RSS

Arxiu d'etiquetes: Miguel Jara

Miguel Jara, Teresa Forcades y el laboratorio Baxter

Otras veces ya hemos recomendado seguir el bloc de Miguel Jara. Hoy enlazamos con una nueva página, Periodismo comprometido y en ella hoy nos habla de informaciones ya aparecidas en sus libros Traficantes de salud y Conspiraciones tóxicas (de lectura imprescindible para las personas realmente preocupadas por los temas de salud y el poder real de la industria farmacéutica).

A raíz del famoso video de Teresa Forcades que ya reprodujimos el 30 de setiembre en este bloc, Miguel Jara nos recuerda que también él había denunciado (entre otros) el Laboratorio Baxter por la comercialización en los años 80 de un producto contaminado… Y es que al parecer algunos laboratorios nunca aprenden… O tienen bula para actuar sin controles de calidad, aunque eso, en temas de salud, cueste vidas.

Les dejamos de nuevo con el video de Teresa Forcades seguidas por las declaraciones de Miguel Jara:

Publicado por Miguel Jara el 13 de Octubre de 2009

Quisiera en esta información tratar sobre una de las cosas que más llama la atención del video ya famoso de la monja benedictina y médica Teresa Forcades:

Cuenta que a finales de enero de 2009, la filial austríaca de la farmacéutica norteamericana Baxter, especializada en la fabricación de vacunas, entre otros preparados, distribuyó a 16 laboratorios de Austria, Alemania, la República Checa y Eslovenia, 72 kilogramos de material para preparar miles de vacunas contra el virus de la gripe estacional. Las vacunas tenían que ser administradas a la población de estos países durante los meses de febrero y marzo. Antes de que ninguna de estas vacunas fuese administrada, un técnico de laboratorio de la empresa BioTest de la República Checa decidió por su cuenta probar las vacunas en hurones, que son los animales que desde 1918 se utilizan para estudiar las vacunas de la gripe. Todos los hurones vacunados murieron. Se investigó entonces en qué consistía exactamente el material enviado por la casa Baxter y se descubrió que contenía virus vivos de la gripe aviar (virus A/H5N1) combinados con virus vivos de la gripe de cada año (virus A/H3N2). Si esta contaminación no se hubiese  descubierto a tiempo -prosigue Forcades-, la pandemia que “sin base real están anunciando las autoridades sanitarias globales y nacionales”, ahora sería una “espantosa realidad”. Esta combinación de virus vivos puede ser especialmente letal porque combina un virus que tiene un 60% de mortalidad pero es poco contagioso (el virus de la gripe aviar) con otro que tiene una mortalidad muy baja pero con una gran capacidad de contagio (un virus de los de la gripe de cada año).

A menudo nos llegan informaciones de este tipo que podemos pensar que pertenecen más bien al campo de la ciencia ficción. Pero ¿y si el laboratorio del que tratamos, Baxter, ya se hubiera visto implicado en el pasado en hechos cuando menos similares? Muchos de ustedes han leído mi primer libro, Traficantes de salud: Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad. Recordarán que en el primer capítulo de todos trato el caso de las personas muertas en España tras el contagio de su sangre con los virus de la hepatitis C y de sida (al menos unas 1.600). Estos sucesos se desarrollaron en los años ochenta y se prolongaron durante los noventa e incluso ya entrados en la década de 2000 había personas que fallecían por los problemas que les habían causado lustros antes. Había varios laboratorios implicados y uno de ellos era Baxter que había comercializado su hemoderivado Hemofil contaminado. Como me contaría Josefa Lorenzo, uno de los pocos padres que se atrevieron a denunciar a los laboratorios y a la administración tras la muerte de sus hijos:

“Los laboratorios no tomaron las medidas oportunas para evitar la exclusión como donantes de personas que podían transmitir la nueva enfermedad y no se avisó a los hemofílicos del riesgo que suponía la administración de dichos preparados. Todo esto a pesar de que en los años ochenta los científicos conocieron el riesgo que suponía administrar derivados sanguíneos a los hemofílicos”.

Plasma sanguíneo1

Pero hubo más. Nuestro país no fue el único donde ocurrieron estos hechos. En Francia el escándalo fue mayúsculo. Se contagiaron unas 4.400 personas y varios ministros del gobierno galo fueron juzgados y el de Sanidad hallado culpable. En Canadá, entre los años 1986 y 1990, alrededor de 6.500 personas resultaron infectadas con Hepatitis C a través de transfusiones de sangre y derivados sanguíneos. Al menos 1.000 hemofílicos que padecieron sida y Hepatitis C y B en este país recibieron tratamiento con productos tóxicos procedentes de prisiones de EE.UU. Hasta 1983 las compañías farmacéuticas acudieron a estos centros penitenciarios para “recaudar” la sangre “donada” por los condenados de aquel país. Canadá dejó de utilizar este método en 1971 porque la mayoría de los presidiarios estaban infectados con Hepatitis. Pese a haber tardado doce años en adoptar la misma medida que su vecino del norte a los reclusos estadounidenses continuaron extrayéndoles sangre para satisfacer a la clientela farmacéutica. Michael Galster, que trabajó en el grupo de médicos del sistema penitenciario de Arkansas durante la época en la que ocurrieron los hechos, escribió un libro denunciando estos hechos vividos en su práctica cotidiana…. Para leer más, ir a la página de Miguel Jara.

 
4 comentaris

Publicat per a 14 Octubre 2009 in Salut

 

Etiquetes: , , , ,

Miguel Jara habla del 11-S y del marketing del miedo

Los atentados del 11-S y el marketing del miedo para vender fármacos

Durante los últimos lustros se ha expandido por el globo terráqueo el miedo a diferentes epidemias o pandemias que amenazaban la salud de la ciudadanía. Pero en la mayor parte de los casos todo quedó en prácticamente un susto. ¿Qué ocurrió con el denominado mal de la vacas locas? ¿Cuántas personas fallecieron realmente por la gripe aviar cuando la Organización Mundial de la Salud especulaba con 150.000.000 de personas muertas? ¿Qué sucederá en los próximos meses con la gripe A? Dentro de algunos años volveremos la vista atrás con nuestra particular máquina del tiempo, el cerebro, y podremos evaluarlo. ¿Se acuerdan del pánico global desatado tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos ante la posibilidad de “ataques terroristas” con ántrax?

antrax1

El 11 de septiembre de 2001 Estados Unidos sufrió varios atentados cuyos objetivos más sobresalientes fueron las Torres Gemelas de Nueva York y el edificio del Pentágono. Durante las semanas posteriores, por todo el mundo se extendió el temor ante la posibilidad de nuevas agresiones que esta vez tendrían como protagonista a la bacteria del ántrax, conocida arma biológica. La muerte de tres personas durante el mes de octubre ayudó a alimentar el terror global. En un momento crítico para la humanidad, los ejecutivos de Bayer volvieron a frotarse las manos. La multinacional germana poseía en esos días la patente del antibiótico Ciprobay, el más efectivo contra el ántrax. El Gobierno de EE.UU. necesitaba 1.200 millones de pastillas pero Bayer sólo podía fabricar 60 millones cada mes. Ante las prisas de las distintas administraciones, el Gobierno de Canadá y el Partido Demócrata estadounidense propusieron obviar la patente de Bayer y encargar a otros laboratorios que produjeran un genérico de Ciprobay. Bayer amenazó con demandar al Ejecutivo canadiense y en este particular tira y afloja tuvo que rebajar el precio de la caja de Ciprobay de 330 € las 60 dosis a 90 €.

La conclusión, en 2003, de la patente de Ciprobay mantenía en alerta a varias compañías farmacéuticas deseosas de colocar en el mercado un producto similar. Bayer también estaba en guardia. Según Marta Durán, Boris Kanzleiter y Leonarda Reyes, en su trabajo “Bayer: el negocio del miedo”:

En 1997 la empresa Barr Laboratories, una de las fabricantes de genéricos más importantes en EE.UU., estaba lista para sacar al mercado su versión de Ciprobay. Cuando Bayer conoció las intenciones de Barr, inició un juicio para impedir el permiso del genérico. Entre trámites y el proceso legal iban a transcurrir 30 meses antes de que el genérico estuviera en las farmacias… y 30 meses significaban mucho dinero. Así que, en lugar de permitir que otra empresa fabricara el medicamento, Bayer llegó a un acuerdo con Barr: pagarle 30 millones de dólares cada año, desde 1997 hasta 2003, cuando expira la patente de Ciprobay o antes si un juez resolvía la controversia”.

En aquellas mismas fechas la OMS señaló que 17.000.000 de personas mueren al año por no poder pagar fármacos fundamentales que son corrientes en los países ricos. En plena resaca del 11-S, en EE.UU. y Canadá se planteó la posibilidad de obviar la patente de Ciprobay para poder acceder rápido a las dosis necesarias.

Paradójicamente, los países industrializados presionan a través de la Organización Mundial de Comercio (OMC) para perpetuar las patentes de preparados esenciales en los pueblos pobres. Hoy ocurre algo similar con los antivirales utilizados para la gripe A, Algunos gobiernos están diciendo que si son verdaderamente útiles para esta patología sus patentes deberían ser interrumpidas en beneficio de la humanidad. Otras fuentes como Médicos sin fronteras alegan no sin razón que al incentivar la idea de pandemia se está obligando moralmente a muchos países a comprar antivirales que los endeudarán cuando en realidad son naciones cuyo presupuesto apenas da para algunos fármacos esenciales para sus poblaciones.

Más info: Traficantes de salud: Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad

 
Deixa un comentari

Publicat per a 10 Setembre 2009 in Ciutadania/Política, Salut

 

Etiquetes: , , , , ,

La rebeldía es la penúltima enfermedad inventada

Uno de los laboratorios interesados en vender un remedio -metilfenidato (Concerta)- para esta grave patología explica en la web, creada expresamente para promocionar el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), que entre los trastornos presentes junto al TDAH, está el Trastorno Oposicionista Desafiante (TOD). Aunque lo parezca no es una broma. El TOD fue incluido por primera vez en el manual DSM III-R. Éste es el libro que actúa como “Biblia” de la psiquiatría. Según la farmacéutica citada, el Trastorno Oposicionista Desafiante:

Consiste en un patrón de conductas negativistas [sic], hostiles y desafiantes presente de forma persistente durante al menos 6 meses. Dichas conductas incluyen discusiones con adultos [está especialmente pensado para niños y niñas], rabietas y enfados, negativa a cumplir las normas establecidas o las órdenes de los adultos, mentiras, culpar a otros de malas conductas propias y resentimiento”

Creo que no es exagerado decir que casi cualquier persona que esté leyendo esto habrá sentido al menos parte de su infancia exhibida en el catálogo de “horrores patológicos” del que nos advierte con tan preocupada intención Janssen-Cilag. Para entender el, aquí sí, enfermizo paroxismo del laboratorio, es muy útil darle la vuelta al argumento, si es que puede catalogarse así esta retahíla acientífica. ¿Existen personas que al menos durante una época de su vida no han discutido con adultos o no han tenido rabietas o enfados? ¿Existen personas que prácticamente siempre durante su infancia o adolescencia han cumplido todas las normas establecidas o las órdenes de sus “superiores” los adultos? Quizá, pero no creo que sea el caso de la mayoría de ustedes.

Lo que define el laboratorio Janssen-Cilag como una peligrosa enfermedad es la rebeldía. Quizá no sea casualidad que una de las sociedades menos rebeldes que la Humanidad ha conocido (me refiero a la actual, claro) coincida con la era del “todos enfermos” que vivimos. Quizá algunos gobiernos e industrias tengan gran interés en “patologizar” a los jóvenes desde la cuna. Porque quizá el autoritarismo democrático e industrial está sembrando en occidente los vientos de desobediencia que recogerán estas y próximas generaciones.

Al catalogar la rebeldía como una enfermedad, la industria farmacéutica, uno de los sectores estratégicos básicos del último capitalismo, en connivencia con los gobiernos a los que subvenciona sus campañas electorales para generarles dependencia[1], consigue dos objetivos: extender mercados hasta el infinito y generar control social fomentando actitudes sumisas y ofreciendo las pastillas “socialcalmantes” a quienes se muestren “diferentes”. Y los médicos que no colaboren con este propósito que tengan cuidado pues también serán considerados rebeldes.

El escritor Juan Gelman describe muy bien la situación en su artículo La doma de los jóvenes bravíos:

Hay una verdadera parafernalia para lograrlo en EE.UU. y el remedio es sencillo: consiste en criminalizar y más, en patologizar a los jóvenes norteamericanos rebeldes, disconformes con el autoritarismo y que lo retan. Se los considera trastornados mentales y carne de tranquilizantes, anfetaminas y otras sustancias psicotrópicas. La Asociación Estadounidense de Psiquiatría bautizó la presunta patología en 1980: porta el nombre de desorden de oposición desafiante (ODD, por sus siglas en inglés) y no se aplica a los delincuentes juveniles. Más bien a quienes no incurren en actividades ilegales, pero muestran ‘un comportamiento negativo, hostil y desafiante”

 

Como en tantas ocasiones la búsqueda de los orígenes, de las causas, de estos problemas, si es que lo son, se posterga hasta el infinito, quizá porque de buscarlo nos quedaríamos sin problema. Es más, como podemos comprobar, de estos “trastornos mentales” se destacan los aspectos negativos y se llevan al paroxismo para infundir temor, lo que puede ocultarnos los aspectos positivos de la personalidad. Cada persona es diferente y creo que es más constructivo preguntarnos en qué está pensando un niño cuando está distraído o cuando se representan los síntomas de eso que denominamos hiperactividad. Porque tal vez, esas actitudes que calificamos de patológicas son la manifestación de una inteligencia por encima de la media o de una personalidad creativa o el afilado aguijón de una vocación artística. Si consideramos estas condiciones enfermizas y las medicamos -las sometemos artificialmente con la química tóxica-, podemos estar asistiendo a una nueva quema de libros que en vez de desarrollarse durante la negra noche nazi en la Bebelplatz de Berlín, se estaría llevando a cabo todos los días en cualquier parte del mundo  que consideramos civilizado.”


[1] El capítulo El lobby farmacéutico entra en política del libro Traficantes de salud: Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad (Icaria Editorial, 2007) pp. 266-285 abunda en esta cuestión.

 
3 comentaris

Publicat per a 8 Mai 2009 in Salut

 

Etiquetes: , ,

Bona Diada!

10121256.jpg

Diada de Llibres i Roses:

linaodena.jpgAutor: Manuel Moreno
Any 2008

Manuel Moreno ens apropa a la figura de l’heroïna republicana Lina Odena de manera amena i políticament incorrecte. El llibre és un retrat de la militància comunista sense maquillatges estètics ni adulteracions. La publicació inclou una interessant recopilació de fitxes biogràfiques de militants comunistes històrics.

traficantes-de-salud.jpgMiguel Jara (Madrid, 1971) es escritor y periodista free lance. Está especializado en la investigación y análisis de temas de salud y ecología. Su último libro, en colaboración con Rafael Carrasco y Joaquín Vidal, es Conspiraciones tóxicas: Cómo atentan contra nuestra salud y el medio ambiente los grupos empresariales (Martínez Roca Ediciones, 2007). También es autor de Traficantes de salud: Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad, (Icaria Editorial, 2007). Este trabajo se ha convertido en un libro de referencia pues Jara es el primer periodista que escribe en castellano que publica un libro crítico sobre el sistema sanitario y su principal actor, la industria farmacéutica.

Publica en The Ecologist, EcoHabitar, La Clave, Discovery DSalud, Playboy o Interviú. También ha difundido estas informaciones en el suplemento A Tu Salud de La Razón, CuerpoMente, Archipiélago, Diagonal, Rojo y Negro, Integral, Tiempo o Libre Pensamiento.

Ha realizado la investigación que sirve como base para el documental Carga tóxica de Documentos TV de La 2, Televisión Española (TVE), que versa sobre los efectos en nuestra salud de las más de 100.000 sustancias químicas peligrosas que hay liberadas en el medio ambiente. Comenzó su trayectoria en la extinta revista crítica Motivos de Actualidad , y como cofundador de la editorial Contrastes S.L., es autor y colaborador de varios libros monográficos sobre músicos para la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

Y la meva novel.la feminista d’aquest Sant Jordi:

Virginia Ferrer: Recuerda Mundo.

recuerdamundo.jpg“El nacimiento del Río Mundo, en Albacete, es el escenario de esta novela ecológica en la que su autora, Virginia Ferrer aúna ecología, el problema del agua, la ciencia, el feminismo, la recuperación de la memoria histórica personal y colectiva. Todo ello con una personaje excepcional, Oliva Sabuco, sabia española del Renacimiento, natural de Alcaraz, a la que la autora recurre de manera constante como defensora de la naturaleza y de la condición humana. Una figura de la ciencia y el saber que Ferrer rescata del olvido para hacerla convivir junto a los otros tres protagonistas de la obra, una bióloga responsable del proyecto de descontaminación del Río Mundo, un ingeniero químico, pareja y colega de proyecto y un tercer investigador médico. Junto al agua como hilo conductor se esconden otros temas como los conflictos de género o la violencia intrafamiliar.”

Revista Mujer y Salud, Núm.5

 
1 comentari

Publicat per a 23 Abril 2009 in Gènere, Salut

 

Etiquetes: , , ,

DEMPEUS al British Medical Journal!

logobmj.gif

Published 17 February 2009, doi:10.1136/bmj.b645
Cite this as: BMJ 2009;338:b645

News

New coalition to defend public health services launched in Catalonia

Miguel Jara

1 Madrid

A coalition of health professionals, academics, trade unionists, and others is being launched next week (February 20) in Barcelona to defend the right of citizens in the autonomous region of Catalonia to have access to public health services.

Opposition to the present Catalan Health Department, run by Marina Geli of the Catalan Socialist Party (PSC-PSOE), has been mounting in recent years because increasing privatisation has led to inequalities in healthcare provision.

The 1990 Catalan Health Law set up a “mixed” public-private model for hospital services that made certain services more accessible to people who can pay, even though the Catalan Health Service (CatSalut), which is attached to the Catalan Health Department, guarantees health services for all.

The new coalition movement, called “Dempeus” (which means “On our feet”), brings together members of the Catalan cultural world, health professionals, economists, trade unionists, neighbourhood associations, and academics from the University of Barcelona, among others.

“Since the creation of the autonomous Catalan government 23 years ago, it doesn’t matter whether it has been run by conservatives or progressives, the same model has been used: one of privatisation of health resources, outsourcing, fake economic bankruptcies, commercial management models, support of the private healthcare sector with public funds, and taking orders from the private insurance companies and the pharmaceutical industry.

“The public system has been degraded,” says Angels Martínez, a professor of political economics at the University of Barcelona and one of the coordinators of the Dempeus coalition.

Currently more than half of the health budget of the Catalan government goes to private or mixed management organisations.

“In Catalonia there are paradoxes like the one we see at the public Hospital Clinic in Barcelona. A patient can have an appointment to see a doctor in one of the outpatient clinics with a waiting list of several months; the same patient can see a doctor in the same outpatient service in the afternoon, which is then called Barnaclinic, with no waiting list, for {euro}185 [£166; $238],” says Professor Martínez.

“In an economic crisis like the one we are living in right now, healthcare costs are cut back with the same old excuses that there is not enough money and that ‘limits’ have to be set on costs.

“Citizens are blamed for public healthcare costs with the aim of breaking down any opposition that might exist to a co-payment system for public health services and the population is pushed towards private health insurance companies,” said Antoni Barbarà, a doctor who is active in Dempeus and who works in the health sector of the Barcelona city government.

Dempeus favours civil and political action towards a social movement and aims to promote debate on the provision of health services.

The primary objective of the coalition is the defence of a public National Health System that is “scientifically rigorous and of public interest, with no ‘mixed’ or ‘privatising’ formula which favours the private market.”

The group also wants to encourage associations and mutual support groups to take part in Dempeus.

Cite this as: BMJ 2009;338:b645

Per signar el Manifest, clicka AQUI

 
1 comentari

Publicat per a 26 febrer 2009 in Salut, Serveis Públics

 

Etiquetes: , , , ,

A seguir: el blog de Miguel Jara.

Enlazo desde hoy “Punts de Vista” con Miguel Jara y reproduzco al pie de la letra, en un plagio sin paliativos, su entrada del día 27 de enero. Hace tiempo que mi amiga Clara Valverde me mandaba “lo mejor” de Miguel Jara, pero la sesión de control de ayer en la Comissió de Salut del Parlament de Catalunya –y sobre la que hablaremos en otro momento– me ha decidido a vincular el blog del periodista y escritor con el mío.

Las redes que intentan manipular a médicos y pacientes

Durante los últimos años se ha extendido por el ámbito sanitario un fenómeno preocupante como es el de la financiación por parte de los grandes laboratorios farmacéuticos de asociaciones de pacientes cuyo objetivo es promocionar de manera encubierta los medicamentos de los primeros. El último número de la revista Discovery DSalud publica un trabajo de investigación que demuestra la existencia de redes creadas al albur de los intereses corporativos con el objetivo descrito. En estas tramas -perfectamente legales, por otra parte, aunque de dudosa ética-, están implicados partidos políticos, fundaciones, universidades, laboratorios, centros de investigación, asociaciones de enfermos y otras instituciones cuyo objetivo básico es manipular a médicos y enfermos con el fin de “educarlos” sobre las “enfermedades” para que éstas se afronten desde una óptica puramente mercantilista.

educar-a-los-pacientes

La Comisión Europea discute durante los últimos meses una nueva directiva que podría permitir que la industria farmacéutica pueda hacer publicidad de sus medicamentos de receta, algo que podría poner en peligro la salud pública. Por ello, los laboratorios han movilizado a su favor al Foro Europeo de Pacientes, una coalición de asociaciones de pacientes de diversas enfermedades a la que pertenece el Foro Español de Pacientes (FEP) que dirige Albert Jovell, médico catalán que reconoce públicamente que parte de sus actividades las financian las farmacéuticas, y la Federación Internacional de la Diabetes. Uno de los proyectos más llamativos creados en los últimos años para “educar” -y cuando digo “educar” es porque eso es literalmente- es la llamada Universidad de los Pacientes. Se trata de una institución financiada por once farmacéuticas, además de por la Generalitat de Catalunya y la Universidad Autónoma de Barcelona, donde tiene su sede. ¿Quién es su principal impulsor? El médico antes citado: Albert Jovell. Hablamos de una singular “universidad” orientada no a futuros profesionales de la salud sino a pacientes, familiares, cuidadores, voluntarios y ciudadanos en general:

Atenderá -explicaron sus responsables durante su presentación- las necesidades de información, conocimiento sobre salud y manejo de la enfermedad de los enfermos y las personas que les rodean”.

La excusa que se da a este tipo de iniciativas suele ser que las personas enfermas tienen también el derecho de ser “informadas y formadas” por las compañías farmacéuticas con apoyo de las administraciones. Jovell lo justifica así:

Hoy existe un nuevo modelo de paciente con un mayor grado de implicación en las estrategias de responsabilidad y abordaje de la enfermedad que reclama este tipo de recursos”. 

¿Un nuevo “modelo de paciente”?  La realidad es que existen muchos modelos de pacientes: ¡uno por cada ciudadano! Estas “escuelas” son muy interesantes para los laboratorios pues permiten convertir a los enfermos en auténticos “pacientes”, es decir, en gente dispuesta a ser realmente paciente, sin ejercer su espíritu crítico. con sus médicos y sus tratamientos farmacológicos. ¿Los benefactores de esta idea?: Abbott, Almirall, Amgen, Fundación AstraZeneca, Esteve, Ferrer, Janssen-Cilag, Merck, Sharp and Dohme (MSD), Novartis, Pfizer, Roche y Sanofi Aventis además de la Fundación Salud, Innovación y Sociedad -patrocinada por Novartis- y Aproafa (Aula de Promoción de la Asistencia Farmacéutica).

La llamada Universidad de los Pacientes cuenta con numerosas aulas bautizadas de manera tan curiosa como las dedicadas a “Salud y mujer”, “Docencia médica”, “Derechos de los pacientes” o “Ética y política sanitarias”. Y no sólo eso: casi todas han sido bautizadas con nombres que incorporan los de las empresas patrocinadoras. La idea es “enseñar” en ellas lo que los pacientes “deben saber” sobre las enfermedades; bueno, al menos sobre las económicamente más interesantes para ellos. En pocas palabras, si usted acude allí se encontrará con el “Aula Novartis de Asma”, el “Aula Almirall de Enfermedades Respiratorias”, el “Aula Roche Farma de Cáncer”, el “Aula Almirall de Depresión”, el “Aula Jansse-Cilag de Salud Mental”, el “Aula Abbott de Dolor”, el “Aula Abbott de Ética”, el “Aula Jansse-Cilag de TDHA”, el “Aula MSD de Diabetes”, el “Aula Sanofi Aventis de Obesidad” o el “Aula Novartis de Salud Cardiovascular”.


Ante mi asombro pregunté al doctor Jovell si esto no suponía un obvio conflicto de intereses, que todas las aulas llevasen el nombre de un gran laboratorio. Me respondió:

No hay conflicto de intereses porque la Universidad de los Pacientes recibe financiación de múltiples fuentes dentro del ámbito de la responsabilidad corporativa social e institucional. Ninguno de nuestros proyectos implican la promoción de ningún producto ni éstos se anuncian en los sitios webs”.

Esta “universidad” es una iniciativa de la que el Partido Socialista de Cataluña (PSC-PSOE) dice esperar más fruto aún que el obtenido de los foros español y catalán de pacientes. Claro que según explicó una profesional sanitaria que trabajó casi una década para la Generalitat

“una de las principales actividades de esta ‘universidad’ es organizar presentaciones de la Consejera de Sanidad, Marina Geli”.

Jovell, máximo responsable del Foro Español de Pacientes, está secundado por la vicepresidenta de la misma entidad, María Dolors Navarro Rubio… su mujer. Quise conocer por qué apoya la polémica directiva europea que permitiría a los laboratorios farmacéuticos hacer publicidad de sus fármacos dirigiéndose directamente a los enfermos. El doctor me contestó:

El foro defiende que todos los agentes de salud, incluyendo la industria, puedan informar a los pacientes. Tal y como se propuso en la Declaración de Barcelona. Obviamente esa información ha de ser veraz y contrastable. En todo caso el foro no apoya la publicidad directa al consumidor por lo que se tendrá que determinar la diferencia entre información y publicidad”.

La citada Declaración se publicó hace unos años con motivo de una reunión de asociaciones de pacientes organizada por la Fundació Biblioteca Josep Laporte… que también la dirige él y está patrocinada por la multinacional Merck. El Foro Español de Pacientes representa a 609 organizaciones de enfermos y voluntarios que sumarían unos 290.000 miembros. Entre ellas, la Asociación Española Contra el Cáncer, la Federación de Diabéticos Españoles, la Federación Española de Enfermedades Raras, la Fundación Española del Corazón, la Fundación de Hipercolesterolemia Familiar y la Liga Reumatológica Española. De hecho esas seis son las que integran el capítulo de miembros fundadores pero hay otras organizaciones destacadas más en ella: la Asociación Española de Afectados por Linfomas, la Asociación Española de Alérgicos a Alimentos y Látex, la Asociación Española de Trasplantados, la Confederación Española de Familiares de Enfermos de Alzheimer y la Federación Española de Hemofilia.


Este Foro se ha convertido en la voz “oficial” de los pacientes en España. Y está apoyado abiertamente por el Partido Socialista de Cataluña (PSC), acusado por ello de consentir que las numerosas organizaciones que no controla la industria farmacéutica se hayan quedado sin voz. Jovell -miembro de la Real Academia de Medicina de Cataluña- mantiene estrechas relaciones con las grandes multinacionales farmacéuticas. Eso tiene premio. En concreto el de la Fundación Farmaindustria –el lobby de la patronal española de farmacéucas-, que se lo otorgó por su labor al frente del Foro. Premio corporativo al menos doble: también ha recibido el galardón Reflexiones a la opinión sanitaria que concede la compañía AstraZeneca, la del Caso Nobel, ¿recuerdan?


Más info: en la publicación Discovery DSalud, disponible en todos los kioskos.

En Traficantes de salud: Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad

En unos días Miguel Jara ofrecerá un segundo adelanto de este extenso reportaje.

 
2 comentaris

Publicat per a 30 gener 2009 in Salut, Serveis Públics

 

Etiquetes: , ,

 
%d bloggers like this: