RSS

Arxiu d'etiquetes: socialdemocracia

Alvarez Solís: “Hace falta un gran debate para rescatar el socialismo”

Reproduzco estas opiniones, como siempre oportunas, de un amigo añejo del que fui durante años vecina en Barcelona (en sentido literal, y más) y con quien compartí tantas campañas épicas y justas (recuerdo en especial la del NO a la OTAN, con Francisco Fernández Buey, Arcadi Oliveres y Toni Barbarà) e ideas y escritos en Avant i Realitat. ¡Siempre un placer leerte, “señor camarada” Antonio!

Por Antonio Álvarez-Solís

[Img #20637]    Creo que es urgente que quienes aspiran a un futuro socialista aclaren el contenido que pretenden dar al socialismo, porque el socialismo constituye un destino próximo pese a todos los avatares que ha padecido. El término socialismo ha sufrido un desgaste profundo desde que lo secuestró la socialdemocracia. Pero eso no es más que un fenómeno temporal cuyas causas hay que analizar rigurosamente. El socialismo constituye el único camino posible hacia el futuro ya inmediato. Sectores muy populosos de la sociedad actual reclaman el socialismo de cara a un futuro que solamente puede edificarse con conceptos socialistas. Claro que frente a esos sectores una también amplia masa de ciudadanos que se acomodan en el sistema capitalista alegan que el socialismo se ha destruido en sus intentos de realizarse mediante revoluciones que han naufragado. Esto último, la lectura del fracaso, conviene abordarlo a fondo. Hagamos, por tanto, una primera pregunta: ¿esos aireados fracasos han destruido la médula del socialismo o solo han afectado a una inicial fase revolucionaria del mismo? ¿Hasta qué punto una revolución puede considerarse asegurada en sus primeras realizaciones? ¿Y hasta qué punto la conciencia revolucionaria debe considerarse disuelta tras su inicial intento histórico, aunque ese intento haya acabado en un aparente fracaso?

Ante todo, una constatación largamente repetida: todas las revoluciones, al menos las más significativas y dignas de tal nombre, han vivido tres fases: la de su brillante triunfo inicial, la de su desaparición y, finalmente, la de su reaparición, ya purgadas de errores y asentadas en la conciencia colectiva de la sociedad. Tres fases: la de la acción violenta o encendida, la del oscurecimiento social por obra de reticencias y divisiones internas y la de su resurgimiento mediante una asunción cultural ya madura por parte de la ciudadanía.

Durante la primera fase la revolución constituye una voluntad simple de triunfo material sobre el adversario. Muchas cosas y voluntades contradictorias van revueltas en esta primera fase que se consume en la toma de la calle. Pero lograda esta victoria elemental, la revolución joven entra en una segunda fase, o de asentamiento, en que ha de emplear para un proceso mucho más complejo la misma institucionalidad, idéntico lenguaje y no pocos contenidos ideológicos del sistema que pretende reemplazar, ya que la revolución no ha producido aún su cultura propia. En esta fase la dialéctica revolucionaria está contaminada por formas y modos antirrevolucionarios profundamente arraigados en la vida común. Lo teórico funciona, pero lo vital aún arrastra una genética que pertenece a la sociedad que quiere superarse por los revolucionarios. Y ahí, más tarde o más temprano, aparece la quiebra de la revolución. Ejemplos expresivos de esta segunda y contradictoria fase los tenemos en la revolución francesa y la revolución socialista de 1917. Ambas padecieron tensiones internas muy violentas y vinieron a caer frente a la reacción absolutista protagonizada por el Congreso de Viena, en el primer caso, y ante la fuerza del neoliberalismo, en el segundo. Pero la semilla quedó sembrada en ambos casos.

La tercera fase, o fase del renacimiento revolucionario, sucede cuando la fuerza del sistema contrarrevolucionario se quiebra por agotamiento y por la defección de masas ciudadanas que no pueden soportar ya la violencia con que se las encuadra de nuevo en los parámetros del modelo social anterior. Este modelo ha perdido su capacidad creadora de riqueza y vida para el común y se convierte en una trampa mortal para los trabajadores o las bases que soportan el Sistema que Orwell definió como Sistema del Gran Hermano. La hora del Gran Hermano es la hora presente del neoliberalismo.

A lo largo de la batalla cada vez más encendida que va royendo en este caso el sistema capitalista muchas capas dirigentes revolucionarias, que han sobrevivido penosamente a la catástrofe, han sido absorbidas por los intereses de la oligarquía dominante, que pone a esas capas a su servicio. Por ejemplo el socialismo, convertido en la inerte socialdemocracia. Y ahí estamos en el momento actual. Entre las cosas que ha arrastrado la riada neocapitalista están una serie de conceptos que, sin embargo, contienen la esencia del único futuro posible. Se hace evidente entonces que la cultura distinta que es necesaria para sustituir al capitalismo degradado en puro imperialismo no puede ser más que la socialista; pero a ese socialismo hay que liberarlo de contaminaciones, pulirlo como ideología de la libertad. Revivirlo. Lo que puede aportar el socialismo constituye ya una cultura con perfiles propios y conceptualmente asumible. La revolución retorna, pero con un leguaje propio y un distinto comportamiento social. También estamos en ese trance. Ejemplos hay ya en los dos los hemisferios. Las masas hablan con un lenguaje socialista de normal aceptación, redimidas en parte muy apreciable de la presión cultural que ejerce el sistema que se tambalea. La contradicción entre el fondo cultural heredado y la cultura política necesaria para cambiar la vida cede a favor de esta última. La violencia pertenece ya casi íntegramente a los poderes que aún sostienen las riendas del agonizante sistema antiguo. Una violencia que no puede legitimarse ante el progreso revolucionario, que entra en un funcionamiento normalizado. En este punto conviene, no obstante, hablar del socialismo con un lenguaje socialmente asimilado. ¿Cómo ha de presentarse ese socialismo y cómo ha de funcionar?

Evidentemente no parece posible un lenguaje que sirva a la creación de una sociedad radicalmente distinta si ese lenguaje no posee un nivel eminente de libertad. Lo que ha de cuidarse convenientemente es esa libertad. Una libertad capaz de ampliar rotundamente sus límites a fin de hacer de la democracia un ámbito general e igualitario. Un ámbito real. Una libertad que informe todos los aspectos de la existencia individual y que, por tanto, ha de ser protegida por la colectividad en pleno. La colectividad en pleno, como sujeto social, cultural y económico, es lo que constituye el socialismo aceptable y vigoroso. Ese socialismo ha de declarar bienes no apropiables por los individuos como tales todos aquellos que se caractericen por constituir la infraestructura de los pueblos y de sus libertades: las riquezas naturales, la tierra, las energías, las materias estratégicas o de alto y reconocido contenido social, como la enseñanza, la sanidad, el gran transporte y sus redes… Ese socialismo ha de fomentar las formas societarias constituidas por los trabajadores. Un socialismo que dote al ejercicio empresarial de la calidad de oficio social. Un socialismo que devuelva al dinero su estricto sentido de signo intercambiario y que convierta en bien nacional el aparato financiero. Un socialismo que rediseñe la política como un ejercicio básico y cotidiano de los ciudadanos, lo que exige su reducción a un ámbito de cercanías, evitando la globalización que convierte en caricatura la soberanía de los ciudadanos.

El socialismo precisa un gran debate social para restaurar su dignidad ideológica y su vitalidad creadora. Ese debate contiene ya la esencia del socialismo. Decir estas cosas puede parecer simpleza o arbitrismo, pero la historia enseña que únicamente las sencillas formas de proceder aparejan la liberación. Cada ciudadano ha de implicarse en estas acciones si aspira realmente a serlo.

Visto en canarias-semanal

 
3 comentaris

Publicat per a 14 Agost 2013 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , ,

Lo que dijo Gabilondo el 15 de julio

20061217104308-inaki-gabilondo.jpgLo transcribo con muy pocos comentarios por mi parte, y confiando en que sigan visitando la entrada anterior y firmando por la banca pública. Sólo decir que cuesta encontrar en la web habitual, que no hay video de Iñaki Gabilondo pronunciando estas duras palabras, como es costumbre, y que por tanto siempre quedará la duda sobre una última censura sobre un adjetivo o una entonación.

Mi interés por la transcripción surgió al oírlo en directo el pasado jueves. Al final, he encontrado el texto sin acompañamiento ni de audio ni de video. Se parece enormemente a lo que oí, y si leen con atención no les defraudará para nada… pero les aseguro que dicho por Gabilondo sonaba con toda dureza, de manera definitiva y totalmente inapelable. Sonaba a fracaso político y engaño social. Y la palabra dictadura en el contexto de “los mercados” añade mucha amargura de quien ha prestado tan buenos servicios a la causa.

Un último consejo, si me lo permiten: lean despacio, muy despacio:

La opinión de Gabilondo en Hoy: 15 de julio

Buenas noches, señoras y señores. Hoy concluye nuestra temporada. Éste es nuestro último programa hasta septiembre. El curso que concluye no es como los demás porque lo ocurrido tras la hecatombe financiera ha sido tan aplastante que marca un antes y un después. La naturalidad con que ha impuesto su ley en todo el mundo la doctrina que nos arrastra al abismo, ha descorrido el cortinón que ocultaba la gran verdad. Incluso los ojos que no querían ver y los oídos que no querían oír han debido darse por enterados. Somos súbditos de los mercados, el régimen en que vivimos es una dictadura; una dictadura disfrazada con los ropajes de la democracia. Nuestros orgullosos estados, nuestros representantes políticos, y la mayoría de los ciudadanos fingen no darse cuenta y manejan toda la gesticulación de la normalidad democrática pero ya nadie ignora que los caminos están trazados, que fuera de ellos no hay salvación, y que nuestra libertad sólo puede ejercitarse en el pequeño margen de elasticidad -un poquito mas a la derecha, un poquito mas a la izquierda- que se nos autoriza. No hay ningún tremendismo en esta afirmación. En los últimos meses hemos podido comprobar que se ha decretado un modelo obligatorio de gobernación, la socialdemocracia ha quedado prohibida de facto. Bueno, se le permite gobernar con tal de que no sea con sus propios puntos de vista. Estallada ya la evidencia, se trata de saber si se acepta sin reparos esta dictadura o si se desencadena una reflexión de fondo sobre la democracia y su futuro que no debe ocupar sólo a la izquierda, aunque para la izquierda se convierte en decisivo descubrir su sentido y su papel en esa realidad.

 
11 comentaris

Publicat per a 17 Juliol 2010 in Ciutadania/Política

 

Etiquetes: , , , ,

La socialdemocracia frente a la crisis en estado puro: Felipe González en CNN+

La esencia de la socialdemocracia frente a la crisis. Una entrevista de Iñaki Gabilondo a Felipe González en unos momentos especialmente importantes para el futuro de la Unión Europea.

Según Felipe González, lo que funciona mal es el sistema financiero, porque los especuladores NO son una parte inherente del sistema capitalista… ¡Incluso fue Grecia quien engañó a Goldman Sachs!

Según el ex-presidente de gobierno, hemos pasado unos años de bonanza increíble (en los que en realidad han bajado los salarios) pero en los que hemos “tirado la manteca al techo” (¿quién, señor González? ¿las familias que iban incrementado el nivel de pobreza en España en los años anteriores a la crisis?..) Pero a pesar de esta abundancia en la que vivían unos cuantos y que Felipe González generaliza con tanta contundencia, afirma también que España estaba bien antes de la crisis porque era alumna aventajado del Plan de Estabilidad y Crecimiento.

Si todo era tan perfecto antes de que a alguien se le crucen los cables (y apriete por ejemplo la tecla de “billones” por “millones” y siembre el pánico en las Bolsas de Valores…) ¿De dónde salieron los piratas malos?

No se pierdan ni una sílada…Se trata de lo que discutirá la próxima semana la Unión Europea…

(Si pasais el cursor por la parte inferior de la pantalla aparece la tecla de inicio para poder reproducir la entrevista, y si usais un navegador que da anomalías, podeis ir directamente a la página web de CNN+):

http://www.cuatro.com/noticias/videos/gabilondo-entrevista-felipe-gonzalez-parte/20100507ctoultpro_17/

http://www.cuatro.com/noticias/videos/gabilondo-entrevista-felipe-gonzalez-parte/20100507ctoultpro_16/

http://www.cuatro.com/comunes/multimedia/videoAS3/skins/cuatro/PLYVideo_cuatro.swf

http://www.cuatro.com/comunes/multimedia/videoAS3/skins/cuatro/PLYVideo_cuatro.swf

Lo dicho: la visión socialdemócrata de la crisis en estado puro.

 
Deixa un comentari

Publicat per a 7 Mai 2010 in Europa

 

Etiquetes: , ,

La lliçó de les eleccions a França.


Vist a L’Humanité. L’abstenció a les regionals franceses ha arribat a nivells récord. Les esquerres recuperen el seu avantatge. El front d’esquerres guanya credibilitat en el panorama polític, però és insuficient encara. Amb una abstenció que vol dir moltes coses en un pais tant polititzat com França, amb un FN que recupera part de l’electoral perdut a les Europees fins un 11,2% que ha de fer reflexionar, i amb urgència, i amb un PS de Martine Aubry que no acaba de convèncer, hi ha un problema polític seriós que va més enllà del país veí i comença a ser un símptoma de tota Europa.

Sarkozy ha ampliat la distància entre ciutadania i política, i ha ajudat a obrir una autència crisi de confiança en la democràcia.

El “Front de gauche” i les llistes coaligades  “Ensemble pour des régions à gauche, solidaires, écologistes et citoyennes” poden estar relativament contents. Per exemple, han aconseguit el  6 % dels vots nacionals (sobre les 22 regions encata que sols es presentaven a  17) i el  6,55 % a  Ile-de-France, l’aliança entre el  PCF, el “Parti de gauche” i la “Gauche unitaire”.

Ahir declarava la dirigent del PCF, Marie-George Buffet que estava  “satisfeta”però calia fer més sòlida la coalició i donar-li més suport popular, mentre que Jean-Luc Mélenchon, valorava que “els votants d’esquerres han preferit l’esquerra unida a l’esquerra solitaria.”

marie-george-buffet.jpg

Les llistes verdes, tot i aconseguir bons resultats, no han pogut aprofitar la debacle de la UMP ni són alternativa a l’abstenció. Cal analitzar seriosament el panorama polític francès i veure si també l’ecologisme per si sol, o  les alternatives socialdemòcrates,  representen alguna oportunitat de regeneració de la política.
Sobre el PS, en concret,  faig meves les paraules d’ Ignacio Ramonet a Le Monde Diplomatique d’aquest mes. Diu Ramonet, en dos paràgrafs diferents:

“Las recientes elecciones han demostrado que la socialdemocracia europea ya no sabe dirigirse a los millones de electores víctimas de las brutalidades del mundo postindustrial engendrado por la globalización. Esas multitudes de obreros desechables, de neo-pobres de los suburbios, de mileuristas , de excluidos, de jubilados en plena edad activa, de jóvenes precarizados , de familias de clase media amenazadas por la miseria. Capas populares damnificadas por el shock neoliberal… Y para las cuales, la socialdemocracia no parece disponer de discurso ni de remedios.(…)

La socialdemocracia europea carece de nueva utopía social. En la mente de muchos de sus electores, hasta en los más modestos, el consumismo triunfa, así como el deseo de enriquecerse, de divertirse, de zambullirse en las abundancias, de ser feliz sin mala conciencia… Frente a ese hedonismo dominante, machacado en permanencia por la publicidad y los medios masivos de manipulación, los dirigentes socialdemócratas ya no se atreven a ir a contracorriente. Llegan incluso a convencerse de que no son los capitalistas los que se enriquecen con el esfuerzo de los proletarios, sino los pobres quienes se aprovechan de los impuestos pagados por los ricos…”

Alguna versió d’aquest pensament corre pel noste país, amb una reaccció totalment insuficient als perills de la dreta. I també la incompetència per entendre i saber donar la justa proporció a l’ecologisme en un marc d’alternativa global. L’abstenció també ens amenaça, amb tanta o més força que al país veí, i pels mateixos motius: la crisi econòmica, i la major distància i desengany de la ciutadania amb la política. Però a Catalunya i Espanya  pot donar a les urnes uns resultats totalment contraris als de França: un augment del vot dels partits situats més a la dreta. Aquí les esquerres (en sentit generós) des del PS fins a les llistes més alternatives, han d’entendre el que passa. Han de ser més lùcides i generoses que a França, perquè la situació és molt pitjor per la crisi i la manca de tradició demoràtica, i per tant, la diferència afavoreix una abstenció més gran encara, més creixement de les opcions que fomenten la intolèrancia, i més desesperació i allunyament del poder i la política de la immensa majoria de la població.

El repte, aquí, és saber reaccionar a temps, amb intel.ligència i generositat, i en el sentit correcte. França ensenya que avancen les esquerres que s’escolten, que dialoguen, que s’uneixen. Tan difícil és d’entendre?

 
9 comentaris

Publicat per a 15 Març 2010 in Ciutadania/Política, Europa

 

Etiquetes: , , , , , , ,

A Portugal, la CDU i el Bloco avancen i el bipartidisme retrocedeix

Avancen les esquerres!

Desprès de les eleccions d’ahir queda clar que a Portugal  s’obre amb rotunditat un camí polític a seguir –si el PS no s’aventura en pactes contra-natura: el camí dels pactes entre l’esquerra social, cívica i dels drets dels treballadors i treballadores front la crisi. Fins i tot el conservador diari O Publico assenyala que un dels dos guanyadors clars de les eleccions: d’ahir és  la del dirigent de la CDU (7,88), Jerónimo de Sousa.  Aquesta coalició guanya un escò. L’altre guanyador clar des de l’esquerra  ha estat el Bloco (9,85%), amb 16 escons (8 més dels que tenia. malgrat que les expectatives mediàtiques i pròpies li atorgaven un creixement superior com a receptor “natural” dels vots desenganyats i realment “socialistes” d’un PS de José Socrates que no sols perd la majoria absoluta sinó que té una caiguda espectacular (del 45,03% al 36,56%). Del mig milió de vots que perd el PS, 200 mil varen anar al Bloco de Francisco Louça i uns 30.000 a la CDU.  La resta, augmenta  l’abstenció o fins i tot es perd cap a la dreta.
El CDS encapçalat per Paulo Portas (10,46%), la dreta pura i dura, augmenta vots per a sorpresa dels mitjans de comunicació i del propi partit,  i sembla poder ser –contra natura– una opció de majoria parlamentària (i potser de govern) al PS per a una sortida a la crisi que afavoreixi als poderosos, ja que el PSD  (29,09%) amb Manuela Ferreira Leite, que també va millorar resultats, no va assolir l’objectiu ni de ser ni poder formar amb el CDS una alternança de dretes  al PS. La victòria que havia tingut a les eleccions europees magnifiquen el fiasco electoral d’ahir.  Però cada elecció és diferent i important a Portugal, i no hi ha cap dubte que les properes municipals del dia 11 d’octubre posaran de relleu, amb més força, l’arrelament i creixement real i amb solidesa demostrada de la CDU en els municipis.

Més lluny del bipartidisme

I una nota curiosa: la suma dels percentatges del PS i el PSD que sempre havia estat superior al 70%, en aquestes eleccions es queda en el 66%. Una bona notícia en el sentit que Portugal  sembla avançar també cap a un pluripartidisme més democràtic, més proper a la realitat i les necessitats socials de la ciutadania.

 
9 comentaris

Publicat per a 28 Setembre 2009 in Europa

 

Etiquetes: , , , , , , , ,

 
A %d bloguers els agrada això: