumo farmacéutico para que queden bien con el discurso apriorísticamente diseñado.
(8) Mentir una y otra vez negando los efectos de tus políticas y ocultando problemas de salud bajo eslóganes simplones.
(9) Dar apoyo explícito a consejeros que aplicaron con fervor leyes que costaron la vida de gente.
(10) Hacer gala de ignorancia en temas de género diciendo que “la falta de varón no es un problema médico”.
(11) Continuar con una visión de la salud más propia del siglo XIX, negando la visión de las “causas de las causas” y caminando hacia el individualismo que niega la influencia de la sociedad en la salud.
(12) Ir por el mundo contando mentiras manipulando los datos para defender tu gestión.
(13) Hacer que el aborto sea un asunto legal y que el ministerio de sanidad no tenga nada que ver en la defensa del aborto como prestación de salud pública.
(14) Gestionar a nivel nacional una crisis de salud pública internacional (ébola) de la forma más desastrosa posible, llegando al punto en el que tu propio gobierno te desacredita y te saca de la esfera de comunicación pública porque das vergüenza e intranquilidad a los que te escuchan.

Pero lo que te ha hecho dimitir no ha sido eso, sino ser “partícipe a título lucrativo” de la trama Gürtel. Ese será tu motivo, pero nosotros no olvidamos las demás hazañas. Que lo que venga nos sea leve.

 
4 comentaris

Publicat per a 27 Novembre 2014 in Salut

 

Etiquetes: , , ,

De @cayo_lara (y de parte de muchas) a Rajoy

Cayo_Lara_1Agosto_2013Cayo Lara a Rajoy: ‘Han mentido tanto y tantas veces y tantos que han perdido toda credibilidad. Tienen el Gobierno montado sobre una gran mentira. Le pedimos su dimisión’

Jueves, 1 de agosto de 2013

Intervención íntegra del coordinador federal de Izquierda Unida en el Pleno Extraordinario del Congreso para exigir explicaciones al presidente del Gobierno sobre la financiación ilegal del PP, el cobro de donaciones irregulares y el pago de sobresueldos que investiga la Justicia en el ‘caso Bárcenas’

Señorías, quiero comenzar mi intervención con el recuerdo a todas las víctimas del accidente de Santiago. Todos los que hemos pasado por allí hemos podido comprobar una solidaridad ciudadana ejemplar y la extraordinaria labor de los empleados públicos. Hoy y para el futuro el mejor homenaje que se les puede hacer a las víctimas es que no quede ni un solo kilómetro de vía férrea en España sin las adecuadas garantías de seguridad, con la tecnología que acompaña a nuestra sociedad en este tiempo.

Señor Rajoy, ‘sólo quien tiene algo que esconder en el Gobierno trata de ocultar la verdad en el Parlamento’. Es una cita de la vicepresidenta del Gobierno, que escribió en un tweet en la legislatura anterior dirigida a Rodríguez Zapatero. Hoy se la dedico a usted. Porque usted llega a esta Cámara por voluntad propia, sí, pero del ronzal, hay que reconocerlo. Llega presionado por la opinión pública, por los grupos de esta Cámara, por la pésima imagen internacional, y por la presión de su propio partido y de sus votantes.

Le agradecemos las explicaciones, son muchas más que la respuesta a la Prensa, pero usted nos presenta un chivo expiatorio que es el señor Bárcenas. Es una sesión que parece de punto final, y tengo que decirle que no le creemos nada. Es nuestro derecho. Fin de la cita.

Al igual que lo que un día fueron unos ‘hilillos de plastilina’ acabaron siendo una inmensa catástrofe ambiental, ahora la historia de que ‘nadie podrá demostrar que Bárcenas no es inocente’ se ha convertido en el mayor escándalo de corrupción de la democracia en su partido. No acierta usted ni con los hilillos ni con los amigos.

No es bueno enviar mensajes de ánimo a los delincuentes desde la Presidencia del Gobierno, sobre todo cuando han trabajado para la familia política, para la causa, para la trama de corrupción tejida entre empresarios corruptores y recogedores de sobres corruptos. En su partido han ido demasiado lejos y hoy hablar del estado de la Nación es hablar del ‘estado de la corrupción’ en el Partido Popular.

Lo dijo su portavoz el señor Alonso -no está en la Cámara ahora mismo- en la Diputación Permanente del pasado 11 de julio. Estas exactamente fueron sus palabras: ‘eso es lo que le preocupa al Partido Popular, una trama de corrupción que sí ocurrió en el Partido Popular. Y claro que nos preocupa, y claro que nos parece repugnante, y claro que lo queremos cambiar’. Es una trama de corrupción que sí existió en el Partido Popular. Todos los imputados en el ‘caso Gürtel-Bárcenas’ son o han sido altos dirigentes o importantes cargos públicos del Partido Popular. El problema es que esa trama de corrupción y otras tramas han hecho posible el saqueo de este país.

La corrupción ha sido un factor importante en el modelo productivo perverso que ha logrado que la crisis sea más profunda y duradera en España. La corrupción es el medio que usan los que no se presentan a las elecciones para seguir mandando y trasladar sus decisiones al poder político.

Hace un año ya le pedimos una comisión de investigación sobre el desastre financiero creado al calor de la ‘burbuja inmobiliaria’. Hasta en cinco ocasiones impidieron ustedes su creación. Les hemos pedido también un Pleno monográfico sobre la corrupción, así como la creación de una comisión de investigación sobre la financiación irregular de los partidos políticos, que también nos han denegado, la última vez en la Diputación Permanente.

Pensábamos nosotros, ingenuamente, que ustedes serían consecuentes con lo que figura en la página 173 de su programa electoral, que dice literalmente que ‘la lucha contra la corrupción es uno de los objetivos fundamentales del Partido Popular, ya que el funcionamiento del sistema democrático no debe quedar nunca en entredicho por actitudes permisivas, indolentes y exculpatorias ante la gravedad de determinados comportamientos’. Es lo que dice su programa electoral. Está claro que no han sido consecuentes, y que esta negativa a investigar la corrupción obedece a que debajo de la alfombra no sólo estaban los Gobiernos anteriores, el Banco de España, los banqueros y altos ejecutivos, sino también la trama de corrupción a la que aludía el señor Alonso.

Nosotros le pedimos la dimisión en el debate sobre el estado de la Nación por dos razones, por su estafa electoral violando el programa prometido y por la supuesta financiación irregular y competir ‘dopados’ en las elecciones. Hoy le sumamos una tercera razón: que han montado su Gobierno sobre una gran mentira a los ciudadanos.

La violación de lo que prometieron a los ciudadanos es una auténtica estafa electoral. Han perdido su legitimidad de ejercicio por hacer lo contrario a lo que dijeron, y con los incumplimientos, con las mentiras, han perdido su legitimidad de origen.

La última mentira sobre los 36.000 millones de euros de recursos del FROB que el FROB da por perdidos. Los asume el Estado y usted aseguró precisamente en este Senado que ‘nunca lo pagarían los contribuyentes’. Todos estos incumplimientos han tenido consecuencias. Está sufriendo mucha gente en este país: los seis millones de parados, más de tres millones sin ayuda; los dependientes; los jóvenes con más tasas, sin beca y sin esperanza, con la ideología clasista de la ‘ley Wert’; los cada vez más excluidos, más pobres; los desahuciados de la vivienda; los estafados por las preferentes -ya sabemos que hay responsabilidades anteriores-; quienes queremos y creemos en la Sanidad Pública que ustedes ponen en peligro allí donde gobiernan por sus ansias privatizadoras; los pensionistas presentes y futuros con ese informe del comité de supuestos expertos, que en su mayoría no son otra cosa que ‘soldados de fortuna’ de las entidades financieras, que sólo pretenden recortar pensiones para potenciar el negocio de los planes privados de la Banca y las aseguradoras en el futuro.

Han alimentado una legión de parados, desahuciados, exiliados económicos. Se van miles de jóvenes con las maletas llenas de títulos universitarios que en esta España ya no valen. Lo que realmente ha hecho ha sido aplicar las imposiciones de la troika, con una finalidad política e ideológica precisa, aprovechar la crisis para desmantelar los derechos sociales y sindicales con el objetivo de sobreexplotar a los trabajadores e incrementar los beneficios del capital.

Decía David Harvey que ‘la crisis es un golpe de Estado que distribuye la riqueza hacia arriba’. No hay nada técnico, es la lucha de clases. Todo este desastre no se entendería sin la corrupción sistémica, que tiene mucho que ver con la corrupción en su partido y la financiación ilegal. Es la segunda razón por la que le pedíamos y le pedimos la dimisión.

Señorías, aquí el problema no reside únicamente en que algunos dirigentes del Partido Popular y ciertos miembros del Gobierno hayan estado percibiendo sobresueldos y los hayan declarado o no, que ya sería grave por sí mismo. El problema es el origen de los fondos con los que se han estado financiando esos sobresueldos y, mucho peor, el hecho de haber concurrido a las elecciones ‘dopados’ con fondos ilegales.

Es doblemente grave porque la percepción de esos fondos no sólo ha sido irregular por hacerse al margen de la ley, sino porque esas entregas han tenido como consecuencia sus correspondientes mordidas, concesiones urbanísticas, licitaciones, permisos y aprobaciones de obras, con lo cual la competencia desleal y fraudulenta se ha producido en una doble vertiente; por un lado, la de los empresarios que se han beneficiado de esos donativos y que han competido en clara ventaja respecto al resto de empresas, y por otro lado está la parte que afecta a los partidos políticos, ya que en vista de las acusaciones realizadas por su propio ex tesorero y amigo, y de los indicios que obran en poder de la Justicia, ustedes habrían competido electoralmente con muchos más recursos que el resto de organizaciones políticas y de forma tramposa.

Ahora entendemos su empeño en recortar las subvenciones a partidos y sindicatos, es que a ustedes no les hacía falta porque se financiaban con otros medios.

La comunión entre empresarios y corruptores, corruptores y políticos corruptos es el mejor exponente de ese ‘neoliberalismo cañí’ que ustedes defienden, libre mercado y libre competencia, pero sólo para algunos amigos donantes. Un empresario honesto tiene pocas posibilidades de ganar un concurso o una licitación frente a otro que haya pasado por caja. ¿Qué puede hacer frente a eso la innovación, la calidad, el servicio o la competencia? ¿Cómo pueden dirigirse a quienes llaman emprendedores para que se endeuden, hagan un plan de negocio y contraten, si luego el acceso a las adjudicaciones de obras y servicios depende de que se les vea por determinadas sedes?

Abundan los ejemplos de este tipo de mamandurrias y sus detalles. Le voy a poner dos ejemplos. Baleares, el ‘caso Escala’, con la condena de un ex dirigente del Partido Popular por trama corrupta. Y Valencia, ‘caso Sedesa’, con los Cotino y su acceso a obras sin ganar concursos previos.

Este modelo ha dañado la política y la economía, incrementando los precios de las obras públicas, productos y servicios, impulsando infraestructuras innecesarias, alimentando el déficit público y la inflación, falseando la competencia, y desanimando al contribuyente honrado que constata el uso indebido de sus impuestos. No es difícil entender que los que dieran donativos tuvieran también créditos temerarios de las cajas de ahorros saqueadas, para entre otras cosas realizar obras innecesarias. Es más, le hemos pedido al Gobierno que nos dé datos sobre los créditos impagados concedidos por las entidades intervenidas, y nos han negado la información.

Dicen ustedes que los españoles hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Algunos en este país se han corrompido por encima de las posibilidades del país.

La trama de corrupción de la que hablamos es central, pero también está en las comunidades autónomas. Valgan como ejemplo los más de 4.000 millones de euros en concesiones a obras públicas a las empresas donantes que figuran en la lista del propio Bárcenas sólo en la Comunidad Valenciana. Es una obscenidad que mientras algunos dirigentes como Camps y Barberá se reían montados en un Ferrari por las calles de Valencia ahora, como consecuencia de aquellas políticas, millones de españoles estén perdiendo su empleo, su casa, sus hospitales, sus escuelas y sus pensiones.

Señor Rajoy, según la declaración ante el juez de su amigo y ex tesorero, su partido habría estado financiándose irregularmente durante al menos los últimos 20 años. Hoy lo sabemos porque se ha roto la omertà. Su persona de máxima confianza, nombrado tesorero por usted y alabado y bendecido por el partido hasta hace cuatro días, ha pasado a ser un proscrito del Partido Popular.

Han mentido tanto, tantas veces y tantos portavoces que ahora han perdido toda la credibilidad. Tienen el Gobierno montado sobre una gran mentira. Esa inmensa mentira es la tercera razón por la que le pedimos su dimisión.

En el comunicado del PP del 28 de julio de 2009, al albur de las informaciones de Gürtel, además de subrayar la lealtad del señor Bárcenas se dijo: ‘el Partido Popular confía en la inocencia de Luis Bárcenas y en que así se demostrará en los tribunales de justicia. El Partido Popular quiere manifestar su reconocimiento a los más de 28 años de servicio de Luis Bárcenas a nuestro partido, que han sido ejemplo de profesionalidad y buen hacer’. El 7 de octubre de ese mismo año se decía por el mismo Partido Popular, en otro comunicado, que se reconocía la existencia de una trama de corrupción para aprovecharse, decían, del Partido Popular.

Hasta ahora, después de tener ese conocimiento, la única querella contra Bárcenas y los empresarios corruptores ha sido la que han presentado Izquierda Unida y otras asociaciones. ¿Por qué no han presentado ustedes la querella contra Bárcenas, y sólo se han querellado contra los mensajeros que airearon los papeles? Es una respuesta que necesitamos.

En ese mismo comunicado vertían una frase que muy pocos de los que están aquí se atreverían a suscribir: ‘Garantizamos a todos los españoles que la inmensa mayoría de los dirigentes y representantes del PP son ejemplo de honestidad y trabajo al servicio de los españoles’. ¿Quién mantendría esa frase hoy aquí en esta Cámara? Si su secretaria general no confía en los dirigentes de su propio partido, ¡cómo esperan ustedes que lo haga la sociedad española, cuando ha dicho su secretaria general que no ponía la mano en el fuego por nadie nada más que por su familia! Está dicho en una entrevista que le hicieron los medios de comunicación. Es imposible, por tanto, que pueda poner confianza en la sociedad española con esas afirmaciones en el Partido Popular.

Su historia de incongruencias y declaraciones ha ido a más. El día 8 de abril de 2010 el Partido Popular reconocía la magnífica gestión durante esos años de Luis Bárcenas. ¿Van ustedes recobrando la memoria? El culmen de despropósitos y declaraciones desafortunadas llegaba de la mano de la señora Cospedal. La indemnización ‘pactada o simulada o en diferido’, junto con la supuesta relación laboral de Bárcenas con el PP hasta 2010, han sido tremendas mentiras, una mentira tras otra. ¡Pero si el señor Bárcenas mantuvo despacho, secretaria, sueldo, alta en la Seguridad Social, coche y hasta le pagaron los abogados de la defensa!

La responsabilidad política, señor Rajoy, está antes que la responsabilidad penal. Es una cita del señor Trillo y yo estoy de acuerdo con ella, porque cuando un presidente se equivoca en un caso de tal gravedad no bastan el arrepentimiento y las disculpas, sino que es necesario asumir las responsabilidades, y usted debe asumir las responsabilidades.

Han negado la relación con Bárcenas, Cospedal, Alonso, Floriano, Montoro y usted mismo. Son mentiras contrastadas a las que ni siquiera ustedes han podido rebatir. Las mentiras tienen las ‘patas muy cortas’ y le han delatado los famosos mensajes de móvil que se han conocido, y en los que usted animaba a ‘resistir’ a su ex tesorero y amigo. Señor Rajoy, ¿a resistir el qué y ante quién? ¿Para qué? Porque cuando usted mandaba mensajes de aliento y de resistencia al señor Bárcenas ya se conocían las cuentas en Suiza y, por tanto, el hecho de que Bárcenas era un delincuente. ¿Por qué esos mensajes entonces? ¿Por qué le mandaba los mensajes? ¿Cuál es el pacto que usted y su partido tenían con el señor Bárcenas? Explique qué pacto tenían y por qué el señor Bárcenas se sintió liberado según los mensajes que le envió en el último momento.

Señor Rajoy, los 48 millones de euros en las cuentas de Bárcenas supondrían, por poner un ejemplo, que durante 27 años cada día se llevaba 1 millón de pesetas a las cuentas del extranjero. ¿No se enteró nadie? ¿Nadie lo supo? ¿Cómo es posible que ni el presidente ni los secretarios generales conocieran esas prácticas? ¿Es que no les pedían cuenta los empresarios que entregaban dinero? Si eso era la sisa, señor Rajoy, ¿cuánto era el principal? Esa es una pregunta importante que tiene que responder.

¿Puede explicarnos si el diseño financiero que el señor Bárcenas atribuye a Blesa fue encargado por el Partido Popular? Por cierto, este país no entiende que el señor Blesa entre dos veces en la cárcel, se le saque de manera inmediata y, además, por petición directa de la propia Fiscalía en nuestro país. Eso le cuesta entenderlo a nuestra gente y alguna gente se acuerda del ‘caso Naseiro’, y hoy este país no está por el ‘caso Naseiro’.

Quien sueñe que se puede producir una nulidad y que la nulidad es impunidad que se olvide, porque este país no está como cuando se hizo la nulidad del ‘caso Naseiro’. Señor Rajoy, ¿por qué el PP tuvo tanto interés en quitarle el caso al juez Bermúdez? ¿Por qué, y le pregunto, telefoneó usted al presidente del Consejo del Poder Judicial, Gonzalo Moliner, en la mañana del 21 de marzo, interesándose por la disputa de dos jueces para llevar el ‘caso Bárcenas’?

Es la hora, señor presidente, señor Rajoy, de la regeneración democrática, de denunciar la puerta giratoria como símbolo del bipartidismo que se refleja en los casos de González y Aznar, en demasiados ministros y ministras de todos los gobiernos que han pasado a las empresas privadas para las que ahora trabajan. Los ciudadanos quieren y tienen derecho a saber la verdad.

Voy concluyendo, señor presidente. Este país necesita seguridad jurídica, credibilidad y estabilidad. La seguridad jurídica reside en que todos los empresarios sepan que pueden competir sin trampas. La credibilidad requiere políticos honrados y honestos. La estabilidad está también en que la financiación de los partidos políticos sea pública, clara y transparente, y no de empresas por la puerta de atrás ni por la puerta de delante, porque luego se tiene que poner el Boletín Oficial del Estado a su servicio. Para tener estabilidad tiene que haber cohesión social. Un país no puede ser estable con seis millones de parados, no puede ser estable con este grado de exclusión social. Su estabilidad no puede basarse en rescatar a la Banca y condenar a las personas. Esa estabilidad se consigue con transparencia y no con la perversión de la democracia. La estabilidad está en poner el Boletín Oficial del Estado al servicio del interés general y no al servicio de intereses espurios.

Señor Rajoy, usted hoy no es creíble, no es garantía de estabilidad, y está condenado socialmente por la mayoría de la sociedad española. No se puede construir el futuro bajo las sospechas de las sombras del pasado, y este debate no puede ser una ley de punto y final. Asuma usted su responsabilidad. Hágale usted un favor a España. Dimita y convoque elecciones generales para darle la voz al pueblo. La regeneración democrática hoy pasa necesariamente por ahí.

 
4 comentaris

Publicat per a 2 Agost 2013 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , , , ,

Los bochornos de Esperanza Aguirre

Leo en Infolibre que Mariano Rajoy ha defraudado (de nuevo, y van…) a los suyos. No sólo esta mañana “ha evitado pronunciar el nombre de Bárcenas en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional”, sino que se ha dedicado a producir humo sobre el futuro de su partido y de España. Ignora el abismo abierto a sus pies y se inventa “los primeros claros resultados positivos” el mismo día que Eurostat informa que nuestra tasa de paro supera la de Grecia. Lo mejor que podría hacer Mariano (que no quiere ni se atreve a mencionar a Bárcenas porque las meigas, de haberlas, hayllas”) sería callar sobre todo para siempre. Si dimite por vergüenza o por pereza me da igual, pero lo importante es que desaparezca y nos evite tanto bochorno cuando habla, y tanto dolor cuando sanciona las políticas de su gobierno. Ninguna mediocridad (salvo Aznar) en el gobierno de España había sido capaz de provocar tanta indignación tanto con sus mentiras como con sus titubeos o silencios.

Harina de otro costal es la Aguirre, esa señora del barrio de Salamanca que siempre sabe qué decir. Poco importa que se trate de un entierro o del marrón de la Gürtel. Ella pronuncia como nadie en el tanatorio: “Siempre los mejores son los primeros en dejarnos”, como declama en el Parlamento madrileño “Yo destapé la Gurtel”. En su última aparición, lo más increíble: declara “sentirse abochornada por las informaciones sobre la corrupción del PP”, aunque la víbora que anida en sus salivales ha añadido que seguramente, Mariano Rajoy, estará “igual de abochornado”.  Je, je… que malísima es la Aguirrre.Aguirre miente Ella sabe que ya nadie la cree, y que somos conscientes de que ni se acuerda de quién es el muerto en el entierro, que no hizo nada para destapar la Gurtel (si acaso, lo contrario hasta que pudo interesarle), y que ni siquiera Bárcenas puede hacerle pasar vergüenza… de hecho, la gente que se dedica a la política a su estilo no puede exprimentar bochorno: sólo disfrutar de él cuando sus adversarios políticos no saben ni dónde meterse para esquivar sus dardos emponzoñados.

La historia de los bochornos madrileños de los que se aprovecha sin recato la Aguirre alcanzaron su cima hace ya diez años con el Tamayazo…. y desde entonces va administrando sus entradas y salidas de escena con acusaciones de mamandurrias y otras provocaciones mientras la ciudadanía tiene que aguantar su desparpajo y sus mentiras con el miedo añadido de que la campaña del PJ.Mundo llegue a buen puerto y la lideresa acabe por serlo más que nunca en una Comunidad privadísima de privatizada, con sus eurovegas y sus mafias, sus validos y su corrupción contaminante, mientras los millones de madrileños-dálmatas tiemblan por su piel. Cruella Gil de Biedma sigue consiguiendo que el tío del que más presume se remueva en su tumba. Porque por la sobrina impertinente que quiere poseer al modo imperial Madrid y alrededores (sin definir para nada el perímetro) bien se puede cambiar una Barcelona (que ja no és bona) por un Madrid que con el PP se vende y se pudre, y desear con el poeta que el miedo cambie de bando y que los indignados, cada vez más desiguales y desdichados, suban a todas las cimas:

“…Sean ellos sin más preparación
que su instinto de vida
más fuertes al final que el patrón que les paga
y que el salta-taulells que les desprecia:
que la ciudad les pertenezca un día.

 
4 comentaris

Publicat per a 1 Juliol 2013 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , , , , ,

No hay lugar para la esperanza entre el Tamayazo y Eurovegas

la-verbena-de-la-paloma-06Fue un gallego superviviente de muchas guerras, Manuel Fraga, quien llevó a la política nacional el penoso personaje de D.Hilarión, el farmacéutico de La Verbena de la Paloma, rodeado de chulaponas, en un machismo que podía encapsularse en su consejo de “más tiran dos tetas…”- Ahora quien de hecho quiere mantener el equilibrio perdido en el centro de la partitura tragicómica es otro Hilarión gallego de las frases tan hechas como incomprensibles (y registrador de la propiedad para mayor Inri). Un Hilarión al que devoran a picotazos los corruptos confesos o presuntos, y conducen a una UVI con recortes de energía y sedantes las chulaponas con bolsos de Vuitton (unas entre naranjas y otras sin darse cuenta de si tienen o no Jaguars en el garaje ni maridos por la casa). Ni siquiera falta el confetti a espuertas de las verbenas de la gaviota.

Que este país es infecto lo cuenta hoy muy bien Rosa María Artal en Eldiario.es . Acaba Rosa su escrito diciendo: “La marea negra invade todo el país, el trozo de Europa que representamos. Si Merkel –apoyando a sus bancos- se lava vergonzosamente las manos, nosotros habremos de calzarnos las botas, coger las palas y los pozales y limpiar la mierda. Es añeja, hunde sus raíces en cinco siglos de arbitrariedad, despotismo y elusión de culpas. Es ahora o nunca. Nunca más.”

Me permitirá mi amiga Rosa que no me retoceda cinco siglos para llegar a la misma conclusión. Razones llegan y sobran con remontarse sólo al año del Tamayazo…. porque o nos arremangamos nosotros drenando la letrina inmensa, o encima seremos burlados por “salvadores” hundidos en las mismas mierdas.

También Público da más claves:

Esperanza chulapa“La rueda de prensa que evitó Mariano Rajoy el sábado la dio ella ayer. Esperanza Aguirre, lejos de amedrentarse ante la prensa, hace declaraciones todos los días y siempre generando la misma expectación. La presidenta del PP de Madrid volvió a pedir una “regeneración democrática” con una mayor democratización de las instituciones y los partidos (listas abiertas y reforma de la ley electoral), incluido el suyo… Reniega de la primera línea, dice, porque se ha retirado de ella, pero mantiene que la política es su “vida”, así que a su alrededor nadie descarta nada. (…)
La presidenta del PP de Madrid ha aprovechado la caída en picado de la credibilidad de Rajoy para erigirse, al menos, como la voz de la conciencia de un partido noqueado por las informaciones que se suceden sin tregua sobre su presunta corrupción interna. Sin embargo, el PP de Madrid -cuyo liderazgo Aguirre se resiste a ceder a Génova- también tiene su oscuro capítulo en esta trama de posibles financiaciones ilegales y empresarios más dadivosos de lo que la ley permite. Así lo recoge la investigación incluida dentro del sumario del caso Gürtel y actualmente aparcada por la posible prescripción de los delitos. Esta derivada de la red corrupta de Francisco Correa se centra en los donativos de 246.000 euros que, entre 2003 y 2004, hizo Gerardo Díaz Ferrán -entonces presidente de la Confederación Empresarial Independiente de Madrid (CEIM) y posteriormente de la CEOE- a Fundescam, la fundación del PP autonómico que han presidido tanto Aguirre como su antecesor en el liderazgo de los conservadores madrileños hasta 2004 y hoy presidente del Senado, Pío García-Escudero.

La información, desvelada por Público en exclusiva en 2009, recogió, además, que Fundescam financió actos electorales organizados por Francisco Correa y su trama Gürtel, tanto para las campañas municipales como para las autonómicas de 2003. Fue con éstas y el tamayazo con lo que Aguirre pasaría a presidir la Comunidad de Madrid hasta que, en septiembre del año pasado, dimitió y dejó a Ignacio González al frente del Gobierno regional, mientras Díaz Ferrán ingresaba en la cárcel menos de dos meses después, acusado de delitos de alzamiento de bienes, blanqueo de capitales e insolvencia punible. La Fiscalía Anticorrupción confirmó en octubre de 2010 la financiación ilegal del PP de Madrid.”

No hay que olvidarse de la historia de la “lideresa”, ni de la pasada ni la de la más reciente: Esperanza Aguirre es la que se comprometió con Sheldon Adelson en convertir la Comunidad Madrileña en una zona alegal, de juego, lavado de dinero, y todo lo que se les ocurra. Y ahora quiere convertir toda España en un inmenso Eurovegas. Porque si la señora Dancausa pudo “improvisar” una aceptación de Presidencia bajo la “sopresa” de que Tamayo y Saez NO acudían a votar y cambiaban las mayorías, también pueden los actuales gobernantes del PP diseñar más o menos a tropezones su impunidad a medida e imitación de cómo la quiere Adelson. Y no me extraña porque la ley anda muy “huída” en muchos lugares de destaque de la Comunidad de Madrid (y de Catalunya, con “cimeres anti-frau” de pura filfa) entre los indultos de los viernes del Consejo de Ministros, las amnistías fiscales que además “pinchan”, y los agujeros negros, de luto, de una privatización de la enseñanza y de la sanidad que nos enferman… y nos movilizan!

Si D. Hilarión iba flanqueado por dos chulapas, Esperanza Aguirrre viene aupada al primer plano, en momentos distintos, por dos corruptos (sin olvidar a Gerardo Días Ferrán en el entreacto fundamental del sainete) : Tamayo, el del fraude electoral más indigno de la historia reciente de la Comunidad Madrileña, y Sheldon Adelson, el que exige la misma impunidad para sus negocios que el gobierno USA para sí mismo y sus marines. Bajo la promesa de la “regeneración”, Aguirre, la populista chulapona, quiere el imperio de su impunidad en un país sin ciudadanía, poblado sólo de vasallos borregos.

 
4 comentaris

Publicat per a 7 febrer 2013 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , , , , ,

Las personas inmigrantes y la sanidad universal o el bofetón del Tribunal Constitucional a Rajoy

inmigrantes-cayucos Las buenas noticias andan escasas, sobre todo en el campo de la salud. Por eso vale la pena destacar que el Tribunal Constitucional ha dado un severo revés a la política xenófoba del Gobierno de Mariano Rajoy que atenta, además, contra la salud pública, como ya habían denunciado organizaciones como Dempeus per la Salut Pública, el CAPS y la IPP, entre muchas otras en Catalunya.

Precisamente ayer, día de la migración, Médicos del Mundo reclamaba que el Estado asumiera su responsabilidad para asegurar el derecho universal a la salud, y hacía explícito, una vez más, su compromiso frente a la exclusión. Hoy podemos alegrarnos con Médicos del Mundo y tantas y tantas personas que defienden la salud pública y los Derechos Humanos que el Tribunal Constitucional avale la atención sanitaria universal y considere que el derecho a la salud, que consagra la Constitución, debe prevalecer sobre el beneficio económico vinculado al ahorro que la discriminación en la atención sanitaria supone. En espera de la sentencia definitiva, el Tribunal Constitucional da una sonora bofetada a Mariano Rajoy rechazando con su doctrina el acceso restringido a la sanidad del Decreo-Ley del pasado mes de abril que excluía a los “sin papeles” de la asistencia normalizada —solo contempla su atención gratuita en urgencias, parto y posparto— y nos hacía retroceder a tiempos menos civilizados. Con sólo la mitad de la argumentación debería bastar para que Mariano Rajoy pidiera perdón y dimitiese de inmediato.

El Tribunal Constitucional explica que todos los poderes públicos deben “garantizar a todos los ciudadanos el derecho a la protección de la salud”, y esgrime que el argumento del ahorro, en el que se basó el Gobierno de Rajoy para limitar la atención sanitaria, no puede prevalecer sobre el interés general de preservar la salud. La “conveniencia de evitar riesgos para el conjunto de la sociedad”, y la importancia de mantener el derecho a la salud y a la integridad física de las personas no pueden verse desvirtuadas “por la mera consideración de un eventual ahorro económico” que, como indican, ni siquiera se ha concretado. El Tribunal Constitucional da pues, la razón a las Comunidades (como el País Vasco, Andalucía y Catalunya) que se habían negado a excluir a las personas emigrantes, fuera cual fuera su situación, de la atención sanitaria.

La organización Médicos del Mundo  considera que “nunca son buenos tiempos para ser emigrante, pero en estos momentos las personas que dejan su país para buscar un futuro mejor en otro distinto se encuentran, además de las fronteras, una situación de crisis económica, de altos niveles de desempleo y de resurgimiento de actitudes xenófobas alentadas por políticas que defienden la exclusión de los migrantes de un número de servicios cada vez mayor”, pero al mismo tiempo saluda que hay personas y organizaciones -cada vez más- que consideran a las personas migrantes como titulares de derechos y que apuestan, además, por que puedan ejercerlos. En España, la retirada de la tarjeta sanitaria a miles de migrantes en situación administrativa irregular ha dejado a estas personas al margen de la atención sanitaria normalizada, pero el trabajo conjunto de profesionales sanitarios/as comprometidos/as, de organizaciones humanitarias y plataformas ciudadanas como “Yo sí sanidad universal” está consiguiendo día a día que muchas de estas personas excluidas por las leyes puedan recibir la atención que necesitan en el sistema público de salud.

No al aparheit sanitarioMédicos del Mundo explicaba que en las Comunidades que aplican el xenófobo Decreto-Ley de abril del gobierno Rajoy, muchos casos de denegación de atención se habían podido paliar gracias a la implicación de personal sanitario objetor, voluntariado y trabajadores y trabajadoras de ONG, y que con su valiente actitud marcaban la diferencia entre la desatención y la atención sanitaria para decenas de personas. Y daban el ejemplo concreto de acceso a los antirretrovirales necesarios para tratar el VIH, o el tratamiento continuado contra la epilepsia, que necesita -mucho más allá ddel servicio de Urgencias- revisiones periódicas y medicación diaria.

Sin embargo, declaraban Médicos del Mundo, la solución de los casos particulares no es suficiente. El derecho a la salud es universal y no debe depender de la nacionalidad de las personas ni de su situación administrativa. Por ese motivo, Médicos del Mundo seguirá exigiendo la restitución de estos derechos a todos los residentes en España. Además, quedan centenares de personas que no están recibiendo la atención que necesitan –sobre todo en las comunidades que aplican estrictamente la reforma sanitaria. El estudio “semáforo de la exclusión sanitaria” que analiza cómo se está poniendo en práctica la reforma en las distintas autonomías puede consultarse en la web www.derechoacurar.org. Ojalá con la sentencia definitiva del Tribunal Constitucional acabe esta falta de equidad en salud  que  deshumaniza nuestra sociedad.

Por otra parte, aunque algunas de las derivaciones de los casos de exclusión por obra y gracia del Decreto de Rajoy, se han resuelto positivamente, las personas que consiguen ser atendidas no tienen cubierta la medicación que precisan, por lo que, dado el elevado coste -especialmente de los tratamientos para enfermedades crónicas- y la ausencia de recursos económicos por parte de este colectivo, existe un riesgo real de falta de seguimiento de los tratamientos prescritos.

A esto hay que añadir que los casos a los que han tenido acceso las entidades que trabajan en este ámbito no suponen el total de los existentes, puesto que muchos de ellos no piden ayuda hasta que su estado de salud está es muy límite por miedo o desconocimiento de sus derechos, lo que hace imposible determinar el alcance real de la vulneración del derecho a la salud de las personas migrantes que se está produciendo en nuestro país. La labor de asesoramiento, acompañamiento y mediación que Médicos del Mundo y otras entidades están ejerciendo ante la Administración en relación a estos casos de vulneración del derecho a la salud ha ido acompañada de la denuncia pública de estas situaciones y de un intenso trabajo de incidencia política.

Ahora, el Tribunal Constitucional, avala sus argumentos con su doctrina. Una buena noticia, finalmente, para la salud pública.

El fantasma de la xenofobia que Rajoy alimenta sin ninguna base

En Médicos del Mundo temen que fomentar la falsa creencia de que los inmigrantes colapsan los servicios de atención primaria y suponen un coste elevado para el sistema sanitario público pueda alentar sentimientos racistas y xenófobos entre la población española, y explican que, en realidad, las personas inmigrantes usan menos el sistema de atención primaria que la población autóctona. Así lo demuestran varios informes como el realizado por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) en 2008.

El informe mostraba que las personas inmigrantes, representando más del 10% de la población residente en España, sólo suponían el 5% de los pacientes de atención primaria, muy lejos de su presencia en la sociedad. Sobre el uso de los servicios de Atención Primaria por parte de inmigrantes en España, el 57,7% de la población española había acudido al menos una vez en el periodo de un año frente al 12,7% de la población inmigrante.

Uno de los estudios más exhaustivos fue el elaborado por médicos de Atención Primaria de Zaragoza. En él se analizaron más de 5 millones de visitas de una población de 473.523 personas (el 11,17% inmigrantes). Según este análisis, los inmigrantes adultos fueron 4,2 veces a la consulta médica por las 6,7 de los españoles.

El estudio de Ángel Alberquilla, técnico de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, con datos de 2009, demuestra sin lugar a dudas como todas las partidas estudiadas -consumo de medicamentos, visitas a consulta y hospitalizaciones- indican que las personas extranjeras utilizan menos los servicios sanitarios. Es decir, consumen menos fármacos y visitan menos al médico.

 
4 comentaris

Publicat per a 18 Desembre 2012 in Salut

 

Etiquetes: , , , , ,

Nos roban el presente y el futuro #HastaCuando #14N


Muchos políticos que parecen tener en sus manos las riendas del sistema (y me refiero ahora concretamente a Botella y a Rajoy) sólo entreven la realidad e intuyen, entre graves contradicciones, que algo no va cómo debería cuando la gravedad de la situación les golpea en la cara con toda la fuerza. Es el caso de las muertes de jóvenes en el Madrid Arena o el suicidio de ayer de Amaia. Por un momento, parece que el horror a las consecuencias del modo de proceder habitual de sus empresarios “amigos” (Diviertt o La Caixa) maximizando sus beneficios, como es lógico y bendecido, turbe su habitual placidez. Cuando el pueblo de Madrid, o de Barakaldo, o de Granada, está demostrando, de mil y una maneras, que está llegando a sus límites, que el abandono o la dureza de las condiciones de vida de las políticas públicas y el incumplimiento o estricta aplicación de las normas (que tanto da, porque el mal está en las leyes y sus reglamentaciones) no alivian, sino que agravan la insostenibilidad y empujan a las personas a la máxima desesperación, parecen salir por un momento de su ensimismamiento y bajarse de su nube … Entre los rictus de su máscara, ruegan a la Virgen por las familias que han sufrido la peor de la pérdidas (y por mantenerse en su cargo) o piden “ceses temporales” de los desahucios, con un séquito de condiciones, cuando lo que habría que hacer es dimitir ya, e impedir con medidas tajantes que los bancos y cajas se apoderen, con una crueldad que incluso produce escalofrios en la fría Unión Europea, de los hogares de las personas. ¡Serán antes jueces y funcionarios los que se levanten en insumisión y no sigan echando fuera de sus casas a la gente humilde!

Incluso a la Báñez se le acentúan los síntomas de estupor, y pide “flexibilidadf” a diestro y siniestro ante un ERE de sus amigos de IBERIA que va aprovocar nuevos desahucios, nuevos sufrimientos, nuevos desgarros. Pero en lugar de sentarse y escuchar a la gente de la PAH y Stop Desahucios, en lugar de reconocer que la Reforma Laboral es un abuso digno de ser llevado al Código Penal y derogarla, en lugar de parar las privatizaciones de la sanidad, se den donde se den, PP y PSOE siguen reuniéndose entre ellos para hablar de lo divino y de lo humano, y prometer en el vacio mientras retrasan tomar cualquier decisión, en sus vetustos limbos donde no se siente ni padece. Porque no se engañen, no están ahí….siguen vagando por sus Spas de superlujo en Sintra, o en las romerías donde se esconden “tan a gustito” bajo el capote supuestamente capoteador de la Virgen, o por los Registros de la Propiedad que rinden, de manera adicional a los ingresos oficiales, un millón de euros al año…

Oía ayer en La Sexta Columna cómo diversos economistas hacían vaticinios sobre la duración de la crisis para España. Aunque alguno de los entrevistados sabía perfectamente que el capitalismo es el sistema de los grandes desequilibrios en el que las crisis son inherentes, y que cada vez es más una caricatura de sí mismo, también cayó en el juego macabro de las predicciones…. Sin embargo, ahora no se trata de vaticinar más. Sólo es aceptable jugar con un bola de cristal si acaba por arrojarse contra las puertas de las instituciones financieras y se evita al hacerlo un suicidio más. La Sexta Columna ofreció en la segunda parte del programa la imagen más optimista de la España que no está en venta, que investiga, exporta, crea… Una España que necesita fuertes agarres con el exterior para poder aportar algo de aire puro a la asfixiante atmósfera que respiramos.

Pero también para esta gente que investiga han encontrado el veneno adecuado: el ministro Wert, auténtico esterilizador de una España que podría desarrollarse hacia un futuro algo más risueño. Maestro de la frivolidad y el doble lenguaje, patrocinador de las corridas de toros mientras estudiantes y profesores reciben las cornadas del exilio, la precariedad y el paro. Políticos de la catadura de los citados demuestran a las claras que no sólo es urgente que este gobierno desaparezca, sino que este sistema está agotado desde su raíz, porque siguen siendo mayoría las personas que, sufriendo como nunca, los votan y reeligen. Por falta de luz, por falta de expectativas, por falta de futuro…. Y los políticos utilizan sus votos para justificar el incremento de las desigualdades, las enfermedades, la incultura, la desesperación. También CiU se añade a la gran ceremonia de la confusión, de la irrealidad, y promete sueños de la razón para auparse -y con ellos, a sus amigos de siempre, los “sospechosos habituales”- sobre las espaldas de la gente que debe aguantar sus renovadas estafas. El nuevo desvarío responde ahora al nombre de SAREB.

Algunos economistas que publican libros y disfrutan de minutos de antena siguen hablando de la crisis como si de una enfermedad se tratara y cuya recuperación depende de su evolución “natural”. Sin embargo, mantienen la perversa lógica de debilitar el estado de defensas del enfermo con nuevas toxicidades políticas y sociales, y siguen aconsejando someter al cuerpo exhausto a mayores sangrías… Al lado de la cama, de forma grave, se ponen a “vaticinar” cuando se producirá el “exitus”.

Algo queda más claro cada día que pasa: es de una frivolidad grotesca hacer “vaticinios” sobre la crisis. Lo que hay que hacer es decir basta, y darle la vuelta a la estafa. Porque hay que recuperar nuestro futuro. Como en Islandia.


Sobre el #11N, ver La Ratera

 
3 comentaris

Publicat per a 10 Novembre 2012 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , , , , , , , , , ,

España entra en la espiral de la muerte

Visto en Sin Permiso.

Autores: Antoni Domènech. Gustavo Búster y Daniel Raventós

El pasado viernes, 13 de julio, el Consejo de Ministros aprobó el radical paquete de medidas de austeridad fiscal procíclica anunciadas por Rajoy en sede parlamentaria dos días antes. “No disponemos de más ley ni de más criterio que el que la necesidad nos impone. Hacemos lo que no nos queda más remedio que hacer, tanto si nos gusta como si no nos gusta. Soy el primero en estar haciendo lo que no le gusta”: Palabras literales de un presidente más nervioso, más inseguro y con peor dicción que de costumbre. Es la segunda vez en dos años que una escena así se produce en las Cortes: el 11 de julio de 2012 de Rajoy es el 10 de mayo de 2010 de Zapatero.

Zapatero se dio un autogolpe de Estado para evitar, supuestamente, el golpe de la intervención de la Troika. Con el resultado de todos conocido: todo fue a peor, como no podía ser de otro modo con unas políticas procíclicas de consolidación fiscal y recortes de derechos sociales e ingresos populares en un país, entonces, con un desempleo superior al 20%, el 45% de los jóvenes en paro y la demanda efectiva en rápido proceso de contracción. Ahora se anuncia un recorte anual para los próximos tres años de más del 2% del PIB, en un país con más del 25% de su población activa desempleada, más del 50% de los jóvenes en paro –decenas y decenas de miles convertidos ya en emigrantes— y una demanda efectiva en caída libre.

De ideas milagreras, retóricas electorales y agendas ocultas

Rajoy subió al poder con la idea milagrera  –avalada por toda una corte de tertulianos, todólogos mediáticos y pseudoeconomistas diz-que-profesionales—  de que bastaba poco más que un gobierno conservador de gentes de viso en la Moncloa para recuperar la “confianza” de los mercados financieros internacionales y la benevolencia de los burócratas de Bruselas y de Francfort. Esa era la idea “técnica” básica.

Había, además, una retórica de campaña electoral rectificadora del giro antisocial de Zapatero: no se tocaría a los pensionistas, no se tocaría a los funcionarios públicos, no se recortarían derechos ni en educación, ni en sanidad (¿quién dice copago?), ni en la cobertura del paro;  habría austeridad y consolidación fiscal, por supuesto, pero se trataría de una “austeridad expansiva” (sic), facilitadora del crecimiento económico (no se subiría el IVA, ¡claro que no!). Contra el entreguismo de Zapatero, se defendería la soberanía nacional; España sabría hacerse respetar en la UE y ante la Troika: el Reino, en fin, no sería intervenido, ni informal ni, menos, formalmente. Por fin alguien haría valer la “marca España”.

Y había, por supuesto, una agenda oculta. Con la excusa de la necesidad de bienquistarse a los mercados financieros y recuperar la “confianza” perdida por la calamitosa gestión del PSOE, acometer un conjunto de contrarreformas –incoadas ya por el gobierno Zapatero y largamente anheladas por la derecha social española— que alteraran radical e irreversiblemente la relación de fuerzas. Que reconfiguraran la constitución social del país, particularmente la regulación del mercado de trabajo. Que reordenaran pro domo sua, a favor del poder político-económico del PP, la fatalmente dañada estructura bancaria (lo que pasaba crucialmente por convertir a Bankia en un coloso financiero privado, promiscuamente vinculado al partido). Que terminaran de poner en almoneda y desmantelar el sector público, pusieran proa a la conversión de la vida económica de nuestro país en un rimero interminable de peajes privatizados, cobrables por rentistas improductivos de toda laya, nacionales y extranjeros, y entraran por uvas en la más o menos disimulada tarea de recentralizar administrativamente y jibarizar el “Estado de Medioestar” español, como atinadamente lo ha llamado en alguna ocasión Gaspar Llamazares.

La agenda oculta, en una palabra, consistía en aprovechar la crisis para consolidar hasta las últimas consecuencias el tipo de capitalismo oligopólico de amiguetes políticamente promiscuos construido por el PSOE y el PP en las últimas décadas y reubicar al núcleo político dirigente conservador en la nueva situación. Si se quiere, y por servirnos del neologismo muy a propósito inventado por el académico de la lengua Emilio Lledó, pasar de la economía política del capitalismo oligopólico de amiguetes, al casino de negocios público-privados de los “amigantes” (que rima con mangantes).

Del fracaso, también, de la agenda oculta

En tan sólo 6 meses de gobierno, la realidad de la crisis se ha llevado ya por delante la idea “técnica” básica del programa electoral del PP, la de la “confianza”: la prima de riesgo no ha dejado de subir, la renta variable no ha dejado de bajar, el interés de los bonos españoles se ha disparado hasta rebasar todos los niveles de alarma (7%), y lo que es más grave y perentorio, ha comenzado a acelerarse una fuga masiva de capitales y depósitos bancarios, cuyo ritmo anual se estima ahora mismo en un ¡50% de nuestro PIB! Un pánico bancario desatado, peligrosísimo para España y para el conjunto de la UE, al que no son ajenas las sucesivas torpezas del gobierno Rajoy en el manejo de la crisis de solvencia de la banca española. Y a todo eso, la unión bancaria y la garantía europea de depósitos –única medida eficaz para contener la hemorragia—, siguen ahora tan lejos, si no más, que antes de la famosa cumbre del pasado 28/29 de junio. Han pasado sólo dos semanas, y parecen meses. Tiempo suficiente, en cualquier caso, para que varios sedicentes “europeístas” demostraran una vez más su incapacidad para comprender la naturaleza de la crisis política europea y se cubrieran con el más bobalicón de los ridículos.

Como previsto por todo el mundo, de desmentir la retórica electoral se encargó el propio gobierno no bien entró en ejercicio. Pero lo verdaderamente interesante es la suerte que ha corrido en sólo 6 meses el desarrollo de la agenda oculta del PP. Porque la puesta por obra del “programa oculto” se fundaba también en la necia idea de la restauración de la “confianza” (y en el pésimo diagnóstico –compartido con el núcleo dirigente del PSOE— de la naturaleza de la presente crisis europea que subyace a esa idea). La realización del programa oculto de Mariano Rajoy pasaba decisivamente por evitar la intervención de España por la Troika; intervenido el Reino, todo cambia. No importa el grosero jaleo forofesco de los diputados del PP a cada anuncio de recorte declarado por el jefe, ni siquiera el obsceno “que se jodan” los parados de una pijilla descerebrada que calienta escaño en las Cortes. Harto más significativo se antoja el rostro desalterado del Presidente del gobierno. Porque, si bien se entiende, de lo que verdaderamente se despedía era de su agenda oculta.

Y despedirse de la agenda oculta no era sólo despedirse del verdadero programa partidista con que accedió al gobierno. Es mucho más. Es despedirse de toda una época política y económica que ese programa trataba de salvar, y a su modo, perpetuar, rectificándola por la vía de escorar irrreversiblemente, hasta donde se pudiera, su centro de gravitación hacia la derecha. Es muy significativo que el Consejo de Ministros del pasado viernes comenzara no en Moncloa, sino en la Zarzuela, con el monarca en persona presidiendo la sesión del reconocimiento oficial de todos los fracasos. Como agarrándose a un clavo ardiendo, precisamente al amparo de un Rey de todo punto desacreditado ante la opinión pública y convertido en los últimos meses en la cara visible del fracaso nacional y del fin de época. En el símbolo mismo de la agónica fatiga política, social y moral del régimen de la Segunda Restauración borbónica que fue la Transición democrática.

Res ipsa loquitur: ministros que filtran secretos de su cartera (el escándalo de la ministra Báñez y el ERE del PSOE); una red gigantesca de espionaje a empresas y ciudadanos y compra y venta de datos privados protegidos por la ley con la connivencia de las instituciones privadas y públicas –incluidos los servicios secretos— encargadas de protegerlos; socialización de la corrupción de lo público a lo privado con las preferentes, como se ha visto con la apertura de la causa contra los gerentes de Bankia, la CAM y CaixaNovaGalicia; el bloqueo de un poder judicial incapaz de autogobernarse, carente de la legitimidad democrática que solo pueden otorgarle los ciudadanos, y no el escalafón de la judicatura y los acuerdos bajo mano entre el PP y el PSOE; unos incendios pavorosos que no se pueden extinguir por los recortes del gasto público; amnistía a los depredadores urbanísticos de la propiedad común de las costas; amnistía a los defraudadores fiscales… ¿Qué más?

La espiral de la muerte

Con las medidas de recortes y austeridad fiscal que ha impuesto la Troika al gobierno, España entra en la espiral de la muerte. Es decir, se aventura por la senda que ha llevado al suicidio económico, social y político a las naciones hasta ahora intervenidas (Grecia, Portugal, Irlanda). La dinámica es harto conocida: las drásticas medidas procíclicas de austeridad fiscal encaminadas a reducir la deuda y el déficit públicos generan destrucción de empresas y de empleo, desplome de los salarios, caída de la demanda agregada, descenso de los ingresos fiscales del Estado y, para cerrar el círculo vicioso, ulterior crecimiento del endeudamiento público, acrecida desconfianza de los acreedores internacionales y nuevas y más desapoderadas exigencias de austeridad y consolidación fiscales y consiguiente degradación del Estado social, de la enseñanza, de la sanidad, de la cobertura del desempleo.

En esa perspectiva, perdida la soberanía monetaria y sin autoridad fiscal común en la UE, el círculo vicioso sólo podría romperse con una enérgica mejora de la exportación. Los últimos datos al respecto no son nada halagüeños. Y no cabía esperar otra cosa. Primero, porque a diferencia de Portugal, por ejemplo, en donde el sector exportador representa cerca del 50% de su economía, la exportación española significa apenas un tercio, es decir que al menos dos tercios de la demanda de los productos de las empresas españolas vienen de un mercado interior deprimido por el paro creciente, por el tremendo estado de endeudamiento de las familias y de las empresas españolas, por los recortes salariales públicos y privados, por el terrible aumento del IVA, por las nuevas tasas universitarias, por el copago sanitario, por presentes y venideros peajes de usuario en el acceso a los bienes públicos o comunes; en una palabra, por las extremistas políticas de austeridad fiscal. Y segundo: porque las políticas de austeridad incompetentemente impuestas a escala europea han deprimido la demanda continental, y el grueso de nuestras exportaciones –como las de los alemanes, dicho sea de pasada— van a parar a una eurozona devastada por esas suicidas políticas procíclicas de consolidación fiscal.

Es evidente que el núcleo dirigente del PP es a estas alturas perfectamente consciente de todo eso. El fracaso estrepitoso de Montoro es el fracaso de la agenda oculta de una derecha política española que era todavía orgánica en intereses oligárquicos más o menos nacionalmente arraigados, y que tenía intereses electorales propios. Es aventurado –y acaso necio— decir que estamos asistiendo al triunfo del “independiente” y “cosmopolita” De Guindos, ese fracasado gestor europeo de los intereses del quebrado banco norteamericano Lehman Brothers.

Pero de lo que no cabe la menor duda es de que decidir –o allanarse a— meter a España en la espiral de la muerte trae consecuencias devastadoras para la identidad de quien lo propone (el PP). Para la identidad de quien lo aplaude, jactándose incluso de haberlo propuesto antes (Duran i Lleida). Para la identidad de quien lo tolera “responsablemente” y aun lo acompaña como “inevitable” y “necesario” con dos que tres salvedades y matices y tres que cuatro lagrimitas impostadas (Rubalcaba). Y desde luego para la identidad política de quienes, aplaudiéndolo en el fondo, sólo pretenden aprovecharse del río revuelto para promover aquí o allá su propia agenda superficialmente populista (el desmantelamiento del Estado de las Autonomías, à laRosa Díez; el fantasma del pacto fiscal catalán sin contenido social para justificar, à la Mas, su cruel ofensiva en toda regla contra los derechos de las clases populares).

Como las elites políticas coloniales tradicionales

Las medidas de choque decididas –“sin libertad”— por Rajoy la semana pasada van contra los intereses mediatos e inmediatos de la inmensa mayoría de la población española, incluidas esas clases medias madrileñas abrumadoramente votantes del PP que habrán perdido todos sus ahorros con la estafa de Bankia y Caja Madrid. La espiral de la muerte al estilo griego no sólo tiene consecuencias económicas y sociales devastadoras; tiene también consecuencias para las propias elites políticas que se allanan de mayor o menor grado al suicidio de la nación. Porque pierden su identidad política como representantes fiduciarios más o menos legítimos de distintos intereses sociales más o menos encontrados, para convertirse paulatinamente en castas políticas de tipo colonial, sin arraigo social en la población. Franz Fanon describió hace ya muchos años a ese tipo de elites coloniales en Los condenados de la Tierra, una obra maestra de la literatura anticolonialista de los años 60.

Este era el tenor literal de su descripción: las elites coloniales, cualquiera que sea el matiz de su color político:

– niegan a los pueblos la seguridad en los puestos de trabajo;

– reducen los ingresos del grueso de la población al nivel de subsistencia;

– llevan a los pobres a la desesperación;

– buscan con denuedo desmantelar a los movimientos y a las organizaciones sociales, señaladamente a los sindicatos obreros;

– se empeñan en degradar el sistema educativo, de modo que solo las elites puedan tener acceso a la educación superior;

– hacen leyes a la medida de las empresas transnacionales saqueadoras;

– criminalizan el disenso, la crítica y a la oposición política no acomodaticia.

El corolario de esa clásica descripción del hacer de las elites coloniales era el comportamiento que buscaban inducir en la población: el miedo y la sensación de inestabilidad generados por esas políticas garantizaban la pasividad de la población, forzada a derivar hacia la propia supervivencia personal todas las energías disponibles.

Lo mejor del buen discurso parlamentario de Cayo Lara –convertido de facto en el jefe de toda la oposición en las Cortes, incluidos, verosímilmente, los parlamentarios socialistas desolados por las frívolas payasadas de Rubalcaba— es que entendió perfectamente este punto. No sólo ha traicionado Rajoy a su propio electorado al violar groseramente las promesas de su programa, no sólo, esto es, ha fracasado como político democrático, sino que ha fracasado también en la promoción de su agenda oculta “soberana”, es decir, ha fracasado como político tecnocrático. Doble fracaso. Se impone la consulta popular.

Hasta un periodista tan cargantemente circuelocuente como Pedro J. Ramírez se ha visto en la necesidad de reconocer sin reservas lo obvio, aunque sea para salir cínicamente al paso:

“En otras circunstancias el reconocimiento de esta súbita pérdida de autonomía democrática debería llevar aparejada la dimisión del gobierno de turno, la disolución del Parlamento y la convocatoria de nuevas elecciones. Pero nadie está pidiendo que Rajoy haga eso porque su rotundo triunfo electoral ha sido muy reciente y, como indican todos los sondeos, no se percibe ninguna alternativa fiable. Más bien existe el consenso de que al líder del PP le toca cargar con la cruz de lo que será una creciente impopularidad, gestionar con la mayor solvencia posible la ejecución deldiktat de Bruselas y tratar de que la desagradable travesía del desierto concluya cuanto antes.” [“Protectorado de ’soberanía suspendida’”, El Mundo, 15 julio 2012.]

Quien comprenda mínimamente la naturaleza de la crisis política europea, o quien al menos sepa algo de macroeconomía elemental, o quien, si más no, se haya molestado en informarse un poco de la experiencia de Grecia, Irlanda y Portugal desde su intervención, sabe ya que lo que viene no es “una desagradable travesía del desierto” destinada a “concluir cuanto antes”. Sino la entrada en una verdadera espiral de la muerte.

Que la población sea, o no, presa del pánico, que se entregue, o no, a una inerme pasividad política cruzado el portalón de esa espiral, dependerá de la decisión con que el conjunto de la izquierda social y política de este país –sindicatos obreros, 15 M, colectivos de parados y trabajadores precarizados, representantes institucionales (locales, autonómicos y estatales) de las izquierdas federalistas y soberanistas, asociaciones ciudadanas, colectivos culturales, investigadores y académicos comprometidos, grupos de apoyo a los desahuciados, afectados por las estafas bancarias, pequeños comerciantes arruinados por el IVA, autónomos acorralados por la inopinada subida de su IRPF, etc.— sepan aunar voluntades y plantear como una necesidad perentoria la convocatoria de un referéndum democrático que, manifiesta y clamorosamente fracasadas las elites rectoras dominantes, permita a los pueblos de España elegir libremente su destino en uno de los momentos más dramáticos de nuestra historia, que, como bien dijo hace muchos años el poeta, es la más triste de todas las historias.

Antoni Domènech es el Editor general de SinPermisoGustavo Búster y Daniel Raventós son miembros del Comité de Redacción de SinPermiso.

 
2 comentaris

Publicat per a 16 Juliol 2012 in Ciutadania/Política, Europa

 

Etiquetes: , , , , , ,

La red global y sus títeres

¿Quién estaba detrás de Mariano Rajoy, manejando el ritmo y la intensidad de los hachazos que anunciaba entre los aplausos de diputados asociales? ¿Quién tenía al pinganillo mientras radiotransmitía la mutilación de  los derechos de ciudadanía,  atentaba contra las posibilidades reales de recuperación económica y demostraba (que no reconocía) que la soberanía nacional española es, en manos del gobierno del PP,  poco más que una piltrafa?

Mientras iba escuchando todas las justificaciones rebosantes de sandeces de un Jefe de Gobierno que nunca debió serlo, recordaba los textos que han pasado recientemente por mis manos sobre The network of global corporate control  que puede descargarse, siguiendo el link anterior, desde la Universidad de Cornell.

Los autores inician su presentación afirmando que “la estructura de la red de control de las corporaciones transnacionales afecta la competencia del mercado global y la estabilidad financiera”. Y esta afirmación, que parece muy obvia, desarticula de hecho todos los supuestos básicos sobre los que se basa el modelo económico (el capitalismo).  Aunque Rajoy engole la voz e intente sacar pecho,  el control de la economía mundial, y el crecimiento  (incluso el supuesto “crecimiento negativo” que mencionó el mentecato) está en manos de esas mismas corporaciones transnacionales, como lo están también  (aunque se quiera,  cuando menos, disimular)   las políticas  antidemocráticas de recortes de derechos laborales y servicios públicos.

Reservando todavía una muy débil esperanza para el mandatario francés F. Hollande, un ejemplo especialmente impactante lo podemos encontrar en la completa entrega y rendición en el tema de la “deuda soberana”. Que la Constitución determine límites al déficit y a quién se debe pagar primero el servicio de la Deuda nos da una idea del golpe de Estado en las instituciones,  y de la relación de desigualdad  -e incluso de sumisión- que existe entre las TNC y los Estados. Y es precisamente esta innoble actitud de sumisión y desigualdad  de los políticos occidentales al poder económico la que quieren que se contagie a la ciudadanía. Si los representantes elegidos se comportan como mansos corderos camino del sacrificio, ¿cómo se atreve la ciudadanía a decir NO, a decir BASTA, a devolverles los improperios?

La concreción de un capitalismo con características globales que actúa y defiende sus intereses en más de un Estado no encuentra obstáculos a sus desmanes porque los distintos gobernantes de cada Estado en la Unión Europea y en especial en la eurozona -véase Rajoy- se prestan de buen grado a esta relación masoquista de sumisión.  El enorme poder concentrado de las TCN consigue que los gobiernos sigan dedicando, ahora con mayor acento en Europa,  enormes sumas de dinero público para salvar sus bancos y sus grandes empresas de la quiebra. Y lo hacen a costa de los presupuestos de políticas de bienestar social para las mayorías no sólo por motivos económicos, sino ideológicos.  Y lo hacen a costa del apoyo que necesita la población víctima de las crisis-estafas en lugar de apoyar alternativas productivas descentralizadas y de pequeña escala (como la pequeña y mediana empresa real, la agricultura campesina, las cooperativas de trabajadores urbanos, etcétera) porque quieren aplastar también las alternativas que  pueden hacer frente a las múltiples crisis-estafas desde las raíces, cambiando las causas desde la raíz,  y no transformando los síntomas de la enfermedad en nuevas fuentes de negocios.

Perdida la soberanía monetaria y transferido ese poder al BCE (que puede financiar a los bancos, pero tiene prohibido por sus estatutos financiar a los Estados) los países de la eurozona, y en especial los países con problemas estructurales y graves dificultades financieras como España, Irlanda, Grecia, Italia y Portugal, pueden optar por repensar y cambiar las poíticas (cosa imposible cuando se trata de Gobiernos peleles) o deben ponerse de “rodillas” para financiar incluso su deuda interna. La débil estructura democrática de los políticos en el Gobierno les ha hecho presa fácil de las imposiciones y depredaciones, que por si fuera poco se refuerzan con la acción de las organizaciones internacionales (FMI/BCE/BCE), dominadas por estas mismas corporaciones. Si se les hubiera escapado algún resquicio de control y Syriza hubiera llegado al gobierno en Grecia, la lucha de David contra Goliath nos hubiera tenido que interpelar todavía con mayor fuerza por cuanto suponía un cambio evidente en el control del poder político (sin ir acompañado por el momento y por desgracia, por ningún cambio substancial en el poder económico).

Metodología del estudio y desarrollos posteriores

«The network of global control» no es el único estudio serio sobre este tema fundamental, pero la investigación de Stefania Vitali, James B. Glattfelder y Stefano Battiston, del Instituto Federal de Tecnología de Suiza (publicado en la revista científica PLoS ONE el 26/10/11) destaca por su rigor. El estudio analiza las redes corporativas globales y las relaciones entre ellas, para lo cual se basa en la interpretación de información de la base de datos Orbis al 2007, que registra más de 30 millones de actores económicos en el mundo.

Los investigadores seleccionaron 43.060 de las mayores empresas en 116 países y encontraron que 737 concentran el 80 % de las ventas de todas las transnacionales. Pero a nivel de conexiones hay un núcleo de 1.318 empresas que tienen dos o más interconexiones, con un promedio de 20 vínculos entre sí. Estas 1.318 empresas, con sede en 26 países, mayoritariamente anglosajones, controlan el 60 % de los ingresos globales, a través de acciones en empresas globales de manufactura, energía y otros productos básicos.

Así pues, un conjunto de 1.318 grandes corporaciones poseen o controlan, en conjunto, alrededor del 60 % de la economía mundial, apropiándose de la parte del león de la plusvalía producida por los trabajadores de todo el mundo. También los 50 mayores grupos transnacionales (TNC de acuerdo con la definición de la OCDE) controlan el 39,78% de la red de participaciones cruzadas que permiten el dominio de la economía mundial.

Como araña en la red, de esas 1.318 empresas, hay un núcleo con una densidad de interrelaciones mucha mayor. Se trata de las 147 empresas que detentan el 40 % de los ingresos.  La gran mayoría son instituciones financieras, entre las que se encuentran nombres muy conocidos como Barclays Lpc, Axa, JP Morgan Chase & Co, Merrill Lynch & Co Inc, Deustche Bank, Bank of America, Walton Enterprises LLC (la firma inversora del capital de la familia Walton, dueños de la empresa más grande del mundo: el supermercado WalMart), ING Group, BNP Paribas. La número 50 en la lista es significativamente la china Petrochemical Group Company, que denota el ascenso de los capitales chinos a este grupo exclusivo de corporaciones que tienen las riendas económicas y financieras del planeta.

En resumen,  si 1.318 grandes corporaciones controlan el 60 % de la economía mundial, apenas 147 empresas transnacionales controlan el 40 % del volumen total de ventas de todas las transnacionales del globo. El dato más sorprendente no es que sean pocas —existían ya estudios mostrando el alto grado de concentración corporativa—, sino que están estrechamente interconectadas a través de acciones y participaciones entre ellas, constituyendo una “superentidad” global que ejerce un control enorme sobre mercados, producción y políticas nacionales e internacionales. Además, como hemos sabido, las tres cuartas partes de estas 147 superpoderosas son bancos e intermediarios financieros, que a su vez tienen un importante porcentaje de acciones en las mayores empresas de capital productivo. Y una de las más gritonas, exigentes y desacomplejadas por lo que a respetar la legalidad se refiere, es Goldman Sachs.

Desarrollos posteriores

Aunque el estudio está hecho sobre datos del 2007, previos a romper la ola de crisis financiera que acabó con algunas de las empresas referidas en el estudio, la estructura de la red se mantiene y consolida, y es una información clave para entender también las políticas “públicas” que se promueven frente a las crisis financiera, alimentaria, climática y ambiental.

Como podemos leer en “una especie en peligro”, sin tocar la especulación financiera que causó la crisis.  ni modificar los nocivos modelos de consumo y de producción contaminantes (bases de la civilización petrolera y de la devastación ambiental y climática), se promueven nuevas fórmulas para aumentar la penetración de los mercados financieros en la naturaleza (mercados de carbono, de servicios ambientales, de biodiversidad, etcétera).  Se promueve una mayor explotación de la naturaleza y los recursos a través de nuevas tecnologías, como por ejemplo, el uso extendido de biología sintética para procesar biomasa como fuente de combustibles, de fármacos y sustancias industriales.  De forma irónica, los gobiernos conceden subsidios a las  corporaciones que abren nuevas fuentes de mercantilización de la naturaleza y sus funciones, buscando supuestos (falsos)  remedios a las crisis que ellas mismas provocaron. El todo del frause  se conoce como “economía verde”. O como dijo Obama parafraseando a F. Roosevelt frente a la crisis de 1929, se trata de un “green new deal” (nuevo acuerdo verde), donde todos son escenarios de ganar-ganar. Claro que las ganancias-ganancias están siempre referidas a los mismos, y en el peor de los casos, y por no significar ni propuesta ni alternativa real,  le llegan incluso de rebote a  Sheldon Adelson y a su devastador proyecto de Eurovegas. 

Un texto interesante al respecto puede ser  “Quién controlará la economía verde” . En otro sentido, y como investigación a tener en cuenta, el economista portugués Eugénio Rosa estudia en “Los grupos empresariales ‘portugueses’ y las grandes empresas transnacionales” la relación de los grandes grupos empresariales en Portugal .

 
1 comentari

Publicat per a 15 Juliol 2012 in Ciutadania/Política, Europa

 

Etiquetes: , , , , , ,

 
%d bloggers like this: