RSS

Arxiu d'etiquetes: pensiones

Pensiones, esperanza de vida y desigualdad social

Uno de los programas de más éxito de los últimos días en televisión fue Salvados, de La Sexta, sobre las pensiones públicas y las propuestas que recorren no sólo Europa sino el mundo, de alargamiento de la edad de jubilación. Más recientemente, y en otro sentido, en el informe de la Fundación Alternativas sobre desigualdades, y entre muchos análisis de gran interés, se señala el efecto distributivo progresivo del sistema de pensiones existente – que debía serlo de manera especialmente positiva antes de alargar la edad de jubilación y los recortes en los cómputos. Naturalmente, cualquier cambio en el sistema de pensiones con la excusa de poderlo conservar, o acudiendo al imperativo de que “vivimos más”, y por tanto no llega para todos tanto tiempo, tiene muchos puntos débiles. Pero la fragilidad de la argumentación (incluyendo la extrema volatibilidad de las pensiones privadas “confiadas” a inversores y especuladores en Bolsa que han condenado a tantos jubilados europeos a la miseria) no reciben la misma difusión que las alarmas que se disfrazan de sensatez, sentido común e inevitabilidad. Buenas coartadas para encubrir otra manera de incrementar las desigualdades sociales, en este caso poniendo el acento y cargando los costes en los últimos años de nuestra vida. Y si no, podemos intentar descubrir si es neutro el efecto de los recortes en pensiones, y si verdaderamente toda la gente vive más tiempo (o si se eso depende de cuanto dinero se tiene).

Are-We-Really-Living-Longer_medium Quienes utilizan en tono grave que el alargamiento de la vida exige cambios en el sistema de pensiones parecen ignorar que las mejoras más espectulares en la esperanza de vida están estrechamente relacionadas con lo rica que sea cada persona. Como muestra, basta con consultar el estudio realizado sobre dos condados de Florida por investigadores la Universidad de Washington y que el Washington Post, ayudó a divulgar, y en en el que se vincula la desigualdad económica a las diferentes esperanzas de vida de la población. Así, en el condado de St. Johns la gente mayor está viviendo más tiempo. Se trata de una comunidad que cuenta con una cantidad abundante de campos de golf, pistas de senderismo y ciclismo, y las personas de más edd y más ricas disfrutan de la vida en la costa hasta bien entrados los años 80. Fletcher escribió: “Aquí las mujeres pueden esperar vivir hasta los casi 83 años, cuatro años más que hace tan solo dos décadas. La esperanza de vida masculina es de más de 78 años, seis años más que hace dos décadas.

Sin embargo, en el vecino condado de Putnam, la vida no es tan idílica ni el tiempo ganado es tan elevado. En Putnam, las rentas de las personas y los costes de la vivienda son la mitad de lo que son en St. Johns. Y la esperanza de vida en Putnam apenas se ha movido desde el año 1989, aumentando eb menos de un año para las mujeres hasta llegar a poco más de 78 años, mientras los hombres pueden esperar vivir hasta los 71, lo cual significa siete años menos que los hombres que viven a pocos kilómetros de distancia, en St. Johns.

w-lifeexpectancyb

La diferencia entre los dos condados adyacentes ilustra la desigualdad rampante en los Estados Unidos. Pero resultados muy parecidos, cuando no peores, podrían obtenerse en barrios colindantes de ciudades europeas. Y cualquier diferencia en disfrutar la jubilación o la sanidad pública para jubilados perjudicaría de forma desproporcionada a las personas mayores con ingresos más bajos, que mueren antes. Lo cual, significa, de hecho, y esto es lo escandaloso de las conclusiones, que si se eleva la edad de jubilación y se REcorta en la atención sanitaria pública, las personas de bajos ingresos estarán subsidiando las vidas más largas de las personas de mayores ingresos.

Porque además, para que vayamos asumiendo el peligro real para la salud y la vida de los recortes, también los estudios más serios realizados sobre las condiciones de vida de la población demuestran que el acceso a la atención de la salud es otro factor fundamental para alargar la esperanza de vida. Así, por ejemplo, volviendo a los Estados Unidos, en el condado de St. Johns, donde se vive más tiempo, se dobla sobradamente el número de médicos de atención primaria por habitante en relación al condado de Putnam.

Las conclusiones a retener para futuros análisis de las desigualdades y para valorar, aceptar o rechazar las propuestas que alteren las condiciones de jubilación, es que cualquier incremento obligatorio de la edad de jubilación tiene un claro sesgo de clase en las prestaciones que se pueden disfrutar en los últimos años de nuestra vida. O lo que es lo mismo, que el saqueo a la equidad asesta ahora un golpe definitivo sobre las personas jubiladas. Sin ambages ya lo dijo Taro Aso, ministro de finanzas del Japón y uno de los políticos más ricos de su país, en una reunión de economistas en el 2008: “Veo a gente de 67 años o 68 constantemente ir al médico. ¿Por qué tengo que pagar por las personas que sólo comen y beben y no hacen ningún esfuerzo?”. Y ahora, sin decirlo, se añade ¿y por qué tenemos que pagarles sus pensiones?. Ya lo advirtió claramente Aso en enero de este año cuando pidió a las personas mayores, pobres y enfermas, que hicieran el favor de no querer prolongar sus vidas y se dieran prisa en irse muriendo…

Y nosotros, ¿aceptaremos ser sus cómplices?

 
1 comentari

Publicat per a 15 Març 2013 in Economia crítica

 

Etiquetes: , , , , , , ,

Por un gran 15S: tod@s a Madrid: ASí NO SE PUEDE SEGUIR

El ministro De Guindos ya se ha quitado la careta:  dice que para salvar el Estado de bienestar ‘hay que crecer y crear empleo’. Mientras, su gobierno sigue gobernando por decreto eliminando derechos de los trabajadores, suprimiendo servicios sociales, recortando prestaciones…  ¿Cómo se va a crear empleo si se inclina ante los empresarios para abaratar el despido y facilitarles el fraude fiscal y la huída de capitales?

Es preciso una movilización democrática de indignación y propuesta alternativa radical.  La MARCHA A MADRID DEL 15S  debe ser masiva. No podemos seguir más tiempo por este camino. El próximo ataque de los neocons es el sistema público de pensiones, el último baluarte en muchas casas para no caer en la precariedad más absoluta o en la miseria: 422.000 pensionistas son el único sustento de otras tantas familias en España. Este Gobierno tiene que dimitir porque gobierna contra toda la ciudadanía…. incluso contra la misma gente que, confiando en que cumplirían su programa, les votó. Ahora se ve claramente lo que son: incompetencia, humo, vacilaciones, y una rendición a las directrices de la Troika que aplasta con la nefasta bota de las desigualdades y la ruina a buena parte de Europa. Hay que plantarse. Hay que decir NO. Hay que defenderse… Hay que echarles!

DECLACIÓN DE LA CUMBRE SOCIAL

Cuando en la segunda mitad de 2008, la economía productiva de Estados Unidos y Europa se empieza a contagiar del enorme fraude iniciado en el sistema bancario norteamericano con la emisión de unos sofisticados productos financieros por valor de billones de dólares, los dirigentes políticos europeos no se pusieron de acuerdo sobre el impacto de la crisis. Unos negaron reiteradamente que la crisis financiera llegara a adquirir la dimensión de crisis económica y productiva internacional; otros agitaron en sus respectivos países el deterioro de los grandes indicadores macroeconómicos para arremeter contra sus adversarios políticos en el Gobierno y acusarles de incapacidad e insolvencia. Reclamaron desde la oposición las conquistas del Estado de bienestar y proclamaron solemnemente su compromiso con los derechos sociales y laborales.

Unos y otros desoyeron las iniciativas de voces autorizadas de la economía y  fundamentalmente del movimiento sindical, exigiendo otra política para salir de la crisis y medidas para la reactivación económica, el empleo y la cohesión social. Después de vagas promesas de inversión pública dirigida a activar la creación de empleo, los mandatarios de todo el mundo abrazaron la misma política que había provocado la crisis: fuerte desregulación de derechos, incompatibilidad entre el Estado social y el equilibrio de las cuentas públicas, y máxima prioridad para contener el déficit en el menor tiempo posible. Tras cuatro años de liberalismo en estado puro el resultado no admite dudas: más crisis, más recesión, más desempleo, menos cohesión social, menos Estado e incremento sostenido de la injusticia y la exclusión social. La política y la democracia empezaron a ser derrotadas por la economía especulativa y los mercados financieros.

Un fraude democrático

En España, la situación se nos antoja paradigmática. Los que gobernaron ayer acabaron asumiendo “por responsabilidad” los postulados del neoliberalismo. Los que lo hacen hoy ganaron las elecciones con un programa y gobiernan con otro. Un descarnado ejercicio de fraude democrático que en el caso del Gobierno de Mariano Rajoy parece no tener límites. En poco más de seis meses ha acabado con la arquitectura del derecho laboral que surgió de la transición democrática; hace más difícil la vida a las personas en paro; empobrece a la inmensa mayoría de asalariados y pensionistas; se muestra hostil con la inmigración; niega el presente y el futuro de los jóvenes; ensancha el territorio de la desigualdad entre géneros y vuelve a negar el derecho de las mujeres a decidir sobre el aborto; corta de raíz la cooperación al desarrollo; penaliza la actividad de los autónomos; ningunea la investigación y la ciencia; abandona a las personas dependientes y a quienes les atienden; arrincona la cultura; deteriora los servicios públicos y asesta un duro golpe a la educación y sanidad públicas; cuestiona y/o niega derechos y libertades en una acusada deriva autoritaria; exhibe una voluntad enfermiza de perseguir a los sindicatos y colectivos de representación ciudadana; se obsesiona con el déficit; olvida la inversión pública, la actividad económica y el empleo; camina   inexorablemente hacia los 6 millones de parados a finales de 2012. Y todo ello para tratar de encontrar la confianza de los mercados financieros y de la Unión Europea, que no solo no logra, sino que recibe a cambio humillación y desprecio.

Ha llegado el momento de decir basta.

Así lo demuestran miles de ciudadanos y ciudadanas que salen a la calle en distintos puntos del país -quizás por primera vez en mucho tiempo- para defender sus derechos. El 19 de julio fueron millones de personas las que llenaron las calles de España para rechazar los recortes del Ejecutivo. Y en agosto volverán a salir manifestarse a pesar del periodo estival.

No vamos a parar

En septiembre, las organizaciones que hemos participado en la Cumbre Social nos proponemos intensificar la movilización social y democrática para hacerla más contundente y masiva. Recurriremos a todos los instrumentos que la Constitución pone en nuestras manos y expresaremos el firme rechazo de la mayoría de la sociedad a unas medidas que arruinan la economía, contraen el consumo y quiebran el modelo de convivencia de los últimos 35 años. El 15 de septiembre centenares de miles de ciudadanos y ciudadanas marcharán a Madrid desde todos los rincones de la geografía española para decir NO a tanta injusticia. De inmediato emplazaremos al Gobierno a que no prolongue ni profundice una política tan ineficaz como injusta y convoque un referéndum para que la ciudadanía se pronuncie sobre las medidas aprobadas. Si no lo hiciera, seremos las organizaciones de la Cumbre Social las que llevemos a cabo la convocatoria de una CONSULTA POPULAR y con el resultado de la misma actuaremos en consecuencia.

ASÍ NO SE PUEDE SEGUIR

Da argumentos de género Lidia, por el rescate ciudadano Luis no respeterá el sabbat, Antonio y argumenta movilizaciones desde la educación Ventanas. Sigan más voces por un 15S contundente y masivo en IloveIU

 
 

Etiquetes: , , , , , , ,

Avaricia sin límites en pensiones y salud (dos ejemplos recientes).


Son insaciables. Y no sigamos hablando de “los mercados”, porque tienen nombre de empresa o de familia –y testaferros que también dan la cara al servir sus intereses. Dos ejemplos concretos de esa avaricia al límite en pensiones y sanidad:

1) PENSIONES: He leído en L’Humanité que la CGT francesa denuncia que apenas entra en vigor la reforma del 2010 sobre pensiones rebajando la edad de jubilación de los 60 a los 62 años, ya ha empezado una nueva campaña que abarca desde artículos de prensa hasta informes supuestamente técnicos, en el sentido de que es preciso alargar de nuevo el tiempo de cotización a 166 trimestres para tener derecho al monto total de la misma. Y declara la CGT francesa: No podemos continuar así. Nadie se puede sentir culpable ni condenado a vivir de forma más precaria porque se “alarga” la esperanza de vida, ni verse penalizado por haber estudiado una carrera, o trabajo a tiempo parcial. Estas medidas de recorte tienen, además, carácter de género porque siguen siendo las mujeres las más afectadas por el paro y la precariedad laboral. La CGT advierte, además, que la aplicación de la ley del 2010 ya está empezando a mostrar sus efectos devastadores entre las personas asalariadas que están en paro, condenadas a subsistir con las ayudas sociales mínimas. Y concluyen afirmando lo que todo el mundo ya sabe: que el verdadero objetivo de tanta reforma es el de bajar de manera generalizada las pensiones de jubilación, condenando a la gente mayor a vivir peor y a no poder vivir con autonomía económica los últimos años de su vida. La CGT, sin embargo, en un comunicado del 4 de julio, declara no dar por concluída la batalla de las pensiones en Francia.

2) SALUD Y EL PODER DE LOS LABORATORIOS: Según puede leerse en un artículo de Rania Khalek publicado en Rebelión, en octubre del 2009, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, promulgó un decreto para mejorar el acceso a las medicinas y apoyar programas de salud mediante un protocolo que reduciría los costes de los medicamentos. Inmediatamente, el personal de la embajada de EE.UU. en Ecuador y las compañías farmacéuticas multinacionales empezaron a “trabajarse” a tres ministros del gobierno ecuatoriano para boicotear la nueva política de salud.Al parecer, personal de la embajada de EE.UU. se reunió con representantes locales de las compañías farmacéuticas estadounidenses “Pfizer, Merck, Sharp and Dohme, Schering-Plough, y Wyeth para compartir estrategias que impedirían o limitarían los cambios del sistema de licencias de Ecuador”.

Un cable escrito días después parece traducir cierto alivio porque las reuniones se han ampliado a “contactos bien situados” en “ministerios potencialmente comprensivos”. De hecho, la ministra de salud, Carolina Chang – considerada uno de los “contactos bien situados”– aseguró a las farmacéuticas multinacionales que estaba investigando irregularidades financieras y actividades empresariales de productores locales que podían signficar una competencia para la gran farmaindustria internacional. Sin embargo, este intento de boicotear el proceso de accesibilidad a los fármacos en Ecuador no logró sus objetivos, y en abril de 2010 Ecuador pudo importar genéricos de ritonavir, un fármaco contra el VIH/SIDA.

 
2 comentaris

Publicat per a 5 Juliol 2011 in Economia crítica, Salut

 

Etiquetes: , , , ,

Miren Etxezarreta: Pensiones y mercado de capitales

roto-pensiones.jpg

Cuando le comenté a Miren Etxezarreta que ya se estaba difundiendo en este blog el Euromemorandum 2011/11 le pregunté también si había actualizado algún trabajo suyo sobre la privatización de las pensiones y demás ataques a los derechos laborales. Quisiera reivindicar sus muchos años de análisis y denuncia de la privatización de las pensiones y me parece algo injusto que ahora, con todo el frente abierto, no se reconozca el serio trabajo de años y años de Miren, (y no sólo por parte del Gobierno del PSOE, que esto era de esperar).

En cualquier caso, y mientras tanto, reproduzco textualmente una entrevista de hace algunos meses que le hizo Público porque me parece especialmente oportuno en estos momentos dar la máxima publicidad a sus respuestas. Creo que vale la pena recordar la claridad y sencillez con la que Miren explica los motivos de fondo del robo de derechos que se pretende perpetrar cuando, al parecer, por agotamiento o por abatimiento (y sin que de momento pueda adelantar ninguna opinión al respecto) Gobierno y Sindicatos mayoritarios declaran estar a punto de llegar a algún tipo de acuerdo.

Público.- ¿No cree que el sistema de pensiones público esté en crisis?

Miren.- No lo veo por ningún lado. Ni está ni creo que lo vaya a estar.

P.- Pero las proyecciones están ahí: cada vez habrá más mayores y menos jóvenes.

M.- Hay que tomarse con cautela las previsiones a largo plazo porque ha habido graves errores en el pasado. Se nos dice que entraremos en crisis porque vamos a vivir más. Pero se están mezclando las cosas: ¿realmente el problema es que habrá muchos viejos y pocos jóvenes? Deberían fijarse en la proporción de población activa, no en el número de jubilados. ¡Tenemos cuatro millones de parados! Entonces, el problema estaría en el mercado de trabajo, no en las pensiones.

P.- Bueno, pues el problema vendría de otro lado, pero existe.

M.- No necesariamente. Hay otra trampa que es un disparate económico: se relaciona la cantidad de dinero a pagar con el número de pensiones que deben pagar. Pero lo importante no es cuántos producen, sino cuánto se produce. Hace 50 años se necesitaba mucha población activa para producir los alimentos que ahora se obtienen con poquísima gente. La clave debería ser la riqueza nacional, no el número de cotizantes. Las pensiones se pagan con las cotizaciones de los trabajadores, pero no tiene que ser necesariamente así. Se podría implicar a otros actores.

P.- ¿Y si mientras tanto las cuentas no cuadran, sea por el motivo que sea?

M.- Este es otro mito muy poderoso: ¿por qué tiene que estar equilibrado el presupuesto para las pensiones? ¿Acaso lo está el del Ejército ¿Y el de la Casa Real? ¿Y el de Educación? Todas las partidas sociales son deficitarias, a efectos contables. ¿Por qué tiene que estar equilibrada la de las pensiones?

P.- Si el problema no existe, ¿por qué el Gobierno propone retrasar la edad de jubilación, con el coste político que puede tener?

M.- Ha sido una gran torpeza de Zapatero. Imagino que lo hace para tratar de convencer a los mercados internacionales de que está dispuesto a ser duro. Pero también podría ser una cortina de humo para evitar que la gente se fije en otra cuestión gravísima: los 50.000 millones de recorte presupuestario que ha prometido en tres años. ¡Es una cantidad impresionante!

P.- Pero el debate es mundial. ¿Por qué estalla?

M.- Para ayudar a los planes de pensiones privados, que son una baza fantástica para el capital financiero, que es el que encarga los informes dramáticos. Para ellos es una entrada de fondos ingente, que tienen asegurados durante muchísimos años. Y además pueden invertirlos en bolsa con la particularidad de que si pierden, pierdes tú. Ellos, nunca.

P.- También la UE ha hecho sonar la alarma.

M.- Cierto. Y tiene mucho que ver con sus esfuerzos para montar un mercado de capitales integrado. Quiere estar a la altura de Wall Street, pero para ello se requieren capitales muy grandes. En realidad, a nadie le interesan las pensiones de los mayores.

P.- ¿Existe alguna relación entre los planes pensiones privados y la burbuja?

M.- Por supuesto. Los mayores inversores son los fondos de pensiones. ¡Imagine todo el capital reunido para la especulación con toda la clase media y todos los obreros estadounidenses aportando dinero a un fondo durante 30 años!

P.- ¿Qué efectos tiene el estallido de la burbuja para las pensiones privadas?

M.- Enorme. Como están vinculadas a la evolución bursátil, no hay ninguna garantía de que el jubilado vaya a percibir una buena pensión. Si algo pone de manifiesto esta crisis es el problema que tiene el sistema privado, no el público.

Miren Etxezarreta es catedrática emérita de Economía Aplicada de la Universidad de Barcelona y doctora por la London School of Economics, y publicó el año pasado Qué pensiones, qué futuro (Icaria), un implacable y documentado ataque a los planteamientos hegemónicos sobre la “crisis del sistema público de las pensiones”, cuya existencia niega tajantemente.

votar

 
 

Etiquetes: , ,

Llamazares defiende las pensiones y el sistema público de salud

privatizacion-pensiones-vineta_el_roto.jpg

Muchos frentes abiertos en la ofensiva por privatizar lo público que es de todos y no de una minoría de rapaces.  Poco después de ser finalmente rechazado por el PP y CiU  el Pacto de Estado en la Sanidad, Gaspar Llamazares, empiezan las manipulaciones interesadas sobre la revisión de las pensiones. Sobre el tema de sanidad, Llamazares hizo un llamamiento general a la movilización en defensa del Sistema Sanitario Público pues, según expuso, la falta del pacto pone en peligro los principios en que se asienta el actual sistema público: la universalidad, la gratuidad y la equidad. A lo largo de su intervención, Gaspar Llamazares culpó de la situación creada a intereses electorales y económicos de la derecha y a la pasividad del Gobierno, y en ningún modo al propio sistema sanitario, que calificó de eficaz y de resultados excelentes, a pesar de su poca financiación. Para Llamazares, los riesgos del sistema sanitario público son su financiación insuficiente, el mantenimiento de la desigualdad (sistema para funcionarios y para ciudadanos en general), la privatización de la gestión y la excesiva medicalización de la asistencia.

Manipulaciones

Gaspar Llamazares también se refirió a los aspectos del documento que habían sido manipulados públicamente y se centró especialmente en lo relacionado con el copago pues, según dijo, todos los grupos (con una excepción menor de CiU en relación con el copago farmacéutico) se habían venido manifestando en contra del mismo. De ahí que no se entienda el cambio de última hora.

En cuanto a los modelos de gestión, Llamazares aseguró que existe una apuesta  por los nuevos modelos de gestión, pero evaluándolos, consideración final no aceptada por quienes abogan por la gestión privada sin control ni evaluación alguna. Finalmente, sobre las mutuas asistenciales de los funcionarios públicos, el documento final recoge el deseo de ir avanzando en su estudio para su integración en el sistema general y evitar los sistemas paralelos, tal como se recoge en la Ley General de Sanidad.

Al valorar el fracaso de la subcomisón del Pacto para la Sanidad no dudó en atribuirlo a la “voracidad económica de la derecha” que unida a la pasividad del Gobierno, puede llegar incluso a que se implante en esta misma legislatura algún tipo de copago sanitario, a pesar de que todos los grupos parlamentarios (a excepción de CiU) se habían manifestado en contra. En un momento de su intervención llegó incluso a pedir que se defendiera el sistema público de salud “con uñas y dientes”.

Y las manipulaciones interesadas siguen hoy con las pensiones.

Y con uñas y dientes habrá que defender también el sistema de pensiones, porque no se ha salido de una que empieza otra: Ante las muy concretas manipulaciones informativas  mantenidas desde el mediodía de hoy por determinados medios de Internet,y propiciadas por declaraciones políticas poco afortunadas efectuadas desde un grupo parlamentario antes de iniciarse la reunión de hoy de la Comisión no permanente del Pacto de Toledo en el Congreso, el portavoz parlamentario de IU, Gaspar Llamazares, ha tenido que especificar de forma tajante que “Izquierda Unida ni está ahora ni estará en ningún supuesto consenso para ampliar el periodo de cálculo de las pensiones ni ningún otro recorte sobre los derechos de los futuros pensionistas”.

Llamazares sale así al paso de informaciones que, citando declaraciones de la diputada del PSOE Isabel López i Chamosa a la entrada de la reunión, aseguraban que ‘los grupos parlamentarios reunidos en la Comisión del Pacto de Toledo están de acuerdo en consensuar el aumento del cálculo de las pensiones, actualmente situado en 15 años, y que la subida sea de forma progresiva’.

“Lamentamos –afirma Gaspar Llamazares- que ningún grupo, por mucho que sea el mayoritario, se erija en pretendido portavoz único del sentir de la totalidad de grupos parlamentarios representados en el Pacto de Toledo, sin matizar ni distinguir suficientemente lo que pueden ser sus deseos o pretensiones políticas de la realidad”.

El portavoz de IU señala que “difícilmente puede haber acuerdo alguno cuando la comisión ni ha tratado en la mañana de hoy el tema de la ampliación del periodo de cálculo de 15 a 20 años. Cuando lo haga, Izquierda Unida dejará meridianamente clara su firme rechazo a esta medida, como a cualquier otra que suponga una merma de derechos para los futuros pensionistas y un recorte de los ingresos que les deben corresponder cuando termine su vida laboral”.

“No vamos a aceptar presiones de ningún tipo en las conversaciones en el seno del Pacto de Toledo, ni las prisas que evidencian algunos, empezando por el Gobierno, por seguir con su política de recortes sociales y de derechos de los pensionistas y trabajadores, como ha ocurrido ya con la congelación de las pensiones para 2011, la nefasta reforma laboral que está creando más paro o la rebaja del sueldo de los funcionarios públicos”, afirma.

Llamazares señala que “si el Gobierno o alguna formación política ha negociado o piensa hacerlo en el futuro pretendidos consensos al margen de las reuniones parlamentarias del Pacto de Toledo le invitamos desde este momento a que concrete con quién y le ponga nombres y apellidos. Izquierda Unida tomará buena nota de ello y advierte de que actuará en consecuencia”.

05-10-2010-19-56-58.jpg
Foto tomada en las Jornadas sobre el futuro del Pacto por la Sanidad organizado por la Fundación Europa de los Ciudadanos e Izquierda Unida el pasado mes de febrero.

Ver también, sobre el Pacto: El “Pacto Nacional por la Sanidad” vist per Dempeus per la Salut Pública
Copago y conciertos, amenazas para el Pacto por la Sanidad

Ciudadanía, Pacto y Salud

Izquierda Unida

 
1 comentari

Publicat per a 6 Octubre 2010 in Economia crítica, Salut

 

Etiquetes: , , , ,

Un vallekano en Rumanía cuenta el saqueo capitalista

austeridad.jpgComo a veces Internet también es un pañuelo, a raíz de haber publicado recientemente un post sobre Rumanía me ha llegado la noticia de que existe el blog de un vallekano en Rumanía que, además de escribir en castellano, resulta ser de izquierdas. Tiene gracia el subtítulo que usa: Reflexiones sobre la cultura rumana y los veinte años de saqueo capitalista... Saqueo que ahora, con la crisis, se incrementa hasta un punto que llega a parecer increíble que se pueda soportar.

Como muestra, les dejo con una muestra de diferentes entradas de su blog sobre las pensiones y sobre la deriva de la sanidad.

La pension mas alta que se paga en Rumania es de 37.000 RON, es decir, 8.600 euros al mes, recibida por un magistrado. Mientras tanto, la pension mínima es la más baja de la U.E, de unos 80 euros al mes. La mayoría de las persiones están en torno a los 80 euros, en tanto que algunas superan los 8000. Es decir, en Rumanía la diferencia entre las pensiones bajas y las mas altas supone una diferencia de 1 a 100, mientras que en el resto de paises de la U.E. es normalmente de 1 a 4.

Después que en aplicación de los ajustes del FMI el Parlamento votara, entre otras medidas antipopulares, la reducción de las pensiones, el Tribunal Supremo de Rumanía declaró anticonstitucional que las pensiones se reduzcan, sin por ello declarar anticonstitucional que existan estas enormes rumania.jpgdiferencias entre las pensiones de unos y de otros. La pensión estadística media resultante en el primer trimestre de 2010 fue de 693 lei (es decir, unos 170 euros)….

Y tampoco la sanidad está mejor, por ejemplo, en su blog nos enteramos de que “hay solo un 54% de hospitales con respecto a los que había en 1989”, y que un hospital de Cluj avisa a los pacientes que “dar regalos” por los servicios prestados es legal.

Ampliando la noticia, resulta que un anuncio colgado en el Hospital Clinico de Urgencia para Niños de Cluj-Napoca recuerda a los padres de los enfermos que ofrecer regalos o dinero a los médicos es un acto permitido por la ley. Sin embargo, algunos padres consideran que los “regalos” y “donaciones” a cambio de los servicios públicos son un acto de corrupción, y que buscan cualquier recurso para continuar su lucrativo negocio a costa de los pacientes.

Ademas, el pasaje citado en el anuncio se ha extraido de la ley sanitaria, que “reconoce” la legalidad de los regalos: el paciente puede ofrecer, pero el médico no puede condicionar. La cuestion es, aparte de la inmoralidad del acto de “pagar” con regalos un servicio gratuito del estado, cómo dilucidar si el paciente ha dado voluntariamente o es el médico quien exige, o que, como sucede habitualmente sin necesidad de anuncio en los pasillos, ambos actos, ofrecimiento y recepción se conviertan en algo naturalizado, que se hace como obligación tácita y como condición silenciosa.

Mientras la U.E. hace campañas contra la “spaga” (así se dice en rumano “regalo” o “comision”) , y se gastan fondos europeos en carteles, publicidad, y conferencias (supongo que mayoritariamente a traves de empresas “amigas” de representantes politicos), la ley rumana lo sigue regulando (y algunos listos aprovechándose de ello).

El Hospital de Niños de Cluj ya estuvo implicado en un escandalo de “compra” de servicios el año pasado. Un cirujano fue detenido con las manos en la masa mientras recibia 100 libras esterlinas del padre de una niña que debía ser operada de un pie. El padre declaró que el médico le pidió el dinero para que operara a la niña. El cirujano sigue operando en el hospital de Cluj, y probablemente exigiendo dinero a cambio de sus “servicios públicos” (además del salario del estado, por supuesto).

Aun asi, los médicos se justifican: “la ley sanitaria permite recibir regalos. Asi es en todo el mundo. El paciente puede ofrecer”. Exactamente, cualquiera puede ofrecer, al igual que cualquiera puede no aceptar. Es una cuestión de civismo y de respeto al trabajo; en este caso, al de médico de la sanidad pública, que ademas del juramento hipocrático, está pagado por los propios pacientes a través de sus impuestos, y contratado para ofrecer un servicio gratuito.

Y la corrupción se extiende a la enseñanza:

El caso de los hospitales no es el único. “Recientemente también salió a la luz un escándalo de corrupción en la “selectividad” que se está celebrando estos dias. En ese caso, los alumnos sólo podían aprobar el examen dando al profesor un sobrecito con 200 euros. A los implicados también se les detuvo, pero como en el caso del médico cirujano de Cluj, pronto estarán de nuevo dando clases.

Y les dejo con esta reflexión final de un vallekano en Rumanía:

“Aunque es cierto que en la Rumania Socialista también existía corrupción, la diferencia entre el Socialismo y el Capitalismo es obvia. Mientras en el primero la ley la persigue y castiga con altas condenas en el caso de demostrarse, en el segundo es esencial al propio sistema, ya que el enriquecimiento personal es el valor mas sagrado, por encima de cualquier otra consideración del interes colectivo.”

 
9 comentaris

Publicat per a 7 Juliol 2010 in Europa, Igualtat, Salut

 

Etiquetes: , , ,

Las propuestas de Izquierda Unida en el debate de ayer

No se esfuercen, no encontrarán la intervención de Gaspar Llamazares en las páginas de los periódicos que, sin embargo, se llenan de comentarios que refuerzan el laberinto de un bipartidismo totalmente escorado, desde ayer, a la derecha. Sin embargo, la intervención del portavoz de Izquierda Unida fue de lo poco sensato que se dijo ayer en el Congreso. De lo poco pensado y sentido desde la inmensa mayoría de la población. En los escasos minutos de que dispone IU, Gaspar Llamazares hizo las denuncias y las propuestas básicas. Pero, desgraciadamente, nada tenía que ver con nada en un amaño de intereses donde los trabajadores y las trabajadoras sólo ponen mayores esfuerzos y pierden derechos.

Sin embargo, Izquierda Unida y su portavoz sí se creen que se puede y se debe actuar con equidad y justicia, y que hacerlo es especialmente difícil –pero más urgente que nunca– en momentos como los que atravesamos.

Les dejo con la intervención (réplica incluida) de Gaspar Llamazares:

gasparllamazares.jpgSeñorías, señor presidente del Gobierno, lo cierto es que en estos momentos nuestro país se encuentra sumido en una grave crisis económica. Una grave crisis que a pesar de sus vaticinios parece no tener perspectiva, con un resultado muy negativo en términos de producción y, sobre todo, en términos de empleo, es decir, en términos humanos, en términos de la gente. Pero ocultaríamos la realidad si no dijésemos que además de una crisis económica tenemos una grave crisis política, por una parte porque somos los políticos y la política los que hemos dejado al albur al mercado que nos ha traído esta crisis y por otra parte porque es nuestra propia impotencia política la que agrava la crisis.

Señorías, esta no es una sesión de confianza, porque el presidente del Gobierno no ha querido presentar la cuestión de confianza; esta tampoco es una sesión de censura, porque el propio partido mayoritario de la oposición reconoce su debilidad para lograr alianzas y, por tanto, es un debate de política económica, pero no es un debate más. El momento es crítico en términos económicos y políticos y por eso hay que estar a la altura de las circunstancias.

Señor presidente del Gobierno, después de un PlanE, usted no nos puede proponer aquí a la izquierda de esta Cámara un plan C. Después de un plan de estímulo para salvar la crisis económica, no puede usted venir aquí con un plan de cirugía del sector público, que es lo que nos propone hoy aquí. Sus principales propuestas tienen que ver con la cirugía y, como ven, no logran el acuerdo de los cirujanos de esta Cámara porque ellos pueden ser cirujanos de guerra; o sea, al final propuestas de derechas que no logran el acuerdo de la derecha.

Existe otro camino en la medicina social -podríamos decir-, en una salida social a la crisis, y usted que apostó durante un tiempo por una salida social a la crisis, al menos por no traspasar determinadas líneas rojas, hoy nos propone traspasar o, mejor dicho, renunciar a todas las líneas rojas. Hoy nos propone en esta Cámara en primer lugar una reforma de las pensiones para alargar la edad de jubilación, para aplazar la edad de jubilación, disminuyendo de hecho la pensión pública en nuestro país. En segundo lugar, un recorte drástico del gasto público que tendrá repercusión en el empleo y también en el gasto social -un gasto tan importante para los ciudadanos- y, en tercer lugar, una reforma del mercado laboral.

Todas aquellas líneas rojas que usted dijo no iba a traspasar, hoy nos propone traspasarlas en esta Cámara con el acuerdo de una parte de esta Cámara, señorías, con el acuerdo de la derecha de esta Cámara. No de la derecha mayoritaria, probablemente, porque la derecha mayoritaria de esta Cámara quiere que se ahorquen con su propia soga, la del ajuste, sino con la derecha moderada de esta Cámara que seguramente estará muy de acuerdo con estas propuestas, que son, como he dicho antes, de cirugía con respecto a la crisis, pero no propuestas de salida social a la crisis.

Señor presidente del Gobierno, desde hace un tiempo lleva proponiéndonos cuestiones y salidas que han provocado -tiene usted que reconocerlo- no solamente una sensación por parte de los ciudadanos de crisis sin salida sino también una desorientación profunda en la izquierda, en el electorado progresista. Eso lo ha hecho usted combinando sabiamente por una parte el continuismo económico y por otra las líneas rojas.

Lo cierto es que esa política, que tenía un reflejo en esta Cámara -que era la geometría variable- ha tenido resultados económicos negativos. No hemos logrado apuntar siquiera la salida de la crisis. Pero ha tenido también resultados políticos muy negativos que tienen que ver con la desafección ciudadana, no solamente con respecto a la política del Gobierno sino con respecto a la política en general. Eso son, señorías, palabras mayores.
Por tanto, nosotros seguimos dispuestos -lo hemos hecho durante mucho tiempo en esta Cámara- al acuerdo, señor presidente del Gobierno, pero no a un acuerdo con las premisas que usted nos plantea. Un acuerdo que como premisa alarga la edad de jubilación no puede contar con Izquierda Unida e Iniciativa per Catalunya, no puede contar con nosotros un acuerdo para reducir nuestras pensiones públicas. Un acuerdo que como premisa plantea una reducción drástica del gasto público y que cuestiona tanto el modelo social como el modelo de sostenibilidad en el desarrollo económico tampoco puede contar con nuestra fuerza política. Un acuerdo que incrementa los impuestos indirectos y que no toca la realidad de la injusticia fiscal en nuestro país no puede contar con nuestro acuerdo. Y una propuesta que apunta a una reforma laboral por la cual entre la indemnización de equis días y la indemnización de equis más diez nos quedamos con una indemnización menor para todos tampoco es el camino del acuerdo con nuestra formación política. Seguramente encontrarán acuerdos con otros grupos de esta Cámara, pero no con nosotros.

Habría que decir aquello de la campaña de Clinton, cuando uno de sus asesores hablaba de ‘la economía, estúpidos, la economía’. Pues bien, con la economía política hemos topado. No existe solamente una salida de cirugía o una salida de cirujanos de guerra, que para todo se han ofrecido hoy aquí, sino que en nuestra opinión sigue habiendo margen para una salida social a la crisis, estamos convencidos de ello.

En primer lugar, haciendo hincapié en lo más importante, en el desempleo y en la gente, por tanto tomando medidas por parte del Gobierno que por una parte no destruyan empleo -el Gobierno no puede destruir empleo público, como nos plantea en su propuesta de ajuste- y que, por otra parte, creen empleo con garantías. Una medida de creación de empleo tampoco significa la privatización de las políticas activas de empleo cuando ustedes hablan del eufemismo de la colaboración público-privada.
En segundo lugar, creemos que hay que mantener el impulso público para salir de la crisis. Si ahora restringe usted y ajusta el presupuesto nos puede llevar a una nueva recesión -en Alemania está ocurriendo algo parecido-. Hay que mantener el impulso público para salir de la crisis y para cambiar el modelo productivo.

En tercer lugar, hay que lograr justicia fiscal en nuestro país y margen para el impulso público y para las políticas de empleo. Nuestro sistema fiscal es injusto, se apoya sobre los trabajadores y sobre los asalariados, y se van de rositas los que tienen grandes rentas o grandes patrimonios.
Por último, es necesario reformar el sistema financiero, porque hoy -lo conocen ustedes con relación a Francia- prácticamente el 50 por ciento de la petición de crédito es denegado por nuestras entidades financieras. Eso significa desapalancar el apalancamiento urbanístico de nuestras entidades financieras, así como reformas importantes de aquellos que no son los mercados. Aquí el chantaje no es de los mercados, el chantaje es del poder económico que ha provocado la crisis y, como en la metáfora del ahogado, cuando te acercas a salvarlo quiere ahogarte con él. Esa es la realidad, y del Gobierno será la responsabilidad de ahogarse con el sector financiero. Muchas gracias.

RÈPLICA
Señor presidente, en nombre de Izquierda Unida e Iniciativa per Catalunya podríamos reiterar que tenemos voluntad acreditada de acuerdo, pero que tenemos razones para la desconfianza tanto con respecto al pasado como con respecto a sus propuestas. Se podría decir aquello que se suele decir en periodos de crisis: aquí no se fía. Ese es el resumen de la actitud de IU y de ICV: aquí no se fía, señor presidente.
En primer lugar, porque tenemos memoria de los ajustes, y en eso me refiero al Partido Popular. Yo sé cómo se llegó al déficit, y ustedes también. Se llegó al déficit con el mayor recorte social de la historia democrática de nuestro país, y se llegó al déficit que nos pedía la Unión Europea con el malbaratamiento de todas nuestras empresas públicas, dejando prácticamente un solar en lo que eran empresas públicas rentables. Esa memoria del ajuste, por tanto, la tenemos. Por ello no queremos que el presidente del Gobierno niegue la evidencia, y lo hace cuando sigue con el discurso del final del túnel.
Señor presidente, es normal que desde su responsabilidad tenga una visión más optimista que los demás, pero no puede tener una visión tan optimista que niegue la realidad, y eso del final del túnel no lo comparte mucha gente en este país, no lo comparte la mayoría. Estamos en un periodo de crisis y de incertidumbre sobre la salida de la crisis.
Usted nos propone un acuerdo y nos dice que no establezcamos condiciones al acuerdo. Señor presidente, haga usted lo mismo, no me diga que yo no puedo establecer condiciones al acuerdo cuando usted ya lo ha hecho. Retire el aplazamiento de la edad de jubilación a los 67 años, porque entonces yo sí puedo negociar, pero con los 67 años yo no negocio, y usted no va a acordar conmigo una medida que significa un recorte social.
Por otro lado, intenta combinar otra vez esas propuestas de ajuste con el mantenimiento del gasto social. Señor presidente, no se engañe, sus propuestas reducen el gasto social. Por ejemplo, su propuesta de reconversión de las pensiones reduce en un 4 por ciento el gasto en pensiones en nuestro país. Por tanto, no intente jugar a todo, juegue por la izquierda, juegue por lo social. Si quiere, nos encontrará. Si quiere jugar por la derecha encontrará otra alianza social convergente o como se quiera llamar, pero no nos va a encontrar a nosotros.
Termino, señor presidente. La sensación que tengo al final de este debate es que desde fuera se pensaba que de este debate se iba a salir con perspectivas de acuerdo. Yo creo que desde fuera se va a pensar que de este debate, por politiquería, por mal entendida política, vamos a salir intentando saber quién paga el desacuerdo. Espero equivocarme y que finalmente no sea quién paga el desacuerdo, sino que el Gobierno sea capaz de articular un acuerdo creíble, social y político, con perspectiva social. Muchas gracias.

Ver también: Perdieron Rajoy y Zapatero, ganaron los de siempre.

 
22 comentaris

Publicat per a 18 febrer 2010 in Economia crítica

 

Etiquetes: , , , ,

Martín Seco: De nuevo, las privatizaciones

Es la primera vez en este blog que reproduzco un artículo de Martín Seco. Siempre me había parecido un economista que escribía especialmente bien. Pero en este trabajo explica con tan pocas palabras y con tanta claridad lo que han significado las privatizaciones del PP y del PSOE en España, lo poco que se ha ganado con ellas y lo mucho que se ha perdido, que no tengo porqué escribir nada diferente: el tema es fundamental, y lo mejor que puedo hacer es dejarles con su lectura.

 

De nuevo, las privatizaciones

Juan Francisco Martín Seco

Hay quien pretende arrimar el ascua a su sardina, aprovechar la crisis en su beneficio. La CEOE, alguna que otra institución y también bastantes creadores de opinión, utilizando la excusa del volumen ingente de paro que está generando la crisis, reclaman insistentemente el abaratamiento del despido. El Banco de España, por su parte y en la misma línea, saca a colación la inviabilidad del sistema público de pensiones y su necesidad de reforma, reforma que, como siempre, se orienta a reducir la prestación media. Últimamente ha surgido otro tema muy querido por las fuerzas económicas, el de las privatizaciones. Valiéndose del hecho de que como consecuencia de la crisis todos los países están incurriendo en cuantiosos déficits públicos, se alude a las privatizaciones como medio para paliar el desequilibrio presupuestario.

Lo cierto es que en España queda poco por privatizar. Primero el PSOE y más tarde el PP han reducido al mínimo el sector público empresarial, haciendo que todas las grandes empresas públicas pasen a manos privadas. Independientemente de ello, es erróneo afirmar que las privatizaciones puedan ser un medio para reducir el déficit público. Constituyen una venta de activos financieros y, como tales, no afectan a la cuantía del déficit, sólo a su financiación. Lo único que reducen es el volumen de deuda pública que es necesario emitir. Es más, a menudo el resultado es un incremento de los déficits sucesivos. Esto es lo que ha ocurrido con la venta de las grandes empresas públicas. El Tesoro ha dejado de recibir los cuantiosos beneficios que generaban, muy superiores a lo que hubiesen sido los gastos financieros de la deuda pública que se ha dejado de emitir.

Al vender empresas públicas tampoco se incrementa la solvencia de un país. Ésta no sólo depende de lo que se debe, sino también de los activos que se poseen. Las privatizaciones reducen, sí, el endeudamiento público, pero también el patrimonio del Estado, esto es, la posesión de importantes compañías, muchas de las cuales, como se ha podido comprobar, muy codiciadas por el dinero privado. Por otra parte, conviene tener en cuenta que los recursos que se orientan a la compra de las sociedades estatales muy rentables y sin apenas riesgo no se dirigen a ninguna otra inversión en la que el riesgo tenga que ser mayor. ¿No radicará aquí, en parte, la incapacidad de nuestra clase empresarial para invertir en sectores tecnológicos de futuro, refugiándose en los mercados cautivos de los servicios y en el sector de la construcción?

Además, no parece que lo que en estos momentos se necesite precisamente sea una política contractiva de austeridad y de reducción del déficit público. A pesar del generalizado voluntarismo de anunciar el final de la crisis, la crisis está lejos de terminar. Es desde luego prematuro y puede resultar enormemente contraproducente retirar los planes de estímulo económico. Nunca se repetirá bastante que en los momentos actuales la mejor forma de reducir el déficit a medio plazo es incrementarlo a corto para que la actividad económica se recupere, única manera de lograr el equilibrio presupuestario.

www.telefonica.net/web2/martin-seco

 

Visto en Estrella Digital.

 
4 comentaris

Publicat per a 21 gener 2010 in Economia crítica

 

Etiquetes: , , , ,

 
A %d bloguers els agrada això: