RSS

Arxiu d'etiquetes: Rajoy

Rajoy se niega a informar al Parlamento sobre el #TTIP

EL GOBIERNO NINGUNEA AL PARLAMENTO SOBRE EL TTIP

Han transcurrido más de tres meses desde que Cayo Lara pidió al Gobierno información sobre la negociación del Tratado Trasatlántico para el Comercio y la Inversión, el TTIP por sus siglas en inglés, sin que ni La Moncloa ni Exteriores le hayan contestado. La petición del coordinador general de Izquierda Unida (IU) y presidente del grupo parlamentario de Izquierda Plural pretende que los miembros del Parlamento español tengan los mismos derechos que los parlamentarios de otros Estados de la UE en el acceso a los documentos que están negociando la Comisión Europea y la Administración Estadounidense. La fecha que reglamentariamente tenía el Gobierno de Mariano Rajoy para responder expiró el 5 de febrero sin que este país, con portal de transparencia y puertas giratorias, el dirigente de izquierda haya obtenido respuesta.

Cayo_Lara_1Agosto_2013Lara constató una “evidente asimetría” en la información de los diferentes gobiernos europeos a sus parlamentos sobre la negociación del TTIP. Así, los parlamentarios alemanes del Bundestag tienen acceso a los documentos de las negociaciones relacionados con las ofertas de la CE a la Administración de EEUU. Y otro tanto ocurre con los 435 congresistas y 100 senadores estadounidenses, que además pueden disponer de copias impresas de las propuestas de sus representantes, incluidas las ofertas y demandas de acceso a los respectivos mercados. ¿Por qué los parlamentarios españoles han de ser tratados con inferioridad? Lara preguntó oficialmente al Gobierno si va a facilitar a los parlamentarios españoles los mismos derechos que tienen otros representantes democráticos en sus países o “les va a dejar desinformados hasta el último momento, como parlamentarios de tercera”.

La callada por respuesta al dirigente de IU confirma lo que afirmó Rafael Barret hace un siglo: “Cuánto más grave es el asunto, más lo tapan”. En este caso, el TTIP supondría la definitiva difuminación de la capacidad normativa del Estado para aplicar políticas distintas a los enunciados neoliberales, así como la privatización de la justicia al someter todas las discrepancias sobre las inversiones exteriores a procedimientos arbitrales privados. Dicho de otro modo: un gobierno no podría decidir un incremento del salario mínimo en su país si perjudicara a los inversores exteriores, que podrían recurrir la decisión a una instancia superior designada o no elegida democráticamente por los ciudadanos.

imagePero el TIPP, caballo de Troya del Estado social y democrático de derecho contra el que se ha movilizado la ciudadanía europea, contiene otros riesgos para gente que vive de su trabajo como la privatización de todos los servicios públicos excluidos de la reducida lista de los que no se pueden privatizar; la pérdida de derechos laborales, ya que EEUU sólo acepta dos de los ocho convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT); la limitación de los derechos de representación de los trabajadores, y, entre otros, una mayor rebaja salarial futura si tenemos en cuenta el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y los sueldos más bajos en México. Se comprende el silencio gubernamental ante la exigencia de información de Lara. Lo único que Rajoy deberá responder es la pregunta del socialista Pedro Sánchez en el pleno del Congreso del miércoles sobre cuánto han bajado los salarios desde que llegó a La Moncloa.

El Parlamento español dispone de un magnífico instrumento como es la Comisión Mixta de relaciones con la UE, a la que el Gobierno debería aportar a petición de Lara todos los documentos de la negociación del Tratado Trasatlántico. Pero si se examinan las reuniones (una al mes) de esta comisión desde septiembre de 2014 en que USA y UE aceleraron la negociación, no se hallará rastro ni mención del TTIP. Las comparecencias del secretario de Estado para la UE, Iñigo Méndez de Vigo y Montojo, barón de Claret, mano derecha del ministro Margallo, han soslayado una y otra vez la información sobre las negociaciones. Cierto es que los portavoces de los distintos grupos, con la excepción mencionada, tampoco se han esforzado en la exigencia de información y debate.

Luego ya, el Gobierno está apelando al silencio por respuesta para ocultar otras materias como los fallecidos en las cárceles en los cuatro últimos años, un informe que ha solicitado Gaspar Llamazares sin que el Ministerio del Interior se lo haya facilitado, o como la auditoría de los gastos personales del presidente de Enresa, Francisco Gil-Ortega, exalcalde del PP de Ciudad Real, designado para el cargo por indicación de la secretaria general del partido y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y principal valedor del proyecto de almacén de residuos nucleares en Villar de Cañas (Cuenca). Según las informaciones de la empresa, este político en compañía de su encargado de comunicación, Carlos Dávila, habría incurrido en abusos presupuestarios personales de varios miles de euros. Además habría realizado contrataciones arbitrarias. El responsable jurídico de la empresa pública, Jesús Moreno, calificó de “enriquecimiento injusto” las dietas y gastos de difícil justificación de Gil-Ortega, quien le cesó fulminantemente. La semana pasada el propio Gil-Ortega dejaba el cargo sin que desde noviembre, en que Cayo Lara solicitó la auditoría interna, el Gobierno haya contestado.

fuente: Cuarto Poder

 
1 comentari

Publicat per a 16 febrer 2015 in Economia crítica, Europa

 

Etiquetes: , , , , , ,

Manuel Menor: Ya tenemos la LOMCE ¿qué viene ahora?

imageDespués de dos años de duro enfrentamiento del Gobierno Rajoy con gran parte de la Comunidad educativa a causa de la LOMCE, ¿qué pasará después de su aprobación el 28-N?

Hace dos años, antes de las últimas elecciones generales, el PP de Rajoy afirmaba que no tocarían la educación. Al menos, no con una ley como la que legalmente alumbran ahora, pero que ya preconizaban de tiempo atrás desde sus maneras en Comunidades como Madrid y desde la FAES. Pronto el dilecto ministro de Educación de Rajoy empezó a dejar señales de cómo bordaría su gestión. A la estrella de su hoja de ruta –una nueva ley, que en la práctica acabó en “orgánica”-, le añadiría pespuntes sustantivos para una reforma universitaria y festonearía la labor con un Estatuto Docente que embridara los “excesos” del profesorado para amoldarle a la ejecución ideal de la LOMCE. Dos años después, tras el paso alegre de esta ley por la Carrera de San Gerónimo –y con la mudez en que han quedado sumidos de momento los otros dos encajes-, no es improbable que estemos ante lo que Esopo fabuló como “el parto de los montes”.

De inmediato, viene ahora la puesta en práctica de este texto legal. Y, ya mismo, el conjunto de desarrollos consiguientes, órdenes y decretos ministeriales que expliquen más en detalle el qué de los cambios que prescribe en pro de la ansiada “mejora” educativa. Con el PIB educativo cayendo hasta el 3’9%, y los consiguientes recortes rondando, cumple luego a las Comunidades autonómicas adaptar esas pretensiones a sus peculiaridades competenciales –ahora restringidas- y a sus magros recursos. Y vendrán, ya en el curso 2014-2015, los primeros pasos de implantación en los centros educativos que, por lo pactado en el Senado, se prolongará durante tres años, uno más de los previstos en diseño.

imageSerá en el transcurso de esos tres años cuando se empiece a falsar o contrastar con la perspectiva del método científico experimental, hasta qué punto habrá merecido la pena al Sr. Wert haberse dejado alucinar con el cargo ministerial en Educación –por muy adornado que estuviera con Cultura y Deporte- para sacar adelante una ley que le complicará en adelante su presencia en público: ni siquiera el CIS ha logrado, con su famosa cocina demoscópica, sacarle de la cola de suspensos en que los encuestados han reincidido en situarle.

En paralelo, y como prueba de fuego para el ya casi amortizado ministro, quienes se han opuesto a su proyecto durante estos dos años seguirán tratando de que dure lo menos posible en la normativa vigente. De un lado, seguirá en el aire la idea extendida –y pactada entre la gran mayoría de los otros grupos parlamentarios- de que se trata de una ley que “nace muerta”. Esto significa, en primer lugar, que, en el caso hipotético de que el PP no alcanzara dentro de otros dos años la mayoría parlamentaria de que disfruta, “su” LOMCE estaría abocada –antes de haberse logrado implantar del todo en la vida escolar- a ser una reliquia del pasado. Sin que podamos saber si “mejoraría” la educación de los españoles, pasaría a ser una peculiar especie legislativa nonata sui generis. Sólo muy levemente habría aventajado a la LOCE auspiciada por Dña. Pilar del Castillo y D. José María Aznar: promulgada el 23 de diciembre de 2002, se quedó en nonata a secas. Con tal pedigrí, es muy razonable que el Sr Wert –y la Sra. Gomendio- avizoren lo pírrico que pueda ser que la LOMCE culmine este 28 de noviembre el trámite parlamentario entre los aplausos exclusivos de los suyos. Al referirse en la COPE (el pasado día 24) a lo “duro” de su trabajo, no sabemos si se refería con tal calificativo a la nada improbable futilidad de su paso por el Ministerio, causante, sin embargo, de tantas premuras, intemperancias, desplantes autoritarios, falta de tacto, sobreestimación de su excelente historial escolar…. Puede que de los malos presagios para su ley tengan culpa los defectos y manías de los demás. O también cabe que se haya confundido de país y de tertulia. Lo cierto es que nada propicia que “su” recién nacida ley esté blindada con un brillante futuro después de tan raudo y errático esfuerzo. Tampoco hay garantía alguna de que el PSOE, en caso de tocar poder en 2015, vaya a tomar como acción de Gobierno prioritaria la denuncia de los Acuerdos con el Vaticano: el laicismo escolar declarado en su reciente Conferencia política todavía tendría que haberse traducido previamente en programa de esas elecciones generales.
image
​Si se confirmara en 2015 esa hipótesis electoral, el modo de derogar la todavía incompleta implantación de la LOMCE depararía a los ciudadanos –de todas las mayorías- una lección práctica de Educación para la ciudadanía o, si lo prefieren, en valores democráticos. Además de evidenciarse los embelecos a que conduce este afán legislador a golpe de pulsión populista -que no popular, científica e ilustrada-, nos sería dado ver desfilar de nuevo todo tipo de opinadores –legítimos, deslegetimados y neoconversos- en pro y en contra de fantasías ajenas a lo que humildemente necesitamos. Comprobaríamos, de paso, cómo el aparato legislativo es absolutamente flexible a cuanto ansiemos hacerle decir. Y de nuevo volvería a quedar intacta la imprescindible pasión, constancia y cuidado para que de una vez pueda ser verdad –y no sólo papel- cuánto nos importa la educación de nuestros hijos y de los ciudadanos como signo de calidad democrática a construir.

Hasta 2015, en todo caso, la gran cuestión es qué vaya hacer toda la gente que en estos dos años pasados ha tratado de entrar en razonable diálogo con Wert y su equipo sin conseguirlo: sindicatos, organizaciones de padres, profesores y estudiantes, asociaciones de diversa preocupación, variadas plataformas y mareas ciudadanas que ven en la educación un punto estratégico de sus afanes. Es previsible que, al récord de manifestaciones y huelgas que ha acumulado el trámite de la LOMCE, hayan de sumársele todavía unas cuantas más, empezando por la del inmediato 30 de noviembre -a las doce horas, de la Puerta de Alcalá a Sevilla-, ya anunciada con el nombre de Marcha a Madrid… por una Escuela pública de todos y para todos.
​La calle va a seguir siendo escenario privilegiado para visibilizar el descontento que seguirá arrastrando esta “Ley Wert”. A pesar de que, precautoriamente y para garantizarse una mayoría silenciada y miedosa, de súbditos obedientes, muy pronto regirá una Ley de Seguridad Ciudadana desproporcionada, complementaria de lo que Gallardón ha hecho con el Código Penal y de cómo el Sr. Fernández Díaz está moldeando a la policía para que pueda equipararse a “los grises” de antaño. Parece como si, de consuno, quisieran que la calle oliera de nuevo al siglo XIX, en que nuestros militares -según se iba desmoronando el prestigio exterior de España- se dedicaron a cultivar el guerracivilismo interior, defendiendo “el orden” de unos pocos privilegiados.

image​En muchos centros educativos, también continuarán los actos de protesta y repulsa. La gama de acciones que algunos colectivos ya han anunciado es muy variada, con latidos distintos en cada Comunidad autónoma, especialmente en las de lengua propia. Por ello, tampoco es casual que, preventivamente, la propia LOMCE atribuya a todos los directores de los centros educativos facultades que, a título de prueba, lideraban ya algunas Autonomías para configurar una perfecta cadena de mando. Recrecido el autoritarismo organizativo –y sin que la Comunidad educativa de cada centro tenga nada que decir-, vigilarán a los profesores más díscolos, no las pedagogías más ineptas. La consiguiente punición reglamentaria de que dispondrán estos neocapataces desbordará el comisariado habitual que ya muchos ejercen, sin que se pueda ver todavía el alcance de la resistencia que la ”ley Wert” pueda seguir suscitando pese a todo. Difícil será que padres y profesores se convenzan de que no sobran políticos ajenos a los intereses educativos generales –y cientos de asesores concomitantes-, mientras se priva a los alumnos de imprescindibles guías para su aprendizaje.

En fin, el próximo tres de diciembre, la OCDE dará a conocer los resultados del último INFORME PISA, recabados en 2012 para conocer la evolución de competencias adquiridas por los alumnos de 15 años especialmente en cuanto a resolución de problemas matemáticos. Los promotores de la nueva ley ya han leído a conveniencia informes anteriores de esta organización internacional, incluido el del tres de octubre -conocido como PIAAC-, que analizaba las cohortes de adultos comprendidos entre 16 y 65 años. Su peculiar lectura ha servido de publicitario argumento a favor de “su” LOMCE cuando se estaba gestando. Ante los resultados que ofrezca ahora el último PISA –difíciles de precisar en un instante, por lo complejo y amplio de su información-, tendrán la tentación de reincidir de inmediato en lo que ya vienen diciendo. No obstante, la ocasión les deparará ahora dos opciones. La más previsible es que prosigan en esa vereda de la parcialidad y vuelvan a llenarse de razón, a posteriori, para revalidar la urgencia de “su” ley, tan suya que no han admitido enmienda alguna apreciable en su presentación parlamentaria. Seguramente imprimirán un tono solemne a sus análisis para que cunda en el imaginario colectivo el optimismo: “su ley Wert” erradicará la presunta inoperancia de todo lo anterior y “mejorará” enseguida -hasta lo sublime- las competencias de los españoles en comprensión lectora, matemáticas, ciencias, emprendimiento, competitividad, etc. Y para deslumbrarnos mejor, no mencionarán los serios daños colaterales que sí desarrollará meridianamente esta ley, nada agradables de contar a sus propios votantes por lo expeditiva y exquisita que ha quedado para certificar burocráticamente un determinado fracaso estudiantil, ajeno, por supuesto, al fracaso estructural de un sistema que quieren esclerotizar más.
​Hay, sin embargo, otra vía teóricamente posible. A costa de renunciar al escaparate, podrían empezar reconociendo que la “ley Wert” les venía al pelo por todas esas razones inconfesables y porque tal apaño reformista les salía prácticamente a coste cero. Pero que, una vez logrado el capricho de verla en el BOE, se avenían a quitar de en medio a Wert y, sobre todo, a consensuar de inmediato medidas para atajar los principales problemas que aquejan a la educación española… Esta segunda opción no está en el programa de lo previsible para el bien de España; me temo que aunque les recabara muchos votos entre sus decepcionados votantes.

​Después del 28-N, por tanto, más bien parece que este territorio de la educación todavía seguirá plagado de trincheras, excesivas causas de pelea y pocos materiales aptos para construir la casa común de todos, acogedora de la esencial diversidad de nuestros hijos e hijas. Pero por algún lado habrá que atajar el despropósito de esta manía estéril de legislar educativamente otra vez a la contra. Alguien deberá emprender otro camino y continuar pacientemente, porque merece la pena.

Manuel Menor, noviembre 2013

 

Etiquetes: , , , , , , , , , , , , ,

La cuestión es saber quién manda

Desde hace dos días asisto a la ceremonia de la confusión que nos abruma: 100.000 millones de euros en busca de un autor que les de nombre para intentar capear el temporal de la mucho más que mala gestión del PP en la política y en la banca (sus delirios de grandeza, su oneroso caciquismo, sus aeropuertos sin aviones, sus bibliotecas sin lectores, sus galácticos impagados, sus jugosos bonos por fraude, sus áureas pensiones de jubilación por llevar bancos y cajas a la quiebra). Escuchando los debates en La Sexta (donde Marhuenda parece un Humpty Dumpty tan pomposo como inevitable) me viene una y otra vez a la cabeza este pasaje de Alicia al otro lado del Espejo:

“Cuando yo uso una palabra –insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más bien desdeñoso– quiere decir lo que yo quiero que diga…, ni más ni menos.
–La cuestión –insistió Alicia– es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.
–La cuestión –zanjó Humpty Dumpty– es saber quién es el que manda…, eso es todo.”

Seguramente el problema se resume a eso: a que no hay conciencia clara –compartida entre el 99% de la población– de que manda un 1% asocial y maníaco. De que los españolismos de los que pueden blasonar quienes aún gusten de hacerlo, son sólo de atrezzo (aunque algunos sigan siendo especialmente crueles). Que la prepotente chulapería de Esperanza Aguirre es pura filfa porque se le ha obligado incluso a sacar las cuentas secretas donde escondía su mala gestión (y luego se revuelve en su mala baba con tasas inimaginables contra el pueblo de Madrid). Porque la mantilla de la Cospedal ya no oculta tanta incompetencia ni multi-sueldo. Porque Rodrigo Rato se deshace y desmenuza en otro montaje que acaba en quiebra, poniendo la supuesta eficacia de las cuadrillas de Aznar en los corriles de la más profunda de las incompetencias.

Y porque ante la prensa internacional le crece la nariz a Rajoy y pierde el poco Prestige que le quedaba . Antes de irse a Polonia a ver el España-Italia (y que consiguió un TT mundial con “DontComeBackRajoy”) sacaba pecho diciéndonos que el “no rescate” formaba parte de una estrategia que él venía tejiendo desde hace meses (aunque se negara en infinitas ocasiones antes y después del canto del gallo).

Y porque incluso algunos preclaros comentaristas hablan de que el rescate-sí significa una pérdida de soberanía adicional del Reino de España, cuando nuestra soberanía anda bajo mínimos desde hace meses…

Recomiendo la versión aggiornata y completa del artículo 135 de la Constitución Española tal como la recoge el B.O.E. de 27 de setiembre del 2011 y en concreto el segundo párrafo del punto 3 referente a la prioridad absoluta del servicio a la Deuda (por encima, naturalmente, de cualquier otra necesidad de financiación de bienes y servicios públicos… Y eso último no hace falta que se escriba en el texto legal, porque de eso trata todo, precisamente.)

Es una estafa la austeridad, la crisis, las normas sobre el déficit, la manera cómo nos incrementan la Deuda y el déficit (por ejemplo con el servicio a la Deuda en una economía que se quiere voluntariamente deprimida, con altas tasas de paro, sin sanidad universal, con educación en precario, con xenofobia creciente, cada vez más cerca del fascismo del siglo XXI)… Porque es, sobre todo, una opción ideológica de los enfermos de avaricia.

Algunas referencias para ayudar, quizá, a situarnos…

La diferencia, por ejemplo, del rescate que tuvo Portugal, no estriba sólo en el peso de la economía de cada país en la Unión Europea, sino a que el gobierno portugués no se atrevió a aplicar por sí mismo los recortes ni la pérdida de rentas y derechos y tuvo que “manifestarse” la intervención de la “troika” para que la soga se apretara en torno al cuello de las capas populares del país vecino. Y recuerden que cuando en Grecia se le ocurrió a Papandreu proponer un referendum para saber si se aceptaban por mayoría las condiciones del rescate… ¡así acabó Papandreu, casi casi en el ostracismo después de tener que retirar a principios de noviembre del 2011 la propuesta democrática hecha a finales del octubre! ¡A quien se le ocurre preguntar a la ciudadanía!

En cambio, en España venimos mascando ya la parte amarga de los duros condicionantes del rescate-si-rescate-no desde los últimos meses del gobierno de ZP, mientras se suceden las dosis de fraude social, precariedad e incremento de las desigualdades, que se combinan con sendos aumentos de represión. Por tanto, no nos dejemos envolver en las palabras: este rescate-tomate no significa tanta novedad. Hemos “escenificado” varias veces cómo la UE nos tiene cogidos por el cuello. La subida del IVA del próximo verano, si desde la calle no se para, estaba más que cantada. Y que los capitales financieros, como locos avariaciosos, van a por las pensiones públicas para convertirlas en privadas y luego hacerlas desaparecer en sus bolsillos sin fondo, nos lo viene advirtiendo Miren Etxezarreta desde hace años… Y todo eso sucederá -se le ponga el nombre que se le ponga, con hombres de negro o de gris- si no les paramos los pies. Si no empezamos de verdad a ser protagonistas de nuestra soberanía en lo importante. Si no nos creemos que el poder está en nosotros. Y si no le damos el cambiazo al sistema –aunque sólo sea en defensa propia– porque este capitalismo sin ética y sin escrúpulos que nos ahoga, muere matando.

 
8 comentaris

Publicat per a 11 Juny 2012 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , , ,

Dues noves línees d’investigació… (sols?)

espiesipg.jpgEl que va començar com el gran escàndol de Tamayo i Saez entra ara de nou en una fase típica del PP: la de les “dues línees d’investigació” que ara afecten el govern comunitari madrileny i l’Ajuntament de Gallardón. I són la Comunidad de Madrid i els Tribunals qui les duran a terme… De la primera poca cosa podem esperar (ni que sigui pel precedent del senyor Tamayo i la senyora Saez) i la dels tribunals pot tardar una mica massa. En canvi, la investigació interna dirigida per la senyora Cospedal es tanca de manera vergonyosa…(tanta porqueria hi ha?) I el senyor Mariano Rajoy, amb un peu a dintre i l’altra no es sap ben bé on, continua exercint de galleg en lloc d’assumir la direcció d’un afer que es diu que sols (?) afecta la Comunidad de Madrid…

Potser sí que la comedieta d’espies forma part dels sainets de la “villa y corte”… però la cultura del maltracte a la democràcia d’alguns dirigents del PP és molt més compartida i va molt més enllà… Recordem afers oberts al País Valencià i a ses Illes que encara poden donar molts sorpreses… Per exemple, la cohort de “palmeros” del senyor Fabra –que tanta vegades ha entrat en acció per frenar investigacions més que fonamentades– s’assembla massa a aquesta quadrilla d’espies madrilenys, ni que sigui per les ulleres de sol… I no ens costaria gaire trobar més exemples…

El que caldria doncs, és que no es caiguès en el parany de dir que això passa “a Madrid i prou”… les males olors fa temps que es senten per tot arreu, i a dojo!

Entrades relacionades:

al bloc de Jordi Miralles, “La corrupció del PP a les Balears”

i en aquest mateix bloc, Crisi econòmica i corrupció política

 
1 comentari

Publicat per a 3 febrer 2009 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , , , ,

 
%d bloggers like this: