RSS

Arxiu d'etiquetes: Sanidad

Por la sanidad pública y universal #Obrimplantesillits

image

Cuenta Jessica Mouzo Quintáns que un nuevo alarido en defensa de la sanidad pública retumbó en la mañana de ayer entre los muros de varios hospitales catalanes. Centenares de trabajadores y pacientes secundaron con concentraciones y paros a las puertas de los centros sanitarios una retahíla de demandas para resarcir la empobrecida situación de la sanidad pública. El cierre de camas y las largas listas de espera a consecuencia de la política de recortes que ha aplicado el Departamento de Salud desde 2011 centraron las denuncias de los afectados.

Auspiciados por las plataformas en defensa de la sanidad pública, entidades sociales y asociaciones de vecinos, cuatro hospitales catalanes capitanearon la jornada de protestas. Usuarios y empleados del hospital Arnau de Vilanova de Lleida, del Verge de la Cinta de Tortosa (Tarragona), del Hospital de Mataró y del Vall d’Hebron de Barcelona coparon las respectivas entradas de sus centros sanitarios y exigieron la reapertura de las plantas cerradas de los hospitales. Además, una quincena de personas ocuparon la quinta planta de traumatología del Vall d’Hebron, cerrada desde hace dos años. “Se trata de una acción simbólica y silenciosa porque estamos dentro de un hospital y no queremos molestar a los pacientes”, explicó Josep Martí, ex director médico asistencial del centro y activista de las plataformas en defensa de la sanidad pública.

image

También en el hospital de Bellvitge se encerraron por la tarde una veintena de personas. El área de infecciosos, en la planta 12, fue tomada por los trabajadores y de acuerdo con la veintena de pacientes ingresados, para evitar el cierre de las 24 camas que el hospital tenía previsto clausurar hasta el final del verano. “En Bellvitge hay plantas cerradas y derivamos a los pacientes a hospitales como el Moisès Broggi de Sant Joan Despí o a centros 100% privados, que es el objetivo final de la Generalitat”, apuntó Manuel de los Riscos, delegado sindical de CGT en el hospital.

Los trabajadores del hospital Doctor Josep Trueta de Girona y del Hospital Germans Trias i Pujol (Can Ruti) de Badalona participaron en la jornada de protestas empapelando sus respectivos centros sanitarios con octavillas y carteles que denuncian los recortes en la sanidad catalana.

Las plataformas y entidades en defensa de la sanidad pública denunciaron que el presupuesto de Salud ha pasado de 9.874 millones de euros en 2010 a 8.289 millones en 2013, un 16% menos. Este recorte, explicaron los convocantes de las protestas, ha provocado “un aumento del 60% en las listas de espera quirúrgicas de los 14 procedimientos en garantía” y más precariedad laboral en el sistema sanitario. “Abriendo las camas cerradas en Bellvitge, Can Ruti y Vall d’Hebron, que son 500, con una estancia media de siete días, y cerrándolas en agosto, se podrían ingresar 23.500 pacientes más al año”, ha apostillado Martí. Según los convocantes de las protestas, en tres años, el Clínic ha cerrado 74 camas; Bellitge, 260; Vall d’Hebron, 130; Can Ruti, 115; y el Sant Pau, 106.

Las plataformas en defensa de la salud pública aprovecharon para denunciar también que, mientras a los hospitales públicos se les recortan los presupuestos en los últimos tres años “entre un 10% y un 15%”, los centros privados con afán de lucro “como el IDC/CAPIO, del que forman parte el General de Catalunya, el Sagrat Cor y la Clínica de Sabadell, se les ha aumentado el concierto de 71,1 millones a 127 millones, es decir, un aumento del 78,6%”.

Visto en El Pais

 
2 comentaris

Publicat per a 21 Juny 2014 in Salut, Serveis Públics

 

Etiquetes: , , , , , , , , , , , ,

Seres crueles y estúpidos que juegan con nuestra salud

consejeros sanidad ppVenía dando hoy desde primera hora Pepa Bueno en la Cadena Ser las últimas noticias sobre la sanidad que me reafirman en mi convicción ya añeja de que estamos en manos de personas tan crueles como estúpidas, con un poder que sobrepasa en demasía sus cortas luces, y sin ningún pudor moral. Y aunque podríamos aplicar el mismo ejercicio al pío y patoso Férnandez Díaz, al misógino Gallardón o un frívolo profesional como Wert, entre otros, vale la pena centrarnos hoy en el sector de la sanidad, aunque todos estos ministros que forman el gran coro de la mentira politiquera sin referente moral sigan en el Gobierno con Ana Mato sólo para aupar a duras penas la mediocridad de Mariano Rajoy por encima de una media que chapotea, hundida en demasiadas dimensiones….

Pero volvamos al gran tema que ayer que se inició con la bofetada a LASQUETTY y sigue hoy con la colleja a ANA MATO, pasando por la náusea que ha provocado en la buena gente la renovada hipocresía de la Cospedal… Pepa Bueno, ejerciendo de muy buena periodista, dejaba a un lado adjetivos y adverbios (que yo ya me he encargado de no escatimar) y decía:

“Hoy se acumulan las noticias relacionadas con la Sanidad, en realidad con el nuevo modelo de Sanidad que el gobierno y algunas comunidades intentan implantar con el argumento de la crisis y los recortes. La primera:El Consejo de Estado cuestiona que el copago impuesto por el Ministerio de Sanidad para las ambulancias de transporte no urgentes – las que se utilizan por ejemplo para trasladar pacientes a diálisis -. En el dictamen del Consejo, al que ha tenido acceso a la SER, se dice que ese copago no ahorra dinero a las arcas públicas porque lo que se cobra a los enfermos se irá en la propia gestión del cobro. No disminuirá su uso, porque la ambulancia no es un capricho, el que la necesita, la necesita y se seguirán utilizando las mismas. Y por último, reprocha al Ministerio no haberse detenido a estudiar el impacto de la medida sobre los enfermos. En definitva que le dice que reconsidere el asunto.

Segunda noticia: La secretaria general del Partido Popular no aplicará en la Comunidad de la que es presidenta, en Castilla La Mancha, el copago que ha decidido el gobierno del Partido Popular en los medicamentos que se dispensan solo en Hospitales. Dice Cospedal que cumpirá la ley pero a cargo de su presupuesto autonómico. Desde el ministerio recordaban esta misma semana a las comunidades autónomas que la implantación de este copago es de obligado cumplimiento y que se trata de un procedimiento que debería ponerse en marcha este mes de enero. Pero la número 2 del partido en el gobierno debe entender que este copago no es bueno.

Y por último Madrid. Los tribunales mantienen la suspensión del proyecto de privatizar de golpe la gestión de seis hospitales públicos y el 10% de los centros de salud. La maniobra de reunir todos los recursos judiciales a la privatización en una gran sala, en un único pleno del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, le ha salido por la culata al promotor de la idea y ayer esa gran sala decidió remitir cada recurso a su juzgado de origen. Recursos de los partidos de la oposición y de profesionales de la medicina que desconfían del fondo y la forma de las prisas privatizadoras del gobierno regional. Un gobierno noqueado ahora, con un presupuesto para este año que contaba ya con los ingresos de un proyecto sin fecha.”

 
5 comentaris

Publicat per a 10 gener 2014 in Salut

 

Etiquetes: , , , ,

Una sociedad al límite

pressupostos sanitat 2014 Con la fuerza y velocidad de un rayo inclemente y parcial crecen las causas de enfermedad física, psíquica y social en nuestra sociedad: los desahucios, los ERE, las violencias de género, las exclusiones a la atención sanitaria en base a una xenofobia clasista envuelta en girones de bandera, la falta de atención y medios de vida a las personas dependientes, unos salarios escandalosamente menguantes mientras los REpagos sanitarios crecen con los precios de los servicios básicos (agua, luz, gas) que son ya un atraco mientras los comedores sociales evitan la revuelta del hambre. Y tan malo para la salud como todo lo anterior es la indignación a duras penas contenida ante unos gobernantes que nos mienten cada día, y la rabia que nos atenaza al comprobar que no sólo no todos somos iguales ante la Ley (eso ya lo sabíamos) sino que la Justicia anda ebria de parcialidad, y permite que corruptos y corruptores se burlen de jueces y de inspectores de Hacienda mientras está dispuesta a permitir que se ahogue con tasas, sanciones y multas a las personas más dignas (pero también más desprotegidas) de nuestra sociedad. Cuando toda esta precariedad, paro, marginación, riesgo y desigualdad nos enferman, desde los distintos gobiernos cometen el grave delito, el crimen social, de recortar las partidas para sanidad. Como ejemplo, el presupuesto del Departament de Salut de Catalunya para el año próximo será de 8.290 millones de euros, lo cual supone una disminución del 16% respecto a cuatro años atrás (último ejercicio en que el presupuesto creció) representando 1.095,35 euros per cápita, por debajo de los 1.118,7 euros por habitante invertidos en 2006.

imageEl inefable conseller de Salut Boi Ruiz hizo uno de sus acostumbrados alardes de oratoria y cinismo al presentar hace unos días el presupuesto de su departamento en el Parlament. Aseguró que “son lo que son” porque la Generalitat de Catalunya “tiene el dinero que tiene”. Y ya está, ¿para qué mentir más? Basta con repetir el mantra de que hay que “ganar en eficiencia” (por ejemplo, en la atención a los enfermos crónicos, a los que no se les pude curar pero se les puede cuidar mucho peor, aunque con el consuelo de que se hace con criterios de “eficiencia”) y descartó (léase mintió) que vayan a pedirse nuevos esfuerzos económicos a los profesionales, sobre los que reconoció que desde 2011 ha recaído básicamente la dureza de los recortes. Boi Ruiz negó, sin embargo, que para nada se hubiera alterado la calidad del sistema. Y claro que se ha alterado con sus recortes de pena y sus privatizaciones y sus toleradas corruptelas, les puedo dar fe de ello. Sin embargo, Ruiz sólo admitió que hay dos grandes retos pendientes de resolver (aunque pueden quedar relegados a las calendas): reducir las listas de espera para operaciones no urgentes y acelerar el acceso a pruebas diagnósticas desde la atención primaria y la derivación a especialistas. Como pueden observar, nada que “altere” la calidad de la sanidad ni mucho menos la calidad de vida de las personas que están en una lista de espera. No importa que tengan que atiborrarse de calmantes por el dolor de su cadera, ni que sus articulaciones se deterioren, o que casi no vean por sus cataratas, o que apenas puedan andar… Para Boi Ruiz las listas de espera, cuando tiene que aceptarlas, son números, no personas. Y se entiende. Difícilmente puede captar el concepto “persona” quien tan lejos está de serlo.

Estos Presupuestos presentados por Boi Ruiz, en su versión oficial (que no real), aseguran en el corto plazo la “sostenibilidad” del sistema sanitario. Mientras, a su alrededor, la sociedad catalana y española ya son insostenibles. Explican perfectamente su grave enfermedad estos trabajadores que a partir de la lucha de Panrico, nos advierten cómo el sistema de la precariedad y la desigualdad no sólo “se come nuestros donuts”, sino que quiere engullir nuestra dignidad. Y demuestran, a fin de cuentas, que estamos al límite de nuestra resistencia humana cuando la defensa del empleo, de un salario o pensión dignos, y de un hogar donde vivir, o poder estudiar, crecer y envejecer en unas condiciones de vida mínimamente amables, pueden resumirse en la defensa acérrima de lo que contiene, sustenta y representa la SALUD PÚBLICA.

 
 

Etiquetes: , , , , ,

@_cafeambllet se pregunta, ahora en castellano, #Dondeestamidinero

colon i cafeamblletAlbano y Marta, los editores de CafèambLlet, siguen insurgentes en defensa de la sanidad y la salud pública…. ¡y aciertan de nuevo! Con su nuevo vídeo ponen el énfasis en la desaparición de 145.000€ de La Marató de TV3 (que todo el mundo silencia) pero nos explican también que finalmente han traducido al castellano su best-seller de denuncia de los escándalos de la sanidad catalana. Se puede acceder de forma gratuita (o corresponder con una donación voluntaria) a las dos versiones del libro, en catalán y en castellano.

Castellano: http://www.cafeambllet.com/press/wp-content/uploads/2013/11/DondeEstaMiDinero.pdf

Català: http://www.cafeambllet.com/press/wp-content/uploads/2013/11/OnSonElsMeusDiners.pdf

Si os descargais el libro os dareis cuenta de que se trata de una pequeña joya. Y no sólo porque representa una oportunidad muy especial para conocer mejor a Marta Sibina y Albano Dante-Fachin, sino porque nos da la posibilidad de seguir al dedillo los detalles de una lucha muy desigual y tomar partido con lucidez por estos dos pequeños david de un periodismo de proximidad -tan tenaz como sano y necesario- frente a los Goliath de la prepotencia. Este libro es la clave para sumarnos -desde la indignación compartida y la complicidad comprometida-a su dignidad y valentía.

Cuando Marta y Albano colgaron en la red el famoso video que llegó a cientos de miles de personas en el que explican sólo una pequeña parte de la gran estafa, del gran robo de la sanidad en Catalunya, rompieron la norma no escrita de la omertà. La verdad ofende a los que ofenden gravemente los derechos de la población. La consecuencia fue que un asesor directo del presidente Mas, posteriormente recompensado con un cargo que es todo un sarcasmo, presentó una demanda en los tribunales pidiendo una “reparación” a un honor inexistente para retirar los videos, hundirles económicamente, y retractarse. Via ganó en primera instancia …. pero los hechos son los que son, la corrupción sigue y mucha gente -junto con Marta y Albano- está dispuesta a decir que, por más que nos amenacen, no callaremos.

De ahí el mérito de cafeambllet y la importancia de que este libro se haya escrito y se difunda, ahora finalmente, también en castellano. Porque en todos los idiomas hacen falta periodistas e investigadores sin miedo, que nos expliquen cómo corrupción y privatización de los servicios públicos más necesarios e imprescindibles para nuestra salud y nuestra vida van, demasiadas veces, cogidas de la mano.


 
1 comentari

Publicat per a 11 Novembre 2013 in Mitjans de Comunicació, Salut

 

Etiquetes: , , , , , , , ,

Cafeambllet, el engaño del “sistema mixto” y la voracidad de los corruptos

En el inestable equilibrio de un sistema mixto público-privado que se basa en el engañoso supuesto de “colaboración” entre ambos, se esconde de hecho un proceso de colonización del sistema privado que parasita el sistema público y consigue que se privaticen los servicios más rentables. Con ello convierte la satisfacción de necesidades básicas -y el ejercicio de derechos universales- en maximización de beneficios para unos pocos bolsillos. Los sistemas privados en los países con altos niveles de PIB, no sólo ponen de manifiesto el fraude social, sino que consiguen los más pobres resultados en términos de esperanza de vida, bebés muertos al nacer y mujeres que fallecen durante el parto: todas las alertas están encendidas por lo que significa el proceso de privatización para el bienestar, la salud y la vida. Los múltiples estudios realizados sobre la privatización del sistema público británico iniciado en tiempos de Margaret Thatcher así lo demuestran: el último, el publicado hace pocAS semanas por la Fundación 1º de Mayo.

La mercantilización de  la atención sanitaria y su progresivo control por el sector privado  y el complejo industrial biomédico-farmacéutico están en el origen de los problemas que actualmente se agravan en la salud.  Los recortes de salarios del personal de la sanidad pública se acompañan con la disminución o congelación de plantillas, intentando enfrentar los derechos laborales con los de ciudadanía en una estrategia destructora de los servicios públicos de salud.  En la práctica, con la reducción de la financiación y del personal se reducen las prestaciones que reciben los pacientes y se alimenta el fraude de un sistema público con doble lista de espera (una lenta y precaria para las clases populares y otro acelerada y diligente por los que se paguen también un seguro privado). Este es uno de los muchos conductos (más alcantarilla que tragaluz)  por los que va penetrando también la corrupción en el sistema mixto, confundiendo sus perfiles,  enturbiando su transparencia y consiguiendo que quienes investigan –con pleno derecho- las cuentas públicas tengan que callar (Sindic de Comptes de Catalunya) o incluso deban comparecer en el banquillo de los acusados (revista CafeAmbLlet). Porque la paradoja del absurdo llega al extremo de que Cafeambllet, que ejerce el periodismo de investigación en el ámbito local de las comarcas de La Selva y Maresme,  sea demandada de hecho por destapar irregularidades en uno de los hospitales de la zona, y  condenada con sorprendente diligencia a una multa de 10.000 euros (cuando la fiscalía se limitaba a pedir 5.000) y ni siquiera se le permita hablar en el juicio al que deben someterse Marta y Albano (sus editores).

Aunque no permiten que se publiquen sus corruptelas, cada vez hay más personas que las conocen. De hecho, la corrupción y la privatización en la sanidad española van cogidas de la mano. Y ésta es una implicación social de gran calado que no se puede pasar por alto. De una manera más general, trató el tema Luis García Montero al afirmar:

“La corrupción actual se enraíza en la falta de crédito de lo público. La cultura neoliberal dominante facilita ese acto de privatización que supone el dinero negro y sus círculos viciosos. Quien no respeta la enseñanza pública, la sanidad pública, las compañías públicas de transportes, electricidad o correos, es difícil que respete el dinero público. La mentalidad neoliberal no sólo debilita al Estado, sino que tiende a utilizar como ámbitos privados los espacios públicos que sobreviven a su carnicería. Los neoliberales no pretenden acabar del todo con el Estado, porque conocen y experimentan la utilidad que tiene el poder público a la hora de favorecer sus intereses. El desplazamiento al mundo del dinero inmediato de esta costumbre (la manipulación privada de los bienes públicos) está en la base de nuestra convivencia con la corrupción. La democracia española se acostumbró desde los ochenta a confundir modernidad con privatización. Siendo el país de Europa que menos invierte en servicios sociales, nuestros políticos parecen siempre muy preocupados en recortar gastos y regalar beneficios…”

Por desgracia, el sistema sanitario, absolutamente necesario para la convivencia y la supervivencia, no se libra de la voracidad de los corruptos.

 
4 comentaris

Publicat per a 7 Novembre 2012 in Salut, Serveis Públics

 

Etiquetes: , , , ,

En defensa de la juventud: aportaciones al #14N

Con mi agradecimiento a Pío Maceda y los compañeros de la Federación de Enseñanza de CCOO, la entrevista publicada en TE, suplemento Madrid:

(texto completo…)

ENTREVISTA
Ángels Martínez i Castells / Economista

“Sólo podremos ofrecer un mejor futuro a la juventud en una sociedad más justa, con mayor equidad”

Pío Maceda / M. S.

En su participación en el Fórum de la Enseñanza de CCOO ha citado a Josep Fontana señalando que, al contrario de lo que ocurrió con la crisis de 1968, en la que el sistema pudo integrar a los descontentos, en ésta ocasión no tiene esa capacidad.

En efecto. Josep Fontana es un pensador de referencia, no sólo porque conviene siempre analizar lo que sucede en perspectiva histórica -y en eso Fontana es un maestro- sino porque también su honestidad intelectual y su lucidez me parecen envidiables. Creo que puedo apoyarme en sus palabras para explicar cómo la “igualdad de oportunidades” -que implica naturalmente movilidad social ascendente- no existe en España porque las políticas de redistribución de la renta que deberían asegurar su financiación tienen, de hecho, carácter regresivo. Y el desmantelamiento de los servicios públicos atenta seriamente contra la cohesión social y unas posibilidades de convivencia amables.

También sostiene que, a diferencia de los años 60, movimientos de protesta como el 15-M han venido para quedarse.

Los movimientos y organizaciones de protesta y propuesta en sentido contrario a las imposiciones de los poderosos, por suerte, no han desparecido desde que el mundo es mundo. En tiempos recientes, y en algunos casos, pudieron infectarse de lo que Samir Amin llama “virus neoliberal”, pero si no existieran esta sociedad carecería totalmente de defensas. Lo mejor del 15-M, a mi entender, es su frescura y osadía, que cuestiona todo lo cuestionable, y que ha removido de forma muy positiva el lenguaje, desterrando formas muy caducas y “pro-formas” que no llegaban a las personas. Y ha demostrado, hasta donde las fuerzas alcanzan, que si se quiere, se puede.

¿Tienen esa misma tendencia protagonizadas por los distintos sectores afectados por los recortes, las
denominadas marea verde, blanca, negra, naranja…?


Si todas las “mareas” multicolores confluyen un paso más allá de los recortes, uniendo la defensa de los derechos de ciudadanía con los derechos laborales, en la defensa de un modelo con mayor equidad y menos precariedad, miedo y desigualdades, el vuelco que puede dar esta sociedad puede ser de 180 grados. Y está en nuestras manos, depende de nuestra lucidez, poderlo conseguir.

¿Cree que la opinión pública puede liberarse del dominio de los medios de comunicación conservadores para que podamos conseguir la hegemonía de un modelo de desarrollo alternativo?

Buena parte de la gente -joven y no tan joven- que quiere informarse ya se está liberando de la hegemonía de los medios conservadores con los diarios digitales, algunos blogs de referencia y los instrumentos alternativos de que disponemos. También algunas emisoras de radio alternativas e incluso algunos programas en los medios “establecidos” están consiguiendo disputar audiencias con contenidos que nada tienen que ver con la ideología neo-con oficial.

Y creo que libros como Reacciona y Actúa pueden ayudar a suministrar argumentos y construir alternativas… Pero la hegemonía es una palabra muy seria y parece difícil que de momento se pueda hacer algo más que irla erosionando, y esto a costa de nuevas represiones hacia los periodistas y los medios -por ejemplo, Cafeambllet en Catalunya- que destapan la corrupción del sistema.

¿Es Eurovegas un buen ejemplo de lo que no es buscar un desarrollo sostenible y social?

Desde el enfoque más limitado, el “estilo de vida” que nos propone Eurovegas lo es todo menos sostenible y saludable desde el punto de vista social. La propuesta de una sociedad donde se fomenta el consumo de alcohol, donde se abre un paréntesis legal a la prohibición del consumo de tabaco en lugares públicos, donde se estimulan las conductas adictivas -y en la que la menor de ellas sería al juego- incluso a menores de 18 años, donde no se sabe cuando es de día ni de noche –pretendiendo engañar nuestro reloj biológico con luces artificiales permanentes que quieren hacernos olvidar nuestro cansancio y la necesidad de descansar- es una propuesta enferma. La falta de pautas saludables de vida se acompaña con la ausencia de legislación laboral a la que el personal asalariado pueda acogerse.

Pero además, las propuestas tipo Eurovegas, como es bien conocido, significan un campo abonado para las mafias que sólo se atienen a sus propias leyes asociales, y para la trata de personas, en especial mujeres. Prostitución y neo-esclavitud están en las antípodas de un modelo de desarrollo sostenible y social. La propuesta de creación de “paraísos del juego” que en realidad sólo lo son para la fiscalidad, y en los que todo es mentira, incluso el azar -la banca siempre gana, y en más de un sentidose cobra su peaje en vidas humanas. Los enclaves como Eurovegas no funcionan ni siquiera en su lugar de origen. Según estudios realizados en los Estados Unidos, Las Vegas es la cuarta ciudad más estresante de aquel país, y el riesgo de suicidio entre sus habitantes es un 50% mayor que en cualquier otro lugar. Y podría darle más argumentos todavía…

Los recortes de salarios y pensiones, el copago, la subida del IVA, de las tasas, son medidas destinadas en gran parte a pagar los 1,3 billones de euros que deben las grandes empresas, especialmente de la construcción, ¿Es en este contexto que ha hablado en su ponencia de “guerra contra la ciudadanía”?


Algunos políticos -entre ellos, Boi Ruiz, el consejero de salud de Catalunya- pretenden justificar los recortes diciendo que estamos en una “economía de guerra”. Al utilizar esta expresión, pretenden ocultar el impacto de clase y de género de los recortes. Se trata de una justificación fraudulenta que quiere justificar su inevitabilidad al tiempo que inspirar miedo; guerra es una palabra muy dura de escuchar, sobre todo para muchas personas de edad para las que la guerra civil y la postguerra significó
muchos sufrimientos. Yo he hablado de “guerra contra la ciudadanía” además, porque en el gráfico de la OCDE sobre jóvenes que ni estudian ni trabajan, España presenta unos niveles muy altos, parecidos a los de Israel. Y si podemos considerar que Israel sí es una economía de guerra contra los palestinos -y contra el mundo, en general-, en el caso de España esta guerra sólo se explica si quien la padece es la ciudadanía, y en este caso, en especial, la población menor de 25 años.

La educación de nuestro país necesita cada vez más recursos y alcanzar cotas del PIB de otros países europeos, pero el Gobierno central y los autonómicos están aplicando recortes brutales. ¿A dónde nos van a llevar? ¿Podemos decir adiós no solo a la calidad, sino también a la equidad?

Ustedes viven día a día cómo se degrada el servicio público de enseñanza y aumentan las desigualdades entre el sistema público y el privado. Quisiera añadir que cuando escribí mi capítulo para el libro Reacciona, en invierno del 2011, se estaban escatimando los vasos de leche en las escuelas de primaria.
Ahora son las ayudas a los comedores escolares, la vuelta a las tarteras, la desnutrición en las aulas, las desigualdades básicas que condicionan el resto de la vida de los niños y las niñas y que ya empiezan en las escuelas e institutos. Y también el acceso a la enseñanza superior se ha convertido un bien al alcance de los estudiantes más ricos, o un crédito de por vida para los más pobres. Por ello quisiera resaltar que la tartera que voló por los cielos de Madrid es una metáfora excelente de la impotencia y humillación que crean esas desigualdades, y que por el bien de las generaciones más jóvenes y nuestro futuro como sociedad, debemos impedir.

¿Volvemos a un sistema educativo para ricos? ¿El PP aplica su máxima de que la educación no es un
derecho sino un privilegio?

Y no sólo la educación. También quieren que consideremos la sanidad, la vivienda, los servicios básicos, “privilegios” que nos concedieron graciosamente, cuando se trata de derechos que han costado muchas luchas y sufrimientos y que responden a necesidades básicas de la inmensa mayoría de la población.

Ha mencionado en su intervención en el Fórum las altas tasas de abandono escolar entre jóvenes de 15-24 años que no completan su formación (Bachillerato, Ciclo Medio FP…) ¿Cómo podemos superar estas tasas?

Sólo en otro modelo social, porque el capitalismo se agota y lo demuestra -volviendo a Fontana- con las nulas oportunidades que puede ofrecer a las generaciones más jóvenes. Sinceramente, no creo que haya posibilidad de resucitar las políticas de la socialdemocracia tradicional, entre otras cosas porque si funcionaron durante algunos años fue, por un lado, por la existencia de la Unión Soviética, y por otra, por un pacto con la democracia cristiana que hace años tiene otras prioridades… Sólo podremos ofrecer un mejor futuro a la juventud en una sociedad más justa, con mayor equidad, más consciente de que, con el modelo actual, nos estamos jugando el futuro de la Humanidad y del planeta.

Sobre el adelgazamiento del Estado, comenzaron privatizando empresas industriales, tanto gobiernos socialistas como conservadores, y ahora los conservadores han acabado haciéndolo con servicios esenciales, como educación, sanidad, etcétera… ¿Quieren que paguemos por todo? Usted incluso habla de piratería.

Y más. Escribí que en algunos casos deberían haber rendido cuentas ante los Tribunales por tratarse de fraude de ley. Los procesos de privatización empiezan con todo tipo de justificaciones creadas ex profeso, por ejemplo, para las empresas mineras, energéticas e industriales; siguen con los servicios financieros, de comunicaciones, transporte y el agua… y acaban con enseñanza, salud, y la amenaza sobre las pensiones públicas donde se pueda y las haya. De ese modo se acaba la convivencia, si es que alguna vez la hubo en la llamada “economía mixta”, entre un sector público más o menos subsidiario y un sector privado más o menos dominante. El sector privado parasita el público y lo debilita al máximo, abriendo también, en democracias de baja intensidad como la nuestra, las puertas a la corrupción. Y nos ha introducido en un paisaje surrealista, de construcciones imposibles a semejanza de Escher, para que sea imposible discernir los contornos reales y la magnitud de la estafa.

Citó el último libro de Stiglitz para hablar de la creciente acumulación de riqueza cada vez en manos de unos pocos: los inmensamente ricos, y los demás, cada vez más pobres. Alertando de esta tendencia Anne Huffington nos habla de una Norteamérica
tercermundista, ¿camina Europa en esa dirección?

Claramente camina -o nos quieren obligar a caminar- una parte de esta Europa: la que forman Portugal, Irlanda, Grecia, España… e incluso Italia. Los recortes ya se están empezando a aplicar en Francia, a pesar de que Hollande parece tener capacidad para redistribuir con algo más de equidad los costes… Por tanto, la desigualdad se va extendiendo hacia las regiones o naciones de la UE con mayores niveles de renta, y es comprensible que así sea porque éste es el espíritu, en el fondo, del Consenso de Bruselas.
Se trata de la versión europea del Consenso de Washington de los años 90, que implica privatizaciones, desaparición de los servicios públicos, mayores desigualdades económicas. Stiglitz, Sanders, Reich y muchos economistas de los Estados Unidos lo denuncian. Se trata, en definitiva, que el modelo carente de equidad de los Estados Unidos no pueda ser cuestionado y sea el hegemónico, sin competencias, en el “capitalismo realmente existente”.

Personas como Mayor Zaragoza proponen un gobierno mundial, una especie de ONU con competencias cedidas por los gobiernos para poder controlar los mercados que son globales. Hasta entonces ¿qué política deberían aplicar los Estados para salir de la crisis?

Comprenderán que si quisiera responder a esta pregunta necesitaría todo el espacio de la revista, y algo más. El capitalismo no tiene arreglo: si sale de esta crisis será para caer en otra peor. Pero, mientras tanto, hay que recuperar lo fundamental de las regulaciones del sector financiero y el instrumental keynesiano actualizado, priorizando la creación de empleo digno, el crédito accesible a las pymes, y dando un fuerte impulso a la inversión creadora lugares de trabajo en sectores no especulativos y “sostenibles”.
Mantenimiento de todos los servicios sociales y de la ayuda a la cooperación, y todo ello, con el compromiso de pagar salarios dignos, mejorar las relaciones laborales y con un enfoque responsable y absolutamente comprometido con el respeto por el medio ambiente. Por lo que a la UE se refiere, replantear sus Tratados vinculando y cohesionando al alza las políticas fiscales con la monetaria.
Abolir los absurdos tótems del Pacto de Estabilidad y Crecimiento que ha supuesto desequilibrio y crisis, y priorizar una mejor distribución en todo el planeta antes que un crecimiento que sólo lleva al caos. Y, naturalmente, gravar y controlar todas las instituciones y productos que fomentan la especulación y desregulación, desde los que pueblan los mercados de futuros, hasta los diktats paranoides de las agencias de rating. Y me parece imprescindible recuperar e incorporar aquella parte del programa feminista que consiste en tener presente, en paralelo a la economía visible, las tareas imprescindibles para la vida que realizan en su mayor parte las mujeres, haciendo explícitos los juicios de valor y las repercusiones en términos de equidad de las políticas y medidas adoptadas para avanzar hacia una mayor igualdad de género y de clase.

 
 

Etiquetes: , , , , , ,

En la “civilizada” Europa, el personal médico es el Robin Hood de la salud

Mientras llegan ya a España los recortes a los tratamientos oncológicos, a las personas enfermas de hepatitis, e incluso de VIH, mirar hacia Grecia debería inducirnos a luchar con todas nuestras fuerzas e inteligencia en la defensa de la salud pública. Este es un artículo de  Liz Alderman visto en Dempeus al que vale la pena dar la máxima difusión. Un canto a la resistencia y a la solidaridad para evitar el negro y despiadado futuro que las Merkel, las Mato y los Boi Ruiz de turno nos preparan… DEMPEUS (en pie!) por la salud pública!

En medio de los recortes, los médicos griegos ofrecen un mensaje a los pobres: No estáis solos.

Las sucesivas medidas de austeridad han dejado a cientos de miles de griegos desempleados sin seguro médico, una situación de desesperación que intenta paliar una red clandestina de médicos.

En el Hospital Didymoteicho, en Evros, noreste de Grecia, agosto de 2012.

El Dr. Kostas Syrigos, jefe del mayor servicio de oncología de Grecia, creía haberlo visto todo. Pero jamás había visto un caso como el de Elena, una mujer en paro a la que le habían diagnosticado un cáncer de pecho un año antes de que acudiera a él. Para entonces, el cáncer había crecido hasta tener el tamaño de una naranja y había atravesado la piel, dejándole una herida que le supuraba y se limpiaba con servilletas de papel. “Cuando la vimos nos quedamos sin palabras”, cuenta el Dr. Syrigos, jefe de oncología del Hospital General Sotiria, en el centro de Atenas. “Todo el mundo lloraba. Cosas así se describen en los libros de texto, pero nunca se ven porque, hasta ahora, cualquier persona que enfermaba en este país siempre podía obtener ayuda”.

Elena, enferma decáncer patient, en una clínica de Atenas. No recibe tratamiento desde hace mucho tiempo.

Desde que se desencadenó la crisis de la deuda, la vida ha dado un vuelco en Grecia. Pero en pocas áreas el cambio ha sido tan drástico como en la sanidad. Hasta hace poco, Grecia contaba con un sistema sanitario normal. Las personas que perdían su empleo recibían asistencia sanitaria y subsidios de desempleo durante un año, pero seguían recibiendo asistencia en los hospitales si no podían pagar incluso después de que se les acabaran los subsidios.

Las cosas cambiaron en julio de 2011, cuando Grecia firmó un acuerdo de préstamo complementario con los prestamistas internacionales para evitar el hundimiento financiero. Ahora, tal y como se estipuló en el acuerdo, los griegos deben pagar de su bolsillo todos los gastos cuando dejen de percibir los subsidios.

“Estar desempleado equivale a la muerte”

Alrededor de la mitad de los 1,2 millones de griegos desempleados de larga duración carecen de seguro sanitario, una cifra que se espera que aumente en gran medida en un país con una tasa de desempleo del 25% y una economía moribunda, como afirmaba Savas Robolis, director del Instituto Laboral de la Confederación General de Trabajadores Griegos.

Con los cambios cada vez más personas se ven obligadas a buscar ayuda fuera del sistema sanitario tradicional. Elena, por ejemplo, fue remitida al Dr. Syrigos por un grupo de doctores de un movimiento clandestino que ha surgido aquí para asistir a los que carecen de seguro. “En Grecia, ahora mismo estar desempleado equivale a la muerte”, comentaba el Dr. Syrigos, un hombre con una presencia imponente y un tono severo que se suaviza cuando habla sobre la difícil situación de los pacientes con cáncer.

Esta situación es nueva para los griegos y quizás para Europa también. El cambio es especialmente asombroso en la asistencia oncológica, con sus tratamientos prolongados y costosos. Cuando se le diagnostica un cáncer a una persona sin seguro, “el sistema simplemente hace caso omiso de ella”, afirmaba el Dr. Syrigos. “No puede acceder a la quimioterapia, ni a la cirugía, ni siquiera a medicamentos sencillos”, explicaba.

El sistema sanitario es cada vez más deficiente y puede empeorar si el Gobierno recorta 1.500 millones de euros más en el gasto sanitario, que es una de las propuestas de un nuevo plan de austeridad cuyo fin es garantizar más financiación. Con las arcas del Estado vacías, los suministros sanitarios escasean tanto que algunos pacientes se han visto obligados a llevar sus propios suministros para los tratamientos, como los stents o las jeringas.

Una iniciativa con fecha de caducidad

Los hospitales y las farmacias ahora piden el pago en efectivo de los medicamentos, algo que para los pacientes de cáncer puede suponer decenas de miles de euros, un dinero que la mayoría no tiene. Con el deterioro del sistema, el Dr. Syrigos y varios compañeros decidieron actuar.

A principios de este año, crearon una red clandestina para ayudar a los pacientes con cáncer sin seguro y otras personas enfermas, que funciona fuera de la red oficial y utiliza los medicamentos sobrantes que donan las farmacias, algunas empresas farmacéuticas o incluso las familias de pacientes con cáncer que han fallecido. En Grecia, si se descubre que un médico ayuda a un paciente sin seguro utilizando medicamentos del hospital, se le obliga a pagar los costes de su propio bolsillo.

“Somos como una red de Robin Hoods”, comentaba el Dr. Giorgos Vichas en la Clínica Social Metropolitana, a las afueras de Atenas. Vichas es un cardiólogo que fundó el movimiento clandestino en enero. “Pero esta operación tiene una fecha de caducidad”, señalaba. “Llegará un momento en el que la gente ya no pueda donar, por la crisis. Por eso estamos presionando al Estado para que vuelva a asumir la responsabilidad”.

Mientras hablaba, apareció Elena, con un turbante gris en la cabeza y una blusa holgada. Llegó a que le dieran fármacos para soportar las consecuencias de la quimioterapia que le administró recientemente el Dr. Syrigos.

Hacer renacer el optimismo

Elena nos contó que se quedó sin seguro al dejar su trabajo de profesora para poder cuidar de sus padres, que también padecían cáncer, y de un tío enfermo. Cuando murieron, la crisis financiera ya había estallado en Grecia y, con 58 años, le fue imposible encontrar trabajo.

Comenta que se aterró cuando le diagnosticaron el mismo tipo de cáncer de pecho que mató a su madre: le dijeron que los tratamientos costarían al menos 30.000 euros y ya no contaba con ningún dinero de la familia. Intentó vender un pequeño terreno, pero nadie lo compró.

El cáncer se extendió y no pudo encontrar ningún tratamiento hasta hace unos meses, cuando acudió a la clínica clandestina del Dr. Vichas tras haber sabido de ella por el boca a boca. “Si no pudiera venir aquí, no haría nada”, afirma. “En Grecia hoy en día tienes que firmar un contrato contigo mismo en el que te comprometes a no enfermar”.

Comenta que le dejó consternada que el Estado griego, como parte del rescate, negara un pilar de protección a la sociedad. Pero el hecho de que un grupo de médicos y de griegos normales se estuvieran organizando para echar una mano allí donde el Estado había retirado su ayuda, le dio esperanzas en sus horas más sombrías. “Aquí siempre hay alguien que se preocupa”, comentaba Elena.

Según el Dr. Vichas, la terapia más poderosa puede que no sean los medicamentos, sino el optimismo que este grupo de Robin Hoods aporta a los que casi se han rendido. “Con la crisis hemos aprendido a unirnos más”, afirmaba.

“Esto es la resistencia”, añadía, recorriendo con la mirada a los voluntarios y a los pacientes que se agolpaban alrededor de la clínica. “Es una nación, un pueblo que se vuelve a poner en pie con la ayuda que se prestan unos a otros”.

Artículo original en The New York Times

 
6 comentaris

Publicat per a 30 Octubre 2012 in Europa, Salut

 

Etiquetes: , , , , ,

La represión evidente, la represión oculta…

Para la represión evidente, condenable sin paliativos y que enciende la indignación de toda la gente demócrata, un video que merece difusión de Oscar Martinez:

Para la represión oculta, a la que también todas las personas demócratas deberíamos estar alerta, otro video del propio Parlament de Catalunya, editado por Albano Dante, sobre cómo CiU y PSC niegan la palabra y la comparecencia de los editores de cafeAMBllet, de gente de Dempeus y otras organizaciones y personas que defienden la salud pública, ante una comisión que debía investigar la corrupción en la sanidad y que presidía, precisamente, uno de los presuntos curruptos, el diputado por CiU Crespo. No sólo no quisieron que hablaran ayer en el injusto juicio por “la demanda de Via”. También en un Parlament donde una amplia mayoría no representa para nada la transparencia y la defensa de la sanidad pública, la represión se ejerció de manera (ya no) oculta:

Sigan ustedes la página de your tube de Oscar Martínez (les aseguro que vale la pena) y la web de cafeambllet para aprender mucho sobre represión oculta (o no tanto) y corrupción en la sanidad.

 
4 comentaris

Publicat per a 28 Setembre 2012 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , , ,

Presentación ACTUA en Barcelona (desde la denuncia de la salud como mercancía y la sanidad como botín)

 Con una sala de la FNAC absolutamente llena, con gente de pie y una sensación –creo que muy compartida– de estar entre amigos, el pasado viernes se presentó ACTUA en Barcelona con su coordinadora, Rosa Maria Artal, presidiendo la mesa y algunos de sus autores: Ignacio Escolar, Sergio Pérez Acebrón, Albert Recio y yo misma. Después de una breve panorámica del libro en la que Rosa María Artal habló de manera expresa de los autores ausentes, cada uno de los presentes fue explicando lo más importante de su aportación al volumen,  con mi excepción. Me sentí motivada a empezar mi intervención haciendo un pequeño homenaje a  mi maestro, Fabián Estapé, quien el año anterior, al recibiir el volumen de Reacciona, lo había calificado como un libro de ensayo fundamental para entender lo que estaba sucediendo, y nos animó a seguir la tarea. ACTÚA sigue, con solvencia que creo demostrada, sus deseos.

Fabián Estape, como Federico Mayor Zaragoza y no digamos ya José Luis Sampedro, desmontan la interesada y mezquina coartada de que toda persona “de bien” debe ser rebelde en su juventud y conservadora en su madurez. Lo único que pretenden justificar quienes asumen aires ridículamente doctos al hacer aseveraciones de este tipo, es su incapacidad para transitar el saludable camino que transcurre desde el egoísmo al altruísmo (pasando por un supuesto centrismo que nunca existió).

A Estapé debo también otra pasión: la de valorar la importancia de la salud pública (y desde una perspectiva muy propia de nuestro país). Nos explicaba en las aulas y en los seminarios que la  Barcelona de hace dos siglos era una ciudad cuya población no dejaba de crecer en una área amurallada que se mantenía invariable, recorrida por callejuelas estrechas que formaban laberintos sin oxígeno en los que anidaban todas las enfermedades mientras se desarrollaba la industrialización y con ella, un proletariado que parecía no tener futuro.  La esperanza de vida de 36 años para las clases acomodadas se reducía a 23 para la inmensa mayoría. Una condición imprescindible para mejorar la salud y la vida de las personas era derrumbar las murallas. Pero era tan cómodo poder someter la ciudad a golpe de cañón, desde los recintos militares de La Ciutadella y Montjuich…!. Abrir la ciudad significaba también poder escapar de una ratonera inmunda, y libertad.

Quien mejor supo expresarlo fue el médico e higienista Pere Felip Monlau, con un trabajo titulado «Abajo las murallas», un grito compartido por la inmensa mayoría de la población… Sin embargo, hay que esperar a 1854, el año de la primera Huelga General en Catalunya que dura 9 días, el año que una epidemia de cólera mató a 9000 personas, para que empezaran a  derribarse las murallas.

Hoy, en Barcelona, la esperanza de vida ha crecido de manera espectacular, pero la diferencia entre barrios y clases sociales sigue siendo una desigualdad insultante. Hoy, en Barcelona, hay 3000 personas sin hogar, obligadas a dormir en refugios o a la intemperie, mientras los comedores sociales no dan abasto para cubrir las necesidades vitales de cada vez más personas. Hoy,  las  personas con enfermedades crónicas son consideradas un oneroso gasto para el sistema, mientras las personas enfermas de  fibromialgia, diabetes, síndrome de fatiga crónica, sensibilidad química múltiple, etc…ven recortadas sus prestaciones, negada la investigación, privatizada su atención. No las asume  el mismo sistema que las ha producido y que demuestra, con ellas, la propia inviabilidad de un estilo de vida y  de producción que nos aboca a la enfermedad y al malestar.

Pero ahora también, como en tiempos de Monlau, es imprescindible que nos entreguemos a los ejercicios más saludables: entre ellos, la practica de la solidaridad. Con Dani e Isma. Que entendieron perfectamente que hoy más que nunca, no caben murallas entre los distintos segmentos sociales (estudiantes y asalariados o personas en el paro), que  lo que está en juego es la salud y la vida del 99% frente un 1% de la avaricia… Frente al 1% de la opresión que defienden sus aprendices de esbirros. Esos que ahora bombardean  Barcelona con pelotas de goma y gases lacrimógenos, o los que quieren devolvernos, con las neuronas apresadas con cilicios, al tiempo del Fuero de los Españoles, sin huelgas ni manifestaciones, sin sistema publico de salud pero con un carcomido entramado de beneficencia en el que cae incluso TV3.

La practica de la solidaridad que da sentido también la Iniciativa penal popular en el ámbito de la salud. Un instrumento que incorpora fuerza cívica a las personas enfermas, las que han sido injustamente tratadas por unos recortes que son auténticos destrozos en los derechos de ciudadanía. Una práctica de solidaridad que es la única manera de entender la salud (no la ausencia de enfermedad) sino la posibilidad de tener cubiertas las necesidades en colectivo, que gocemos de la autonomía necesaria como personas y como sociedad, y que en el ejercicio de la solidaridad ya no haya  más víctimasde miedos ensayados, de  amedrentamientos programados, de fobias con las que quieren intoxicarnos, dividirnos, confundirnos…enfermarnos y, en definitiva, encerrarnos de nuevo en estrechas e insalubles murallas .

No es sano que nos ahogue nuestra indignación, que no podamos respirar nuestra dignidad.

Vuelve a cobrar vigencia el grito de ¡Abajo las murallas!  Con la palabra y la insurgencia.  Exigiendo buen gobierno, respeto, transparencia y cuentas claras: como hacen Marta y Albano, editores de cafeambllet, y que son demandados por la defensa del honor, para que siga existiendo el horror de la corrupción en servicios públicos tan importantes como la sanidad.
 
Cuando están encendidas todas las señales de alarma de la desigualdad social, cuando los corruptos confesos están en libertad y  son amenazados o encarcelados quienes defienden una vida mejor para todos, desde mi organización, Dempeus per la Salut Pública, entendemos que la defensa de la libertad de expresión y  de los derechos de ciudadanía, pasa ahora, más que nunca, por la defensa decidida, abierta y valiente de la salud que quieren transformar en mercancía, y de la sanidad, que se está convirtiendo en su botín.

 

Etiquetes: , , , , , ,

La izquierda frente a la privatización de la sanidad

la-izquierda-frente-a-la-privatizacion.jpg

Estimada amiga, estimado amigo:

El próximo jueves 10 de marzo de 2011 se presentará el libro La izquierda frente a la privatización de la sanidad, editado por el Grupo Parlamentario de IU-ICV, y cuya edición ha sido coordinada por Gaspar Llamazares. El libro resume la Jornada sobre “El futuro del Sistema Nacional de Salud” que tuvo lugar el pasado 26 de febrero de 2010.

La presentación del libro se celebrará en la sala Clara Campoamor del Congreso de los Diputados (Carrera de San Jerónimo nº 36), el jueves 10 de marzo, a las 19:00 horas y en el acto intervendrán Gaspar Llamazares, Angels Martínez Castells, Joan-Ramon Laporte y Marciano Sánchez Bayle.

Es necesario confirmar asistencia al correo electrónico: asistente.sanidad@sgral.congreso.es,
indicando nombre, apellidos y DNI.

Esperando contar con tu presencia, recibe un cordial saludo,
Gaspar Llamazares Trigo

05-10-2010-19-56-58.jpg

Cuando se celebró la sesión de trabajo en el Congreso de los Diputados, en febrero del año pasado, tuve la oportunidad de decir en nombre de Dempeus per la Salut Pública algunas cosas que son todavía, si cabe, mucho más vigentes. Por ejemplo:

(…) “Hace algunos años me impresionó el lema de la Librería de Mujeres de Milán que proponía “Hacer más civil la civilización, y más humana la humanidad”. Esta propuesta tan ambiciosa dados los tiempos que corren, y tan inclusiva, hace más firme cualquier trenzado de ideas o propuestas donde intervengan mujeres y hombres, progreso y paz, derechos de ciudadanía y los trabajos que representan una actividad necesaria para la vida al margen de su régimen contractual, y lo que aquí nos reúne: la atención sanitaria… y la salud.

Si entendemos por “civilizar la civilización” una ampliación constante, firme y en alzado de todos los derechos: políticos, sociales, económicos incluidos los de “cuarta generación”, debemos reconocer que uno de los campos más minados para su avance es precisamente el de la sanidad. Y si hablamos desde la salud, nos daremos cuenta de que es incluso un deber de civilización denunciar las violencias y distorsiones que está implicando el laminado de los derechos de ciudadanía, desde la transmutación de lo público en privado con especial privación de las mujeres de tiempos y duplicación de trabajos, hasta la vulneración manifiesta de Derechos Humanos que se dicen aceptados por tantos países pero que decaen al anteponerse, y en el campo de la sanidad en especial, intereses comerciales ajenos a las necesidades de vida, salud, nutrición y autonomía de la propia sociedad.

¿Cómo podemos desde la ciudadanía abordar esos retos y aportar algo positivo a un Pacto que signifique más igualdad entre las personas y mayor nivelación entre CCAA, y que ayude y promueva al mismo tiempo la salud –y la equidad económica y social tan necesaria para la misma— como la forma natural y humana de vivir? Desde “Dempeus per la salut pública” pensamos que un buen método puede consistir en hacer un sumatorio potente de las reivindicaciones “parciales” en salud, trascendiendo el horizonte natural de aquéllas que se agotan en el tiempo y el espacio si no se vinculan con luchas hermanas, con las que comparten el mismo ADN civilizatorio… pero que se quieren interesadamente separadas.

dempeus9.jpg

¿Qué podemos aportar desde Dempeus per la Salut Pública? No creo necesario decirles que entendemos la salud en un sentido positivo: una manera de vivir autónoma, plena, solidaria y armónica con uno o una misma, con el resto de las personas, con la tierra y todo el entorno. Pero dado lo ambicioso del desafío, nos centramos en tres objetivos fundamentales:

1. – La defensa del carácter público del sistema nacional de salud. En forma argumentada desde el rigor científico y el interés colectivo, la justicia social, la justicia política y la oportunidad del momento, defendiendo la universalidad y la calidad del sistema público de salud.

2. – Participación social, “empoderamiento” y co-decisión, incorporando el gran abanico de potencialidad de la sociedad civil organizada, organizaciones que trabajan en el día a día y grupos de ayuda. La salud, naturalmente pública por esencia y concepción, sólo puede serlo si incorpora estos agentes sociales sin preconceptos (…)

3. – Enfoque interdisciplinario y de calidad de las nuevas patologías emergentes, muchas de ellas relacionadas con la violentación química de la naturaleza y la violación psicológica de una manera de vivir en sociedad que enferma a las personas. Las mismas causas que provocan el cambio climático y hacen enfermar los campos y envenenan las aguas y el aire, crean también nuevas formas de enfermedades.

(…) Creo que hoy todo el mundo está advertido que hay enfermedades y servicios (carteras de servicios, los llaman) que se quieren privatizar… y se privatizan. Pero en cambio, poca gente es consciente de que hay enfermedades y servicios que han nacido “privatizados”. Les pondré un ejemplo: No es que en Catalunya no se entienda que se tiene que cumplir la Resolución derivada de una ILP para una mejor atención de la Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica que en su momento reunió más de 140.000 firmas de apoyo. No es que nadie niegue que dicha Resolución fue votada de manera unánime por todo el arco parlamentario (aunque no se cumpla), que nadie lo niega. Es que con el mandato parlamentario se ha puesto de relieve que llevamos el acuerdo político al centro mismo de la disputa entre sanidad pública y privada, y conseguimos que la política digna, humana, atenta con las necesidades de las personas con menos recursos disputaran y ganaran sobre el papel, en buena lid, a un granero de honorarios privados que se alimentan de unas enfermedades que el malestar de la civilización hizo emerger… cuando las políticas neoliberales en sanidad estaban afianzando su terreno a cambio de mayor desigualdad, abandono, riesgo, dolor y muerte. (…) El conflicto de intereses entre política y economía repercute en un conflicto ejemplar entre el incumplimiento del mandato parlamentario y las necesidades de una parte importante de la población, dañando la democracia.

Yendo y viniendo desde la sanidad a la salud, encontramos una constante: que la economía de las empresas pasa por delante de las necesidades y la salud de las personas. Desde la vertiente de salud alimentaria podríamos denunciar la política de tierra quemada y envenenada de Monsanto. Y desde enfermedades concretas como las que he mencionado podríamos dar también nombres de laboratorios y medicamentos que, diciendo ser un remedio, han llevado a muchas personas a la desesperación y al suicidio. Por eso nosotros no aceptamos que se pongan barreras entre la atención sanitaria, la formación del personal que trabaja en sanidad y la investigación. Y creemos necesaria además una amplia transversalidad social y de políticas, en el sentido en que fue invitado a actuar el M. de Sanidad por la Comisión sobre Determinantes Sociales de la Salud de la OMS .

En la medida que “Dempeus per la Salut Pública” es una organización ciudadana que entiende y defiende cualquier ataque privatizador o amputador de la salud como un acto lesivo para la equidad y los derechos de las personas, nos pronunciamos por la nivelación al alza entre CC.AA en los servicios de sanidad por lo que a atención, formación e investigación se refiere. Insistimos, para evitar que se instrumentalice lo facilón de atizar bajas pasiones entre Comunidades (que significa enfrentamiento entre personas y en este caso, mucho peor, entre personas enfermas) la nivelación no debe ser de mínimos, sino de máximos, rescatando para el sector público todas las rapiñas, marañas, nebulosas o descarados actos de saqueo que se hayan cometido hasta la fecha, en grado diverso, en las distintas Comunidades. Y de manera especial exigimos que las nuevas enfermedades emergentes generadas en buena medida por nuestro desequilibrado y falso progreso y que detectan de manera especial las personas más sensibles y vulnerables, sean incluidas en todos los protocolos, catálogos, listas, carteras de servicios, unidades, especialidades, planes de investigación, innovación y desarrollo públicos, para que los derechos de ciudadanía no se detengan y desaparezcan, de repente y como por ensalmo, cuando una persona enferma de fibromialgia, del síndrome de fatiga crónica, de sensibilidad química múltiple… Sin embargo, estas y otras enfermedades tan maltratadas nos indican no sólo el mal camino de nuestro supuesto progreso económico, sino también las claras limitaciones de nuestras políticas y el desmesurado y opaco poder de un sector privado de la sanidad con el que sólo se llega a acuerdos a costa de un incremento de los costes económicos y sociales, mayor riesgo, y abandonar sin derecho a una atención de calidad y en el sector público de salud a las personas que más los necesitan.

Denunciamos, de manera especial, los “sofisticados” instrumentos que invitan a la privatización, como unas listas de espera absolutamente inhumanas en el sector público para la atención de determinadas enfermedades que tienen, además, el agravante de que –al ser aceptadas como “normales”—trivializan la enfermedad…

Por lo que a las CC.AA. se refiere, hay que procurar la nivelación de máximos en todas las políticas sociales, pero en especial en la sanidad, excluyendo en todas ellas cualquier tipo de RE-pago o incremento de co-pago. La financiación de la sanidad debe proceder de un sistema de impuestos progresivo, vía presupuestos, que de sentido colectivo y cívico a las políticas de salud.

Y es especialmente necesario que la ciudadanía participe activamente, aportando su visión, defendiendo sus intereses (que son los de la inmensa mayoría) y proponiendo señales de alerta, indicadores de mejora, transparencia y control de ejecución. En este sentido, insistimos en la urgente necesidad de una participación crítica y empoderada, no subordinada, dependiente ni obsequiosa con el poder establecido.”

votar

 

Etiquetes: , , ,

 
%d bloggers like this: