RSS

Arxiu de la categoria: Mitjans de comunicaci

Explicar el #TTIP, más difícil que luchar contra la guerra del Vietnam

Foto de Enric Català

Foto de Enric Català

Hace unas semanas, Susan George estuvo en Barcelona para presentar Los usurpadores, con el subtítulo “Cómo las empresas transnacionales toman el poder”. Susan George preside el Comité de Planificación del Transnational Institute de Amsterdam y es vicepresidenta de ATTAC Francia. La entrevistó Siscu Baiges, y después del gran éxito de las manifestaciones en tantas ciudades del mundo contra el TTIP, recupero algunas de sus respuestas:

Susan George en Barcelona

Susan George en Barcelona


Para Susan George, los usurpadores son corporaciones transnacionales, muy grandes, y quienes las ayudan, que son las compañías y las personas que les hacen de lobistas. Confluyen en entidades como la Mesa Redonda Europea de Industriales, que agrupa a la mitad de los presidentes de las mayores empresas industriales y negocian con los estados siempre que quieren. Hay organizaciones similares en todas partes, trabajando para un sector o para varios sectores al mismo tiempo que están tomando poder de forma ilegítima. Son corporaciones que desplazan a personas elegidas democráticamente. O que trabajan tan acopladas que no podemos ver la diferencia entre unas y otras. Corporaciones que dictan a los políticos lo que tienen que hacer.

Por ejemplo, el Pacto por la Competitividad fue preparado y presentado por un alemán y un francés, presidentes de grandes corporaciones, para que lo firmara François Hollande. Y lo hizo. Dos dirigentes de la Mesa Redonda Industrial Europea escribieron este pacto y, además, lo hicieron con el apoyo de técnicos de los gobiernos. Utilizaron la Comisión Europea para hacer aprobar el texto. La Comisión hizo 127 reuniones para preparar el pacto, de las cuales el 93% fueron con empresarios y representantes de los lobbies de todos los sectores afectados. Sólo el 7% de los consultados fueron consumidores, ecologistas, sindicalistas y representantes de la ciudadanía.

El Tratado Transatlántico de Libre Comercio e Inversión (TTIP) empezó a prepararse hace veinte años. No hay ningún problema entre las corporaciones europeas y las de los Estados Unidos. Están totalmente de acuerdo en lo que quieren. Como ciudadanos tenemos regulaciones mejores, más protectoras en Europa que en Estados Unidos, salvo en el ámbito de las finanzas. A las corporaciones europeas ya les va bien acabar con las regulaciones actuales.

Por ejemplo, en la mayor parte de Europa no se puede vender comida o semillas modificadas genéticamente. Pero las corporaciones quieren hacerlo, y sin tener que explicitarlo en las etiquetas de los productos. Y también quieren practicar el fracking. O tribunales privados que diriman los litigios con los estados. Este tipo de tribunales ya han dado la razón a grandes corporaciones que han contaminado países como Ecuador. Hay muchos ejemplos. Uno, que aún está por resolver, es el de la empresa de servicios francesa Veolia, que ganó el contrato de eliminación de residuos de Alejandría, y que ha demandado a Egipto porque aprobó un aumento del salario mínimo que considera que la perjudica.

Por este motivo, las corporaciones quieren estos tribunales privados. Pueden tener sentido si estamos hablando de países pequeños, débiles y corruptos, pero en Estados Unidos y Europa no hay ninguna justificación posible.

Aunque el TTIP todavía está en fase de negociación, pretenden terminar las negociaciones este año. En 2016 hay elecciones presidenciales en Estados Unidos y lo quieren resolver antes. Estamos progresando. Hemos conseguido un millón y medio de firmas en once países europeos contra el Tratado. Intentamos hacer una campaña oficial de recogida de firmas de acuerdo con la Unión Europea, pero se negó. Continuaremos recogiendo firmas hasta octubre. Confiamos en doblar las firmas que la Unión exige en una campaña de este tipo. Además, el 18 de abril se hará un Día Internacional contra el TTIP y la victoria de la lucha contra el TTIP sería que no se apruebe. Que no se pongan en marcha ni los tribunales privados de arbitraje que resuelvan los litigios entre las corporaciones y los estados, ni las comisiones regulatorias que quieren poner en marcha en ámbitos como la alimentación, la salud, la educación, los salarios, leyes laborales, energía, …

Estados Unidos quiere comercializar pollos tratados con productos químicos, lo que los europeos no aceptan. Si se aprueba el Tratado, pueden intentar que se acepte en los años siguientes. Europa ha prohibido 1.200 tratamientos químicos mientras que Estados Unidos sólo ha prohibido 12, desde los años setenta. (…)

La Comisión Europea no es una organización democrática, ni mucho menos. Votamos en Francia y en los Países Bajos contra la Constitución, en 2005, y pusieron el Tratado de Lisboa en su lugar, que era lo mismo. Luchamos para conseguir gobiernos democráticos y el libro va en esta dirección. Los usurpadores tienen mucho dinero. Están muy bien organizados. Tienen acceso a los políticos. Pagan mucho dinero a los lobistas. Tienen mucha presencia en los gobiernos. Tienen mucha más capacidad de influencia que ninguna ONG. Están en todos los comités de expertos europeos, de todos los sectores.

François Hollande, en julio de 2012, hizo muchas promesas pero dio marcha atrás rápidamente. Jean-Claude Juncker ha hecho lo propio y ha renunciado a todas las promesas que hizo durante la campaña electoral europea. Un estudio de un think tank para la Unión Europea ha calculado, en su visión más optimista, que el TTIP provocará un incremento de los ingresos en 540 euros anuales para las familias de cuatro personas y que se crearán 600.000 puestos de trabajo, en 2027. Otro estudio, con un modelo diferente, calcula que, por el contrario, se perderán 600.000 puestos de trabajo, se reducirá mucho el crecimiento y Francia será la más perjudicada. El acuerdo NAFTA, firmado por Canadá, Estados Unidos y México, en 1994, provocó la pérdida de casi 700.000 puestos de trabajo en la industria de los Estados Unidos y los pequeños agricultores mexicanos desaparecieron prácticamente. Siempre hablan de “trabajo y crecimiento”, pero no es verdad.

Ya que la información sobre cuestiones como esta no llega al gran público el papel de los periodistas es esencial. En la lucha en la que estamos metidos, tenemos que utilizar la “estrategia Drácula”, que significa exponer los vampiros a la luz. Si no, perderemos. Una investigadora hizo un estudio durante 17 meses, hasta el pasado mes de febrero, y detectó que ni la CBS, ni la ABC, ni la NBC y otra cadena televisiva nacional, habían hecho ninguna mención del TTIP. Son empresas privadas y no quieren que se discuta esta cuestión.

Ganamos en 1998 la batalla contra el MAI ( Multilateral Agreement on Investment). Cuando conseguimos que apareciera en la primera página del Libération pensé que habíamos ganado. Y fue así. El gobierno tuvo que escucharnos. Francia se salió y el MIA colapsó. Fuimos capaces de crear suficiente conciencia en la gente. Hay esperanza. Hay un puñado de malas noticias pero podemos ganar. Depende de nosotros. Cuando empecé en el activismo pedíamos que Estados Unidos se fuera de la guerra de Vietnam. Era un mensaje sencillo, claro, comprensible. Se podía no estar de acuerdo, pero todo el mundo lo entendía. Explicar el TTIP es mucho más difícil… Y es un combate desigual.

 

Etiquetes: ,

El papel de las mujeres en Internet en la tesis doctoral de @IkerMerchan

image

A pesar de la fuerza de la imagen, las mujeres no tienen influencia en internet en temas de interés público. Esta es una de las afirmaciones destacadas de la tesis doctoral que acaba de defender el periodista -y ya doctor- Iker Merchán en la Universidad del País Vasco, a quien agradezco que me incluyera entre las personas consultadas durante su investigación. Merchán afirma que los medios digitales, a pesar de sus ventajas teóricas, no han supuesto una mejora para la igualdad de género.

● Las mujeres, aunque acceden por igual a la Red, representan solo el 17% de los blogs influyentes
● Los únicos temas con mayoría de mujeres son Género, Bebés, Belleza, Labores, Moda y Televisión. Gastronomía y Arquitectura alcanzan la igualdad. En el resto –tres de cada cuatro temas– predominan los hombres.
● El 92% de las personas consideradas influyentes en internet por el ‘establishment’ son hombres.

Se puede leer íntegra (PDF, 45 Mb) en bit.ly/1yms5CB pero de momento, entre sus puntos de análisis destaco:

Internet es un medio de comunicación sin barreras técnicas de entrada: a diferencia de los medios tradicionales, cualquiera puede publicar textos, fotos o vídeos sin apenas desembolso económico, sin excesivos conocimientos técnicos y sin necesidad de licencia administrativa. Asi, desde los movimientos sociales se mira a la Red con la esperanza de que sea la herramienta que permita avanzar en la igualdad en diversos ámbitos. Sin embargo, no parece que sea así en el caso del género, ya que según Iker Merchán, en contra de lo que pudiera parecer, internet es un entorno más arduo para labrar la igualdad entre hombres y mujeres. En su tesis analiza el número de mujeres en los blogs más influyentes de España así como su presencia en las listas de personas influyentes, y tras el análisis de 339 blogs (los 10 más influyentes de 34 categorías y los 100 más influyentes independientemente de su temática) acusa la predominancia de los hombres frente a las mujeres, sea cual sea el punto de vista elegido: el número total de redactores cuadruplica al de redactoras y hay seis blogs escritos sólo por hombres por cada blog en los que sólo escriben mujeres. Sólo una quinta parte de los blogs individuales están gestionados por una mujer y el número de blogueras en las bitácoras mixtas se queda en menos de una cuarta parte. La presencia ponderada de mujeres en las bitácoras españolas es de un exiguo 17%.

La investigación de Merchán hace especial hincapié en la situación de las mujeres en los temas de interés público, esto es, los que afectan a las personas independientemente de sus gustos y aficiones. Una decisión de política económica puede afectar a una persona que nunca se informe sobre esta materia (por tanto, es de interés público), pero un partido de fútbol (aficiones) o una receta de cocina (información práctica), en principio, solo afecta a quien le interesa.

El único ámbito en el que las mujeres alcanzan la igualdad es el del interés práctico, en donde representan el 42% entre los blogs más influyentes. Este buen dato se empaña al ver a qué tres temas está ligada esta influencia: Labores (100% de mujeres), Belleza (96%), Bebés (89%) y Moda (74%). Le siguen los blogs de interés público (como Política, Economía o Medio ambiente), en los que las mujeres solo llegan al 29%. Este dato es aún peor y se queda en el 21% si se excluyen los blogs sobre género, una especie de meta-tema (ya desaparecida) para la investigación, donde las mujeres copaban los blogs influyentes (95%), cuando sobre “aficiones” las mujeres más influyentes representan el 24%.

No las ven (ni se ven) como influyentes

No solo las mujeres no tienen influencia real, sino que el ‘establishment’ no las ve como influyentes. Para averiguarlo Merchán ha analizado las diez primeras ediciones –de 2002 a 2011– de la clasificación que publica anualmente el diario El Mundo: Los 25 españoles más influyentes en internet. Para elaborarla, los periodistas de El Mundo preguntan a 800 personas expertas elegidas por la redacción del diario sobre los y las profesionales más relevantes en distintas categorías. En esta investigación se han tabulado los datos que ha ofrecido el diario a lo largo de una década y se han cruzado con una toma de datos propia sobre todas las personas incluidas en esta clasificación.

En estos diez años se ha distinguido a 87 personas. De ellas, sólo 7 eran mujeres. Por tanto el 92% de las personas consideradas influyentes son hombres. No hubo ninguna mujer en las dos primeras ediciones ni en el grupo de ‘muy influyentes’, que está formado por los profesionales mencionados en más de cinco ediciones. Tampoco hay ninguna tendencia alcista que anime al optimismo: año a año, el número de mujeres reconocidas es similar.

14 voces por la igualdad

¿A qué se puede deber esta brecha digital de género? Para averiguarlo, la investigación ha planteado una serie de cuestiones a 10 mujeres influyentes en la Red (Rosalía Lloret, Isabel Aguilera, María Calvo, Diana Yáñez, Virginia Alonso,, Maite Goñi, Marilín Gonzalo, Noelia Fernández, Marta Peirano y América Valenzuela) y a 4 personas expertas en comunicación, internet y feminismo (Mariluz Esteban, Àngels M. Castells, Ignacio Escolar y José Cervera). Estas son sus conclusiones:

VISIONES COMPLEMENTARIAS. Coinciden en que el tratamiento periodístico de las mujeres no es igual que el de los hombres. Por eso es necesario garantizar en internet la presencia de ambos géneros por igual lo que influirá en cómo la sociedad percibe la realidad.

BRECHA DIGITAL. El concepto de brecha digital (el diferente uso cuantitativo o cualitativo de internet por parte de diferentes colectivos) es conocido por la mayoría de las entrevistadas, aunque son minoría las que creen que afecte a las mujeres por el hecho de serlo. Relacionan la brecha digital más con la edad, la ubicación geográfica o los ingresos económicos. Su discurso cambia cuando se les muestran los datos de las dos investigaciones previas. Muestran sorpresa y empiezan a relatar casos vividos por ellas mismas o por mujeres cercanas que explican y confirman esta diferencia en la capacidad de influencia que no depende del acceso a la Red.

ACCESO A INTERNET. Consideran que el acceso de las mujeres ha respondido a la practicidad de la Red más que a su carácter evasivo y lúdico. No acceden tanto como modo de entretenimiento, sino por necesidad. Aunque el acceso de las mujeres a internet esté conseguido, lo difícil es que sean leídas o influyentes. Estiman que el hecho de usar la Red no garantiza el acceso a los ámbitos de poder, dominados por los hombres.

INFLUENCIA. Es frecuente que las mujeres objetivamente influyentes entrevistadas no sean conscientes de su propia influencia. En todo caso, cuando se reconocen influyentes, no lo relacionan con su capacidad individual, sino con el puesto que ocupan en una determinada organización. La profesión o el ámbito de trabajo es el factor determinante para ellas, no la marca personal. Eso implica que ni persigan ni reclamen influencia. Las personas entrevistadas coinciden en que la Red puede ser el medio que logre una igualdad real entre hombres y mujeres. De hecho, para algunas entrevistadas ya se ha alcanzado esta igualdad mientras que para otras la igualdad en internet es mayor que en los medios tradicionales. Esto resulta sorprendente si se conocen los desalentadores resultados de las dos investigaciones (influencia real en blogs e influencia percibida por parte del ‘establishment’). Por el contrario, otras entrevistadas sí perciben que el dominio masculino es aún hoy evidente. Creen que rara vez las mujeres están adecuadamente representadas y no se muestran optimistas ante la posibilidad de que esto cambie.

CONCILIACIÓN. El tiempo dedicado al cuidado de las hijas e hijos, mayoritariamente desempeñadas por mujeres, se resta a discutir en foros, a mantener un blog o a estar presentes en redes sociales. Mientras la conciliación no sea real, será complicado para las mujeres habilitar el tiempo que requiere labrarse una presencia activa y reconocida en la Red.

VOZ DE LAS MUJERES. Internet ha permitido escuchar la voz de algunas mujeres en internet y que sus opiniones lleguen a un mayor número de personas. Dos elementos pesan en su contra: la actualización de contenidos exige un compromiso que buena parte de ellas no puede asumir por falta de tiempo, lo que las lleva a publicar menos. Pero además, un elemento clave radica en que las mujeres piensan más lo que escriben. Se les educa para que piensen que lo dicen, a diferencia de a los hombres que se les anima a que digan los que piensan. A las mujeres en general les resulta más difícil dar su opinión porque reflexionan más sobre las consecuencias de la misma. Esto ocurre en otras facetas como, por ejemplo, cuando tienen que dar su opinión en clase. Este es otro motivo para que escriban menos en internet y comuniquen menos en público, lo que supone que destaquen menos como referentes y personas de prestigio.

CONSECUENCIAS. Comunicar en internet tiene diferentes consecuencias para hombres y para mujeres. Mientras a los hombres se les respeta, varias de las entrevistadas aseguran haber sido víctimas de casos de situaciones de acoso que van mucho más allá de las críticas y ataques por no compartir opiniones. Las mujeres son con más frecuencia víctimas de castigo social, de envidias y de acusaciones de todo tipo, lo que actúa como freno para las que comuniquen. Las mujeres influyentes destacan el desgaste que sufren debido, entre otras cuestiones, a comentarios soeces que reciben en la Red.

IDENTIDAD EN INTERNET. La participación de las mujeres en internet se ha visto favorecida por la posibilidad de ocultar la identidad. Parapetadas en nombres inventados o avatares, o sin siquiera citar su identidad, algunas mujeres han ganado terreno en la Red. Sin embargo, lejos de felicitarse porque el anonimato favorezca la entrada de las mujeres, estas lamentan que para obtener reconocimiento deban ocultar quiénes son.

CÓMO REVERTIR ESTA SITUACIÓN. Proponen poner en marcha medidas que busquen la visibilidad de las mujeres que han conseguido ser influyentes en este entorno, como los índices específicos. También ven necesario que los hombres influyentes apoyen y prestigien los blogs de mujeres.

Sobre el autor: Iker Merchán es autor de la puesta en marcha y desarrollo del diario del consumidor en internet Eroski Consumer y responsable de la presencia de Eroski en internet. Actualmente, realiza labores de consultoría en comunicación digital para empresas como Corporación Mondragón, Laboral Kutxa, Aspe, Kaiku y Fagor.

 
3 comentaris

Publicat per a 15 gener 2015 in Gènere, Mitjans de comunicaci

 

Etiquetes: , , , , ,

Cuando la vida tiene precio….

Considera el Gran Wyoming que “cuando la vida tiene precio urge otro modelo”. Diría que mucho antes, porque la deriva de una sociedad dominada por los “des-valores de mercado” ha ido abarcando productos básicos para la vida, reduciendo y prohibiendo su acceso, hasta intentar convertir salud y enseñanza en mercancías prostituidas en manos de amigotes, sectas y buitres. Urge otro modelo porque ya hemos entrado en caída libre en la liquidación de los valores reales de convivencia europeos, como que hacer política por el bien común implica priorizar una mejor redistribución de la renta y la riqueza (y no el carnaval de la desigualdad que se hipertrofia en nuestro día a día). O la apuesta por la igualdad de oportunidades, aunque sólo sea para devolver empleo digno a las generaciones más jóvenes, o investigación a las Universidades, o derechos y responsabilidades sin sesgo de género ni de clase para mujeres y hombres en un contrato social que no sancione esta crisis-estafa en vergonzosas enmiendas constitucionales. Y hay que recurrir a las mejores y más descarnadas denuncias para que todo el mundo lo entienda. Las televisiones públicas deberían asumir su función, incluida y en lugar destacado TV3, y poner en horario de prime-time PSICO, de Michael Moore, pero también “La salut, el negoci de la vida” de SICOM… Así entenderíamos mejor las consecuencias de esa piratería obscena que Boi Ruiz nos niega. Por todo ello, textos como el que sigue (y el próximo número de cafeambllet) deberían ser leídos, discutidos y utilizados para defender una convivencia digna y preservar la salud de los buitres que monopolizan Sovaldi u otros fármacos, y de los CAPIO de turno….

image

(Ante el error del paciente que abre su boca al máximo, el médico le aclara que lo que debe abrirle es su cartera…)

“Los partidarios y promotores de eso que llaman colaboración público privada, también llamada PPP (Public Private Patnership), han tocado techo. Bajo esa lógica de cooperación que adquiere múltiples formas se esconde también la cesión por parte de la Administración de todo aquello que pueda enriquecer a las grandes empresas en detrimento del bolsillo de los ciudadanos.

Resulta obvio pensar que la iniciativa empresarial sólo “colaborará” con la Administración en aquellos proyectos en los que obtenga beneficio, claro, pero el rédito que obtiene la Administración en esos proyectos, puesto que de colaboración se trata, es más complicado de entender y, en cualquier caso, esa colaboración debería tener un límite, alguna línea roja.

Yo vengo de un mundo donde los grandes descubrimientos científicos pasaban a ser patrimonio de la humanidad al instante. Gracias a ello, muchos de los que defienden a ultranza desde la política y los medios de comunicación la falta absoluta de control por parte del Estado en los negocios irían con muletas a trabajar por no haber tenido acceso en su día a la vacuna de la polio, o no habrían sobrevivido a enfermedades como la viruela, actualmente erradicada, o a infecciones que hoy no suponen el menor riesgo gracias a los antibióticos. ¿Alguien se imagina el precio que podría haber alcanzado en el mercado negro la penicilina si su uso no se hubiera universalizado?

Recuerdo ahora la película El tercer hombre, luego convertida en novela, de Graham Greene, donde el malvado Harry Lime se dedicaba, precisamente, a eso, a hacer negocio con la precaria salud de los austriacos en la posguerra de la Segunda Guerra Mundial vendiendo medicinas en el mercado negro. Se consideraba entonces el más execrable de los crímenes.

Ahora es un negocio legal. En la moral del siglo XXI es guay. Nadie duda del legítimo derecho en una sociedad llamada de libre mercado a obtener beneficios de una inversión, pero la falta de intervención del Estado en favor del interés general o, mejor dicho, la intervención del Estado para procurar el máximo beneficio a la industria farmacéutica, que en Estados Unidos quita y pone presidentes a través de eso que llaman lobbies, que no es otra cosa que la compra de voluntades desde el mundo del dinero, ha llegado a convertir en cotidiano, a legalizar de hecho, la especulación criminal, dicho en el sentido más literal del término: una especulación que mata. Que priva del recurso necesario para seguir viviendo al que padece una enfermedad crónica. Me refiero, como muchos habrán comprendido, a la hepatitis C. Llamo especulación criminal a lo que sucede porque el precio al que se vende el fármaco nada tiene que ver con la inversión realizada en la investigación para su descubrimiento, sino con la efectividad del mismo y la exclusividad de una marca a la hora de ponerla en el mercado que no deja elección posible. Si tienes dinero, te salvas. Si no, te mueres. Así de sencillo. Esa es la filosofía. Es la ley del libre mercado. Es el paradigma de los que pregonan que la intervención de Estado en la regulación del mercado es un atentado contra la libertad y una forma perversa de totalitarismo. Para los neoliberales es un dogma.

Según varios informes, ya se habría amortizado con creces el gasto en la investigación del fármaco. El alto coste del tratamiento, que se planteaba en 60.000 euros por enfermo, teniendo en cuenta que es una enfermedad que afecta a millones de personas –los cálculos en EEUU estiman en 3,2 millones los que la padecen sólo en aquel país– obliga a la búsqueda de una solución sin demora y sin que tengan que seguir muriendo de forma gratuita miles de seres humanos por la codicia de unos negociantes sin escrúpulos. De demagogia tachan cualquier propuesta los defensores del tráfico de vidas humanas que, dicho sea de paso, ignoran si padecen la enfermedad, ya que pueden pasar hasta veinte años sin que afloren los síntomas.

Hay que indemnizar al propietario de la patente por un precio razonable, ahora que todavía no se ha aprobado el Tratado de Libre Comercio, el famoso TTIP, donde contemplarían en ese pago el “lucro cesante”, es decir el negocio que hubieran hecho si no interviniera el Estado, y poner el fármaco a disposición de los médicos.

Hay que recordarles a los que se escandalizan cuando se plantean estas medidas que el laboratorio propietario de la patente del fármaco no fue el que la descubrió, sino que la compró a los que dieron con él, con la sana intención de forrarse a costa de la vida de los ciudadanos. Pues eso mismo es lo que tenían que haber hecho las Administraciones Públicas si miraran por el interés del personal en lugar de pasarse el día engrasando las puertas giratorias. Así de sencillo. Se enteran de cuánto han pagado por esa patente y se les da un dinero, vamos lo que se llama una expropiación, que es lo que hacen con las propiedades de los paisanos cuando se traza una carretera, una vía del tren o Eurovegas. Ahí no tienen problemas.

La gente está muriendo. Esta cuestión no es broma ni motivo de rifirrafe ideológico; pone en cuestión la esencia de la utilidad del Estado. Con la excusa de salvar la vida de los ciudadanos dilapidamos fortunas en medidas preventivas sintetizadas en la compra de armamento, medidas que se hacen más incomprensibles ahora que el software de nuestros arsenales se queda obsoleto enseguida.

Sólo la lucha del colectivo de afectados por esa enfermedad, que ha desenmascarado la injusticia social, moral, política y religiosa que supone esta verdadera masacre llevada a cabo con la colaboración de nuestros gobernantes, nos ha hecho tomar conciencia de hasta dónde están dispuestos a llegar. Si se hubieran muerto en silencio, sin hacer ruido, como pretende el actual ministro de Sanidad cuando afirma que las acciones de este colectivo son perjudiciales para la negociación, no se hubiera evidenciado en manos de quién estamos y de qué lado están.

Este no es un caso aislado. Es sólo un ejemplo que nos ayuda a comprender el empeño de estos señores neoliberales por exterminar la investigación científica tal y como siempre la habíamos concebido, como un empeño colectivo al servicio de la Humanidad.

Son muchas las investigaciones llevadas a cabo con un gran esfuerzo de dinero público que cuando están tocando a su fin son vendidas a la empresa privada para que exploten los resultados.

Ellos han tocado techo en su desprecio por la vida de los ciudadanos. Nosotros fondo.

No queda otra, a pesar de la apocalíptica imagen del terror y las amenazas de los organismos internacionales “neutrales”, tecnócratas y apolíticos que dirigen nuestras vidas, que tomar impulso y salir a la superficie.”

 
1 comentari

Publicat per a 14 gener 2015 in Mitjans de comunicaci, Salut

 

Etiquetes: , , , , , ,

@_cafeambllet sigue la pelea… les ayudamos? Entra, difunde, apoya!

Marta Sibina y Albano Dante no se rinden… Entra en Verkami y ponte a su lado!

 

 

Los diarios que llenan las calles, los bares y los medios de transporte explican la realidad según conviene a los intereses de sus propietarios. Un ejemplo: La Vanguardia –el diario más subvencionado de Catalunya y propiedad del vicepresidente de La Caixa– se reparte gratuitamente en los trenes cada día a miles de trabajadores: Cada día los diarios de la banca inunden bares, oficinas y hogares para explicarnos “su realidad” y defender sus privilegios.

Para dar respuesta, Marta y Albano quieren seguir con su publicación masiva y gratuita y hacer frente con contundencia a esta manipulación constante. Hace 6 meses -cuentan Marta y Albano- un grupo de 1.619 personas decidimos organizarnos y plantar cara. Entre todos financiamos 4 ediciones de una revista de difusión masiva con 145.000 ejemplares por edición, convirtiéndonos en la publicación con más ejemplares de Catalunya … y fuera del control de la banca. Estas son las portadas de las cuatro ediciones:

que puedes leer haciendo CLICK AQUÍ

Gracias a las aportaciones del primer crowfounding se rompió en la calle el monopolio informativo. Se publicaron 580.000 ejemplares que se han repartido por cada rincón de Catalunya (en las barras de los bares, las salas de espera del dentista, las peluquerías, los vagones de tren, a los metros o a las puertas de los hospitales). Con el trabajo voluntario de cerca de 500 personas se ha realizado una tarea de difusión emocionante, como se puede ver en estas fotos:

Porque había que hacer una portada así y repartirla por toda Catalunya tres días antes de que el **PP* anunciase su reforma fiscal:

Y había que imprimir una portada con 145.000 ejemplares con los logos de las empresas que se llevan el dinero a los paraisos fiscales e imprimir en 145.000 portadas la portada censurada de El Jueves sobre el Rey Juan Carlos….

…con las 145.000 contraportadas correspondientes explicando las estrechas relaciones de Juan Carlos con las empresas de la banca:

Esta ha sido la primera etapa. Pero ahora hay que continuar. Con tu ayuda. Entra en Verkami y participa plantando cara a los grupos mediáticos más fuertes del mundo!

 

 
Deixa un comentari

Publicat per a 11 Octubre 2014 in Mitjans de comunicaci

 

Etiquetes: , , ,

Reivindicación de la Energía Liberada de Rosa María Artal

imageLa Universidad de Viena ha publicado un estudio en el que menciona a eldiario.es como uno de los medios políticos en Twitter con más influencia en las conversaciones relacionadas con las últimas elecciones europeas, y entre las periodistas que sobresalen en el trabajo figura en lugar destacado Rosa María Artal. La periodista y escritora ha trabajado, publicado y editado mucho y bien, pero quisiera recordar hoy que en noviembre del 2011, pocos meses después de Reacciona, salió a la venta La energía liberada, un gran ensayo en solitario que llevaba como subtítulo “El estallido social de un mundo en crisis”. La energía liberada se publicó en un momento confuso para España, entre los últimos alientos de un gobierno que amplió los derechos cívicos hasta la vanguardia europea cuando, desde el punto de vista económico, se dejaba apresar –e imponía— unos irracionales grilletes de desigualdad que iban a mellar de forma grave el apoyo de sus partidarios.

Escribí entonces que personalmente nunca creí demasiado en el poder de la palabra escrita, pero –aunque no era intención de la autora ni estoy segura se escribió para tan cortas coyunturas— pero había que lamentar (después de unas elecciones que dieron una mayoría absoluta al PP difícil de resistir) que La energía liberada no hubiera podido ni siquiera amortiguar, en alguna medida, los graznidos voraces de tanta gaviota. No me malinterpreten: el texto no muestra inclinación ni parentesco –para nada– con opciones partidarias en el sentido tradicional, pero el proyecto intelectual y vital que contiene está en las antípodas de esas mayorías absolutas de neutrinos parásitos, “sumideros de energía” que están lejos de aportar ideas propias pero que nos quitan fuerzas para construir una sociedad más justa. Porque la autora sí tomaba partido por otra interpretación de la realidad, por otra manera de vivir y ejercer la solidaridad, y por sembrar semillas de empoderamiento ciudadano (y su texto nos permitiría, más adelante, entender cómo y por qué de lo más hondo de un núcleo al rojo vivo, siguen brotando nuevas oleadas de lava que cambian, quizás definitivamente y para mejor, el paisaje político).

El hecho es que Rosa María Artal escribió un magnífico libro de periodismo que conserva toda su vigencia. Se trata de un texto bien documentado, en el que la autora utilizó el buen hacer de su oficio para levantar acta de las claves, anotar los puntos de inflexión, avisar cuándo han aparecido nuevas grietas en las estructuras sociales, y cómo el musgo del la mediocridad y del hastío ha empezado a esconder, peligrosamente, profundos intersticios. Rosa María Artal desconfía de los panoramas sociales sin relieve y nos convidaba de nuevo a explorar horizontes, a no huir de las contradicciones, a sumergirnos en los conflictos. Invitaba a desplegar con ella velas, gavias y trinquetes para dejarnos arrastrar por los vientos de los pueblos, para huir de esta aparente calma chicha de la trampa y la mentira, donde medran los bueyes y los corruptos. Ayudaba a compartir esa energía que nos envuelve abriendo puertas y ventanas, y avisaba de los momentos en que el mundo, aunque parezca que se detiene, avanza y se ilumina, y nos enseña a utilizar los instrumentos de su oficio para detectar trampas de lenguaje y perforar las opacidades del sistema.

Rosa María Artal utilizaba la visión panorámica imprescindible para entender por qué en un determinado punto del planeta se agrieta la corteza y brota una esperanza inesperada (ya sea en Sol, o en la plaza Tahir, o en Zuccotti Park) y de su mano podíamos recorrer países gravemente amenazados (Grecia, Portugal, Letonia) países que se levantan (Islandia) y países fantásticos que se enseñorean de nuestro paisaje mental (Equidistán) para que el discurso público de los medios se hunda y confunda en un trémolo amedrentado: por el contrario, su discurso vibrante nos prevenía de los tonos monocordes que hace indistinguibles las verdades de las mentiras

imageSeguramente habrán leído algunas malinterpretaciones que confunden y circunscriben –por pereza de lectura o por esa tendencia tan española de quedarse en el mensaje aparente de los titulares, La energía liberada a un intento más o menos comercial de explicar el 15-M. Pero lo cierto es que el trabajo emprendido por la periodista y escritora es de muchísimo más calado, y se remonta con acierto a los orígenes de la crisis, nos revela sus causas, se detiene en tono especialmente acusador en la corrupción y no rehúye identificar los personajes que interactúan en el desastre, ya sean de carácter político, social o económico. La propia autora lo explicaba: “No es un libro `del 15M”, aunque contenga una detallada descripción del movimiento. He tratado, sobre todo, de aportar información esencial sobre la génesis de la crisis en todos sus detalles, incluso en los indispensables antecedentes que nos hablan de una estrategia diseñada. Desde el mismo mes de Noviembre de 1989 cuando –recién caído el Muro de Berlín y con él el bloque contrario- se firma el Consenso de Washington (seguido del Consenso de Bruselas) que –con premura extrema- adapta para el mundo lo que los neoliberales venían aplicando en Latinoamérica y África, con justificaciones varias y en lugares que pasarán más desapercibidos”.

Pero si nos centramos en los efectos sin repasar, con Rosa María Artal, las causas y sus responsables, contribuiremos no sólo a empequeñecer injustamente su propuesta, sino que también le inyectaremos, de la manera más injusta, caducidad: les aseguro que La energía liberada trasciende, de largo, la por otro lado loable tarea de relatar en cronologías de mayor o menor densidad, lo que sólo es un momento (o un resultado parcial e incompleto, si se quiere) de las tensiones que han venido rompiendo equilibrios, desequilibrando pactos, y repartiendo sesgadamente responsabilidades y culpabilizaciones inmerecidas, mientras los auténticos responsables siguen dictando su voluntad desde áticos decorados con especies en extinción y reciben torpes indultos que alejan para muy, muy tarde, la esperanza socialdemócrata –hoy tocada y no se sabe hasta qué punto hundida– de recuperación. De alguna manera en Reacciona lo adelantaba al escribir en mi texto sobre las estafas cotidianas: “El sueño socialdemócrata ha muerto y el capitalismo arrogante toma por bandera la falta de equidad, la explotación y las desigualdades: inicia un retorno al futuro que sólo conduce a la barbarie.”

Lo que entonces no sabía todavía es hasta qué punto, en España, las torpezas de última hora se iban a sumar a cesiones políticas surgidas en las antípodas de la democracia, e impuestas de forma antinatura a los restos del naufragio socialdemócrata. Las políticas neoliberales, nos decía Rosa María Artal, pueden calificarse de suicidas para la población (no desde luego para sus privilegiados beneficiarios) y sólo basta mirar sus resultados. Pero son también letales para los gobiernos democráticos que quieren imponerlas. Lo estamos viendo también en Europa con el trampantojo de la “tecnocracia” en el poder que salta sobre los programas y los escaños elegidos en Grecia o en Italia, que hunde con rapidez en las arenas movedizas al presidente griego que se atreve a proponer que el pueblo opine, y que abre para España un futuro demasiado incierto, con mayorías más que absolutas, aplastantes, utilizadas para avalar programas ignorados, deliberadamente ocultos. Cuando se descubra la dureza del modelo se pondrá de nuevo a prueba la solidez de una corteza social trabajosamente anestesiada.

Rosa María Artal no es sólo una excelente periodista y escritora. Tiene el don de captar lo esencial de una situación, por complejo que sea, y explicarlo de forma clara. Además, es también especialmente feliz en esta labor nada fácil de “titular”, tarea que me parece extremadamente difícil y en la que sólo los buenos periodistas consiguen destacar. Rosa Maria Artal demuestra su domino de esta técnica en las portadas de sus libros. Hay títulos que se ajustan como un guante a su contenido y que sintetizan perfectamente, con honradez, la invitación al diálogo entre autor y lector. Quienes seguimos el blog de Rosa María Artal (que no por casualidad se llama “El periscopio”) entendimos enseguida que le quedó mucho, demasiado por contar, analizar y proponer desde la “La sociedad desinformada”, el texto que firmó en Reacciona.

Con una capacidad de trabajo casi inhumana –Rosa María Artal se permite pocas concesiones y descansos cuando ha emprendido un proyecto– podemos retomar el desafío con el que nos invitó a reaccionar, poniéndonos al día de todos los movimientos que hemos vivido en los últimos años, los últimos meses o semanas y que desde las capas más profundas de la sociedad cambian mapas y modelos desde el privilegiado punto de vista de la autora, y originan ondas tectónicas que nos arrastran hacia abismos cada vez más desgarrados. Rosa María Artal era consciente ya en 2011 de que, casi sin darnos cuenta, hemos vivido muchos años (décadas) con la marcha atrás de las conquistas sociales. Poco a poco, algo que llamaban bienestar nos provocaba mayores inquietudes y desasosiego, hasta que finalmente lo hemos identificado como “medioestar” para unos pocos que son cada vez menos… y malestar para muchos (cada vez más y más) mientras avanzamos hasta este guarismo de la Gran Desigualdad que puebla calles y plazas en los USA: “Somos el 99% de la población”… pero sólo el 1% manda, decide, vive. Porque finalmente, cuando se declara oficialmente inaugurada la crisis (que es el final de una tendencia que nos estafa y nos deshumaniza) nos hemos visto inmersos en un torbellino, y arrastrados hacia un sumidero de aguas sucias y turbulentas. Hemos vivido tantos cambios subrepticios en tanto tiempo, que cuando el mundo estalla hemos olvidado lo fundamental, lo que deberíamos tener bien presente, para entender que no se trata de magia, sino de unas relaciones sociales de producción que nos conducen a una especie de barbarie que reinicia un nuevo feudalismo siglo XXI, y un fascismo que avanza con gran peligro hacia lo más cotidiano.

De hecho, Rosa María Artal nos ayuda también a vernos en la historia como sociedad que avanza, desde muy antiguo… y se humaniza civilizándose, asumiéndose en su pluralidad, respetándose en su autonomía y forjando redes de solidaridad. ¿Quieren una prueba de lo que digo? Si leen el libro, las encontrarán a cientos, pero baste ahora este párrafo sobre luchas sociales y de supervivencia, devenir, y un futuro que empezó hace ya mucho tiempo. Dice Artal:

“Los del 15M no son “ellos”, somos “nosotros”, hasta quienes aún no han querido serlo. Somos los que pusimos la primera piedra, y la segunda sobre la primera. Los que descubrimos cómo hacer fuego e inventamos la rueda que iba a sentar bases del progreso (…) Los que consagramos en un documento que los seres humanos tienen derechos (…) Los que nunca más moriremos en las hogueras de la intolerancia, porque habrá muchos para apagar el fuego (…)”.

Podría seguir mucho más, porque es difícil dejar la lectura incluso si se transcribe. Pero quiero sencillamente invitarles a que entren en contacto con la autora dialogando con su texto, investiguen sus conclusiones, se sumerjan en su discurso y sean también conscientes de que forman parte de la disidencia, tan sentida como razonada, que engendró el estallido. La energía liberada sigue siendo un libro necesario en el que Rosa María Artal recoge la vehemencia y fuerza de quienes luchan por ser protagonistas de su historia, en una explosión de dignidad que afianza el perfil de ciudadanía de unos hombres y mujeres que, en colectivos empoderados, se niegan al retorno a un pasado sin derechos, a inclinar mansamente la cerviz ante el chantaje trasnochado, a la aceptación de la barbarie y al vasallaje incivilizado con el que nos quieren otra vez inermes estos delincuentes fantoches que se esconden bajo el seudónimo de “los mercados”.

Permítanme que acabe con la frase con la que saludé en su momento la publicación de La energía liberada. Procede de La balsa de piedra, de José Saramago: “He vuelto, ésa es su historia, alguien quizá la cuente un día. Los hombres y las mujeres seguirán su camino, qué futuro, qué tiempo, qué destino. La vara de negrillo está verde, tal vez florezca el año que viene”.

Y creo que su oportunidad es hoy aún mayor. Porque no hay duda de que, a pesar de nuestra disposición y ánimo ante los tiempos que debemos vivir, seguimos y seguiremos nuestro camino. Y que para mucha gente de bien, y con la lectura de libros como el de Rosa, es posible que florezca con más fuerza, y de manera más rotunda, la vara de negrillo.

 
Deixa un comentari

Publicat per a 1 Juliol 2014 in Mitjans de comunicaci

 

Etiquetes: , ,

Escapa de la BANCA y está en tus MANOS: el nuevo @_cafeambllet en castellano

Ya está aquí, y todavía asombra que Marta y Albano lo hayan conseguido. No se puede distribuir en papel (de momento) por toda la península, pero aquí tienes el PDF en castellano. No dudes en bajártelo, leerlo, reírte o indignarte, y si te parece que vale la pena el trabajo de Albano y Marta, que es necesario que se editen muchos más números como este, o mejores, difunde, comenta y colabora!

http://www.cafeambllet.com/press/wp-content/uploads/2014/04/castellano.pdf

image

De La Marea sobre la implicación ciudadana:

“Además de la distribución prevista en el presupuesto con el que trabajan los editores, grupos de voluntarios se han organizado para repartir la publicación por pueblos y ciudades. “Nos ha sorprendido que ha salido un montón de gente, asambleas y colectivos que se ha ofrecido para repartirlos. Da la sensación como de que hace falta”, señala Dante, que afirma que “el mensaje más fuerte de la revista, que no sale escrito, es el simbolismo que supone que sólo 1.600 ciudadanos, aportando una cantidad baja de dinero, consiguen activar una rotativa que está habitualmente al servicio de los grandes medios”.

Y aunque no entiendas bien el catalán, no te pierdas el emocionante ruido de TAMBOR DE LAS ROTATIVAS!

Para contactar por mail con Albano Dante Fachin: noupaper@gmail.com
Para seguirlo en Twitter: @_cafeambllet
Y en Facebook: cafeambllet
Y para colaborar por PayPal o tranferencia (porque contribuimos entre todas, o se queda con casi todo La Caixa y nos deja a dos velas…)
http://www.cafeambllet.com

 

Etiquetes: ,

El vermut que ens fa més lliures, el d’avui amb @_cafeambllet

Deia Josep Cabayol, de Sicom, fa uns dies a eldiario.es que els grans mitjans de comunicació són propietat del Poder i no només subministren les notícies que els interessen i com els interessen, sinó que volen perpetuar també els seus privilegis i dictar les normes (sempre a favor seu) per les quals s’ha de regir la societat.

Doncs avui l’Albano i la Marta de cafeAMBllet els han donat un ZASCA! en tota la boca… mireu si cal un projecte nou, i si no feia goig la sala de l’Aurea Social on s’ha presentat el mensual que omplirà Catalunya de les notícies que de veritat ens interessen:

image

imageimageimage

Avui, gràcies a la Marta i l’Albano, ens hem cregut més i més que estavem reforçant el pensament crític, que podríem estendre i compartir el que sabíem i els mitjans no volen que es sàpiga, i que podíem aportar a molta gent que no ha creuat la frontera digital, amb el nou cafeambllet que ens presentaven, noves dades per enriquir un debat democràtic que fa tanta falta, i bastir una proposta comuna i plural, informada i amb encert, d’alliberament i de canvi. Com diu en Josep Cabayol, sense el debat lliure de les idees, no hi ha democràcia. I com hem descobert totes plegades fa ben poc, una premsa lliure que treballi per la societat i destapi les corrupcions polítiques, empresarials i de tota mena, és un determinant més de SALUT que cal incorporar als requeriments imprescindibles per poder tenir una vida autònoma, solidària, equilibrada i feliç… Una vida en col.lectiu de persones lliures, lùcides i empoderades, però també tendres i divertides. Com la Marta i l’Albano.

Deia aquest matí la Marta: “Encara que hi hagi dies grisos en els que sembla que tot va massa a poc a poc, el canvi ja ha començat, anem pel bon camí.” Doncs tens raó, Marta, com també la tenia qui llençava una piulada a la xarxa dient que l’Albano, amb la presentació del nou cafeambllet, arrencava rialles i ens enamorava pel projecte. La complicitat a l’Aurea Social no podia ser més gran, i amb gent com la que avui omplia la sala sols es pot anar pel bon camí, i es pot arribar molt lluny. Raons no en falten perquè, com seguia dient en Josep Cabayol, “cal un projecte d’Informació nou. Un projecte sorgit de la ciutadania, sota el control de la ciutadania, és a dir, de tothom i pensat en les necessitats de la ciutadania. Un projecte que deixi en evidència els poders i els impedeixi distribuir les “veritats” prefabricades que tant contribueixen a mantenir l’hegemonia social a favor seu(…)”

Avui totes les persones que hem tingut el privilegi d’assistir a la presentació del cafeambllet mensual, hem tingut molt clar que el vermut més saludable, el que ens ajuda a empoderar-nos, és el que es fa amb cafeambllet. I hem vist també molt clar que amb la Marta i l’Albano feiem un pas més, amb fermesa i encert, cap a una societat millor, de gent més ben informada i més igual, cap a la imprescindible Utopia.

 

Etiquetes:

 
%d bloggers like this: