RSS

La lucha por el agua: desde Barcelona a la Cumbre de Copenhague

09 nov.

agbartower.jpg

En Punts de Vista recogimos la lucha de los leoneses contra la privatización del agua. Era una lucha puntual, pero de una gran importancia estratégica. No hubo suerte, pero los leoneses se sienten orgullosos de haber librado la batalla. La necesidad de que el agua no sea una mercancía se sigue defendiendo en otras arenas. Hoy transcribo unas reflexiones publicadas en ecoportal.net cuando la Caixa de Pensions ya debe haber concluido la operación de venta  de sus acciones de Aigües de Barcelona (Agbar), compañía dedicada a concesiones de suministo de agua, certificación, inspección y salud, a la empresa Suez Environnement, que se está convirtiendo en el eje de un auténtico oligopolio en ese “mecado” que nunca debería haberse creado.  Vilaweb informó a finales de octubre que la Generalitat ya había sido informada del acuerdo, aunque ni el Ayuntamiento de Barcelona ni la Generalitat parecían ser demasiado partidarias del acuerdo. En el momento de dar la noticia se seguía negociando para que La Caixa asegurara el control de la distribución del agua en la ciudad –un servicio absolutamente estratégico, que nunca debería privatizarse– y mantendría un mínimo de entre un 20 y un 25% en Agbar, que a pesar de la nueva mayoría mantendría su sede en el peculiar edificio de la ciudad. Pero habrá que seguir lo que pasa, porque el negocio del agua es demasiado rentable, y Barcelona ya tiene experiencias notables en la lucha por el agua.

El mercado del agua es un oligopolio
02-11-09 Por Libio Pérez

La privatización del agua la pagan los consumidores, que tienen la suerte de tener el recurso hídrico al alcance de la mano. Porque un cuarto de la población mundial ni siquiera tiene acceso a aguas sanas; de hecho 30 mil personas en el mundo mueren a diario por esta causa. Habla un “guerrero del agua”.

Las cifras que entrega dan susto. Cerca de 1.500 millones de habitantes del planeta no tienen acceso a agua sana; en las últimas tres décadas han desaparecido unos 50 mil lagos y ríos en el mundo; muchos cauces de éstos llegan secos al mar como resultado de la industria forestal. Sólo en Estados Unidos cada persona que reside en una ciudad de gran tamaño gasta unos 800 litros de agua al día; aunque en ciudades como Los Ángeles (California) el promedio sube, porque hay que alimentar las casi 500 mil piscinas privadas que existen en la ciudad.

Riccardo Petrella es un economista italiano que en 1998 escribió “El manifiesto del agua” y dio municiones suficientes para crear una corriente planetaria en defensa de este recurso, al mismo tiempo que se transformó en una figura clave del movimiento altermundista.

Esa corriente mundial de defensa de los recursos hídricos lo trajo esta semana a Chile, donde tuvo como anfitrión al obispo de Aysén, Luis Infanti. El obispo, recalca Patrella, es el único prelado de la Iglesia Católica en el mundo que ha escrito una “Carta pastoral del agua”, donde levanta una férrea oposición a la construcción de represas en su región.

En Santiago, además de reunirse con autoridades de gobierno -como el ministro del MOP, Sergio Bitar, coordinador de la “Mesa del agua”- tuvo una cita con el ex Presidente Ricardo Lagos, en su calidad de enviado especial de la ONU para el Cambio Climático. Esta última reunión, para este promotor del pensamiento crítico, era muy importante. Su batalla en los próximos meses es que en la Cumbre de diciembre en Copenhague para el Cambio Climático entre en agenda el debate de sobre cómo hacer que el “oro azul” sea reconocido “como un derecho universal” y salga de la categoría de mercancía transable. Y dispara más cifras: 2.400 millones de personas viven sin servicios sanitarios; 3.000 millones sin sistema de tratamiento de aguas residuales. Resultado: 30.000 personas mueren todos los días debido a enfermedades provocadas por la ausencia de agua sana. La energía es importante para producir, pero sin agua no hay vida, repite.

“Es necesario luchar por alcanzar que la paz y la democracia se impongan decididamente en el porvenir de las sociedades, para evitar que el siglo XXI acabe convirtiéndose en el siglo de la guerra del agua”, advierte.

Y añade: El control sobre el uso de los recursos hídricos del planeta por parte de los “señores del agua” (Suez y su filiales en el mundo y Chile, Thames Water, RWE, Vivendi, Bechtel, Nestlé, Coca-Cola, Danone, etcétera) avanza a grandes pasos en todo el mundo gracias a la privatización y la mercantilización del agua.

-El agua ha sido privatizada en muchas partes del mundo, como en Chile, con el argumento de que el sector público no tiene recursos para las modernizaciones de los procesos de potabilización, y también por asuntos de gestión del sector, ¿por qué ahora la solución sería volver a estatizarla o nacionalizarla, en los casos cuya propiedad pasó a transnacionales?

-El argumento de la limitación de recursos financieros está en la base de la privatización, se dice que el Estado no tiene el dinero para hacerlo y que tampoco puede subir los impuestos. Dicen que sólo el capital privado puede hacer las grandes inversiones, para garantizar la distribución, para construir los canales, etcétera. Pero es un argumento falso, porque al final es el consumidor el que paga y financia las inversiones. Es el consumidor el que ve cómo cada mes suben sus cuentas. El Estado traspasa su responsabilidad a los privados y se exime de su responsabilidad con los ciudadanos. Los privados no sólo recuperan su inversión, también tienen ganancias. La privatización del agua sólo tiene argumentos que están en contra de los ciudadanos.

-¿De qué forma ha afectado la crisis económica global al recurso?

-La crisis financiera y económica ha impactado a través de una amplificación y reforzamiento del proceso de mercantilización del agua. Por tanto ha producido una mayor privatización de los recursos hídricos. Ahora el argumento es que el Estado está destinando recursos para reactivar la economía y por tanto no tiene recursos para administrar el agua. Los recursos ahora -dicen los gobiernos- son destinados a dar liquidez a los bancos, para que haya crédito, porque sin crédito no hay actividad económica. Agregan que no hay posibilidad de aumentar los impuestos, pues ello frena el crecimiento. También alegan que deben acelerar la asignación de recursos que lleguen a las empresas con capacidad de realizar inversiones y de producir ganancias, porque esas ganancias ayudan a pagar las deudas. Así se libera la capacidad del mercado para realizar nuevas inversiones; esa es la lógica capitalista en esta etapa de crisis. Como es necesario renovar los acuaductos -que en muchos países son muy viejos- de nuevo repiten que sólo los privados tienen los recursos para invertir. Por eso hay una nueva oleada de privatización del agua y su mercantilización.

-¿Es una lógica que no tiene salida?

-Lo que pasa es que si el agua es considerada una mercancía, se favorece la privatización; y si se privatiza el agua pasa a ser parte de un negocio. Pero hay otro impacto de la crisis actual, también amplifica la idea de la seguridad nacional del agua. Por ello el diseño supone la desalinización del agua de mar, la construcción de una nueva generación de represas y el reciclaje de aguas usadas. Algunas tienen resultados positivos.

-¿Es partidario de los proyectos de desalinización de aguas de mar?

-No me gustan las ideas de una nueva generación de represas y tampoco de la desalinización. Si fueran pequeñas represas para el consumo, y que preserven los ríos, no estaría mal; pero las represas, como en Chile, están destinadas a dar energía a los grandes proyectos mineros, destruyen los ríos y producen alta contaminación. En el caso de la desalinización es similar, las plantas son equivalentes en tamaño a la instalación de una refinería de petróleo, con un gran impacto ambiental, sin contar que requiere ser alimentada de grandes volúmenes de combustibles. Porque los costos de desalinizar en alta mar son todavía más grandes, por tanto necesariamente deben hacerse en la costa, con todas las consecuencias ambientales que ello implica.

-¿El uso de energía solar para producir agua desalinizada no es viable?

-La tecnología para hacerlo eficientemente requiere de perfeccionamientos que pueden demorar, según los técnicos entre 10 y 20 años, pero el impacto ambiental que se produce es ahora, como sucede en España, donde hay más de mil plantas. Pero las plantas desalinizadoras destruyen las costas. ¿No es más eficiente cuidar los lagos, los ríos, aprovechar las aguas lluvia que contaminar para producir agua dulce del mar? Las grandes empresas ya están destruyendo las fuentes de agua dulce de la tierra, ahora quieren ir por el mar. Eso no hay que permitirlo, porque al final esos costos también serán traspasados a los consumidores. El mercado del agua, como el de la minería y otros recursos, es un oligopolio. Ese paradigma económico debe ser combatido. www.ecoportal.net

Libio Pérez – La Nación – Chile

 
3 comentaris

Publicat per a 9 Novembre 2009 in Economia crítica, Serveis Públics

 

Etiquetes: , , , , , ,

3 responses to “La lucha por el agua: desde Barcelona a la Cumbre de Copenhague

  1. Carles

    9 Novembre 2009 at 15:11

    Bon dia, Àngels. I aquí, per fer país, deixem l’aigua en monopoli en mans de Suez una corporació gasística, lligada a les nuclears franceses i amb capital de les élits financeres, amb una sintonia coherent amb el discurs nacionalista de la sociovergència! Ja la paguem més cara, pel que jo sé, que a cap altre lloc de la España Una-pero-según, i a més per tenir de beure-la mineral perque és un fàstic la de la aixeta.
    Clar que, els de la ribera del Duero no la proben per res! Salut i taronjades! Carles.

     
  2. Carles

    9 Novembre 2009 at 15:21

    T’enganxo un post “al pelo” d’en Lluis Casas (al blog d’en Pepe López Bulla) que té molt de suc!
    UN EJEMPLO DE LA RELACIÓN OSCURA ENTRE LA EMPRESA Y LA POLÍTICA
    En el último artÍculo que les hice llegar, comentaba la venta por parte de La Caixa del buque insignia del suministro de agua, Aigües de Barcelona, a una empresa francesa, Suez, socia tradicional en este sector de la vendida. Lo decía en EL MAMONEO DE LA EMPRESA AGUAS DE BARCELONA
    Ahí daba por finiquitada una antigua pretensión monopolista de Aigües que pasaba por la adquisición (o elemento alternativo) de ATLL (Aigües Ter-Llobregat), la empresa de gestión del abastecimiento de agua en alta (alta significa en el argot hidráulico el abastecimiento a los centros de distribución, no a los consumidores, eso es distribución en baja) de la Generalitat. Lo cierto es que me quedé corto.
    Lamentablemente mi optimismo histórico me ha hecho anticipar algo que no está ocurriendo. El asunto, en contra de mi pronostico, está vivito y coleando. A dios gracias, algún periodista amigo y algún ex alto ejecutivo público me han hecho ver la realidad.
    Señores: Aigües sigue en sus trece y continua pretendiendo hacerse con la exclusiva del agua en Catalunya. Eso, insisto, es poseer el monopolio del agua y adquirir una capacidad de planificación territorial inmensa. La operación que ha dado múltiples giros se plantea ahora como una especie de operación conjunta entre la Generalitat y Aigües. La primera, con el reclamo del dinero a ingresar, renunciaría a algunos de los principios básicos de la administración, retorcería normativas y leyes y abandonaría a su suerte a los consumidores (que para ella deberían ser ciudadanos). El resultado una empresa privada con participación pública, pero dirigida por los se siempre. En fin, algo digno del más puro estilo aznariano, pero, ¡ojo, lo están tramando con el partido del Presidente, presente en las negociaciones! Y algunos pretenden incluso que se hace con el beneplácito presidencial catalán. Cosa que yo no pienso creer, ni aunque sea cierto.
    Si esto es así –como me explican voces temperadas– el asunto puede ser además de humillante para el sector público y el papel regulador y planificador de la administración, una saga de risa. Hay tantas normativas de elevado rango que hay que sortear que me sigue pareciendo dudosa la realización de la operación. También hay infinidad de intereses contrarios o como mínimo alternativos que estarán por encallar esa errónea pretensión. Pero, claro, soy cartesiano y no un fan ciego de la iniciativa privada, como son algunos ejecutivos públicos de cierta tendencia política Por lo que puedo, de nuevo, estar equivocado. Hay que resaltar también, que se deben poner de acuerdo administraciones distintas, una de ellas la local (puesto que Aigües tiene concesiones en este ámbito) y señores ahí pueden surgir sorpresas mil. El resultado lo justifica todo, la vergüenza de unos, las dificultades existentes, la oposición que se genera, todo. Por que, señores, el resultado son miles de millones y una parte del poder real en Catalunya.
    De todo ello deduzco que la presión de Aigües sobre una parte del gobierno catalán, no la que gestiona las competencias hidráulicas ciertamente, debe ser de órdago (incluso me atrevería a pensar que la operación de venta a Suez cuenta ya con ese aliciente monopolista como un activo existente).
    Los contactos de todo tipo que existen entre La Caixa, Aigues y ese partido que no nombro en honor a un término para mi ejemplar, son lo más parecido que conozco a una operación siciliana de mal nombre.
    Y esperemos todos acontecimientos. Mientras tano estén atentos a Expansión en ediciones pasadas y futuras.
    Lluís Casas, el rayo que no cesa.

     
  3. CARLOS GONZALEZ

    15 Desembre 2009 at 18:58

    La crisis de agua esta empeorando cada dia , y la solución no es la desalinización , hay un sistema mexicano que potabiliza (consumo humano) aguas residuales , con poca energia , poco espacio para intalacion , tal vez no seria la solucion mundial, pero ayudaria a recuperar aguas que en vez de contribuir contamina . http://www.sistemapaqua.com

     

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

 
%d bloggers like this: